miércoles, 5 de abril de 2017

1.Necesidad de nueva estrategia integral de turismo sostenible

El estancamiento de los antiliberales

Joseph E. Stiglitz, recipient of the Nobel Memorial Prize in Economic Sciences in 2001 and the John Bates Clark Medal in 1979, is University Professor at Columbia University, Co-Chair of the High-Level Expert Group on the Measurement of Economic Performance and Social Progress at the OECD, and Chief Economist of the Roosevelt Institute. A former senior vice president and chief economist of the World Bank and chair of the US president’s Council of Economic Advisers under Bill Clinton, in 2000 he founded the Initiative for Policy Dialogue, a think tank on international development based at Columbia University. His most recent book is The Euro: How a Common Currency Threatens the Future of Europe.

NUEVA YORK – Hoy, un cuarto de siglo después del final de la Guerra Fría, Occidente y Rusia están otra vez enfrentados. Pero esta vez (al menos para uno de los lados), está claro que la disputa tiene que ver más con el poder geopolítico que con la ideología. Occidente ha dado apoyo, en diversas formas, a movimientos democráticos en la región post‑soviética, sin disimular su entusiasmo por las varias “revoluciones de colores” que sustituyeron a viejos dictadores por líderes más receptivos (aunque no todos resultaron los demócratas convencidos que decían ser).

Demasiados países en el ex bloque soviético siguen bajo control de líderes autoritarios, entre ellos algunos que, como el presidente ruso Vladimir Putin, aprendieron a mantener una fachada electoral más convincente que sus predecesores comunistas. Estos líderes promueven un sistema de “democracia liberal” sustentado en el pragmatismo, no en alguna teoría universal de la historia, y se justifican con el argumento de ser más eficaces.

Lo cual es indudable, si se mide por la capacidad de agitar el sentimiento nacionalista y suprimir el disenso. Pero no han sido tan eficaces en lograr crecimiento económico duradero. El PIB de Rusia (que supo ser una de las dos superpotencias del mundo) hoy es aproximadamente el 40% del de Alemania y poco más del 50% del de Francia. La expectativa de vida al nacer es la 153.ª del mundo, justo atrás de Honduras y Kazajistán.

Por ingreso per cápita (según la paridad del poder adquisitivo), Rusia está en el 73.º lugar, muy por debajo de los exsatélites de la Unión Soviética en Europa central y del este. El país se desindustrializó: la inmensa mayoría de sus exportaciones ahora procede de recursos naturales. No evolucionó hacia una economía de mercado “normal”, sino hacia una forma peculiar de capitalismo de Estado amiguista.

Es verdad que en algunas áreas, por ejemplo la posesión de armas nucleares, Rusia aún tiene capacidades propias de una nación más poderosa. Y conserva el derecho al veto en las Naciones Unidas. También cuenta con herramientas cibernéticas que le permiten inmiscuirse seriamente en las elecciones de Occidente, de lo que da cuenta la reciente intrusión en los sistemas del Partido Demócrata en Estados Unidos.

Intrusiones que, según todos los indicios, no se detendrán. Dados los estrechos vínculos del presidente estadounidense Donald Trump con ciertos oscuros personajes rusos (que a su vez, tienen estrechos vínculos con Putin), en Estados Unidos hay mucha inquietud sobre el grado de influencia que pueda ejercer Rusia (un asunto que tal vez las investigaciones en curso puedan aclarar).

Cuando cayó la Cortina de Hierro, Rusia y la ex Unión Soviética toda suscitaban grandes esperanzas. Aunque tras siete décadas de comunismo la transición a una economía de mercado democrática no iba a ser fácil, se suponía que (dadas las obvias ventajas del capitalismo de mercado democrático respecto del sistema que acababa de derrumbarse) la economía florecería y los ciudadanos exigirían más voz en la marcha de su país.

¿Qué salió mal? ¿Quién tiene la culpa, si alguien la tiene? ¿Podría haberse manejado mejor la transición poscomunista de Rusia?

Nunca podremos responder estas preguntas más allá de toda duda, porque es imposible rebobinar y repetir la historia. Pero creo que lo que vemos es en parte herencia de los errores del Consenso de Washington, que definió la transición rusa. La influencia de este marco conceptual es visible en la importancia superlativa que dieron los reformadores al proceso de privatización (sin importar cómo se hiciera), y a su rapidez por encima de cualquier cosa (incluida la creación de la infraestructura institucional necesaria para que una economía de mercado funcione).

Hace quince años, cuando escribí La globalización y sus descontentos, sostuve que esta modalidad de reforma económica basada en una “terapia de shock” estaba condenada al fracaso. Pero los defensores de la doctrina recomendaban paciencia, aduciendo que para poder emitir juicio se necesitaba una visión a largo plazo.

Hoy, transcurrido más de un cuarto de siglo desde el inicio de la transición, mi tesis resultó confirmada, y refutados los argumentos de quienes sostenían que la institución de derechos de propiedad privada bastaría para alentar demandas más amplias de aplicación del imperio de la ley. Rusia y muchos de los otros países en transición están más rezagados que nunca respecto de las economías avanzadas, y en algunos casos, el PIB es menor al que tenían al principio de la transición.

Muchos rusos creen que el Tesoro de los Estados Unidos impulsó las políticas del Consenso de Washington para debilitar a Rusia; creencia que fue reforzada por la profunda corrupción del grupo de académicos de la Universidad de Harvard elegido para “ayudar” a Rusia a hacer la transición (descrita en un informe detallado que publicó en 2006 la editorial Institutional Investor).

Yo creo en una explicación menos retorcida: las ideas erradas, aun con la mejor de las intenciones, pueden traer consecuencias serias. Y las oportunidades que ofrecía Rusia a la codicia egoísta fueron demasiado irresistibles para algunos. Es evidente que la democratización de Rusia demandaba medidas que garantizaran la prosperidad compartida, no políticas conducentes a la creación de una oligarquía.

De modo que los errores de Occidente no deben debilitar la determinación de trabajar ahora en pos de la creación de estados democráticos que respeten los derechos humanos y la legalidad internacional. Estados Unidos está luchando para evitar que el extremismo del gobierno de Trump (por ejemplo, prohibir la entrada a musulmanes, promover políticas ambientales contrarias a la ciencia o amenazar con ignorar acuerdos comerciales internacionales) se convierta en norma. Pero tampoco pueden “normalizarse” las violaciones del derecho internacional cometidas por otros países, como las acciones de Rusia en Ucrania.

Traducción: Esteban Flamini

Presentes en Cuba firmas de hidrocarburos especializadas en servicios del sector

Por Opcionesdigital@opciones.cu

Diversas firmas extranjeras especializadas en servicios del sector de hidrocarburos, participan en una feria abierta en el Palacio de Convenciones de La Habana, como parte del VI Congreso de Petróleo y Gas (Petrogas), que sesiona como parte de la VII Convención Cubana de Ciencias de la Tierra (Geociencias 2017)

Unos 138 trabajos, de estos 76 en la modalidad de posters se debatirán en Petrogras 2017, que se realiza hasta el viernes venidero. Una decena de ponencias se analizaron en el primer día de actividad.

El jefe del Grupo de Exploración de la Unión Cuba-Petróleo (Cupet), Osvaldo López, impartió la conferencia magistral Actualización del potencial de hidrocarburos de la Zona Económica Exclusiva de Cuba en el Golfo de México (ZEEC-GOM), en la que precisó que en cuatro pozos explorados se encontraron manifestaciones de crudo.

Indicó que esos resultados avalan la existencia del también llamado oro negro en las aguas costa afuera de esa área, en la cual es importante la inversión extranjera.

El Directivo también se refirió a la estrategia adoptada por Cupet para elevar la producción petrolera en el país, la cual se concentra en yacimientos que se están perforando en Seboruco y Varadero, en la franja norte de la zona occidental.

Desde finales de 2016 iniciaron una campaña de exploración para taladrar nuevas estructuras y representan importantes inversiones por el país- al menos 17 millones de dólares-, mientras prevén comenzar trabajos de este tipo en áreas lejanas de la costa norte cerca de Puerto Padre, en la oriental provincia de Las Tunas.

López informó que conjuntamente con la participación de inversiones de empresas foráneas y estatales de Cuba realizan estudios en diversas cuencas de la Isla.

Además más de 70 jóvenes cubanos se entrenan en cursos de postgrado y maestrías, lo cual arrojará resultados en los próximos cinco años.

Olga Castillo, del Centro de Investigaciones del Petróleo de Cuba, al disertar sobre el Comportamiento petrofísico de los reservorios y sellos de la ZEEC-GOM y sus alrededores, aseguró que los estudios de esta clase realizados, arrojan altas saturaciones de hidrocarburos.

Entre otras ponencias debatidas figuran Evaluación de los procesos de maduración de las rocas madres y generación de hidrocarburos en esas aguas, así como Estratigrafía de la ZEEC-GOM.

Compañía canadiense expone servicios de exploración petrolera en Cuba

La compañía canadiense Latitude Energy Services Inc (LES), presenta cuatro conferencias en Petrogas 2017 relacionadas con sus servicios a Cuba en la exploración de hidrocarburos.

Orelvis Carballo, especialista en diseño ingenieril de la empresa, declaró a la prensa que esas exposiciones están basadas en los problemas de la exploración de petróleo enla Mayor de las Antillas y las soluciones técnicas que ofrece al país, actualmente en ejecución, algunas de las cuales son propuestas para perforaciones futuras.

Precisó en ese sentido, un novedoso sistema rotacional de perforación, otro de completamiento de pozos con caños multilaterales, un tercero de control de sólidos en las operaciones de taladro y, por último, uno consistente en gestión computacional de datos.

Aseguró que LES es el mayor proveedor independiente de servicios petroleros y renta de equipamiento en Cuba, desde la planificación hasta el completamiento con una gama de ofertas y herramientas patentadas.

El Especialista mencionó al respecto: sistema recuperable de medición durante la perforación de pulso positivo, incluyendo la opción de uso de rayos Gamma, Proyecto de trayectoria de pozos comprendido además el análisis de torque y arrastre, anticolisión, y personal con vasta experiencia en la perforación local y global, en operaciones terrestres y marítimas.

Convención Geociencias, fructífero intercambio de ideas y tecnologías

La VII Convención Cubana de Ciencias de la Tierra (Geociencias 2017) es un espacio para el intercambio de ideas y tecnologías en pro del desarrollo sostenible, declaró la presidenta del comité organizador del evento, Kenya Núñez.

“Es importante resaltar el trabajo de la Isla en este campo, y además, propiciar que el país se acerque a empresas y académicos en el exterior y firme proyectos conjuntos de enfoque multilateral”', añadió. 

Nuestra meta es colaborar e incidir en el desarrollo económico de la nación sin maltratar irremediablemente al medio ambiente, o sea de forma sostenible, añadió.

La presidenta de la Sociedad Cubana de Geología consideró que en su séptima edición, la Convención ganó preponderancia en la escena internacional y diversificó y ampliado sus temas, lo que atrajo a más de 900 participantes este año.

Según la especialista, en esta ocasión las ponencias abarcan temas de las ciencias geológicas como el petróleo, la minería, la construcción, el cuidado del medio ambiente, la protección de recursos naturales otros.

El evento se extenderá hasta el siete próximo y tiene representación de 30 países como Estados Unidos, Angola, Francia, la India, Viet Nam, Australia y México

Firman con Chile proyecto de inversión minera

Las empresas cubana Comercial Caribbean Nickel S.A. (CCN) y la chilena RM Asesorías firmaron un contrato de asociación económica internacional con la finalidad de recuperar los minerales presentes en el relave minero de colas negras.

La rúbrica que se realizó en el ministerio de Energía y Minas, responde al proyecto de inversiones Concentración de Hierro Pasivo Ambiental Minero en Nicaro, y se relaciona con una de las propuestas chilenas presentadas ante la Cartera de Oportunidades de la Inversión Extranjera en Cuba.

Con la suscripción de este acuerdo entre ambas naciones, se logra dar continuidad al pensamiento del líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, resaltó el director general de Minería, Juan Ruiz, y recordó que en una visita a Moa en 1966 se valoró la extracción de níquel y el cobalto en primer lugar, y luego proceder con el hierro.

Ruiz, destacó que las llamadas colas o relaves contienen altos concentrados de metales como hierro y cromo, y hasta el momento solo se extrajo el níquel, por lo cual es una materia prima disponible que luego de procesada para la industria niquelífera fue conservada, y su utilización reportará provechos para el país.

Por su parte, el representante de RM Asesorías, Ronny Muñoz, resumió los beneficios de esta propuesta para la nación caribeña: aporte financiero, tecnología, desarrollo de conocimientos, trabajo para la comunidad y una mejora ambiental con la consiguiente recuperación del lugar. (Prensa Latina).