miércoles, 12 de abril de 2017

Prevé ministro buen cierre de temporada turística en Cuba

Por Lissett Izquierdo Ferrer

La Habana, (ACN) Manuel Marrero, titular del Ministerio de Turismo (Mintur), vaticinó que la temporada de alza turística en Cuba cerrará con un incremento del 14 por ciento en relación con idéntica etapa de 2016, cuando se estableció récord con más de cuatro millones de visitantes foráneos.

En declaraciones exclusivas a la ACN, el Ministro calificó como un buen período este primer trimestre de 2017, y pronosticó que el venidero verano será superior al del calendario anterior. 

Ahora tenemos el reto de enfrentar la etapa estival, la cual es un tanto más complicada –de menor afluencia de vacacionistas extranjeros-, pero ya hemos ido precisando las operaciones aéreas confirmadas, argumentó Marrero.

Si bien el año marcha satisfactoriamente, dijo que se requiere hacer un grupo de acciones con el objetivo no solo de atraer mayor número de turistas, sino de extender su estancia en los hoteles.

Puntualizó que la oferta se ha diversificado con la presencia de más de 21 mil habitaciones en casas de arrendadores particulares, un sector que emerge como complemento de las propuestas estatales.

El titular significó, además, la necesidad de continuar elevando la calidad del producto turístico cubano, y con ello la relación calidad-precio. 

Otras de las prioridades del Mintur es incrementar la efectividad de los procesos inversionistas e incorporar nuevos servicios, aprovechando las potencialidades del destino.

El cuatro de marzo último Cuba recibió su primer millón de viajeros internacionales en el 2017, con siete días de antelación respecto a similar fecha del año pasado.

Según el Mintur, la región de América del Norte continúa siendo la de mayor emisión de visitantes a este destino caribeño, seguida de Europa con mercados tradicionales como Alemania, Italia, Francia, Reino Unido y España.

De acuerdo con datos oficiales, al cierre de 2016 en la Isla existían 66 mil 547 habitaciones, y este año se prevé concluir otras cuatro mil 020 en polos de alta demanda como La Habana, Varadero, Trinidad, Holguín y en la Cayería Norte. 
La cartera de negocios de la industria sin humo incluye actualmente 110 proyectos, portafolio cuya actualización será presentada en el ámbito de la XXXVII Feria Internacional de Turismo, FitCuba 2017, que se celebrará del tres al seis de mayo en Holguín.

Desarrollo habitacional: nuevas regulaciones jurídicas

El Acuerdo No. 8093, del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, así como las resoluciones de los ministerios de la Construcción, de Trabajo y Seguridad Social y de Finanzas y Precios, publicados hoy, establecen nuevas pautas para el otorgamiento de subsidios a las familias necesitadas


Desde el 2010 el Gobierno cubano liberó la venta de materiales de la construcción a la población. Foto: Yander Zamora

Unos siete años han transcurrido ya desde que en el 2010 el Gobierno cubano liberó la venta de materiales de la construcción a la población. Muchas han sido desde entonces las expectativas o limitaciones persistentes en diversos núcleos familiares; a todas ellas el Estado ha tratado de buscar alguna respuesta.

De esta manera, se han perfeccionado mecanismos, rectificado decisiones y estudiado constantemente variadas alternativas con el propósito de que lo diseñado acompañe la actualización de modelo económico cubano.

Teniendo en cuenta las experiencias acumuladas se han modificado y elaborado nuevas políticas que se expresan en normas jurídicas, publicadas hoy en la Gaceta Oficial Extraordinaria de la República de Cuba No. 15 y la No. 16, del 2017 —en su sitio digital— para atemperar a las circunstancias actuales decisiones ya implementadas y poner en marcha otras.

Con el propósito de informar a la población algunas de las particularidades aprobadas, Granma conversó con Raquel Rodríguez Gato, jefa del grupo de Construcción e Inversiones de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo.

SUBSIDIO A PERSONAS: NUEVAS DECISIONES

Desde enero del 2012 diversos aspectos y situaciones ha sido necesario incorporar o modificar en las normativas jurídicas aprobadas para el otorgamiento de subsidios a personas naturales para la construcción de viviendas por esfuerzo propio.

El Acuerdo No. 8093, del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, así como las resoluciones de los ministerios de la Construcción, de Trabajo y Seguridad Social y de Finanzas y Precios, publicados hoy, establecen nuevas pautas para el otorgamiento de este beneficio a las familias necesitadas.

Según se ha podido constatar, en la actualidad existen más solicitudes de subsidios que financiamiento para otorgarlos y lo establecido hasta el momento era que a los 45 días debía tenerse ya una respuesta.

Por ello se decidió que «el Consejo de la Administración Municipal realice —de acuerdo con el financiamiento disponible— como mínimo dos convocatorias anuales para la recepción de solicitudes de la población con la finalidad de acceder al subsidio.

«El término para dar respuesta a las solicitudes de subsidios ahora será de hasta 70 días hábiles, contados a partir de la fecha de presentación de estas. Las convocatorias y sus resultados se darán a conocer públicamente por los medios de información y comunicación locales», explica la especialista de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo.

Recuérdese que «el financiamiento disponible para el subsidio se corresponde con el 60% del impuesto recaudado sobre la venta en la comercialización de materiales de construcción en las provincias. Cada año, en el proceso de elaboración del Plan de la Economía y del Presupuesto del Estado, se revisa el tipo impositivo aplicable a la venta de materiales de la construcción a partir de los niveles de actividad aprobados y de la actualización de las fichas de costo.

«De lo ingresado al presupuesto anualmente se define la cantidad destinada para este tipo de subsidio».

Otra modificación sustancial consiste en que si el beneficiado fallece, renuncia al subsidio otorgado, sale definitivamente del país o se presentan otras causas afines, las personas que forman parte del núcleo familiar u ocupan el inmueble, siempre y cuando tengan derecho al mismo, pueden presentar la solicitud de continuar con el subsidio.

De aprobarse el otorgamiento, el nuevo beneficiado asume las obligaciones y derechos establecidos al respecto.

Asimismo, se añade a las regulaciones que «de comprobarse que el subsidio fue otorgado a partir de datos y declaraciones falsos, el Consejo de la Administración Municipal dispone su cancelación y el reintegro al Presupuesto del Estado por el beneficiado del monto utilizado».

Los expedientes que a la entrada en vigor de estas nuevas disposiciones hayan sido entregados a los consejos de la Administración Municipal y estén pendientes de evaluación, serán válidos para su tramitación en la primera convocatoria, puntualiza la especialista.

En tanto, los expedientes tramitados en las convocatorias anteriores, que cumplen con los requisitos y prioridades y quedaron pendientes de aprobación por falta de financiamiento, se preservan hasta la fecha de la nueva convocatoria y dentro del año, sin establecer escalafón.

DOCUMENTACIÓN EN ORDEN

Mucho daño han hecho los eventos climatológicos en reiteradas ocasiones al fondo habitacional del país. Con el propósito de dar respuesta a un grupo de personas afectadas por fenómenos naturales, en determinado momento se ejecutaron viviendas en un lugar diferente a donde estaban construidas o se cambió su estructura y no se concedió previamente el derecho perpetuo de superficie.

Tal realidad ha ocasionado que en la actualidad se contabilicen 20 021 damnificados que iniciaron la construcción de su vivienda sin la documentación establecida. En muchos casos, ello impide a familias de baja solvencia económica, por ejemplo, optar por la modalidad financiera del subsidio pues al no tener «sus papeles en regla», no pueden obtener una licencia de construcción.

En tal sentido, las resoluciones del Instituto de Planificación Física y el Ministerio de la Construcción publicadas hoy establecen, de manera excepcional por única vez, y con el propósito de ordenar la situación existente, la legalización de las viviendas antes citadas y el reconocimiento del derecho perpetuo de superficie.

Ello se realizará mediante una evaluación caso a caso. En todos será necesario contar con el expediente donde se recoge la afectación climatológica que dañó la vivienda o provocó el cambio de lugar donde se edificó la misma, así como cumplir con los requerimientos de las regulaciones urbanas y constructivas, acentúa Rodríguez Gato.

TRANSMISIÓN DE LA PROPIEDAD DE VIVIENDAS ASIGNADAS Y CÉLULAS 
BÁSICAS SUBSIDIADAS

Con la publicación en la Gaceta del Decreto Ley No. 342, del Consejo de Estado, y de dos resoluciones, de los ministerios de la Construcción y de Finanzas y Precios, se establecen regulaciones asociadas a la transmisión de la propiedad de las viviendas asignadas por el Estado y las células básicas habitacionales construidas por esfuerzo propio de la población con subsidio del Presupuesto del Estado.

La entrega de estas viviendas a precios subsidiados y el otorgamiento de subsidios a personas necesitadas para construir células básicas, ha constituido un propósito del Estado cubano. Sin embargo, se han detectado casos de beneficiados que con afán de lucro han vendido sus viviendas a altos precios, desvirtuando el objetivo social de resolver sus problemas habitacionales.

Teniendo en cuenta estas acciones, las nuevas regulaciones se encaminan a ordenar dicha situación. Para ello 
—apunta Rodríguez Gato— se establece en lo adelante que «si los inmuebles son objeto de compraventa —en los primeros 15 años a partir de su adquisición—, el propietario de la vivienda tiene la obligación de reintegrar al Presupuesto estatal el monto del beneficio recibido».

Y amplía la Jefa del grupo de Construcción e Inversiones que «de ser una vivienda asignada por el Estado en régimen de propiedad, se ingresará el valor de construcción de la misma considerando los precios del mercado minorista. En cuanto a una célula básica habitacional construida con subsidios, corresponderá abonar el 100 % del valor subsidiado».

Para el particular de las permutas, «en la nueva vivienda adquirida, el beneficiado mantiene la obligación que tenía en la anterior».

Se exceptúa de este pago «la donación, entre parientes hasta el cuarto grado de consanguinidad, y la adjudicación por causa de muerte. Sin embargo, si el nuevo propietario decide vender o donar, en el periodo correspondiente a los 15 años, mantiene las obligaciones antes descritas en dependencia de si es una vivienda otorgada por el Estado o un subsidio».

VIVIENDAS ESTATALES: TERMINACIÓN POR ESFUERZO PROPIO

Tras la búsqueda de potenciar la construcción por esfuerzo propio de la población, un alto número de viviendas que se ejecutaban por la vía estatal ha sido paralizado en los últimos años. Ello ha implicado la inmovilización de recursos financieros y materiales que en su momento el Estado destinó a las necesidades habitacionales y, además, ha traído consigo el deterioro de diversas edificaciones.

Por tales razones, se ha decidido «autorizar, por única vez, la entrega de 16 887 viviendas estatales en ejecución a personas naturales que acepten su terminación por esfuerzo propio, mediante el pago del valor de transferencia. Dicha medida está respaldada por el Acuerdo No. 8089, del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, y una resolución del Ministerio de la Construcción publicados hoy», aseguró la Jefa del Grupo de Construcción e Inversiones.

La asignación de estas viviendas —explicó— será a personas naturales, por acuerdo de los consejos de la administración municipal. Se tendrá en cuenta en primer lugar a los beneficiados ya definidos y posteriormente se dará prioridad a los damnificados por fenómenos climatológicos, los albergados y los casos sociales.

Todo aquel que sea favorecido con la entrega de una de estas viviendas en ejecución tiene un máximo de cinco años para terminarla; periodo en el que debe concluir, además, su habitabilidad y legalización. De incumplirse con ese plazo, el inmueble será devuelto al Estado y el beneficiario recibirá un reintegro de lo pagado hasta la fecha por el concepto de su transferencia.

Igualmente, quienes reciban una de estas viviendas, asumen también las obligaciones establecidas para las viviendas asignadas por el Estado.

AJUSTANDO CUESTIONES TRIBUTARIAS

En octubre del 2011, al ser aprobado el Decreto-Ley No. 288, con el cual se modificó la Ley General de la Vivienda para flexibilizar la transmisión de la propiedad, quedó autorizada la compraventa y donación ante notario, con el correspondiente pago de los impuestos asociados a estos actos, a razón de un 4 %.

En la donación estos tributos se calculan sobre el precio legal del inmueble, y para la compraventa sobre el precio fijado entre las partes.

La experiencia adquirida desde entonces a la fecha —explica Rodríguez Gato— ha demostrado en reiteradas ocasiones que el precio de compraventa declarado no coincide con el pactado realmente entre las partes y que, además, se enmascaran actos de compraventa con donaciones, lo cual trae consigo el incremento de la evasión fiscal.

Ante tal realidad, se ha decidido «establecer un valor referencial de las viviendas solo a los efectos del cálculo de los impuestos.

«Dicho valor referencial no constituye un nuevo valor legal de la vivienda, solo se emplea para calcular de forma complementaria los impuestos a pagar, ya que el precio de transferencia fijado entre las partes continúa siendo la base de cálculo de los tributos».

En tal sentido, a partir del Decreto Ley No. 343, del Consejo de Estado, del 2016, y las resoluciones de los ministerios de Justicia y de Finanzas y Precios publicados hoy en la Gaceta Oficial, para la determinación del valor referencial de la vivienda se tendrán en cuenta: la cantidad de dormitorios, la tipología constructiva, las facilidades urbanísticas y la importancia de los asentamientos, así como la existencia de garajes o vallas de parqueo, patios y jardines.

«Para determinar dicho valor no se requerirá de personal especializado. Las personas podrán identificar cómo hacerlo en la referida resolución del Ministerio de Finanzas y Precios, de acuerdo con los parámetros descritos en el documento de titularidad y comparando con el precio de transferencia pactado», puntualizó Rodríguez Gato.

En el caso de la transmisión de viviendas por donación entre parientes, hasta el cuarto grado de consanguinidad; por la adjudicación de una herencia; y la liquidación por divorcio y de bienes, se mantiene el precio legal como base de cálculo del impuesto sobre la transmisión de viviendas.

Tras estos derroteros poco a poco, la actualización del modelo económico cubano avanza, con el irrefutable propósito de que hasta el más simple de los mecanismos o decisiones adoptadas se corresponda cada vez más a las circunstancias actuales.

La conexión rusa de autopartes para Cuba

Por István Ojeda Bello

LAS TUNAS. “¡Once grados bajo cero!”, es la primera frase Ania sobre Moscú. Ella no repara mucho en el asunto, pero de su estancia en Rusia y la de otros más como ella está dependiendo la salud técnica de una apreciable flota de autos privados en Cuba.

Primeriza en esos menesteres, más de una vez se sintió fuera de lugar. Ania tuvo suerte. No hizo el viaje sola, allí estaba Pavel, su pareja, con muchas más horas de vuelo en estos menesteres.

“Allá las cosas se han ido acomodando con el tiempo porque hay muchos cubanos. Cuando llegas, los taxistas o alguien siempre te está esperando para llevarte a los edificios de apartamentos que alquilas por los pocos días que vas a estar. Eso facilita mucho las cosas porque uno no conoce toda la ciudad y ellos sí, especialmente los mercados más baratos”, dice Pavel.

¿Qué me compraré?

En la ida valijas vacías, tan solo algo de arroz, azúcar y frijoles, para darle el sabor de casa a las comidas. En la mente de ambos, tres gamas fundamentales de productos para la vuelta: teléfonos celulares, las infaltables misceláneas que son zapatos, jeans, perfumes, bisutería o lencería y también piezas para autos con nombres enrevesados.


Para Ania “salir a comprar se trata de pensar con antelación. Es recordar los encargos y un poco de sentido común. Toda mercancía tiene su momento y al final todo se vende más tarde o temprano. Claro, tratándose de ropa, tienes que saber lo que está de moda”.

“Esto comenzó —cuenta Pavel— con los cubanos que viviendo en Rusia vieron la oportunidad porque daban la posibilidad de traer 120 kilogramos, ya que los aviones venían vacíos. Ahora ya están viniendo llenos y comenzaron a reducir el peso permitido. Entonces te obligan a mandar las cosas por envío de carga”.

Con las piezas de autos, aclaran ambos, la tendencia parece no haber cambiado mucho si de marcas y preferencias hablamos, pues la nación euroasiática estaría siendo la principal fuente que mantiene abastecido el mercado de los mencionados vehículos de fabricación soviética que en un gran número todavía ruedan en el Archipiélago.

La excepción de visado vigente entre ambos países facilitó el proceso, más cuando destinos cercanos como Ecuador dejaron de ser una opción. El destino ruso tiene un incentivo particular. Allí está el punto de origen de los fabricantes de los componentes específicamente concebidos para vehículos marca Ladas y Moskvitch, que en décadas anteriores llegaron por miles a Cuba.

“Para esas dos las más populares, confirma Pavel. Luego detalla algunos de los componentes más solicitados: “las pizarras de Lada 2107, porque todo el mundo quiere ponerle los accesorios más modernos, también las defensas, las pizarras, las consolas, el piso y las bóvedas”.

