domingo, 7 de mayo de 2017

Los problemas de las nuevas cooperativas resaltan las dificultades de reforma


En la primera revisión sistemática de un programa piloto en el que se han establecido cientos de nuevas cooperativas no agrícolas, los empresarios han facilitado información sobre los obstáculos con que tropiezan las empresas no estatales para hacer frente a los proveedores estatales inflexibles y los procesos administrativos obstructivos. Estos encuentran que las cooperativas son incapaces de responder a la demanda de los consumidores, ya que se ven obstaculizadas por la falta de infraestructura y experiencia al menudeo. Esto refleja temas más amplios en las iniciativas de Cuba para desarrollar el sector privado.

El gobierno cubano está comprometido con la expansión del sector no estatal y la racionalización del Estado. Sin embargo, es cauteloso con el crecimiento de las empresas privadas en empresas grandes y poderosas y, por lo tanto, busca promover formas cooperativas de organización empresarial como alternativa. Mientras que las cooperativas agrícolas de diferentes tipos han estado en funcionamiento durante décadas, las cooperativas no agrícolas sólo existen desde hace algunos años, ya título experimental.

La mayor parte de las 400 cooperativas actualmente en funcionamiento se han establecido desde 2015 como un elemento de reformas introducidas por el presidente, Raúl Castro. La mayoría (62%) presta servicios; De ellos, la mayoría fueron creados convirtiendo a los proveedores estatales (como restaurantes o taxis) en cooperativas, aunque también hay algunas nuevas empresas innovadoras que proporcionan tanto bienes como servicios. Se calcula que la facturación total de las cooperativas no agrícolas alcanzó los 10 millones de pesos al tipo de cambio "peso convertible" del sistema de doble moneda de Cuba (US $ 10 millones), más Ps8m a la tasa del "peso cubano" (US $ 300.000) .
La esperanza es que, con mayores incentivos directos para mejorar la eficiencia, las cooperativas proporcionen servicios de mejor calidad y más flexibles que los proveedores estatales, y que el nivel de robo sea menor. La preferencia del gobierno por la cooperativa sobre la empresa privada se refleja en el trato fiscal preferencial, pero como revela un informe reciente de la prensa nacional sobre la revisión de las nuevas cooperativas, esto aún no ha sido suficiente para fomentar un sector próspero.

La falta de infraestructura y know-how dificulta las cooperativas

Un problema importante parece ser que las cooperativas no pueden responder a la demanda de los consumidores porque las empresas estatales de las que compran suministros (donde la producción está gobernada por el plan económico del gobierno central en lugar del mercado) no son capaces de ajustar su Entregas, según sea necesario. A ello se añade el hecho de que el personal que trabaja para las empresas estatales tiene aún menos experiencia en la negociación de ventas o en el trato con contratos que los que trabajan para las cooperativas. De hecho, en algunos casos las empresas estatales simplemente se han negado a suministrar cooperativas, porque desconocen la introducción de una legislación habilitante. En ausencia de proveedores al por mayor, las cooperativas han tenido que recurrir al sector minorista, vaciando las estanterías y perdiendo beneficios -especialmente en el caso de la cerveza y las bebidas no alcohólicas, para las que un tope de precios introducido en 2016 significa que las cooperativas Están obligados a vender con cero mark-up.

El alto costo y la falta de fiabilidad del transporte también obstaculizan la entrega de suministros tanto de proveedores estatales como privados. Las incertidumbres legales, la falta de precedentes y la falta de familiaridad con los procesos empresariales, como el uso del crédito, las condiciones de entrega o las cláusulas de penalización, también han plagado a las nuevas empresas. El informe también señala una deficiencia más fundamental, ya que los miembros de las cooperativas, en particular los que han sido transferidos de entidades estatales mal gestionadas, simplemente no están familiarizados con lo que significa, en términos de innovación y motivación, para dirigir un negocio eficiente.

Los problemas de las cooperativas reflejan problemas más amplios en los esfuerzos de Cuba para lograr una liberalización gradual, con una planificación y controles estatales aún rígidos que se combinan con la resistencia institucional y cultural al cambio. Aunque la expansión de la empresa privada y los mercados ha traído algunas mejoras y dará lugar a una mayor eficiencia en el largo plazo, la introducción irregular y parcial está generando mucha frustración y cuellos de botella en el ínterin. Estos problemas iniciales se reflejan en nuestras previsiones, que sólo prevén un crecimiento lento del PIB real a corto plazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario