lunes, 1 de mayo de 2017

Desigualdad global: ¿Dónde se ubica Cuba?

Por Pedro Monreal, El Estado como tal.

El indicador de igualdad de Cuba empeoró 85% en poco más de una década. A nivel mundial, pasó de la “punta” al “pelotón”. La desigualdad no se ha medido oficialmente en casi veinte años y pudiera haber empeorado, pero no podemos estar seguros de esto.


Cuando Cuba registró un coeficiente de Gini de 0,2200 en 1986, el país estaba firmemente instalado en la vanguardia internacional de la distribución equitativa del ingreso. De hecho, la cifra cubana de 1986 es mejor que la que hoy presenta Ucrania (0.2409), actual líder global del coeficiente de Gini.
No existen razones para asumir que el coeficiente de Gini haya mejorado en Cuba desde 1999 ya que –entre otros factores- la dispersión de ingresos ha aumentado incluso dentro del conjunto de los salarios estatales, la mayor fuente de ingresos personales legales en Cuba.
Es probable que, como mínimo, el coeficiente de Gini se haya mantenido al mismo nivel de 1999. Sin embargo, no es implausible asumir que hubiese incrementado, es decir, que hubiese ocurrido un empeoramiento adicional de la desigualdad, aunque no es posible precisar una cifra.
¿Dónde se ubicaría Cuba hoy a nivel internacional en términos de distribución equitativa del ingreso?
La plataforma online The Inequality Project estrenada hace poco por el diario británico The Guardian pudiera ayudar a visualizar una respuesta a esa pregunta.
Para empezar, es interesante darle una rápida mirada al mapamundi de la desigualdad donde se representan en colores los distintos rangos  del índice de Gini, o sea, el coeficiente llevado a una escala de 1 a 100.
Mapamundi desigualdad
La mayor intensidad del color identifica una mayor desigualdad, que es muy visible en la sub-región del cono sur africano. Cuba, en color gris, se encuentra entre los países sin medición reciente del coeficiente de Gini.
La plataforma online de The Guardian ofrece también un gráfico que representa los cinco países con mejor índice de Gini y los cinco países con el peor registro.
GRÁFICO  1
Guardian-inequality-fig-2
Hacia 1999, última medición conocida del Gini en Cuba (0,407), el retroceso había sido considerable en relación con la década previa  Como consuelo quedaban dos circunstancias: ese es un dato “medio” a nivel mundial y “muy bueno” en el contexto regional.
Un nivel de 0,407 se ubica aproximadamente en el registro medio internacional donde se concentran muchos países. Si se agrega al gráfico # 1 el caso de Cuba –asumiendo que se ha mantenido el índice de Gini de 40,70 de hace dos décadas- se obtiene el siguiente gráfico modificado:
GRÁFICO  2
Grafico Cuba y Topy top
Por otra parte, si se asume que el Gini actual de Cuba es de 40,70, esa sería la mejor cifra a nivel de América Latina y el Caribe, que es la región del mundo con la mayor desigualdad en la distribución del ingreso.
GRÁFICO  3
Gini LAC
Si se asume que el índice de Gini registrado por Cuba en 1999 (40,70) hubiese tenido una oscilación en un rango estrecho, por ejemplo, entre 37,0 y 43,0, Cuba tendría el registro de desigualdad aproximado de los países representados en el grafico siguiente:
GRÁFICO  4
Grafico rango medio
Obviamente, la explicación de los resultados de ese gráfico representa un reto analítico. Explicar por qué países como Tanzania, Sri Lanka o Senegal pudieran tener un índice de Gini mejor que el de Cuba, o que el índice de Uganda fuese solamente ligeramente peor, parece estar en contradicción con muchos análisis que se hacen sobre esos países.
Pudiera ser también, como se ha señalado en otras notas de este blog, que el coeficiente de Gini presenta limitaciones para poder avanzar en determinados aspectos de los análisis de desigualdad y que por esa razón sería conveniente emplear el índice de Palma, el cual ha adquirido una rápida aceptación entre los economistas.
En ese sentido, cabe puntualizar que parece no existir estimación alguna del índice de Palma para el caso de Cuba.
Dejo a los lectores con el gráfico de la plataforma online de The Guardian.

No hay comentarios:

Publicar un comentario