Necesidades y realidades

Hasta 1991 las relaciones económicas ventajosas con la URSS posibilitaron que los ciudadanos cubanos se hicieran con un auto a precios relativamente asequibles o recibirlos como estímulos a través de los sindicatos. Posteriormente tenían acceso a sus componentes en tiendas que existían con ese propósito. La implosión de la Unión Soviética puso fin a todas esas facilidades y mientras el Estado posteriormente comenzó a modernizar su parque vehicular, para los propietarios individuales el asunto no fue tan sencillo.

Si bien desde 2011 el gobierno cubano autorizó la compra-venta de automóviles privados y luego en 2013 se aprobaron nuevas normas jurídicas para la importación y comercialización de este tipo de productos, no hubo acciones similares que posibilitaran el mantenimiento de aquellos medios aparentemente pasados de moda pero milagrosamente mantenidos en funcionamiento por sus propietarios.

De hecho la constitución en 2013 del Grupo Empresarial del Comercio Exterior (GECOMEX) pretendió, también, ordenar el reducido grupo de empresas autorizadas a importar partes y piezas para el transporte, las que luego son adquiridas por sus contrapartes en el interior del país. Obviamente los planes del Estado cubano van en la dirección de renovar el parque vehicular doméstico introduciendo marcas más actuales. En consecuencia, satisfacer las necesidades de clientes con modelos de autos envejecidos no parece rentable.

La política aduanera asume la misma política, aunque paradójicamente tiende a mantener con vida a los automóviles más vetustos. En marzo de 2010 se derogaron las normativas legales vigentes desde abril del 2009, que permitieron por poco tiempo a los cubanos reemplazar a los antiguos por los importados. Y más tarde en septiembre de 2014 tres resoluciones de la Aduana General de la República y una del Ministerio de Finanzas y Precios restringieron aún más los márgenes de importación, autorizando en el caso de las piezas para autos cantidades mínimas y consideradas no comerciales. A pesar de todo, la realidad está diciendo otra cosa.

Alejandro González hace uno años optó por comprarse un Moskvitch para viajes cortos con su familia y atender como es debido a su suegro cuando viene de visita desde Estados Unidos. En el mercado doméstico, de acuerdo con los anuncios consultados, los precios de esta marca promedian los 14 mil pesos convertibles (CUC); sus “parientes” Ladas se cotizan a una media de 15 mil CUC.



“¡Por supuesto que hubiera querido comprarme un auto moderno! Pero poniendo en la balanza comodidad y rentabilidad, todavía los carros rusos son la mejor opción. Además de un tiempo acá ya no es un problema encontrar la pieza que necesitas”, asegura.

¿Son baratas entonces? “No —aclara Alejandro— solo que cuestan menos. Por ejemplo, cambiar los cuatro amortiguadores me costó 120 CUC, de haber sido de marcas más modernas, uno solo me hubiese costado esa misma cantidad”.

¿Solo a Rusia?

Las piezas para los autos de procedencia soviética ya estaban llegando desde Estados Unidos por lo menos desde 2009. Fabián Zakharov habría sido uno de los primeros, según un reporte de prensa de 2012. “Nosotros hemos pagado tres contenedores desde Rusia a Miami y vamos por el cuarto”, decía entonces.

La historia oficial de Zakharov Auto Parts en su página oficial sostiene que “comenzamos a ver la posibilidad de ofrecer repuestos originales de autos europeos para clientes en países suramericanos a inicios del 2010”. Hoy aseguran ser “el importador autorizado número uno de repuestos originales rusos en el continente”, y que cuentan con “un grupo de 49 empleados distribuidos en nuestra red logística en Europa y Estados Unidos”.

En foros de acceso público como dto2.transporte.cu se cuentan por lo menos una treintena de ofertas de venta y solicitudes de compra relacionadas con autopartes o vehículos completos originalmente fabricados en la URSS. De hecho, uno de los anunciantes asegura proveer una gama de 35 componentes diferentes dentro del territorio nacional.

Volver, volver…

“Cuando se me pase el miedo a los aviones va y regreso”, afirma Ania. No sin antes sugerir que “de alguna manera esto es un servicio que le estamos prestando a las personas y en particular a los transportistas. Si dieran la posibilidad de abrir negocios de ese tipo habría muchos y sería no con el capital de Estado sino con el de las personas individuales”.

Pavel también tiene una conclusión: “volamos todas esas millas a Rusia para satisfacer la necesidad de un mercado”. Y al parecer lo están logrando.

Progreso Semanal/ Weekly autoriza la reproducción total o parcial de los artículos de nuestros periodistas siempre y cuando se identifique la fuente y el autor.