domingo, 6 de agosto de 2017

Proyecto traza plan de manejo para la segunda cuenca de Cuba


El área del río Zaza ocupa 37 por ciento de la superficie de la provincia de Sancti Spíritus, ubicada en el centro cubano.




El río Zaza, la segunda cuenca más extensa de Cuba.Foto: Archivo IPS-Cuba

La Habana, 6 ago.- Un proyecto de colaboración internacional busca y profundiza en los problemas de los bosques, agua, suelo y la diversidad biológica en una porción del río Zaza para proponer acciones de manejo integrado para toda la segunda cuenca más extensa de Cuba, ubicada en la provincia central de Sancti Spíritus.

Desarrollada por el Ministerio de la Agricultura con el apoyo del Fondo Mundial para la Naturaleza WWF-Holanda, la iniciativa continúa acciones precedentes dirigidas a reducir la degradación de los bosques, uso ineficiente de las aguas, pérdida de la diversidad biológica y el desconocimiento de los pobladores y entidades estatales sobre la protección y el manejo sostenible de los recursos naturales.

Y la prensa local observa otros males en la zona como la extracción ilegal de arena en las márgenes de las corrientes fluviales, los vertimientos de residuales de la porcicultura y la existencia de focos contaminantes.

“Por las afectaciones ambientales, amplia actividad económica e importancia social, esta cuenca con un área total de 2.413 kilómetros cuadrados (el 12,2 por ciento del territorio nacional) fue seleccionada por el gobierno cubano en 1998 como una de las 11 cuencas de interés nacional”, explicó la coordinadora del proyecto Georgina Díaz.

La primera fase, emprendida desde 2016 con la participación del Fondo Nacional de Desarrollo Forestal, tenía como objetivos seleccionar la subcuenca representativa –la del río Tuinucú-, construir la línea base de los principales problemas en los recursos bosques, agua y suelo, y elaborar una propuesta de manejo”, explicó la especialista de la Dirección Forestal, flora y fauna silvestre de la cartera agrícola.

Con un monto de 75.000 euros y radio de acción básicamente en los municipios de Fomento y Cabaiguán, esa etapa involucra desde 2016 a personas naturales y jurídicas que viven y trabajan en el área, Unidades Básicas de Producción Cooperativa, Cooperativas de Créditos y Servicios, Cooperativas de Producción Agropecuaria y la Empresa Agroforestal.

Una de las tareas que tenía que cumplir el proyecto, que concluye este año, era realizar ocho recorridos de campo para validar los resultados de estudios previos y que se actualizara la información.


Zaza se localiza en la provincia central cubana de Sancti Spíritus. Foto: Archivo IPS-Cuba

En muchos casos, apuntó Díaz, la información obtenida coincidió con la que habían arrojado con anterioridad estudios como Potencialidades de reforestación de la cuenca Zaza, que fue realizado por la estatal Empresa de Proyectos e Ingeniería de Sancti Spíritus, y el Ordenamiento Territorial de la cuenca. En otros casos, se ha completado y actualizado la información preexistente.

Aunque aún falta concluir las versiones definitivas de los informes de resultados, como parte de este programa se han hecho análisis de calidad de agua, cobertura forestal, dónde está el nacimiento del río y en qué condiciones está.

“Si bien el río nace fuera de la provincia de Sancti Spíritus, consideramos importante ir al lugar y comprobar que esa zona está bien conservada, porque todas las acciones que se realicen en la parte alta de la cuenca repercuten en las partes media y baja”, recalcó.

“La segunda etapa, en proceso de elaboración y también con WWF-Holanda, incluiría las acciones que son necesarias para mitigar, revertir y eliminar los problema que detecte el diagnóstico”, amplió.

“El nuevo proyecto se llamará Manejo integrado de los recursos naturales, en el que el agua es el elemento integrador del bosque, el agua y el suelo”, adelantó la coordinadora sobre la fase considerada como la más importante porque incluirá las mejoras de la cuenca.

“Las acciones que incluye la próxima fase tendrán que ver con el incremento del área cubierta de bosques, la reforestación de la faja forestal hidrorreguladora, medidas de conservación de suelos, y acciones de capacitación, divulgación, educación ambiental, manejo de los ecosistemas forestales, paisaje y áreas protegidas”, anunció.

A su juicio, el diagnóstico de los recursos naturales bosque, agua y suelo y de la biodiversidad permitirá no solo trazar acciones encaminadas mitigar o resolver los problemas de la cuenca sino que brindará una posibilidad de extender la iniciativa a otras cuencas hidrográficas con características y problemas similares. (2017)

No hay comentarios:

Publicar un comentario