viernes, 26 de mayo de 2017

Feria muestra el potencial de emprendimientos privados en Cuba

El encuentro, llamado ExpoEmprendimiento, festeja los cinco años del Proyecto Cuba Emprende, iniciativa de la Iglesia Católica.




Cada año, en el mes de mayo el PCE desarrolla una expoferia para mostrar los principales resultados de la iniciativa y, a su vez, promover el intercambio entre emprendedores y emprendedoras. Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La Habana, 26 may.- Como un espacio único para la promoción de productos y servicios, el intercambio de experiencias y encontrar nuevas oportunidades comerciales, calificaron emprendedores y emprendedoras del sector privado una feria expositiva que tiene lugar en esta capital.

El encuentro, realizado del 24 al 26 de mayo, en el Casco Histórico de la capital cubana, celebra el quinto aniversario del Proyecto Cuba Emprende (PCE), una iniciativa de la Iglesia Católica enfocada en brindar capacitación y asesoría en temas empresariales a personas que gestionan negocios privados.

“La cita es un termómetro para saber si vamos bien, hasta dónde podemos llegar, que necesidades tienen otros proyectos y conocer potenciales clientes”, dijo a la Redacción IPS Cuba Joó Lledó, diseñadora y una de las gestoras principales de SutPrint, una empresa especializada en productos y servicios de diseño e impresión.

Para esta emprendedora, cuyo negocio de solo dos años está enclavado en el municipio habanero de Guanabacoa, “lo mejor del espacio es que no ha sido pensado para competir, sino con una idea de complementariedad y aprendizaje entre todos”.

Yunairy Estrada, de Ecopapel, comentó que “la expo es el lugar idóneo para intercambiar con personas que tienen conocimientos, ideas novedosas, muchos sueños y ganas de llevar adelante sus proyectos”.

La joven artesana, quien en su casa, en la Habana Vieja, confecciona diversos accesorios (llaveros, sobres de cartas, cajitas de regalo, bolsas y tarjetas personales) con papel manufacturado, afirmó que “en unas horas se conectó con más personas que en un año de trabajo”.

Por su parte, Yamina Vicente, quien lidera la empresa de decoración de eventos llamada Decorazón, ubicada en la localidad habanera de Arroyo Naranjo, los intercambios convocados por el PCE “siempre han sido muy provechosos, tanto en la negociación con otras empresas, como en la obtención de clientes”.

De igual modo, señaló que “lo más importante es el ambiente solidario, para nada competitivo, sino de ayuda mutua y compenetración”.

“Estas prácticas debieran extenderse al resto de los espacios que involucran al sector privado cubano”, propuso.

Además, resaltó el protagonismo de las generaciones más noveles, pero también la posibilidad de diálogo con personas más experimentadas.

“La mayoría de las experiencias que se presentan están integradas por jóvenes, que vienen con muchas ganas y fuerzas, aunque por supuesto muchas empresas están inspiradas en experiencias anteriores o cuentan con la asesoría personas con mucho camino recorrido”, puntualizó la economista de formación.

Según Anabel Alpízar, coordinadora de comunicación del PCE, la expoferia reunió este año a más de 300 personas vinculadas a 56 stand acreditados e, igualmente, permitió desarrollar 14 lanzamientos de nuevos productos y servicios así como dos sesiones teóricas.

“Este evento es especial, porque festeja nuestros cinco años de trabajo, fiesta que hemos celebrado con emprendedores que han pasado por nuestros talleres”, aseguró.

En su opinión, el encuentro resulta atractivo porque “además de promocionar los negocios, las personas encuentran un espacio para relacionarse, conocerse, crear redes de apoyo y generar nuevas oportunidades e ideas”.

Como una particularidad de la actual expoferia, Alpízar anunció “la inclusión del premio Oasis de Responsabilidad Social Empresarial, que distingue a quienes promueven una gestión socialmente responsable de su negocio y se entregará, este viernes (hoy, 26 de mayo), en la jornada de clausura”

Al respecto, Yunairy Estrada, de Ciclo Ecopapel, precisó que, si bien aspira a mejorar sus ingresos económicos, también desea “hacer trabajo social, con la realización de círculos de interés en una escuela de la comunidad”.

Para ella es importante “trasmitir un mensaje de cuidado ambiental, de respeto y responsabilidad con el cuidado de lo que tenemos y el aprovechamiento de todos los recursos naturales”.

Y la diseñadora Joó Lledó explicó que en su negocio acogen “a estudiantes de tercer año del Instituto Superior de Diseño (ISDI), quienes realizan su periodo de prácticas preprofesionales”.

“También hemos comenzado un proyecto con un taller de la Asociación Cubana de Limitados Físico Motores en el municipio Guanabacoa, para así vincular a unas veinte personas en labores de envase y embalaje del negocio”, concluyó. (2017)

No hay comentarios:

Publicar un comentario