jueves, 17 de septiembre de 2015

La Fed mantiene las tasas de interés cerca de cero



El edificio de la Reserva Federal en Washington PHOTO: BLOOMBERG NEWS
The Wall Street JournalJueves, 17 de Septiembre de 2015 14:34 EDT

WASHINGTON—La Reserva Federal de Estados Unidos mantuvo las tasas de interés sin cambios, después de semanas de debate en el banco central sobre si era el momento de terminar una era de tasas casi en cero, reflejando el fortalecimiento de la economía y el mercado laboral estadounidense.

Una gran mayoría de funcionarios de la Fed aún cree que el banco central subirá las tasas antes del final del año, pero este mostró un poco menos de convicción en ese punto. En junio, 15 de 17 funcionarios dijeron que esperaban subir las tasas este año, según proyecciones oficiales publicadas con el comunicado de política de la Fed. El jueves, el número de personas que esperaba un alza este año bajó a 13.

La Fed también indicó en su comunicado de política inquietudes respecto a la reciente turbulencia en los mercados financieros y economías extranjeras. “Los recientes acontecimientos económicos y financieros globales podrían frenar un poco la actividad económica y podrían poder presión a la baja sobre la inflación a corto plazo”, dijo la Fed. Agregó que está “monitoreando lo que sucede en el extranjero”, una señal de la creciente preocupación de que el lento crecimiento fuera de EE.UU. pueda afectar a su economía.

Los miembros de la Fed han indicado durante meses que tienen previsto subir las tasas de interés en 2015, siete años después de situarlos en un nivel históricamente bajo para responder a la crisis financiera. Es clave en ese optimismo el hecho de que el mercado laboral esté mejorando rápidamente y reduciendo el exceso de capacidad. La tasa de desempleo se situó en agosto en el 5,1%, dentro del rango que las autoridades esperan ver a largo plazo. La inflación lleva por debajo del umbral del 2% más de tres años.

“En conjunto, los indicadores del mercado laboral reflejan que la infrautilización de los recursos laborales se ha reducido desde comienzos de año”, dijo la Fed.

En julio, los miembros de la Fed se mostraron encaminados hacia una subida de las tasas en la reunión de septiembre, pero ha habido varios factores que les han hecho frenar, como la fortaleza del dólar, la volatilidad de los mercados de deuda y renta variable, y la desaceleración de la economía china.

Por eso, ahora están pendientes de que estas amenazas no se conviertan en un problema mayor para la economía estadounidense. Un dólar fuerte, por ejemplo, podría presionar las exportaciones y la inflación.

Parece que ahora esperan subir el precio del dinero una vez que tengan la certeza de que estos hechos no variarán las perspectivas económicas.

La Fed dijo que subirá las tasas cuando vea “una mejora adicional” del mercado laboral y cuando las autoridades “confíen razonablemente” en que la inflación se acelerará hacia el 2% a medio plazo.

Aunque los miembros de la Fed aún esperan subir el precio del dinero este año, la senda prevista se ha ajustado en los últimos meses. La previsión media para las tasas de interés a final de año se ha reducido al 0,375% desde el 0,625% de junio, y ha bajado al 1,375% para finales de 2016 desde el 1,625% estimado en junio. Para 2017, la previsión se reduce al 2,625% desde el 2,875%. A largo plazo, la Fed espera que el precio del dinero alcance el 3,5%, por debajo de la anterior estimación del 3,75%.

Uno de los miembros pidió tasas de interés negativos en 2015 y 2016, algo que se ha intentado aplicar en varios países europeos para impulsar el crecimiento y la inflación.

Uno de los motivos para bajar las previsiones es que los miembros del banco central son menos optimistas sobre el potencial de crecimiento de la economía a largo plazo. Esperan que la economía crezca a una tasa de entre el 1,8% y el 2,2% a largo plazo, por debajo de la previsión de junio del 2%-2,3%.

En cuanto al empleo, los miembros de la Fed también han reducido las estimaciones. Esperan que la tasa de desempleo se sitúe al 5% para finales de año y en el 4,8% a finales del siguiente, por debajo de las anteriores estimaciones del 5,3% y el 5,1%, respectivamente.

Los representantes de la Fed también bajaron las estimaciones de inflación, en parte por las presiones bajistas que generan el descenso del precio del crudo y un dólar más fuerte. No esperan que la tasa de inflación alcance el objetivo del 2% hasta 2018, poco antes de que finalice el primer mandato de Janet Yellen como presidenta del banco central.

No hay comentarios:

Publicar un comentario