martes, 16 de agosto de 2016

Lo que se dice en Wall Street: el cambio de Google a Alphabet aún funciona

El gigante de internet ha crecido y es más rentable desde que separó sus operaciones

Algunos ejecutivos prominentes han dejado la dirección de varias divisiones de Alphabet, la matriz de Google. PHOTO: BLOOMBERG NEWS

Por DAN GALLAGHERmartes, 16 de agosto de 2016 9:27 EDT

Hace un año, Google decidió convertirse en Alphabet. Esta no ha sido una reestructuración tradicional.

Para empezar, el gigante de Internet creció aún más. Durante el último año, Alphabet contrató a más de 9.000 empleados, lo que elevó su nómina en más de 16%. Y aunque la empresa ha prometido mantener los gastos bajo control, este ha sido un proceso moderado. El margen operativo como porcentaje de los ingresos netos fue de 32% en los 12 meses terminados el 30 de junio, un punto porcentual más con respecto al mismo período del año pasado.

Para ser justos, la transformación de Google en Alphabet nunca fue vendida como una medida para recortar costos. En cambio, la empresa creía que al separar su negocio central Google de su constelación de “otras apuestas”, ayudaría a dirigir esos negocios dispares de una forma más eficiente y establecería líderes fuertes para ellos.


Es por esta razón que una reciente racha de renuncias de ejecutivos está generando preocupación. La semana pasada se anunciaron las salidas del director del brazo de capital de riesgo de Google, así como el director de tecnología de su proyecto de vehículos autónomos. Tony Fadell, quien dirigía el negocio de automatización de hogares Nest, anunció su salida en junio.

Las grandes y exitosas compañías como Alphabet suelen ver a sus ejecutivos ir y venir. Y entre aquellos que se van, sólo Fadell ha sugerido públicamente que la insatisfacción con la nueva estructura tuvo algo que ver. Sin embargo, estos cambios merecen atención, ya que atraer talento es clave para la salud a largo plazo de Alphabet.

De todas formas, es importante resaltar que las otras apuestas de Google no generarán flujos importantes de capital en el futuro cercano. Mientras tanto, el negocio central de publicidad de Google sigue siendo fuerte, con un crecimiento de 17% para alcanzar los US$73.000 millones en los 12 meses anteriores. Gracias a que la acción de la empresa ha registrado un alza de 21% desde que se hizo el anuncio del cambio a Alphabet, los inversionistas sienten, con justa razón, que el nuevo Google aún funciona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario