martes, 27 de diciembre de 2016

De la expectativa a la realidad

La industria espera aumentar la cifra de entrega de áridos a partir de una inversión de 14 millones de pesos realizada este año. Foto: Ronald Suárez Rivas
«La industria nacional de materiales de construcción, al cierre del 2016, está estimando un cumplimiento de casi todos sus renglones, con niveles incluso superiores a los previstos en algunas producciones», aseveró el ingeniero César Revuelta, vicepresidente del Grupo de Materiales de la Construcción, en encuentro con la prensa.
En tal condición destacan los áridos –comentó– cuyas entregas en los últimos años rebasan los 6 000 000 de metros cúbicos anuales; cifra que se espera superar a partir de una inversión de 14 millones de pesos realizada en el 2016, con el objetivo de incrementar las capacidades instaladas para este tipo de producción.
Igualmente mencionó la recuperación iniciada en la industria del cemento, la cual habrá entregado, al finalizar diciembre 1 494 000 toneladas del producto, y garantizado el cumplimiento de las contrataciones con el Ministerio de Comercio Interior (Mincin). «Se han distribuido en todo el país para la comercialización minorista, más de 400 000 toneladas de cemento».
Resaltó que aunque se ha logrado un cumplimiento de los planes y un incremento sostenido de las ventas de materiales de la construcción al Mincin, con destino a la población, todavía no se producen los volúmenes necesarios para satisfacer una demanda cada vez más creciente.
En cuanto al tema de la calidad de las producciones señaló que si bien se perciben avances, y superioridad respecto a otros productores, es un área en la que se pueden lograr mejores resultados.
Por su parte, Tomás Vázquez, quien dirige el Programa de Producción Local y Venta de Materiales de Construcción, mencionó a Mayabeque, Matanzas, Villa Clara, Ciego de Ávila y Santiago de Cuba como las provincias con resultados favorables en la última evaluación nacional. En tanto, el municipio de Santa Cruz del Sur, en Camagüey fue evaluado de mal.
El especialista explicó que la minindustria local –orientada a producir los principales elementos de construcción de una vivienda– logró cumplir el plan de bloques, elementos de pared y de piso, en tanto confrontó dificultades con las cantidades planificadas de cubiertas sólidas por déficit de acero estructural.   
En relación con las nuevas demandas generadas tras el paso del huracán Matthew por la región oriental, apuntó que la perspectiva del programa es ampliar sus capacidades productivas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario