lunes, 26 de diciembre de 2016

Wall Street: Perú, Argentina y Colombia liderarán alza del PIB en Latinoamérica en 2017


Autor: Constanza Morales H.

Según los cinco mayores bancos de Estados Unidos, el vecino del norte alcanzaría una expansión cercana a 4,3%. Chile crecería 2%. Gracias a una inflación controlada, el Banco Central local tendría la política monetaria más expansiva de la región, con una tasa de 3%.


A una semana de que termine el año, diversas instituciones ya han publicado sus proyecciones para 2017 y, en el caso de América Latina, los pronósticos son algo más alentadores. Después de dos años de contracción, la economía regional retornaría al crecimiento con una expansión promedio de 1,58%, según Wall Street.

Dentro de las siete principales economías del bloque, destacan tres: Perú, que anotaría una fuerte aceleración en su PIB, y Brasil y Argentina, que volverían a terreno positivo luego de sus respectivas recesiones.

Chile y Colombia también repuntarían, aunque sus recuperaciones serían leves, mientras que México experimentaría una ligera desaceleración.

El gran rezagado seguiría siendo Venezuela, cuya actividad completaría su cuarto año a la baja, aunque a un nivel más moderado.

En cuanto a la inflación, Perú y Chile sobresalen como las naciones con las menores variaciones en los precios, mientras que Venezuela aparece nuevamente como la economía con el peor indicador con tasas de tres dígitos.

Respecto de la política monetaria, cuatro bancos centrales recortarían las tasas, uno las mantendría y sólo México las subiría.

Esos son los pronósticos para la región el próximo año de los cinco mayores bancos de Estados Unidos: Bank of America Merrill Lynch, Citigroup, Goldman Sachs, JPMorgan y Morgan Stanley.

Argentina: las reformas darían frutos

Luego de un año marcado por el ajuste tras las reformas del gobierno de Mauricio Macri, Argentina vería los frutos de dichas iniciativas a partir de 2017 con una tasa media de expansión de 2,8%.

JPMorgan espera que el consumo y la inversión apuntalen el PIB, que treparía 3,2% con riesgos al alza. Goldman Sachs también augura una recuperación cíclica, pero advirtió que “no está claro que ese repunte sea el comienzo de un período de crecimiento económico sostenido” debido a la aún elevada inflación y la falta de convicción para reducir el abultado déficit fiscal.

La variación en los precios disminuiría desde en torno a 40% este año a 19,5%, cifra que estaría por encima de la meta del banco central de entre 12% y 17%.

A pesar de este lento retroceso de la inflación, el ente rector flexibilizaría su política desde su actual nivel de 24,75% hasta una tasa media de 18,6%.

Brasil: dejando atrás la recesión

Después de sufrir su peor recesión en al menos 100 años, Brasil regresaría a la senda del crecimiento el próximo año con un incremento promedio de 0,9%.
Goldman Sachs y Morgan Stanley son las entidades con visión más positiva al vaticinar una expansión de 1,1%. “Brasil parece estar en camino para dejar atrás su muy profunda recesión, liderada por la menor inflación y las menores tasas de interés”, afirmaron los economistas de Morgan en un reporte publicado a inicios de mes.
La inflación continuará la tendencia a la baja que comenzó en febrero y declinaría desde 7% hasta una media de 4,8%, con lo que se ubicaría dentro del rango meta de entre 4,5% y 6,5% por primera vez desde mediados de 2014.
Las menores presiones inflacionarias permitirán que el banco central recorte agresivamente los tipos desde 13,75% hasta un promedio de 10,95% en 12 meses.

Chile: elección marcaría punto de inflexión

La economía local tendría un desempeño levemente mejor al que exhibiría en 2016 (cercano a 1,5%) , con un avance promedio de 2%. El más optimista es JPMorgan, que proyecta un alza de 2,3% dado el repunte en el precio de cobre y una mejora en la perspectiva política y en la confianza por las elecciones presidenciales.

“Chile podría ver un punto de inflación el próximo año por la perspectiva de un cambio político positivo”, aseguró Morgan Stanley.

El costo de la vida se mantendría en el rango de 3% a 4% y cerraría el año en 3,08%, el segundo nivel más bajo detrás de Perú.

Esta inflación controlada permitiría que el Banco Central rebaje las tasas. Cuatro entidades prevén dos reducciones de 25 puntos base hasta 3%, mientras que JPMorgan anticipa sólo un recorte.

En cualquier caso, Chile seguiría siendo el mercado con la política monetaria más expansiva dentro de la región.

Colombia: leve repunte por manufactura

La economía colombiana registraría una leve mejora en 2017 después de tres años de una marcada desaceleración. Las firmas estadounidenses proyectan un avance medio de 2,3%, lo que se compara con el ritmo de 2,2% previsto por el Fondo Monetario Internacional para este ejercicio.

Según Bank of America, el repunte será liderado por la manufactura, que se verá favorecida por la depreciación del peso colombiano. La inversión privada en infraestructura también debería ser un elemento relevante, de acuerdo con Citigroup.

La fuerte ralentización que han mostrado los precios desde agosto hasta 6% debería seguir el año que viene para terminar en 4,1%, ligeramente por encima del rango meta de entre 2% y 4%.

El banco central recortó inesperadamente los tipos en su reunión de diciembre hasta 7,5%, acción que se repetiría a lo largo de 2017 para terminar en cerca de 6%.

México: Trump golpea la confianza

Los mayores bancos de Wall Street concuerdan en que la actividad mexicana será la única del bloque que registrará un menor crecimiento en 2017 respecto del ejercicio actual debido a las dudas que genera la administración de Donald Trump. La tasa promedio de expansión es de 1,7%, lo que se compara con la proyección de 2,1% del FMI para este año.

“La incertidumbre en relación al camino de la política de Estados Unidos podría pasarle la cuenta a la confianza y a las decisiones de inversión y contratación”, advirtieron los expertos de Citigroup.

La brusca depreciación que ha vivido el peso mexicano en los últimos meses impactará negativamente a la inflación, que finalizaría 2017 por encima de 4%.
Esto llevará al banco central a seguir adelante con su proceso de ajuste con al menos un alza más, hasta 6%.

Perú: PIB se aceleraría por sobre 4%

Por tercer año consecutivo, Perú se coronaría como la nación de más rápido crecimiento con un salto medio de 4,3%, una aceleración de cinco décimas frente a la expansión de este año.

Bank of America presagia que la inversión privada no minera y el gasto público en infraestructura impulsarán la actividad hasta 4,5%.

A juicio de BofA, “un crecimiento económico sostenible podría de forma muy plausible acelerarse a cerca de 4,5% o incluso más alto”.

A pesar de la robusta expansión de la demanda doméstica, las presiones inflacionarias se mantendrán bajo control. Wall Street calcula que los precios aumentarán en promedio 2,8%, dentro del rango meta de entre 1% y 3%.

Por esto mismo, los cinco bancos pronostican que el banco central mantendrá sin cambios su política monetaria en 4,25%.

Venezuela: un año más de estanflación

La compleja situación económica que vive actualmente Venezuela no mostraría señales de mejoras significativas en 2017.

En el mejor de los casos, la actividad se estancaría, aunque la mayoría de los analistas estima que el PIB se contraerá por cuarto año consecutivo con una caída promedio de 2,9% (este año la economía se desplomaría 10%, según el FMI).

“El PIB real continuará declinando a un ritmo significativo a pesar de que la economía probablemente ya ha caído en una depresión”, manifestaron los expertos de Goldman Sachs, que prevén un derrumbe de 5,3%.

Si bien no hay datos confiables, los expertos creen que las dinámicas de inflación han seguido deteriorándose dada la escasez de productos.

Wall Street calcula que los precios anotarán una variación de casi 622% en un año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario