martes, 15 de noviembre de 2016

Más estadounidenses viajaron a Cuba, pero no como turistas

Por  Lissett Izquierdo Ferrer

La Habana,  (ACN) Al cierre del primer semestre de este año visitaron Cuba 136 mil 913 estadounidenses, superior en un 79,7 por ciento a lo registrado en igual etapa de 2015, aunque ninguno viajó como turista, debido a las restricciones del bloqueo impuesto a la Isla.

Los norteamericanos vinieron a la mayor de las Antillas bajo las 12 categorías autorizadas por el presidente Barack Obama, y resultaron el tercer grupo más numeroso que recibió la nación caribeña en ese periodo, según reportó la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI). 

La publicación de la ONEI muestra que en los primeros seis meses del calendario en curso llegaron a Cuba dos millones 147 mil 919 visitantes, y Canadá lidera la lista de los mercados de mayor emisión de turistas, seguido por la comunidad cubana en el exterior. 

El arribo de estadounidenses a la Isla se favoreció tras el nuevo escenario abierto entre ambos países, y a partir de las flexibilizaciones aprobadas por el inquilino de la Casa Blanca.

Desde mayo último se ha trasladado a puerto cubano el crucero Adonia, propiedad de la compañía Fathom, filial de Carnival, pero sin un solo turista a bordo, pues el recorrido está amparado en la licencia general de viajes educativos “pueblo a pueblo”, una de las 12 categorías autorizadas por Washington.

Estudios refieren que el Caribe se ha consolidado como el principal mercado de cruceros del mundo con una cuota de participación del 40 por ciento del total del sector; más de la mitad de la recepción de los excursionistas se concentran en la zona norte de la región, en la cual también Cuba ocupa un lugar privilegiado.

Sin embargo, la Isla se mantiene excluida de esas rutas debido a las restricciones del bloqueo, una realidad que comienza a adquirir otros matices con el otorgamiento de permisos excepcionales por el Departamento del Tesoro estadounidense.

De acuerdo con la Organización Mundial del Turismo, en el primer semestre de 2016 la llegada de turistas internacionales de todo el mundo aumentó un cuatro por ciento en relación con similar etapa del año anterior, y las regiones más beneficiadas fueron América Central y Sudamérica, con un siete y un seis por ciento de crecimiento respectivamente.

A ese resultado contribuyó en su mayoría el turismo proveniente de Estados Unidos, principal país emisor de viajeros para el Caribe.

Expertos calculan que cuando deje de existir la prohibición de que los norteños vacacionen en Cuba, llegarían en un primer momento a este territorio dos millones de estadounidenses al año, cifra que se incrementaría a cinco millones a mediano plazo.

El bloqueo limita, además, el consumo de los norteamericanos en la Isla, debido a que no pueden utilizar sus tarjetas de crédito, ni asistir a determinadas actividades recreativas.

Hasta el momento solo las MasterCard emitidas por Stonegate Bank y el Banco Popular de Puerto Rico pueden ser usadas en Cuba.

Según Antonio Martínez, gerente general del emblemático Hotel Nacional, en un contexto donde no exista el cerco económico, comercial y financiero, un americano gastaría en esa instalación, por ejemplo, cinco o 10 veces más de lo que desembolsa actualmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario