martes, 27 de diciembre de 2016

Raúl Castro: El mejor monumento a Fidel es hacer realidad el concepto Revolución (+ Fotos y Video)


El Presidente cubano Raúl Castro Ruz en el plenario de la Asamblea Nacional. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate

Discurso pronunciado por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en la clausura del Octavo Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular en la VIII Legislatura, en el Palacio de Convenciones, el 27 de diciembre de 2016, “Año 58 de la Revolución”.

(Versiones Taquigráficas-Consejo de Estado)

Compañeras y compañeros:
Los días finales del año, como ya es habitual, se han caracterizado por una intensa actividad.  El pasado sábado efectuamos la reunión del Consejo de Ministros que aprobó presentar a esta Asamblea el Plan de la Economía y el proyecto de Presupuesto para el año 2017, que analizamos en el día de hoy.
A diferencia de sesiones anteriores, no se realizó en esta ocasión la evaluación de la marcha del proceso de actualización del Modelo Económico y Social, teniendo en cuenta que se continúa trabajando en la propuesta de su Conceptualización, así como en las bases del Plan de Desarrollo Económico y Social hasta el año 2030, luego de concluir, por mandato del Séptimo Congreso del Partido, el profundo y democrático debate llevado a cabo con las organizaciones del Partido y la Juventud, representantes de las organizaciones de masas y de amplios sectores de la sociedad.
Esperamos que en el transcurso del primer semestre del próximo año, el Pleno del Comité Central apruebe ambos documentos programáticos.
En la sesión ordinaria de diciembre de 2015 advertí que el desempeño de nuestra economía en el año 2016 enfrentaría limitaciones financieras a causa de la caída en los ingresos de las exportaciones por la disminución de los precios de los principales rubros, así como afectaciones en las relaciones de cooperación con otros  países.
Ya en julio del presente año los hechos confirmaron esas proyecciones, sobre lo cual informé a nuestro pueblo desde este Parlamento.  Ciertamente, las limitaciones en los suministros de combustibles y las tensiones financieras se agravaron en el segundo semestre, conduciendo al decrecimiento del Producto Interno Bruto en un 0,9%.  A pesar de ello se preservaron los servicios sociales gratuitos, como la educación y la salud pública a toda la población.  No se produjo el colapso de nuestra economía ni el regreso de los apagones que padecimos en los momentos más difíciles del período especial, como auguraban no pocos malintencionados medios internacionales de prensa.
Asimismo, en medio de este desfavorable escenario se mantuvo el cumplimiento estricto de las obligaciones contraídas como resultado del reordenamiento de la deuda externa cubana.  Sin embargo, no ha sido posible superar la situación transitoria que atravesamos en los atrasos de los pagos corrientes a los proveedores, con cuyo fin se ejecutaron y realizan un conjunto de gestiones que permitirán aliviar el panorama descrito.
Agradezco, una vez más, a los socios comerciales por su comprensión y confianza hacia Cuba y reitero la voluntad del gobierno de restablecer paulatinamente la normalidad en esta importante esfera y sentar las bases para evitar su repetición en el futuro.
Al referirnos al desempeño de la economía cubana, no se pueden olvidar los efectos negativos que nos genera el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos que, como ustedes conocen, se mantiene en vigor.  Ejemplo de ello es que Cuba sigue sin poder realizar transacciones internacionales en dólares estadounidenseslo que impide llevar hacia adelante muchos e importantes negocios en perspectiva.
Tampoco deben omitirse los cuantiosos daños que ocasionó el peligroso huracán Matthew que se abatió con inusual virulencia sobre seis municipios del extremo este del país, los días 4 y 5 de octubre del presente año, con un saldo significativo de destrucción de viviendas, centros educacionales y de salud, almacenes, instalaciones industriales y hoteleras, así como severas afectaciones a la infraestructura vial, eléctrica, hidráulica y de telecomunicaciones.
Afortunadamente, gracias a las medidas adoptadas para la protección de la población, no tuvimos que lamentar ninguna pérdida de vida humana, como por desgracia sucedió en los demás Estados ubicados en la ruta de este fenómeno meteorológico, incluyendo varias decenas en el propio territorio de Estados Unidos.   
A la memoria me viene que un huracán mucho más débil que ese, de categoría dos, un día como ese, pero en 1963, hace unos 53 años, el Flora, nos ocasionó más de 1 200 bajas humanas.  De ahí surgieron varias cuestiones, entre ellas todas las presas que tenemos, que antes apenas existían cuatro o cinco presas en el país, y en este último huracán, como ya les dije, no tuvimos ni una sola baja, ni siquiera un herido grave.  Se sigue trabajando y continuaremos. 
Aprovecho la ocasión para agradecer las muestras de solidaridad y el apoyo material que hemos recibido de muchos países y de las organizaciones internacionales del sistema de Naciones Unidas para contribuir a la recuperación de esos territorios.  Mención especial merece la ayuda proporcionada por la hermana República Venezolana  a iniciativa de su presidente, el compañero Nicolás Maduro Moros.
En cuanto al plan y el presupuesto para el 2017 debo alertar que persistirán tensiones financieras y retos que pudieran incluso recrudecerse en determinadas circunstancias; sin embargo, prevemos que la economía cubana retome la senda ascendente y que el Producto Interno Bruto crezca moderadamente en el entorno del 2%.
Con ese propósito deberán cumplirse tres premisas decisivas, que son: garantizar las exportaciones y su cobro oportuno; incrementar la producción nacional que sustituye importaciones; y no menos importante, reducir todo gasto no imprescindible y utilizar racional y eficientemente los recursos disponibles.  Al propio tiempo, en medio de las dificultades, continuaremos ejecutando los programas de inversiones en función del desarrollo sostenible de la economía nacional.
Concedemos gran importancia a la necesidad de dinamizar la inversión extranjera en Cuba, en correspondencia con el Lineamiento No.78 de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, aprobado en el Séptimo Congreso.
Reconozco que no estamos satisfechos en esta esfera y que han sido frecuentes las dilaciones excesivas del proceso negociador.  Es preciso superar de una vez y por siempre la mentalidad obsoleta llena de prejuicios contra la inversión foránea.
Para avanzar resueltamente en esta dirección debemos despojarnos de falsos temores hacia el capital externo; no vamos ni iremos al capitalismo, eso está totalmente descartado, así lo recoge nuestra Constitución y lo mantendrá, pero no debemos cogerle miedo y ponerle trabas a lo que podemos hacer en el marco de las leyes vigentes.  Ello requiere, en primer lugar, asegurar la preparación y capacitación sistemática de los cuadros y especialistas que negocian, así como profundizar en las deficiencias y errores cometidos en el pasado para nunca más repetirlos.
Como es sabido, esta pequeña isla no produce todo el combustible que necesita, debiendo importar volúmenes considerables, cuyo costo pende como espada de Damocles sobre nuestra economía.   Sin renunciar al incremento de la producción nacional de petróleo,  para lo cual también se necesitan inversiones, debemos acelerar el desarrollo de las Fuentes Renovables de Energía, que actualmente sólo significan un 4,65% de la generación de electricidad.
Condiciones para ello tenemos más que suficientes en las energías solar o fotovoltaica, eólica y la biomasa. Este es uno de los sectores estratégicos donde debemos potenciar decididamente la inversión extranjera.
Precisamente estos dos últimos temas que estoy tocando, fueron temas que también abordamos en la última reunión del Consejo de Ministros hace unos pocos días, y mantener —les decía— la cifra del 24% a la que se aspira, según el Plan hasta el año 2030; pero, realmente, trabajar por superarla para esa fecha.
Pasando a otro asunto. En la mañana de hoy, esta Asamblea acordó continuar trabajando hasta la conclusión de la actual Legislatura en el año 2018, en el experimento que se aplica en las provincias de Artemisa y Mayabeque, en interés de separar la dirección de los consejos de la administración de las asambleas provinciales y municipales del Poder Popular.
El mencionado experimento, que se ejecuta desde hace un quinquenio, coincidiendo con la creación de ambas provincias, ha permitido poner en práctica un conjunto de principios organizativos y de funcionamiento de los órganos de gobierno, permitiendo que las asambleas locales del Poder Popular incrementen la atención a los consejos populares, los delegados de circunscripción y la población en general.
Igualmente, se logró deslindar las funciones estatales de las empresariales en el ámbito local, conformándose a nivel de esas provincias un sistema de empresas para prestar servicios al pueblo. Todo ello ha facilitado reducir de manera sensible las plantillas de funcionarios y cuadros de las estructuras de dirección en provincias y municipios.
No obstante, se pusieron de manifiesto un conjunto de deficiencias que, sin invalidar los conceptos esenciales del experimento, impidieron la consolidación del modelo de gestión puesto en práctica, de modo que su ulterior generalización al resto del país constituya un éxito.
Uno de los principales factores detectados es el elevado nivel de fluctuación de los cuadros en esas instancias, así como el insuficiente completamiento de las plantillas, a consecuencia de subestimar la selección, preparación y control del personal.  A ello se suma la insuficiente atención y supervisión por los organismos y entidades nacionales al proceso de experimentación, retrasándose la implementación de las decisiones adoptadas.
Considero que los errores han sido identificados y que es adecuada la decisión de prorrogar el experimento. Ahora lo que nos corresponde a todos y en especial a la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo, de conjunto con las estructuras del Partido en las diferentes instancias, es superarlos y avanzar, sin retrocesos, en su culminación en el nuevo plazo concedido.
Realmente se estimó, desde el principio, que era una tarea fácil, y la vida nos está demostrando que no hay tarea fácil en este terreno y que de tareas difíciles están llenos todos los acuerdos para el perfeccionamiento.  Nada es fácil, a todo hay que dedicarle el tiempo que requiere y ninguna de esas tareas puede realizarse exitosamente con superficialidades y mucho menos atendiéndolas de vez en cuando.
Compañeras y compañeros:
En mis palabras el 3 de diciembre, en la Plaza de la Revolución Mayor General Antonio Maceo Grajales, en Santiago de Cuba, anuncié la voluntad del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, de que su nombre y su figura nunca fueran utilizados para denominar instituciones, plazas, parques, avenidas, calles u otros sitios públicos, ni erigir en su memoria monumentos, bustos, estatuas y otras formas similares de tributo.
En el día de hoy nuestro Parlamento ha consagrado en Ley la voluntad expresada por el compañero Fidel hasta las últimas horas de vida.    
El líder histórico de la Revolución Cubana nos legó su ejemplo imperecedero, su irrenunciable optimismo y fe en la victoria.
En mi opinión, y de  modo similar a lo manifestado por el compañero Lazo en la apertura de esta sesión, el mejor monumento a sus ideales y obra es hacer realidad cada día los postulados contenidos en su brillante definición del concepto de Revolución, que hizo público el 1ro. de mayo del 2000, y que millones de cubanos suscribimos en el marco de las actividades organizadas para rendirle el merecido homenaje a quien nunca defraudó a su pueblo, y tal como expresó en el premonitorio discurso que pronunció el 8 de Enero de 1959 — al llegar a la capital, en el campamento militar conocido por Columbia, hoy Ciudad Libertad—, hace hoy casi 58 años, cuando la Caravana de la Libertad entró triunfal en La Habana —como a mí me dejó de jefe en la provincia oriental, en Santiago de Cuba, como capital entonces de las hoy cinco provincias orientales, vi este discurso por televisión, ya de noche, los que tienen más edad recordarán cómo fue, muy emotivo, hasta las palomas blancas que se le posaron en los hombros, etcétera, yo no recordaba bien esto que les voy a leer, sí recuerdo cómo empezó:  “La alegría es inmensa, pero queda mucho por hacer todavía… no nos imaginemos que desde ahora todo será más fácil, tal vez desde ahora todo sea más difícil.”
Pero de esta otra que les leeré no la recordaba con esa claridad, y antes de expresarlo aquí busqué la grabación, además de lo que estaba escrito, y está textualmente así. Dice en aquel momento, cito:
“Sé que nunca más en nuestras vidas volveremos a presenciar una muchedumbre semejante” —se está refiriendo al recibimiento aquí en La Habana y en todo el recorrido—, “excepto en otra ocasión —en que estoy seguro de que se van a volver a reunir las muchedumbres—, y es el día en que muramos, porque nosotros, cuando nos tengan que llevar a la tumba, ese día, se volverá a reunir tanta gente como hoy, porque nosotros ¡jamás defraudaremos a nuestro pueblo!” Fin de la cita (Aplausos).
Fidel se marchó invicto, pero su espíritu de lucha permanecerá en la conciencia de todos los revolucionarios cubanos, de hoy, de mañana y de siempre, y así lo demostraremos en la Revista Militar y marcha del pueblo combatiente el próximo 2 de enero, en ocasión del 60 aniversario de la heroica sublevación en Santiago de Cuba y del Desembarco de los expedicionarios del Granma, Día de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, en homenaje al Comandante en Jefe de la Revolución Cubana y a nuestra juventud.
Ya solo me resta expresarles que en pocos días, festejaremos un aniversario más del triunfo de la Revolución y el advenimiento del nuevo año. Llegue al querido pueblo de Cuba nuestras calurosas felicitaciones.
Eso es todo (Aplausos).
Raúl Castro interviene en el plenario de la Asamblea Nacional del Poder Popular este 27 de diciembre de 2016. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate
Raúl Castro interviene en el plenario de la Asamblea Nacional del Poder Popular este 27 de diciembre de 2016. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate
Raúl Castro interviene en el plenario de la Asamblea Nacional del Poder Popular este 27 de diciembre de 2016. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate
Raúl Castro interviene en el plenario de la Asamblea Nacional del Poder Popular este 27 de diciembre de 2016. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate
Raúl Castro interviene en el plenario de la Asamblea Nacional del Poder Popular este 27 de diciembre de 2016. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate
Raúl Castro interviene en el plenario de la Asamblea Nacional del Poder Popular este 27 de diciembre de 2016. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate
Raúl Castro interviene en el plenario de la Asamblea Nacional del Poder Popular este 27 de diciembre de 2016. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate
Raúl Castro interviene en el plenario de la Asamblea Nacional del Poder Popular este 27 de diciembre de 2016. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate

Lina Pedraza: Tenemos el deber de ser celosos con los recursos del Estado

27 diciembre 2016 


Lina Pedraza Rodríguez, ministra de Finanzas y Precios. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate/ Archivo.

Cubadebate reproduce el discurso de Lina Pedraza, Ministra de Finanzas y Precios. y miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, durante la sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular: 

Compañero General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

Compañero Esteban Lazo Hernández, Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Diputadas, diputados e invitados:

Con el pensamiento puesto en nuestro invicto Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz, y el firme compromiso de asumir en nuestro actuar el concepto de Revolución que nos legara, procederé a presentarles la información que sustenta el Anteproyecto de Presupuesto del Estado para el año 2017.

En el Sexto Período Ordinario de la VIII Legislatura, fue aprobada la Ley No. 120, del Presupuesto del Estado para el actual ejercicio fiscal, cuya liquidación tendrá un análisis particular luego de su cierre contable, en la sesión correspondiente de la Asamblea Nacional, por lo que será breve la reseña del estimado de cierre.

Los ingresos se cumplen al 97%; si bien es cierta la necesidad de perfeccionar las bases de su planificación, han superado lo previsto el Impuesto sobre Utilidades, por mayor eficiencia económica empresarial, el Impuesto sobre los Servicios, y el Impuesto sobre Ingresos Personales.

Los incumplimientos se presentan en los ingresos externos los que crearon tensiones financieras que el ministerio administró durante el año.

De conjunto con la Central de Trabajadores de Cuba y el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, se desarrolló la preparación de las empresas y de los trabajadores para garantizar la implementación del Impuesto sobre los Ingresos Personales y la Contribución Especial a la Seguridad Social en el sistema empresarial, iniciado en octubre, lográndose en general su comprensión y apoyo, dada la justeza de la política aprobada, al canalizar por esa vía, su participación en el financiamiento de los gastos presupuestarios.

La Contribución a la Seguridad Social financió el 81 por ciento de los gastos que requirió ejecutar, con lo que se obtienen mayores potencialidades para enfrentar las actuales y futuras demandas del financiamiento derivadas de nuestra dinámica demográfica.

Aunque las multas aplicadas por contravenciones e infracciones representan menos del uno por ciento del total de ingresos del Presupuesto, su cobro es de vital importancia, en tanto expresan el enfrentamiento a indisciplinas sociales y a la impunidad. Se ha trabajado, de conjunto con la Policía Nacional Revolucionaria y los gobiernos locales, en elevar la capacidad de cobro, actuando sobre los deudores multirreincidentes y las personas de difícil localización, con resultados alentadores, aunque incipientes. En este sentido, los Consejos de la Administración municipales tienen un reto. Igualmente se organizó el trabajo conjunto dirigido a los evasores de las obligaciones tributarias.

El Presupuesto respaldó las demandas para los gastos de la recuperación del huracán Matthew y los subsidios a los damnificados, expresados en la Decisión del Gobierno Revolucionario de apoyar financieramente la reparación de viviendas, mediante el subsidio del 50% de los materiales de construcción, así como medidas dirigidas a la disminución de los precios de productos alimenticios y de aseo durante 3 meses y otros beneficios fiscales.

En el control no es visible un avance, se continúan detectando violaciones relacionadas con la falta de análisis de las ejecuciones de los presupuestos en los Consejos de Dirección, incorrecto método de planificación, insuficientes análisis de los Estados Financieros, riesgos en la tesorería que limitan la detección oportuna de errores y propuestas de acciones que contribuyan a perfeccionar la gestión administrativa.

Los resultados que se estiman, reflejan los impactos del desempeño de la economía en el 2016, expresados en la disponibilidad de divisas para dar mayor cobertura a la producción material, bajos rendimientos agrícolas e industriales, insuficiencias y deficiencias de carácter organizativo, entre otras causas. En lo anterior ha incidido también la compleja situación económica internacional, derivada entre otros factores, de la ya permanente crisis del sistema capitalista y los nocivos efectos del bloqueo en todos los órdenes, que aplica sistemáticamente el gobierno de los Estados Unidos.

Las cifras estimadas a la fecha, enmarcan el resultado del Presupuesto del año 2016, en los límites aprobados por la Ley.

Diputadas y diputados:

La elaboración del Presupuesto del Estado para el año 2017 ha demandado un dinámico proceso de consultas con los órganos, organismos y organizaciones superiores de Dirección Empresarial, en correspondencia con las etapas y variantes evaluadas en el Plan de la Economía.

Por los ingresos, contiene entre otras, la aplicación de las siguientes nuevas medidas:
  • Reducción del Impuesto por la Utilización de la Fuerza de Trabajo, para disminuir gastos en el sector empresarial y presupuestado, según lo previsto en la Ley del Sistema Tributario.
  • Los gobiernos locales dispondrán del 50 por ciento de los aportes por la Contribución Territorial para el Desarrollo Local, en adición a su presupuesto para financiar proyectos fuera del plan.
  • Los consejos de la Administración Provincial podrán captar hasta el 10 por ciento de los ingresos obtenidos por este tributo, en los municipios que determinen, para equilibrar recursos en otros que reciben menores ingresos por este concepto.
  • Las empresas estatales continuarán reteniendo hasta el 50 por ciento de las utilidades después de impuestos, con el objetivo de disponer de fuentes financieras que respalden su desarrollo, la estimulación económica de sus trabajadores y otros destinos autorizados. No está previsto aprobar porcientos mayores, dada la demanda de ingresos que presenta el Presupuesto para toda la sociedad.
  • Se refuerzan y amplían las acciones conjuntas con la Dirección General de la Policía Nacional Revolucionaria para el enfrentamiento a los que incumplen el pago de multas y deudores de impuestos, trabajo dirigido a combatir la impunidad, como antes expresamos.
  • Se aplican medidas en la operatoria de varios tributos para hacerlas más expeditas, simplificar tareas en áreas económicas y reducir vulnerabilidades.
Como hemos explicado en ocasiones anteriores, aún existen reservas potenciales de ingresos a captar no identificadas plenamente, por lo que se precisa incrementar las acciones para su determinación, entre ellas las deudas tributarias del sector empresarial y los problemas financieros que este debe resolver para cumplir sus obligaciones con el fisco, así como la actualización permanente y diferenciada de la capacidad de aporte de las formas de gestión no estatales, que aseguren adecuadas cuotas mensuales, tal como establece la Ley.

Todo ingreso importa, con independencia de su cuantía, y nos involucra a todos, desde nuestros puestos de trabajo, a propiciar análisis profundos de su cumplimiento. La salud de nuestro pueblo, su educación, su desarrollo cultural, deportivo, la atención a nuestros abuelos, la defensa de la Patria Socialista y el orden interior, por solo citar algunas razones, lo justifican con creces.

Los gastos totales que se proyectan consideran un crecimiento del 11 por ciento respecto al estimado de ejecución del presente ejercicio fiscal, motivado fundamentalmente por el crecimiento en producciones que sustituyen importaciones y en las inversiones, en correspondencia con el Plan de la Economía.

Como hemos explicado y debatido en las Comisiones de la Asamblea, el crecimiento en un 26% del gasto por sustitución de importaciones, genera un ahorro significativo de divisas al país; además respalda la producción nacional, lo que asegura empleo e ingresos paulatinamente estimulantes a nuestra masa trabajadora, tanto agropecuaria como industrial y no puede ser diferente en un sistema social en el que su centro es justamente el hombre, y el trabajo creador, la vía para hacer coincidir los intereses individuales con los colectivos.

El incremento de las inversiones, que asciende a un 49%, asegura la continuidad o inicio de importantes obras de infraestructura hidráulica, viales, de saneamiento, ferroviarias, viviendas, entre otras muchas, en consideración a los recursos que hoy el país puede destinar para su desarrollo, dado el escenario favorable que con su prestigio y transparencia ha ganado.

Se garantizan los servicios sociales, fundamentalmente en salud, asistencia social y educación, que representan el 51 por ciento de los gastos corrientes de la actividad presupuestada; los que en general, son similares al estimado del presente año.

Crecen los gastos por las prestaciones de la Seguridad Social debido al incremento de las pensiones por jubilación, lo cual se financia, en parte, con el aumento de la Contribución a la Seguridad Social. Se mantiene la tendencia decreciente de la participación del Presupuesto del Estado en la financiación de este gasto, lo cual es positivo y cumple lo aprobado al respecto desde el 6to Congreso del Partido.

Mediante la asistencia social se prevé el financiamiento de los planes destinados a lograr una mayor vitalidad y mejoramiento de los servicios que se prestan en hogares de ancianos y casas de abuelos, en el contexto de las políticas aprobadas para enfrentar el envejecimiento poblacional.

De igual forma, a partir de la recaudación del Impuesto sobre las Ventas de materiales de la construcción, se continuarán otorgando los subsidios para emprender acciones constructivas en viviendas, requiriéndose que los consejos de las administraciones municipales agilicen la tramitación y aprobación de estos subsidios, evitando la inmovilización de recursos monetarios.

El Proyecto de Presupuesto contiene el financiamiento de los gastos derivados de la higienización y eliminación de vectores, ante la presencia de eventos epidemiológicos, lo que seguirá demandando ingentes esfuerzos para lograr la adecuada protección de nuestro pueblo, y la movilización de todas las reservas populares que den sostenibilidad a los esfuerzos del país. Esta es una tarea de todos.

Los Presupuestos Locales proyectan en conjunto un resultado positivo, al obtener un Superávit, aún cuando 4 provincias planifican déficits.

En el próximo año, las demandas presupuestarias respaldarán la continuidad del financiamiento de los gastos derivados de la recuperación de los daños ocasionados por el huracán Matthew en los territorios afectados, haciendo realidad la política establecida, de que ante eventos de esta naturaleza nadie quedará desamparado.

En los gastos existen reservas que pueden incidir en su reducción, nos referimos a la adecuada gestión de los inventarios, que hoy son excesivos y ahorrar en las compras; discutir, negociar, trabajar con rigor todas las contrataciones para lograr precios justos; exigir fichas de costos y revisarlas; me refiero a que tanto el sector presupuestado como el empresarial, deben propiciar en sus colectivos el análisis detallado de los gastos, cuánto se ha pagado y a quién.

Todos tenemos el deber de ser celosos con los recursos que el Estado pone en nuestras manos para el gasto diario o para acometer el desarrollo del futuro del país.

Estimados compañeros:

El Proyecto de Presupuesto puesto a su consideración muestra un resultado deficitario en el entorno de los 11 mil 500 millones de pesos y del 12% del Producto Interno Bruto. Como hemos explicado, ese déficit tiene un respaldo importante en el incremento de producciones e inversiones, además de asegurar niveles similares al actual año en la esfera social.

Se ha previsto cubrirlo mediante emisión de Bonos Soberanos que adquiere el Sistema Bancario Nacional, junto a otros compromisos financieros a ejecutar en el año 2017, que no sobrepasan los 2 mil 740 millones de pesos debidamente detallados en el documento circulado.

Diputadas y Diputados:

Estamos iniciando un año de grandes retos, pero nos impulsa el reciente clamor de un pueblo a lo largo de todo el país.

El Proyecto de Ley del Presupuesto del Estado que sometemos a su consideración, contiene los recursos financieros que razonablemente podrán ser captados, de acuerdo a las condiciones en que operará la economía, asegurando con ello la sostenibilidad financiera de las políticas aprobadas y el mantenimiento de los servicios sociales que constituyen preciados logros de la Revolución, el respaldo a procesos productivos, las inversiones y el cumplimiento de los compromisos financieros.

Los sentimientos tienen diversas vías para expresarse en acciones concretas, como son la exigencia del deber y el control, allí, en cada puesto de trabajo, con el poder que tiene un colectivo y con la fuerza y autoridad que nos da luchar por nuestra Patria desde la más humilde trinchera.

Muchas Gracias

Tras tenso 2016, Cuba aspira a crecer un dos por ciento en 2017



El ministro de Economía y Planificación de Cuba, Ricardo Cabrisas.

“Para el año 2017 se prevé un crecimiento del dos por ciento en el PIB contra un decrecimiento del 0.9 por ciento en el año 2016”, informó Ricardo Cabrisa Ruiz, Ministro de Economía y Planificación (MEP) al intervenir ante los diputados e invitados al octavo período ordinario de sesiones de la Octava Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular.
El Ministro y Vicepresidente del Consejo de Ministros reconoció que  Cuba afrontó un 2016 con  limitaciones financieras persistentes motivadas por el decrecimiento de los ingresos por exportaciones, las dificultades económicas de algunos de los principales socios de nuestro país debido a la caída de los precios del petróleo y la contracción de los suministros de combustibles procedentes del exterior.
“Se mantiene además la inmovilidad en la aplicación del bloqueo económico comercial y financiero contra Cuba por parte de Estados Unidos acrecentado por las multas a organismos internacionales que realizan transacciones con nuestro país a pesar de los anuncios del Presidente Barack Obama”, agregó.
Se han tomado en cuenta las indicaciones del General de Ejército en sus diversa intervenciones en la Asamblea Nacional en cuanto a no gastar más de lo que se tiene, concepto que tiene hoy más relevancia que nunca, precisó.
El ministro del MEP explicó que se propone los mayores crecimientos en la industria azucarera y en hoteles y restaurantes que superan el 30 y el 8 por ciento, respectivamente. También se prevén incrementos en el sector del transporte, almacenamiento, comunicaciones, suministro de gas y agua, la agricultura, silvicultura, comercio y la industria manufacturera.
Durante esta sesión de la Asamblea se dijo que disminuye la explotación de minas y canteras en un 5 por ciento, entre tanto se mantienen los niveles referidos a los gastos sociales.
Más adelante aclaró que en cuanto a la disponibilidad de recursos financieros se mantiene la tensa situación en la reserva de divisas.
“Es por ello que se deberán garantizar las exportaciones y los cobros propuesto por el plan y crear las condiciones para incrementarlos en los próximos años; igualmente se deben identificar en la producción nacional las posibilidades existentes para sustituir importaciones, así como reducir los gastos no imprescindibles a partir del uso racionalmente los recursos que se crean”.
El titular de economía y planificación recalcó que se debe crear un programa bien detallado para la sustitución de importaciones que en el caso de la fabricación de pieza de repuestos y otras soluciones esenciales suman cifras no despreciables.
Las proyecciones de los portadores energéticos para el venidero año permiten respaldar niveles similares a los del 2016 con un crecimiento de los niveles productivos del 6.9 %.
“Sin embargo el plan de producción nacional 2017 se proyecta en 3 millones 586 200 toneladas de petróleo y gas equivalente decreciendo un 4.3 % con respecto al año en curso”, señaló Cabrisas.
Esta realidad – enfatizó el ministro de economía y planificación- incide de manera directa en los niveles de importación de combustibles por lo que se deberá analizar en profundizar esta tendencia en los últimos años.
Sobre este propio tema recalcó que es decisiva la exigencia sobre el uso de los portadores energéticos evitando el desvío y el robo que “lamentablemente está presente” y que sale a la luz en los controles que se realizan sistemáticamente.
En el año 2016 la generación de energía eléctrica creció 4.2 % y el consumo del sector residencial representa el 58.8 %. La producción de gas se mantiene en los mismos niveles del año anterior, reseño Cabrisas en su presentación.
Se planifica para el próximo año un incremento de hasta el 4.65 % de la producción de la energía a partir de fuentes renovables como la biomasa cañera y la energía fotovoltaica.
Otro de los aspectos abordados fue la importación de alimentos que ascenderá a 1750 millones 200 mil dólares en 2017, lo que representa un incremento de 82 millones respecto a lo previsto al cierre de este año aunque en físico representa lo mismo.
“De esta manera se respalda los productos para el suministro a la población, las materias primas para la industria alimentaria y la producción de alimento animal”, agregó.
El ministro del MEP dijo además que la cobertura de inventarios de productos fundamentales supera los 30 días y se aseguran desde el inicio del año.
En otro momento de su ponencia, Cabrisa Ruiz señaló que la producción agrícola reacciona positivamente aunque con incrementos aun discretos. A esto se suma a una industria alimentaria que no da respuesta adecuada antes estos incrementos.
“El principio de que la industria debe estimular a la producción agrícola no se cumple, lo que incide en nivel de importación que debe realizar el país. Por tal motivo debemos proponer un plan acelerado aunque a mediano plazo que permita recuperar esa industria para dar respuesta a la demanda nacional como el aumento de visitantes”, expresó.
Sobre el sector del transporte, el titular de la economía cubana señaló que es vital en el desarrollo nacional aunque advirtió que no se deben seguir desarrollando inversiones en infraestructura con créditos de mediano y corto plazo.
“Se creció un tres por ciento en la transportación de pasajeros con mil 936 millones de pasajeros transportados”, detalló Cabrisas.
Por su parte el programa de la vivienda planificó la terminación de nueve mil 700 viviendas y el inicio de más cuatro mil objetos de obra priorizando a aquellos afectados por el huracán Matthew en el oriente cubano y los planes constructivos de La Habana y Santiago de Cuba.
Ricardo Cabrisa Ruiz, Ministro de Economía y Planificación, advirtió a los diputados cubanos que en el plan de la economía del año 2017 sigue siendo muy bajo la participación de la Inversión Extranjera con un 6.5 por ciento del total a invertir.
“No se logra que la inversión extranjera juegue un papel fundamental en el desarrollo del país como plantean los lineamientos aprobados en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba. La situación actual nos exige a todos dinamizar este aspecto”, recomendó.
La producción de materiales de la construcción respaldará las inversiones en el país, incluidos los usuarios aprobados en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel. Igualmente se explicó que se mantendrá los niveles de materiales para la construcción en el mercado minorista aunque en el caso del cemento, del acero y la madera se incumple.
También se reseñó en esta jornada que el balance de agua se ve afectada por la prolongación de la sequía que afecta fundamentalmente al arroz, la caña de azúcar y el acueducto. Las provincias más afectadas son Santiago de Cuba, Ciego de Ávila, Las Tunas y Granma.
Cabrisa Ruiz adelantó que para el año 2017 se estima un crecimiento en el ingreso medio de la población y la capacidad de absorción del estado que posibilitará el equilibrio monetario-financiero en el país.
“Para lograr lo anterior es imprescindible  evitar los pagos sin respaldo productivo tanto por concepto de salarios como de pagos del sector no estatal”, especificó.
Sobre la circulación mercantil minorista el país proyecta un crecimiento de un 3.3 por ciento para el 2017 en relación a este año sustentado en la gestión  no estatal que aumentó en 2016 en 3.6 por ciento.

Se abre el debate con los diputados

Diputados en la Asamblea Nacional del Poder Popular. Foto. Ladyrene Pérez/ Cubadebate.
Diputados en la Asamblea Nacional del Poder Popular. Foto. Ladyrene Pérez/ Cubadebate.
A pesar de la tensa situación del país, Cuba no ha experimentado apagones en lo que va de año, con afectaciones mínimas vinculadas fundamentalmente a reparación de averías o roturas en las líneas.
Sin embargo, varios diputados hicieron un llamado a la necesidad de mayor control y el uso racional de la electricidad y el combustible. Beatriz Johnson Urrutia, de Santiago de Cuba, explicó que en su provincia la disponibilidad de combustible se incrementó al doble solo con fiscalizaciones más exhaustivas en las tres grandes bases principales de distribución. “Estamos ahora en mejores condiciones para discutir este tema con el sector privado, que abarca el 40 por ciento de la transportación de pasajeros en Santiago de Cuba”, aseguró.
Sobre el mismo tema, el presidente de la Asamblea, Esteban Lazo, explicó que se deben tomar medidas con los responsables de las deficiencias, “no se puede pasar mano”, dijo. Nosotros firmamos el concepto de Revolución, que recoge tantos aspectos de la vida económica, política y social, pero también tiene que formar parte del trabajo de todos los revolucionarios, empezando por los cuadros. Este Plan de la Economía que estamos discutiendo no lo vamos a cumplir si hacemos las cosas mal, argumentó Lazo.
Por su parte, el diputado tunero, Alcimar Peña Vidal pidió la palabra para hablar sobre la experiencia en su territorio. Si pudiéramos hacer más eficiente el uso de la energía eléctrica podríamos ahorrar más combustible, lo que es muy necesario. Hemos hecho un recorrido por la provincia y considero que hay que revisar el consumo de los equipos de la agricultura en comparación con el desempeño del trabajo, expuso Peña Vidal.
Seguidamente intervino Orlando Celso, diputado por el municipio de Florida en Camagüey y presidente de AZCUBA: Nos hemos dado la tarea de ser competitivos y eso se logra reduciendo los gastos. Sobre la empresa que dirige, expresó: “Vamos a crecer un 77 por ciento, sin embargo hemos reducido la importación de bienes”.
Este año estamos disminuyendo la mayoría del consumo de combustible y la intensidad energética en un 12 por ciento. Esto no se ha decidido de manera arbitraria sino mediante mecanismos de control y aumentando la exigencia”, afirmó Celso. “El éxito estará en lograr que los colectivos de trabajo vean reflejada la disminución de gastos  en su salario y en su eficiencia”, concluyó.
La diputada por el municipio Consolación del Sur de la provincia de Pinar del Río y ministra de la Industria Alimentaria, María del Carmen Concepción hizo uso de la palabra y resaltó que en el segundo semestre del año 2016 se logró que el sistema de la industria alimentaria se sostuviera sin tomar medidas drásticas, como el cierre de locales. Esto permitió que se superaran las exportaciones de dicho sector.
“Si bien se han explicado las tensiones financieras por las que atraviesa el país, hemos podido respaldar el plan. Explicamos en el Consejo de Ministro un grupo de aspectos que existen en la administración del combustible y es una de las deficiencias que debemos corregir para cumplir el plan de 2017, en el cual hemos aumentado nuestras exportaciones”, añadió la ministra.
“Debemos decidir cuáles empresas permanecerán en el sistema estatal y cuáles pasarán a la inversión extranjera. Además, qué otras actividades proponer para incluir otras formas de gestión. Una parte de la industria está vieja, eso es cierto, pero no el compromiso de los trabajadores y de quienes la dirigimos”, explicó María del Carmen Concepción.
Agustín Lage, diputado por Yaguajay, comenzó su intervención recordando una frase de Fidel, expresada en 1993, el año más duro del Período Especial: “La Ciencia, y las producciones de la ciencia deben ocupar algún día el primer lugar de la economía nacional. Pero partiendo de los escasos recursos, sobre todo de los recursos energéticos que tenemos en nuestro país, tenemos que desarrollar las producciones de la inteligencia, y ese es nuestro lugar en el mundo, no habrá otro.”
Sin embargo, dijo Lage, los datos del presupuesto vinculados a la ciencia y la técnica no están incluidos en el informe. Están los gastos de la salud, de la educación, de la cultura, de los cines y salas de videos, pero no de los centros científicos, que son más de 200, sin incluir el potencial científico de las universidades.
Recordó que en anteriores sesiones de la Asamblea se polemizó sobre las formas en que se coleccionan estos datos, pero estos solían estar en el presupuesto. Se ha dicho que la ciencia y la técnica está implícita en todo lo que hacemos. “Pero no basta”, recalcó.  Es un una necesidad tener claros esos datos económicos en un sector vital para el desarrollo del país, de lo cual hablaba Fidel, con el sueño de que se convirtiera en el principal motor de la economía.
“No podemos basar nuestro desarrollo en los productos primarios, porque no tenemos esos productos. No tenemos esos recursos naturales que nos permitan una exportación de ellos”, por eso es imprescindibles medir la intensidad de esas exportaciones, como hay que medir la inversión extranjeros. Para lograr cualquiera de esos dos objetivos hay que medirlos, como se miden otros renglones del desarrollo. “Lo mismo vale para la ciencia y la tecnología, que no debería estar subsumida en la actividad empresarial. Pensar que todo el desarrollo del país se producirá en el sector empresarial, es un error”.
La actividad científica presupuestada tiene que existir, enfatizó. Aun en los países más avanzados, el Estado protege esta actividad porque las innovaciones más importantes suelen surgir en las universidades y en sector presupuestado. Lage, director del Centro del Centro de Inmunología Molecular del Grupo Empresarial BioCubaFarma, recomendó a la Asamblea tomar nota de que en este análisis nos falta la inversión en ciencia y técnica y el impacto que esto tiene y que ese tema regrese al debate de la Asamblea Nacional.
La Ministra de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente, Elba Rosa Pérez, confirmó que en conjunto el Ministerio de Finanzas, la Oficina Nacional de Estadísticas y la Academia de Ciencias trabajan en conjunto para traer en una próxima sesión de la Asamblea un análisis sobre el presupuesto del sector científico en el país.
Al finalizar el debate, Lazo sometió a votación el presupuesto del Estado y el Plan de la Economía, ambos fueron aprobados por unanimidad. “Hemos dicho que lo que se aprueba es para cumplirlo”, concluyó el presidente de la ANPP.

¿Llegó la hora de resucitar la economía keynesiana?

Larry Elliot, The Guardian

Imaginemos este escenario: a finales de 1936, poco después de la publicación de la Teoría General, su clásico, John Maynard Keynes es congelado criogénicamente para ser devuelto a la vida 80 años después.

El panorama en ese momento era desalentador. Empezaba la Guerra Civil en España, las purgas de Stalin estaban a toda marcha y Hitler había desobedecido el Tratado de Versalles remilitarizando la región de Renania. La recuperación de la Gran Depresión aún era frágil, era el año de la marcha de Jarrow en Reino Unido y Franklin D. Roosevelt ganaba por segunda vez las elecciones presidenciales en EEUU.

Cuando se despierta en 2016, Keynes quiere saber qué ha ocurrido en las últimas ocho décadas. Le dicen que el desempleo masivo de los años treinta se resolvió por fin pero solo porque las grandes potencias redoblaron la producción militar mientras se lanzaban a la guerra por segunda vez en 25 años.

La buena noticia, se entera Keynes, es que las lecciones de los años treinta fueron aprendidas. Los gobiernos se comprometieron a mantener la demanda en un nivel alto para lograr el pleno empleo. Además, reciclaron los impuestos acumulados durante los años de crecimiento sólido y los convirtieron en mayor inversión en infraestructuras públicas. También tomaron medidas para asegurarse de que la brecha entre ricos y pobres fuera cada vez menor.

La mala noticia es que lo aprendido un día se olvidó. El período entre la reelección de Roosevelt y la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca se puede dividir en dos partes: los 40 años hasta 1976 y los 40 siguientes.

Keynes descubre que los gobiernos se han apartado de sus ideas. En lugar de registrar superávit presupuestarios cuando tienen viento a favor y déficits en las épocas de vacas flacas, funcionan con déficit todo el tiempo. Los gobiernos no saben distinguir entre inversión y gastos corrientes.

En el Reino Unido, diciembre de 1976 marca un punto de inflexión. A principios de ese mes se produjo un momento crítico cuando el Consejo de Ministros, dividido y sumido en el caos, acordó adoptar la austeridad a cambio de devolver un préstamo del Fondo Monetario Internacional, necesario para apoyar a una libra en caída libre.

Después de eso, le dicen a Keynes, ha habido un cambio de paradigma. Los miembros del Partido Laborista habían sido monetaristas a su pesar; los fieles de Thatcher que llegaron después eran fieles creyentes. Levantaron los controles al movimiento de capitales, abandonaron el pleno empleo como objetivo principal de las políticas económicas, redujeron el poder de los sindicatos, recortaron los impuestos para los que más tenían, y permitieron que se profundizara la desigualdad y que las finanzas crecieran a medida que bajaba la producción.

Ni una palabra más, dice Keynes, ya sé qué pasó después. La embestida contra las organizaciones de trabajadores y los recortes en el gasto público achicaron la demanda efectiva, disimulada por la baja en las tasas de interés. El dinero barato causó un pequeño aumento de inversiones productivas aunque menor comparado con la especulación en la bolsa de valores y el mercado de propiedades. Finalmente, la burbuja explotó y, igual que en 1929, se desencadenó una terrible crisis económica.

Eso explica por qué los titulares de los periódicos que Keynes lee en el año 2016 se parecen tanto a los de 1936 con las altas tasas de desempleo y la falta de crecimiento que entonces y ahora generaron un enorme resentimiento. Eso explica también los resultados de los referendos en el Reino Unido y en Italia, los de las elecciones presidenciales en EEUU y el creciente apoyo a los partidos de la extrema derecha en Francia y Alemania.

Aun así, Keynes se sorprende al descubrir que la crisis no ocurrió ni en 2016 ni en 2015, sino ocho años antes. ¿Qué ha pasado durante todo ese tiempo?, se pregunta el economista británico.

Le explican que, en un primer momento, los bancos centrales rebajaron las tasas de interés a niveles nunca vistos. En el Reino Unido, los costes de endeudamiento se redujeron hasta 0,5%, un porcentaje aún más bajo que el mínimo de 2% con el que la libra salió del patrón oro en 1931. No fue todo. Los bancos centrales también compraron bonos del sector privado con el objetivo de aumentar el suministro de dinero y reducir así el tipo de interés del mercado (también llamados tipo de interés a largo plazo).

Las dos iniciativas merecen la aprobación de Keynes. En su trabajo aconsejaba políticas monetarias agresivas para que las tasas de interés más bajas estimulasen las inversiones del sector privado: en la mayoría de los casos, es lo que saca a las economías de la recesión.


¿Qué han hecho los gobiernos?Pero, dice Keynes, la política monetaria tal vez no sea suficiente si la caída es grave. Hay ocasiones en que no importa lo bajas que estén las tasas de interés, las empresas privadas no invierten porque ven el futuro como demasiado incierto. La gente ahorra el dinero en lugar de gastarlo. Las políticas monetarias se vuelven como el soma, la droga del libro Un mundo feliz, de Aldous Huxley: calma los ánimos y oculta el hecho de que algo raro está sucediendo.

A Keynes le cuentan que se necesitaron dosis cada vez más grandes de soma para que la economía global siguiera funcionando, con bajas inversiones que derivaron en una pobre productividad y con tasas de crecimiento muy por debajo de las registradas en los años previos a la crisis. Keynes hace la pregunta obvia: si las políticas monetarias dejaron de ser efectivas, ¿qué han hecho los gobiernos para ayudar?

Es obvio poner el tema sobre el tapete. La Teoría General de Keynes puntualiza que el deseo de invertir del sector privado se ve afectado por “espíritus animales”. Cuando están bajos, los gobiernos deberían interceder con inversión pública, incluso a costa de crear un déficit presupuestario más elevado: gracias al mayor crecimiento que resultará de esta medida, la inversión se pagará a sí misma con creces.

Keynes se horroriza cuando le dicen que, salvo un breve estímulo colectivo en el año 2009, no se siguió este enfoque. Los gobiernos empezaron a preocuparse enseguida por el tamaño de los déficits y recortaron la inversión pública.

Pero un bajo crecimiento significa que la reducción del déficit llevará más tiempo del esperado y las tasas de interés ultra bajas durante gran parte de la década han vuelto a derivar en burbujas en el precio de los activos. Los niveles de endeudamiento del sector privado están subiendo. Para Keynes, todo es predecible de una forma deprimente. Hora de volver a 1936.

Pero antes de que regrese a su tiempo, le piden a Keynes un consejo para los legisladores de 2016. El economista dibuja tres alternativas al estado actual de las cosas. Los planes de recortar los impuestos y gastar en infraestructura de Trump producirán a corto plazo un gran crecimiento, pero Keynes no está muy entusiasmado. Teme que la inversión en el tipo de infraestructura pública que EEUU necesita verdaderamente no sea mucha y que el estímulo esté mal enfocado.

