domingo, 2 de abril de 2017

La deuda condonada a Cuba financia a las empresas españolas en la isla




De izda. a dcha. R. Pampillón, Profesor de Entorno Económico de Países de IE Business School; C. San Basilio, Dir. Gral. del Tesoro; E. Martínez, Managing Partner de Kreab; H. Altozano, Socio Especialista en Cuba de Bird&Bird; A. Cebrián, Directora Adjunta de COFIDES; E. Martínez, Embajador de Cuba en España; S. Marín, Presidente de COFIDES y G. Ríos, Director Corporativo de Asuntos Estratégicos de CAF. EXPANSIÓN

POR AMAIA ORMAETXE, Expansión 

El Fondo de Contravalor se ha creado con los 400 millones de dólares de deuda que perdonó España a Cuba en 2015. Su objetivo: financiar proyectos españoles que favorezcan el desarrollo del país.

"La inversión extranjera es parte de la economía cubana; es una necesidad". Eugenio Martínez, embajador de Cuba en España, resumió con esta frase el renovado interés de la isla en atraer capital privado para dinamizar su economía, durante el último encuentro Iberoamérica Empresarial, organizado por EXPANSIÓN, con el patrocinio de Kreab y Ontier.

En el foro, dedicado a los instrumentos de financiación para las empresas españolas en Cuba, Martínez reconoció que la financiación es, precisamente, uno de los principales obstáculos que se está encontrando la isla en su proceso de apertura econonómica. "La estructura de crédito para financiar nuestra economía es muy difícil; conseguimos crédito, pero en condiciones muy difíciles", explicó el embajador. Hay que tener en cuenta, que Cuba no pertenece a ninguno de los grandes bancos de desarrollo con actividad en la región, como CAF (Banco de Desarrollo de América Latina), BID (Banco Interamericano de Desarrollo) o el Banco Mundial (BM).

La economía de la isla pasa por un momento delicado. El año pasado el Producto Interior bruto (PIB) se contrajo un 0,9% a causa, principalmente, del mal desempeño de los principales aliados comerciales de Cuba, como Venezuela, Angola o Rusia. Para este año, el Gobierno de Raul Castro confía en que la economía vuelva a crecer y se ha fijado como objetivo un 2%.

Una de las formas de volver al crecimiento es atraer al mayor número de empresas extranjeras a la isla. El embajador cubano contó en el encuentro que hay casi 400 proyectos de inversión aprobados, 110 de ellos (algo más de la cuarta parte), están enfocados al sector turístico. En 2015, el turismo hacia la isla aumentó un 17%; en 2016, un 14% y, este año, ha comenzado con subidas del 15%.

De entro esos 110 proyectos turísticos, diez pertenecen a grandes compañías hoteleras españolas y, según explicó Eugenio Martínez "invertirán en Cuba en los próximos años un promedio de 50 millones de dólares". Actualmente, el 60% de las habitaciones hoteleras de la isla pertenecen a empresas españolas.

Programa de conversión

Carlos San Basilio Pardo, Director General del Tesoro, detalló las características del llamado Fondo de Contravalor, una vía de financiación exclusiva para las empresas españolas que se creó en 2016 con el total de la deuda que España condonó a Cuba en virtud de los Acuerdos de París.

"Este instrumento es una gran oportunidad para las empresas españolas", explicó el responsable del Tesoro. Su magnitud es muy grande (más de 400 millones de dólares) y se ha establecido un comité binacional para su seguimiento y valoración.

Lógicamente, las empresas españolas que quieran acceder a esta vía de financiación tienen que cumplir una serie de requisitos: por ejemplo, los proyectos tienen que ser considerados prioritarios para Cuba; deben favorecer el crecimiento económico y el desarrollo del país.

Además, tienen que tener un interés doble hispano-cubano (por ejemplo, a través de sociedades mixtas) y deben ser proyectos viables. El dinero se otorga a las empresas como donación y tienen que utilizarlo como gasto local de los proyectos.

Otra manera de financiar los proyectos españoles en Cuba es a través de Cofides (Compañía Española de Financiación del Desarrollo), uns institución público-privada que cuenta con instrumentos específicos para Cuba.

Salvador Marín, presidente de Cofides, explicó que su entidad cuenta con la Línea Cuba de financiación desde finales de 2015. Este programa tiene un apartado general al que puede acceder cualquier empresa española: ofrece créditos desde 75.000 euros hasta 30 millones de euros y el plazo de devolución se puede alargar hasta los doce años. Cofides también gestiona los fondos Fies (fondo para la inversión de empresas españolas en el exterior) y Fonpyme, destinado a pequeñas y medianas empresas.

Colaboración con CAF

Además, Cofides cuenta con un programa específico para invertir en la zona de desarrollo de Mariel, en Cuba. A través de este programa se financian las necesidades de capital circulante, con un plazo de tres años. Cofides tiene entre manos actualmente catorce proyectos empresariales españoles con destino en Cuba; tres de ellos son de hostelería y uno de ellos en Mariel.

La entidad ha llegado también a un acuerdo de cooperación técnica con CAF para formar a trabajadores cubanos. Este fondo cuenta con 500.000 dólares, a fondo perdido. "No podemos financiar directamente a Cuba porque no es nuestro socio, pero nuestros accionistas nos pidieron de forma unánime que ayudáramos a Cuba en su apertura económica", explicó Germán Ríos, director de asuntos Estratégicos de CAF.

Desde una perspectiva legal, Hermenegildo Altozano, socio especialista en Cuba del bufete Bird and Bird, explicó las dos modalidades para invertir en Cuba: a través de una empresa mixta o como empresa extranjera. Este última facilita la consecución de financiación extranjera aunque su régimen tributario es menos ventajoso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario