miércoles, 19 de octubre de 2016

Consulta internacional traza ruta de agricultura de conservación en Cuba

Agricultores aislados de la isla han comenzado a experimentar con la agricultura de conservación, según FAO.

Los especialistas de distintos países debaten sobre políticas y programas de apoyo institucional para el desarrollo de la ciencia, investigación, práctica y apropiación de la agricultura de conservación para el desarrollo.
Los especialistas de distintos países debaten sobre políticas y programas de apoyo institucional para el desarrollo de la ciencia, investigación, práctica y apropiación de la agricultura de conservación para el desarrollo. Foto: Archivo_IPS
La Habana, 19 oct.- Especialistas de varias naciones participan en esta capital en la Consulta de Expertos Internacionales sobre Agricultura de Conservación (AC) para el Desarrollo Sostenible, que convoca la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).
La consulta, que comenzó el 17 y culmina el 21 de octubre, en el Hotel Comodoro, persigue ampliar el conocimiento en Cuba sobre esta forma sostenible de hacer agricultura, y debatir con expertos de alto nivel acerca de sus beneficios para promover su adopción en la isla de 11,2 millones de habitantes.
De hecho, se espera que de la cita se derive una propuesta de hoja de ruta para desplegar la AC en el país.
La hoja de ruta definiría las medidas de acción necesarias que deben adoptarse en la práctica y apropiación, la ciencia e investigación, y las políticas y programas de apoyo institucional, para introducir y promover un programa de aumento de escala de la AC.
Esta iniciativa responde a la necesidad de aumentar la producción agrícola en Cuba, que importa cada año alimentos por unos 2.000 millones de dólares. Tiene en cuenta las amenazas del cambio climático, la degradación de los recursos naturales y el entorno.
La consulta reúne a 100 especialistas cubanos de los sectores de la ciencia y la política y 30 invitados internacionales, entre ellos expertos de gran prestigio internacional, que cuentan con experiencias en países donde la AC presenta niveles de adopción avanzados o tasas de crecimiento aceleradas de este enfoque productivo y conservacionista.
El encuentro, que sesiona en paneles y grupos de trabajo, debate sobre políticas y programas de apoyo institucional para el desarrollo de la AC, ciencia e investigación, y práctica y apropiación de la agricultura de conservación para el desarrollo.
Desde hace algunos años, la FAO sugiere a Cuba la conversión de la agricultura tradicional a la de conservación.
En esta ocasión, se da un paso coordinado con el Ministerio de la Agricultura para avanzar en el conocimiento y la factibilidad de su aplicación.
En las sesiones, los temas centrales se vinculan con la mejora de la productividad (incluida la energética), eficiencia y resiliencia, la degradación y gestión sustentable de tierra, suelo y agua en Cuba, el manejo de nutrientes, diversificación en los sistemas de cultivos anuales y perennes.
El programa comprende también una visita de campo a cooperativas de producción en las provincias de Artemisa y Pinar del Rio, en el extremo oeste del país.
Unos 180 millones de hectáreas en el mundo, el 12 por ciento de la superficie cultivada, son explotadas mediante la AC.
Esta tendencia se considera la respuesta más directa al cambio climático, indica el informe anual Estado Mundial de la Alimentación y la Agricultura 2016, presentado la víspera en La Habana.
Theodor Friedrich, representante de la FAO en Cuba, dijo a medios de prensa que “una nueva agricultura significa transformaciones drásticas, de modo que pueda enfrentarse el cambio climático, cuyos impactos ya se sienten: intensa sequía, cambio de los patrones de lluvia y temperatura, huracanes como Matthew, que trajo destrucción pero no suficiente agua, haciendo imposible aumentar el riego”.
“Entonces, debemos cambiar la forma de manejar el suelo, el medio ambiente, la superficie de la isla”, enfatizó, durante una actividad por el Día Mundial de la Alimentación, el pasado 14 de octubre.
Y reconoció que Cuba “está dando pasos para enfrentar estos retos”. (2016)

No hay comentarios:

Publicar un comentario