lunes, 30 de enero de 2017

Alianza cubano-alemana esparce sistemas de riego ecológicos

La parte cubana es la Asociación Cubana de Técnicos Agrícolas y Forestales, que promueve la agricultura ecológica.



Con la dotación de tecnología, ambas ONGs contribuyen a saldar dos carencias en los campos cubanos: el acceso al riego y sostenibilidad energética.Foto: Tomado de La Demajagua

La Habana, -Los sembradíos de hortalizas del productor Camilo Estevens, en su finca en la periferia capitalina,disponen de un sistema de riego alimentado por energía fotovoltaica, que elevólos rendimientos y el aprovechamiento del escaso recurso del agua.

Como la de Estevens, otras 17 unidades productivas de la capital cubana recibieron esta tecnología gracias a un proyecto que desarrollan la no gubernamental Asociación Cubana de Técnicos Agrícolas y Forestales (Actaf) yKarEne.V., una organización alemana que promueve el uso de energías renovables en Latinoamérica y el Caribe.

“Ubicamos el regadío sobre el pozo y nos ha permitido cultivar hortalizas en un terreno donde hasta hace poco había frutales envejecidos y poco productivos. Para elevar los rendimientos, intercalamos además los cultivos, por ejemplo, fruta bomba con lechuga ylechuga con cebollino”, dice el agricultor.

De acuerdo con Wilfredo Balido, jefe de riego de la unidad empresarial de base, además de elevar la producción por metro cuadrado, disminuyeron los gastos por electricidad y hay mayor aprovechamiento del agua, algo decisivo en un país azotado por la sequía.

Las ventajas traídas por los dos sistemas instalados en esa unidad productiva, hicieron que directivos y trabajadores solicitaranmás para beneficiar ocho fincas.


Estevens muestra los paneles fotovoltaicos que captan la energía solar para nutrir el regadío.  Foto: Archivo IPS-Cuba

En el organopónico de la Unidad Básica de Producción Cooperativa Primero de Julio, la escasez de agua conspira contra la disponibilidad de hortalizas frescas. A fin de año, fue muy notable la falta de lechuga, un plato muy demandado durante el tenue invierno cubano.

Orlando Caballero, presidente de la unidad productiva, explicó que un proyecto gestionado por Actaf propició la renovación de los sistemas de riego deteriorados, así como la experimentacióncon una tecnología por goteo mediante pulsadorespara regar las plantas de acuerdo con sus necesidades hídricas, aplicadaen dos canteros para hortalizas de hojas.

“Es muy eficiente, reduce considerablemente el consumo de agua y representa un avance a la producción”, valora Caballero.

Como la baja disponibilidad de agua es unobstáculo, se proyecta la introducción de un equipamiento para purificar el agua acumulada en un estanque colindante con las áreas de cultivo, lo cual posibilitaría disponer oportunamente del escaso recurso.

El agricultor Pedro Quiñones, al frente de una de las dos fincas, espera con ansias que esa meta se cumpla.

“A finales del año pasado resembramos dos veces los canteros, pero la semilla tiene su ritmo. Primero necesita hincharse y germinar, y sin humedad no puede hacerlo”, explica el productor.

“De haber tenido agua, ese tomate habría rendido más y el pepino no se habría secado, por eso no veo la hora en que traigan el purificador”, sostiene, al tiempo que señala los frutos maltrechos.

En ese empeño, explica Egidio Páez, presidente de la filial habanera de la Actaf, trabajan varias entidades de la agricultura en La Habana, con la asesoría de investigadores.

Además de la introducción de tecnologías que acompañan los programas de desarrollo agrario en Cuba, la ONG prioriza la capacitación a hombres y mujeres vinculados a la producción agrícola y forestal y propicia la aplicación de resultados de investigaciones afines.

Con 27.000 integrantes, la asociación se apresta a celebrasu 30aniversario en febrero próximo y desarrolla una decena de proyectos de colaboración con organizaciones no gubernamentales extranjeras y el Sistema de las Naciones Unidas en Cuba.

De acuerdo con Arilia García, secretaria de colaboración, hoy apoyan el programa de la agricultura urbana, suburbana y familiar; la producción de alimentos; diversificación de los cultivos; mejoramiento de los suelos; reforestación y otros beneficios para las comunidades donde están enclavados.(2017)

No hay comentarios:

Publicar un comentario