domingo, 4 de octubre de 2015

La evolución tranquila de Microsoft bajo el mando de Satya Nadella

WSJ.
El presidente ejecutivo del gigante tecnológico trata de mantener la perspectiva de alguien externo a la empresa


Satya Nadella dice que lleva a cabo largas reuniones semanales con su equipo de liderazgo para que la empresa esté siempre en sintonía y que no se formen ‘silos’. PHOTO: REUTERS
Por SHIRA OVIDEDomingo, 4 de Octubre de 2015 11:33 EDT

Durante la mayor parte de los casi 40 años de Microsoft Corp., la empresa estuvo definida por dos jefes temperamentales y enérgicos: Bill Gates y Steve Ballmer. Sin embargo, Satya Nadella, el actual líder de la compañía, no podría ser más opuesto.

Es más probable que Nadella, de 48 años, cite al filósofo alemán Friedrich Nietzsche en lugar de gritar como sus predecesores. Su misión es también marcadamente diferente: tratar de hacer que Microsoft sea más innovadora, un cambio que según los críticos hacía falta desde mucho tiempo atrás en una empresa que tendía a quedarse rezagada en las áreas de tecnologías emergentes.

Gates y Ballmer construyeron un imperio de software valuado en US$350.000 millones sobre la base de la popularidad de Windows, el sistema operativo de computadoras personales que durante años fue la interfaz por defecto de la vida de oficina. Sin embargo, la primacía del paquete de programas de Office —con su correo electrónico de Outlook incorporado, el Word para escribir documentos y hojas de cálculo de Excel— ya no es una apuesta segura para la compañía. Han aparecido herramientas rivales para tareas de oficina, incluido el servicio de intercambio de archivos Dropbox Inc., los iPhones deApple Inc., y las versiones para el trabajo de Gmail y Google Docs de Google Inc., muchas de ellas gratuitas.

Por eso es que Nadella tiene la intención de hablar de la evolución de Office, un conjunto de programas que apareció por primera vez en 1989. Actualmente, existe una variante basada en la nube por suscripción conocida como Office 365. La última versión descargable de Office, lanzada la semana pasada, adopta rasgos familiares para los usuarios de Google Apps for Work, que permiten a los colegas trabajar en el mismo documento o presentación digital.

La idea, explica Nadella, es hacer que Office funcione a la perfección con tecnologías para la oficina que no son de Microsoft, así como con otros productos de la empresa.

En una entrevista, Nadella se mostró como un abierto partidario de las cosas que hace su empresa, guiando gentilmente a una reportera a usar la aplicación digital de Microsoft para tomar notas. El ejecutivo oriundo de India también habló de cómo ve Microsoft como si fuera alguien de afuera, sus dificultades para ser un padre en la era del smartphone y la importancia de las lecturas no relacionadas con los negocios. A continuación, fragmentos editados de la entrevista:

WSJ: Tecnologías como Dropbox y GoToMeeting han permitido en los últimos años nuevas formas de trabajar, pero pocas de esas tecnologías vinieron de Microsoft. ¿Qué significa eso?

Nadella: Siempre ha habido competencia. La única manera de enfrentarla es seguir innovando, y eso es lo que hacemos.

WSJ: Los consumidores están acostumbrados a que las aplicaciones y los navegadores se actualicen todo el tiempo. Sin embargo, estamos hablando de la próxima versión de Microsoft Office, que tiene 25 años. ¿Le parece pasado de moda?

Nadella: No hay nada anticuado al respecto. La forma en que Office se actualiza, si eres un suscriptor de Office 365, es igual a ir a una tienda de aplicaciones. Simplemente se actualiza para ti. Tenemos muy, muy claro que estamos viviendo en el futuro, excepto que también tenemos una gran cantidad de gente que quiere (descargar e instalar Office en sus computadoras).

WSJ: En pocos años, usted pasó de liderar el trabajo de investigación y desarrollo para el motor de búsquedas Bing a convertirse en presidente ejecutivo de la compañía. ¿Cómo ascendió tan rápidamente?

Nadella: No sé. Puedo decir que he reflexionado mucho sobre lo que ese recorrido ha significado para mí o qué lecciones podemos aprender, tanto yo como otros. Lo que más me ha ayudado cuando acepté este cargo, sin embargo, es el hecho de que he trabajado en una variedad de puestos en una variedad de contextos en Microsoft. En algunos donde ya habíamos logrado un tremendo nivel de éxito, (y otros) donde tuvimos que luchar. Esa combinación siempre ayuda. Incluso si analizo cómo veo nuestro equipo de liderazgo, pienso que las personas que han tenido ese tipo de experiencia son las más exitosas.

WSJ: En su primer evento público como presidente ejecutivo, dijo que intentó mirar Microsoft como lo haría alguien de afuera. ¿Cómo se dio a usted mismo una nueva perspectiva sobre una empresa en la que ha trabajado por 23 años?

Nadella: Siempre he sido un empleado de la casa con una sensibilidad de alguien externo. La insularidad en general engendra más éxito. Eso es algo que, obviamente, he tratado de hacer de forma mucho más consciente como presidente ejecutivo.

WSJ: Usted se reúne todos los viernes por cuatro horas con su equipo sénior de liderazgo. ¿Por qué?

Nadella: Una vez al mes tenemos una reunión de ocho horas, y las otras tres semanas tenemos una de cuatro horas. El equipo sénior de liderazgo de cualquier empresa tiene que estar en sintonía. Cualquier organización puede recaer fácilmente en un grupo de silos.

WSJ: ¿Cómo se asegura de recibe una retroalimentación honesta?

Nadella: Cualquier persona debería ser capaz de decirme cualquier cosa. Esa es la cultura que nos esforzamos en conseguir. Paso deliberadamente un montón de tiempo con mi equipo de liderazgo, pero también paso mucho tiempo con los empleados de base. Voy a visitar a las personas en sus oficinas. A veces, sin previo aviso (...) puedes hacer algunas preguntas y saber lo que está pasando.

WSJ: Usted tiene un trabajo absorbente y la familia es importante para usted. ¿Cómo hace para dedicarle tiempo a su familia?

Nadella: En primer lugar, debo reconocer que es difícil. Pienso en ello como la búsqueda de cierta armonía entre el trabajo y la vida, incluso si se trata simplemente de cosas pequeñas. Por ejemplo, si llevo a mi hija a un partido de lacrosse, ¿cuánto tiempo estoy en el teléfono y cuánto dedico a ver su partido de lacrosse? Me esfuerzo para estar realmente presente en los pocos momentos que estoy haciendo algo con ellos. Ellos lo aprecian, y yo lo aprecio.

Cuando nació nuestro primer hijo hubo un período en el que siemplemente necesitaba salir por algunas cuestiones médicas y demás. Microsoft me dejó tomarme ese tiempo. Eso, tal vez más que cualquier otra cosa, generó la mayor lealtad en mí como un padre primerizo de 28 (o) 29 años. Ahora que tengo que establecer políticas, reflexiono sobre aquel momento.

La única regla que tengo es (hacerme un) tiempo para leer realmente cosas que no tengan relación con el trabajo. Como T.S. Eliot. Creo que esa es la única manera de mantenerte fresco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario