lunes, 21 de noviembre de 2016

Cienfuegos: cultura, patrimonio e historia abiertos al turismo

Por Julio Martínez Molina -21 noviembre, 2016


Un grupo de visitantes foráneos se apresta para una visita guiada al teatro Tomás Terry, Premio Nacional de Conservación de Monumentos./ Foto: Juan Carlos Dorado

Calificada el pasado año por el rotativo The Boston Globe entre las mejores ciudades cubanas para visitar, Cienfuegos resulta blanco de un aumento de los arribos de norteamericanos, alemanes, holandeses, franceses, italianos, noruegos, rusos, polacos y visitantes de otras nacionalidades. Desde el muelle Olimpia Medina, por donde desembarcan los cruceristas, hasta el parque Martí, antigua Plaza de Armas en cuyo centro fuera fundada la colonia de Fernandina de Jagua en 1819, los foráneos se desplazan cada día; amén de por otros sitios.

Sin embargo, su inserción no tiene un efecto disruptivo —a lo Venecia— sobre la vida de la urbe, pues hasta hoy se imbrica en armónica urdimbre capaz de integrar a los de allende y aquende en la sinfonía diaria de la cotidianidad.

5 de Septiembre entrevistó al Conservador de Cienfuegos, el máster Irán Millán Cuétara, en torno a cómo transcurre tal confluencia, a propósito de que el turismo cultural, en tanto dinamizador del desarrollo en las urbes de alta valía arquitectónica e histórica, constituirá eje temático del Taller de Ciudades Patrimoniales Cubanas, del 28 de noviembre al 3 de diciembre aquí.

“El patrimonio es la sedimentación del resultado de la historia de cualquier localidad. Cienfuegos cumplirá sus 200 años de fundada en 2019; es una ciudad muy joven pero con unos valores excepcionales, lo cual fuera reconocido por la Unesco en 2005 mediante la entrega de la condición de Patrimonio Cultural de la Humanidad a su Centro Histórico”, inicia el diálogo.

Prosigue el también diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular: “Sabemos que el mundo, la modernidad y las acciones novedosas en el escenario urbano, constituyen retos para la preservación del patrimonio, pero realmente aquí hay una conceptualización de cuánto queremos con el turismo, estamos muy claros y siempre lo hemos definido desde los inicios de toda nuestra labor de rescate: que el turismo se inserte en nuestra ciudad como parte indisoluble del movimiento normal de la villa.

“Cienfuegos tiene antecedentes de la integración entre propios y extraños desde el mismo hecho fundacional, puesto que en el comienzo de todo, aquel 22 de abril hace 197 años, quienes estaban acá eran colonos franceses. Más tarde, en el decurso de la ciudad, su pueblo trabó contacto con múltiples culturas. Hubo en la Perla del Sur ocho consulados extranjeros y amplio aseguramiento hotelero que permitía recibir a esos visitantes”.

Añade el conservador que “también contábamos con doce teatros, lo cual nos habla de la existencia de una dinámica cultural dadora de respuestas a las necesidades de esos visitantes. Por lo tanto, hay una tradición de cobijar amigos, de interactuar con personas de otras latitudes; y sobre todo de un comportamiento ético que le permite a quien llega a nuestros predios sentirse seguro, tranquilo, sin asedio, y eso es una de las fortalezas nuestras”.

El directivo asevera que en la urbe se trabaja de forma científica, a través de las pautas de un Plan Maestro, el cual tiene cuerpo a manera general para toda la ciudad, y de forma específica para el Centro Histórico, Patrimonio Mundial.

“Al hacer las cosas bajo esta guía, se va a beneficiar el visitante lo mismo que la población, pues no es que estemos trabajando para el turismo, sino desarrollando todo un rescate patrimonial donde cultura e historia son producto y resultado que disfrutan lo mismo el visitante que el nacional. No hay diferencia alguna y no hay vetos, prohibiciones ni escenografías, sino que actuamos dentro de dicho Plan para un saldo favorable integral”.

El Conservador de Cienfuegos, Irán Millán Cuétara. / Foto: Juan Carlos Dorado

Apasionado de su entorno, Millán recuerda que “tenemos una visita de los cruceros de forma habitual y es muy lindo ver cómo la ciudad se inunda de visitantes y su forma de compartir con la población a la manera de un hecho normal. Ya los lugareños los ven como parte de su cultura”.

A criterio del arquitecto, quien ha fungido de anfitrión de centenares de delegaciones de extranjeros acá, “ese contacto directo genera que la ciudad de Cienfuegos sea el principal atractivo para los foráneos; hay otras ofertas, pero la ciudad sigue siendo protagonista, su gente, ese escenario donde se mueve el recién llegado. La urbe tiene amplias calles, paseos, parques y todo un litoral que estamos rescatando progresivamente”.

Esto brinda una potencialidad para seguir asimilando al visitante sin afectación del patrimonio, porque todas las acciones programadas en la infraestructura están aprobadas por Plan Maestro, el cual deviene la guía, la columna vertebral de por dónde está y hacia dónde va Cienfuegos, fundamentalmente de su área patrimonial, el Centro Histórico, en lo relativo a su planificación y crecimiento, a este se suman todos los programas, la vivienda, los espacios públicos, el transporte; en fin, todo cuanto incide en el ambiente urbano y que forma parte del entorno donde se mueve la población.

Aprecia Millán Cuétara que “el objetivo no pasa por modificar la ciudad, cuanto queremos es incorporar nuevas funciones compatibles con los valores patrimoniales que tiene, pero que además se preserve el respeto y el equilibrio entre historia, tradición y modernidad. En tal sentido, nada indica en la presencia del turismo una obstrucción en semejante camino”.

Inmersa ahora en un amplio proceso en saludo al aniversario 200 de Cienfuegos, la Oficina del Conservador no cesa en su función de velar por el presente y el futuro de nuestra ciudad.


Turistas caminan por el bulevar de la calle San Luis./Foto: Internet


Licenciado en Periodismo por la Universidad de La Habana. Periodista del diario 5 de Septiembre y crítico audiovisual. Miembro de la UPEC, la UNEAC, la FIPRESCI y la Asociación Cubana de la Crítica Cinematográfica

No hay comentarios:

Publicar un comentario