lunes, 22 de mayo de 2017

Cuba al límite: Sequías

La seriedad que implica el hecho de que, ahora, hay inviernos cada vez más cortos y veranos más sofocantes, períodos de extrema sequía y activas temporadas ciclónicas, provocan a nuestro equipo multimedia a regalar a nuestros lectores y lectoras el último de los materiales que revela cómo Juventud Rebelde ha dado seguimiento a las catástrofes naturales que han azotado al país en los últimos meses

digital@juventudrebelde.cu
21 de Mayo del 2017 21:35:33 CDT 

De mayo a octubre, por lo general, en Cuba, hay ausencia de lluvias, lo cual genera que los embalses se encuentren muy por debajo de su capacidad de llenado y las fuentes de agua subterráneas están en descenso con respecto a los meses precedentes. A lo anterior se suman las altas temperaturas, lo que incrementa la evaporación.

De acuerdo con la apreciación del Instituto de Meteorología, la extensión de la sequía continuará siendo frecuente en nuestro archipiélago, fuertemente afectado como el resto de las islas y cayos por los efectos del cambio climático.

Para minimizar el impacto de este peligro se requiere incrementar la vigilancia y monitoreo sobre su evolución, así como también la información oportuna a la población, razón por la cual –en el contexto del ejercicio estratégico Meteoro 2017- Juventud Rebelde pone a disposición de su comunidad de consumidores el último de los materiales que revela cómo ofrecemos seguimiento a las catástrofes naturales que han azotado al país, en este caso a la sequía de los últimos meses.



Las reservas acuíferas en Ciego de Ávila se resienten ante una sequía intensa que ya dura tres años, y con pronósticos negativos para la lluvia en los próximos seis meses




Muchas familias construyen cisternas o buscan otras alternativas ante el agravamiento del la sequía Foto: Luis Raúl Vázquez Muñoz


El desfavorable comportamiento de las lluvias y los bajos acumulados de agua en las cuencas determinan la implementación de medidas emergentes para asegurar el abastecimiento.


Se encuentran afectados más de 783 mil habitantes de manera parcial, y por encima de 54 mil de forma total por la sequía prolongada durante los más recientes dos años y medio, de ahí que la Política Nacional del Agua busque soluciones certeras al problema en la racionalización y reparación de infraestructuras hidráulicas.


Medidas emergentes para el abasto de agua a la población, a centros y actividades vitales de la economía.


Aunque en la parte occidental de la Isla muchos no califiquen de fuertes las lluvias y para otros «ni siquiera llovió», lo cierto es que sí hubo acumulados importantes ayer en varias zonas del oeste de Cuba, pero ocurridos en períodos muy cortos de tiempo.

«Se ubicaron, sobre todo, en Pinar del Río, donde en la madrugada sucedió un tornado de poca intensidad que provocó algunos daños materiales ligeros a techos y tendido eléctrico y telefónico en la cabecera provincial», indicó Elier Pila Fariñas, meteorólogo del Centro Nacional de Pronósticos del Instituto de Meteorología.


José Ramón Monteagudo Ruiz, primer secretario del Partido en Sancti Spíritus, llamó a la sistematicidad en la solución de las averías en las coductoras y a priorizar las labores en las zonas con mayores problemas.


Más de 3 000 pozos se han abierto porque Edilberto sintió en su cuerpo la energía del agua subterránea, y asegura jamás haberse equivocado. Le dicen «El brujito del agua», «El adivinador», «El hombre magnético» o del «alambrito» y «El pocero de Camagüey». Todos sus alias lo describen con cierta precisión como un hombre que a los 76 años de edad continúa haciendo gala de un auténtico don para escuchar los susurros del líquido que corre por debajo de la tierra.

«Es un regalo que me dio la naturaleza y que agradezco. Mi vida no sería igual si no fuera por mi alambrito “chismoso”», bromea Edilberto, natural de El Junquito, localidad de Caracuna, en el municipio de Jimaguayú.



Edilberto descubrió a los 23 años su don para «sentir» el agua. Foto: Yahily Hernández Porto


Al cierre de febrero, las presas del país acumulaban 400 millones de metros cúbicos de agua menos que en igual mes de 2015. El 15 de agosto de ese año, el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil emitió una nota informativa inédita sobre la situación de la sequía, y dando a conocer un grupo de medidas para enfrentarla, entre ellas la relacionada con la activación de grupos de trabajo temporales a nivel nacional, provincial y municipal.

La institución los responsabilizó con evaluar y controlar «el cumplimiento de las medidas previstas en los planes de reducción de desastres, el balance de agua por los consumidores estatales y formas no estatales de gestión, la prioridad del cumplimiento del programa de reducción de pérdidas, la rehabilitación de redes y la supresión de los salideros, así como el reordenamiento del servicio de distribución de agua ajustado a las condiciones de cada territorio».


Ramiro Valdés llamó a no esperar por la lluvia y aprovechar más el líquido mediante sistemas de regadío más eficientes, una mejor preparación del suelo y el mejoramiento de las semillas.




En África no solo se huye por la guerra, los conflictos civiles o los grupos terroristas. El continente primigenio lleva de la mano las barbaries humanas y el cambio medioambiental.




Una niña observa la cámara Foto: EFE


Cuba reconoce en la desalinización de agua de mar una alternativa que llega para quedarse, en medio del escenario de sequía por la cual atraviesa el país desde hace tres años, destacaron funcionarios del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), reseñó la Agencia Cubana de Noticias.

En comparecencia en el programa televisivo Mesa Redonda, Ricardo Limias, director de Inversiones de ese organismo, se refirió a dicha opción, insertada en un programa a mediano y largo plazos, en busca de incrementar la disponibilidad del líquido en la nación.

Según el funcionario, esa tecnología se usa actualmente en el turismo y la industria, y existe un plan para extenderla hacia los asentamientos donde hay mayor déficit.


SANCTI SPÍRITUS.— La puesta en marcha en el sector ganadero de esta provincia de alrededor de cien bombas sumergibles que funcionan con energía fotovoltaica, con las que se beneficia cerca del 24 por ciento de la masa vacuna del territorio, constituye una de las alternativas desarrolladas aquí con el fin de mitigar los efectos de la prolongada sequía en la actividad agropecuaria.


La Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro busca opciones para cumplir con las 30 000 toneladas de arroz destinadas al consumo.


Cada año el Informe Mundial sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos de las Naciones Unidas da cuenta del estado de este elemento imprescindible en el planeta.

Este 2017, apenas el título del informe pudo alertar hasta al lector menos entrenado en estos temas: Aguas residuales: el recurso no explotado, dejó claro desde la primera línea que, mal que nos pese, hay un problema. Si las soluciones comienzan a considerar el uso de las aguas residuales con un nivel de seriedad tan alto —más allá de que sea una opción inteligente para el desarrollo sostenible—, el asunto de los recursos hídricos no anda muy alentador.

Desde inicio del año la sequía que aqueja al país ha sido una protagonista indeseada en la vida y en los medios de prensa, y aunque no faltan medidas de distribución y estrategias paliativas, la realidad internacional y la del patio son evidentes: cerca de 700 millones de personas en el mundo no tienen acceso a agua potable; 1 800 millones tendrán escasez grave de agua para 2025, y Cuba sufre una sequía cruenta que ya se prolonga por años.


La sequía aprieta su pulsada en Ciego de Ávila y no solo deteriora los acuíferos. En el municipio de Florencia, uno de los más críticos del país, se apresuran las medidas para paliar una situación calificada de desesperante por las autoridades




Myrta Kaulard, coordinadora residente del Sistema de la ONU en Cuba (al centro) y Darío Álvarez, Asesor Regional de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (a la derecha), recorrieron zonas afectadas por la sequía en el municipio avileño de Florencia Foto: Juventud Rebelde


El clima no perdonó a Florencia. De uno de los municipios más lluviosos de Ciego de Ávila, en los últimos tres años clasificó entre los territorios más secos de Cuba y con la amenaza de que casi todas sus fuentes de abasto estén a punto de colapsar.


El máster Oscar Benedico Rodríguez, director del Centro Meteorológico Provincial— explica que existe un vínculo entre la sequía y las particularidades meteorológicas de la provincia de Ciego de Ávila, lo cual influye en el déficit de lluvias de los últimos años».

El especialista argumenta que los mayores aguaceros en Ciego siempre se han asociado con hondonadas o ciclones. Y ahí los datos se deprimen. Los huracanes no llegan y los que pasaron más cerca y dejaron lluvias fueron el Ike, en 2008, y el Sandy en 2012.