La segunda opción sería abusar de las tasas de interés, en mínimos, y lanzarse a pedir préstamos para proyectos de inversión a largo plazo. Según Keynes, los gobiernos podrían hacerlo sin alarmar a los mercados mientras sigan sus enseñanzas y los préstamos sean solamente para invertir.

La tercera opción requiere más creatividad con la expansión cuantitativa (QE, por sus siglas en inglés), dice Keynes. En lugar de usar el dinero sólo para el juego de la especulación, ¿por qué los gobiernos no lo aprovechan para financiar la infraestructura? Construir viviendas con la QE tiene sentido; inflar el valor de las viviendas, no.

Hay otra salida, añade Keynes, a la que nos estábamos acercando poco a poco en 1936. Llegó tres años después. No la recomiendo.
________
Fuente: ElDiario.es Traducido por Francisco de Zárate

De la expectativa a la realidad

La industria espera aumentar la cifra de entrega de áridos a partir de una inversión de 14 millones de pesos realizada este año. Foto: Ronald Suárez Rivas
«La industria nacional de materiales de construcción, al cierre del 2016, está estimando un cumplimiento de casi todos sus renglones, con niveles incluso superiores a los previstos en algunas producciones», aseveró el ingeniero César Revuelta, vicepresidente del Grupo de Materiales de la Construcción, en encuentro con la prensa.
En tal condición destacan los áridos –comentó– cuyas entregas en los últimos años rebasan los 6 000 000 de metros cúbicos anuales; cifra que se espera superar a partir de una inversión de 14 millones de pesos realizada en el 2016, con el objetivo de incrementar las capacidades instaladas para este tipo de producción.
Igualmente mencionó la recuperación iniciada en la industria del cemento, la cual habrá entregado, al finalizar diciembre 1 494 000 toneladas del producto, y garantizado el cumplimiento de las contrataciones con el Ministerio de Comercio Interior (Mincin). «Se han distribuido en todo el país para la comercialización minorista, más de 400 000 toneladas de cemento».
Resaltó que aunque se ha logrado un cumplimiento de los planes y un incremento sostenido de las ventas de materiales de la construcción al Mincin, con destino a la población, todavía no se producen los volúmenes necesarios para satisfacer una demanda cada vez más creciente.
En cuanto al tema de la calidad de las producciones señaló que si bien se perciben avances, y superioridad respecto a otros productores, es un área en la que se pueden lograr mejores resultados.
Por su parte, Tomás Vázquez, quien dirige el Programa de Producción Local y Venta de Materiales de Construcción, mencionó a Mayabeque, Matanzas, Villa Clara, Ciego de Ávila y Santiago de Cuba como las provincias con resultados favorables en la última evaluación nacional. En tanto, el municipio de Santa Cruz del Sur, en Camagüey fue evaluado de mal.
El especialista explicó que la minindustria local –orientada a producir los principales elementos de construcción de una vivienda– logró cumplir el plan de bloques, elementos de pared y de piso, en tanto confrontó dificultades con las cantidades planificadas de cubiertas sólidas por déficit de acero estructural.   
En relación con las nuevas demandas generadas tras el paso del huracán Matthew por la región oriental, apuntó que la perspectiva del programa es ampliar sus capacidades productivas.

Cuba precisa elevar la explotación de las energías renovables

El país potencia las inversiones extranjeras en el aprovechamiento de las fuentes renovables de energía.

Las bioeléctricas serán alimentadas con biomasa cañera y forestal.
Las bioeléctricas serán alimentadas con biomasa cañera y forestal.
Foto: Archivo IPS-Cuba
La Habana, 27 dic.- Cuba está presionada por lograr la meta de multiplicar por seis el uso de las fuentes renovables de energía para el 2030, como una vía para lograr la ansiada sostenibilidad energética en un país que depende de los hidrocarburos aportados por Venezuela.
Para ello la nación caribeña prevé la instalación de 2.144 MW de potencia conectada a la red eléctrica nacional, mediante la construcción de 19 bioeléctricas alimentadas con biomasa cañera y forestal.
A este aumento también tributarán la puesta en marcha de 13 parques eólicos, la implementación de nuevos sistemas fotovoltaicos y la disposición de 74 pequeñas centrales hidroeléctricas.
Lo anterior trascendió como parte del informe que presentó la nación caribeña a la 22 Conferencia de las partes (COP 22) de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, celebrada en noviembre pasado en Marruecos.
La estrategia responde al elevado empleo en la isla de los combustibles fósiles, que ocupan alrededor de 94 por ciento de la energía eléctrica que produce.
En ese sentido, Rosell Guerra, director de Energía Renovable del estatal Ministerio de Energía y Minas, expresó a la prensa nacional que el país posee una alta dependencia de la importación de este tipo de combustibles, lo cual representa uno de los más graves problemas de la economía.
Guerra explicó en una Cumbre sobre Energía e Infraestructura, efectuada en La Habana a inicios de septiembre último, que es necesario reducir el costo de la energía para hacer más rentables y competitivas las producciones cubanas.
El directivo insistió que el archipiélago caribeño cuenta con abundante potencial en las fuentes renovables, especialmente la solar, que permite la aplicación de tecnologías fotovoltaicas y térmicas.
Aunque para el gobierno cubano es prioridad un avance de manera sostenible en el mayor empleo y diversificación de las fuentes renovables de energía, resulta baja la utilización de las mismas.
Según datos de la estatal Oficina Nacional de Estadísticas e Información, esta área solo representó 4,9 por ciento de los gastos estatales de inversión ambiental en el 2015.
En función de revertir la situación, se potencian las inversiones extranjeras, teniendo en cuenta el favorable marco regulatorio que propicia la Ley 118 aprobada en 2014.
Para ello, la Cartera de Oportunidades de Inversión Extranjera en Cuba cuenta con una veintena de proyectos de negocios en el sector de las energías renovables.
Un ejemplo de la participación internacional son los diez parques solares fotovoltaicos con 10 megawatt (MW) de potencia instalada, que se construirán en la occidental provincia de Pinar del Río.
Además de potenciar la inversión extranjera, otra medida a efectuar para modificar la matriz energética será la instalación de tecnología LED, mediante la distribución de 13 millones de lámparas en el sector residencial y de 250.000 luminarias del alumbrado público.
De igual forma, se prevé la renovación de los equipos electrodomésticos en los hogares cubanos, mediante la sustitución de dos millones  de  cocinas  de  resistencia  por  cocinas  de inducción.
Otras acciones implican la implementación de 200.000 metros cuadrados de calentadores solares en las áreas de viviendas e industriales, así como el empleo de bombas solares en el sector agrícola. (2016)