miércoles, 2 de septiembre de 2015

Viento en popa producción y exportación de piña cubana

En solo 70 hectáreas de la variedad MD-2 sembradas en Ciego de Ávila, se acopiaron, como promedio, 88 toneladas en cada una, resultados sin precedentes. Este año se comercializaron 700 toneladas a Europa

Por Opciones| digital@opciones.cu

Ciego de Ávila, la provincia más productora de piña en Cuba, logró este año resultados sin precedentes al acopiar, como promedio, 88 toneladas de la variedad M-2 en cada una de las 70 hectáreas sembradas, y exportar 700 toneladas a Europa.

El ingeniero Wilver Bringas, director general de la Empresa Agroindustrial Ceballos, dio a conocer que hubo productores que cosecharon hasta 125 toneladas en igual superficie, lo que demuestra la validez de la importación hace cinco años de posturas de esa especie desde Costa Rica, la nación latinoamericana más desarrollada en el cultivo de la MD-2, la más apetecida en el mundo por su tamaño, dulzura y textura.

Por su parte, el ingeniero Reinaldo de Ávila, a cargo del desarrollo frutícola en el territorio, dijo que el objetivo es enviar otras 200 toneladas a Italia, España y Francia en lo que resta de 2015, con perspectivas de incrementar la comercialización a más países del Viejo Continente.

Según este directivo, el incremento productivo está relacionado con una exquisita atención cultural al cultivo, que demanda de fuerza laboral calificada, cuyo salario mensual por trabajador es de 1 500 pesos, aparte de otros beneficios en la atención al hombre.

Este tipo de labranza requiere de cuidados exactos, tales como drenaje, nivelación de los suelos, riego de agua, fertilizantes, pesticidas y otros insumos.

Ellos disponen de un centro beneficiador del fruto que incluye cepillado, fumigación y encerado seco, enmarcados en la excelencia para cumplir las exigencias de los clientes.

El programa de siembra hasta 2020 estipula el completamiento de 2 500 hectáreas de piña MD-2, que contribuirá a acrecentar los contratos comerciales internacionales, los mercados internos y la industria, que hoy solo tiene acceso a las frutas que no cumplen los requerimientos exportables.

Considerada siempre como la tierra de la piña debido a la existencia de grandes extensiones de tierra dedicadas a su cultivo, Ciego de Ávila, .

En la década de 1990 debido a las dificultades económicas de la isla disminuyó su producción por la carencia de recursos, cambios climatológicos y relajamiento en la organización de la fuerza laboral.

A partir de 2008, tras la puesta en marcha de un programa intensivo para rescatar las áreas piñeras en la provincia avileña, cuatro empresas estatales y unas 100 fincas de campesinos individuales ejecutan el fomento de la llamada reina de las frutas.

En los últimos años Ciego de Ávila aumentó el fomento de la piña Española Roja en tierras de cooperativas campesinas, renglón que aporta más de 20 toneladas por hectárea (el doble de a principios del actual siglo) para la industria, el turismo y los mercados locales. (Fuente: Agencia Cubana de Noticias)

No hay comentarios:

Publicar un comentario