El máster Oscar Benedico Rodríguez, director del Centro Meteorológico Provincial, prevé que este año pueda llover en Ciego de Ávila. Foto: Luis Raúl Vázquez Muñoz


Sergio Barrios García, delegado provincial de Recursos Hidráulicos en Ciego de Ávila, responde a interrogantes sobre la sequía más intensa y prolongada que ha vivido esta provincia.

El déficit acumulado durante 40 meses de seca en Ciego de Ávila es muy grande, y de los 15 sectores del manto subterráneo —la principal reserva acuífera con capacidad para más de 800 millones de metros cúbicos—, todos están en nivel crítico o desfavorable; en diez existe la prohibición de usar el riego por gravedad y en cuatro no se puede hacer ningún tipo de riego.


El delegado provincial de Recursos Hidráulicos, Sergio Barrios García, no duda en calificar la actual sequía como la más prolongada e intensa que ha vivido Ciego de Ávila. Foto: Luis Raúl Vásquez Muñoz


La presa Zaza tuvo el pasado lunes el menor volumen de los últimos 30 años, al ocupar solo el 11 por ciento de la capacidad total de 1 020 millones




Otros materiales interesantes


El objetivo será aumentar las precipitaciones de las nubes formadas sobre el área de la cuenca del río Cauto, en el oriente del país, a fin de incrementar su caudal y el flujo de agua hacia las presas asociadas.


Se perjudicaron más de 2 500 hectáreas por falta de riego. Entre los estragos se cuenta la muerte de más de 2 900 vacunos por falta de comida, y otros 1 900 fueron sacrificados a fin de evitar su deceso por escasez de alimento.


Mas de 11 mil salideros en las redes han sido eliminados en lo que va de año aquí, como parte de la estrategia trazada por la Empresa Provincial de Acueducto y Alcantarillado para amortiguar los efectos de la intensa sequía hidrológica que afecta al territorio.

De acuerdo con Fredesman Jiménez Bravo, director de la referida entidad, se refuerzan las acciones con varias brigadas para reparar cada uno de los puntos de fuga del agua, ya que el 45 por ciento del preciado líquido dispuesto para los hogares se pierde en esas averías.


Durante el período noviembre-enero, pueden incrementarse los daños en la agricultura, ya golpeada por el episodio de sequía de los últimos meses

El Niño-Oscilación del Sur (ENOS) tiene posibilidades de alcanzar la categoría de muy fuerte durante el período noviembre-enero, algo solo reportado durante los eventos de los años 1982-1983 y 1997-1998, por lo cual pudiera provocar daños en la agricultura cubana, ya golpeada por el episodio de sequía de los últimos meses, con cuantiosas afectaciones a cultivos como el arroz y la caña, y en la ganadería.

Durante el fenómeno de El Niño, entre los meses de enero a abril el clima en Cuba suele hacerse muy lluvioso y en ocasiones más tormentoso, señaló Eduardo Pérez Valdés, del Departamento de Agrometeorología del Instituto de Meteorología (Insmet).

El científico recabó la necesidad de incrementar la percepción de riesgo entre los agricultores, tanto estatales como no estatales, durante el III Foro Humanitario Oxfam-Latinoamérica y el Caribe, que se celebró en La Habana por esta organización no gubernamental, presente en Cuba desde 1983.


La ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, Elba Rosa Pérez, precisó que las contribuciones presentadas por los gobiernos no son suficientes para mantener el incremento de la temperatura por debajo de los dos grados centígrados




Ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba, Elba Rosa Pérez. Foto: Cubadebate


Un 25 por ciento del área geográfica de Cuba experimentó déficits en los acumulados de las lluvias durante el período de mayo del 2015 a abril del 2016, informó en La Habana el Centro del Clima (CENC), del Instituto de Meteorología.

Las provincias más perjudicadas fueron Las Tunas y Guantánamo, con un 19 y 16 por ciento de su territorio con sequía moderada a extrema, respectivamente, señaló la institución en su último boletín denominado Vigilancia del clima, según reportó la ACN.


La percepción de riesgo, el saber y actuar ante la presente sequía, que continúa, pasa por ahorrar más todavía. Foto: Rodolfo Blanco Cue


El empleo de semillas más resistentes, los abonos orgánicos y la conservación de la biodiversidad son estratégicos para enfrentar el cambio climático.


Agosto dejó a muchos con el «gusto» de que la sequía terminó. Solo fue un leve «olor» a tierra húmeda como el que levanta la llovizna de domingo cuando salimos de la playa: como mismo aparece, se va y no regresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario