miércoles, 14 de octubre de 2015

Importaciones chinas caen 20 por ciento en septiembre



Las importaciones de China cayeron fuertemente en septiembre confirmando que la caída del comercio mundial se agrava y la desaceleración económica se hace más aguda. Si bien las exportaciones cayeron menos de lo esperado en un 3,7 por ciento respecto al mismo período del año pasado, a 205.560 millones de dólares; el valor de las importaciones se redujo 20,4 por ciento a 145.520 millones de dólares, registrando 11 meses consecutivos de caídas. Estos factores complican los esfuerzos de Pekín para evitar la deflación, uno de los vientos en contra que amenazan a la segunda mayor economía del mundo. Tras destacar la persistente debilidad de la demanda en el país y en el extranjero, las exportaciones e importaciones combinadas de China cayeron un 8,1% en los nueve primeros meses del año respecto al mismo periodo en 2014, muy por debajo de la meta oficial para todo el año de un crecimiento del 6%.

No es de extrañar. Basta con mirar a la dinámica del comercio exterior de los países individuales. En Corea del Sur, a menudo referido como un barómetro de la economía mundial, las exportaciones de bienes en agosto se redujo en casi un 15% con respecto al año anterior. La desaceleración también está registrada en el Reino Unido y Estados Unidos. En los primeros seis meses, el comercio mundial se redujo en más de 13% sobre una base anualizada. Desde mediados de la década de 1980 y hasta mediados de la década pasada, el crecimiento comercial anual fue superior al 7%, casi duplicando el nivel del PiB global. Ahora se tendencia se revierte.

A finales de septiembre, la Organización Mundial del Comercio recortó las proyecciones para la tasa de crecimiento del comercio mundial de 3,3 a 2,8 por ciento este año. Las previsiones para 2016 también se han reducido del 4,2% al 3,8 por ciento, y a la luz de estos nuevos datos volverá a ser recortada dado que esta evolución es la peor de los últimos 20 años, cuando la tasa de crecimiento del comercio mundial, en promedio, aumentaba cada año en el 5 por ciento. Un vistazo a la dinámica del Baltic Dry Index nos aporta datos históricos.

Con su actual nivel de 800 puntos, el Baltic Dry Index alcanzó su nivel más bajo en 30 años. La última vez que se observaron estos valores fue en el lejano 1986. La nueva normalidad económica de la desaceleración y el estancamiento secular tiene a la demanda de transporte marítimo sin señales de vida.

De hecho, tras la crisis de 2008, el nivel del transporte marítimo ha ido en constante disminución, lo que significa que el comercio mundial está sufriendo una severa contracción, tal como la economía mundial. Que los índices bursátiles hayan transmitido otra información durante los últimos años, creando falsas esperanzas de recuperación económica, demuestra que los valores bursátiles no están correlacionados con las bases económicas sino que reflejan simplemente el espíritu de las burbujas especulativas. Burbujas que ahora están en plena implosión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario