martes, 25 de julio de 2017

Del socialismo científico al socialismo utópico (pero senil)

Por Rolando Astarita, 

En la nota anterior (aquí) hice alusión a la diferencia entre el socialismo utópico y el socialismo científico. Dije que los socialistas utópicos oponían un ideal de sociedad justa y racional a la sociedad capitalista, y que el socialismo científico parte de las relaciones de producción y las condiciones materiales existentes en la sociedad actual. También sugerí que hoy muchos grupos que se reivindican marxistas combinan el socialismo vulgar (la atención está puesta en la distribución del ingreso), con un enfoque propio del socialismo utópico

En esta nota amplío sobre esa situación en la izquierda radical, y la diferencia entre el socialismo utópico y el socialismo de Marx y Engels. Naturalmente, el texto de referencia es el folleto de Engels Del socialismo utópico al socialismo científico (o la sección tercera del Anti-Dühring).

El socialismo utópico

Los socialistas utópicos publicaron sus principales trabajos entre fines del siglo XVIII y principios del XIX. Sus principales referentes fueron Saint-Simon, Francois Marie Charles Fourier y Robert Owen. Escribieron en una época en que el modo de producción capitalista no estaba muy desarrollado, y por lo tanto tampoco la contraposición entre la burguesía y el proletariado. La gran industria en Inglaterra acababa de nacer, y no existía todavía en Francia; en París, el proletariado se confundía con las masas desposeídas y sumergidas. En ese contexto, los socialistas utópicos no veían ningún elemento en la sociedad capaz de actuar como fuerza transformadora. “La sociedad no ofrecía más que abusos y maldades”, escribe Engels. Por eso, trataban de inventar “un nuevo y mejor sistema del orden social, y de decretarlo y concederlo luego a la sociedad desde fuera, mediante la propaganda y, en caso de ser posible, mediante el ejemplo de experimentos modelos”. En otros términos, apelaban a la razón para construir proyectos de una sociedad superior. Es que, en tanto se piense que el mundo en el que vivimos solo es una suma de males y desgracias, no hay posibilidad de desarrollar algo superior “a partir del material histórico presente y cristalizado, y como resultado necesario del mismo” (Engels).

El socialismo científico

El socialismo de Marx y Engels se forma en una época en que el desarrollo capitalista era más elevado, y con ello también más marcada la contradicción entre el capital y el trabajo. A partir de aquí, la crítica marxista de la sociedad burguesa también será muy distinta a la del socialismo utópico. Es que en lugar de ver a la sociedad burguesa como un mero compendio de males, Marx y Engels destacaron su carácter contradictorio: por un lado, desarrollo de las fuerzas productivas, socialización del trabajo, formación de un mercado mundial. Por el otro, explotación, polarización social, crisis periódicas, ejércitos de desocupados. Y es precisamente este carácter contradictorio lo que permite elaborar una crítica interna del modo de producción capitalista, para encontrar en su propio desarrollo las palancas de su eventual transformación. Se trata de un enfoque muy distinto del que prima hoy en la mayor parte de la izquierda. Al respecto, recuerdo que hace algunos años, un dirigente de un grupo trotskista argentino repetía insistentemente “el mundo es inmundo”. Creía que con eso estaba sentando una crítica “demoledora” a la sociedad actual, pero en realidad se trataba de un eslogan superficial. ¿Por qué superficial? Pues porque pasaba por alto las contradicciones reales de la sociedad capitalista. Y con ello, anulaba la posibilidad misma de la crítica radical (¿hay que recordar que la contradicción es el motor último de todo cambio?). Además, si en el mundo no hay más que inmundicia, solo resta armar un plan de transformación social sacado de la cabeza, por fuera de lo existente. De ahí la tendencia a proclamar “tenemos el plan salvador, crean en nosotros”. 

Dada la confusión que hay sobre estas cuestiones, explicamos el abordaje del socialismo científico con un ejemplo. Sabemos que una tendencia inherente al capitalismo es el impulso a crear un mercado mundial. Frente a esto, una respuesta posible es no ver en ello más que males, y oponerle un programa y política que apunte a reconducir a las fuerzas productivas al interior de las fronteras nacionales. El marxismo, por el contrario, destaca el carácter contradictorio de la globalización del capital: por una parte agudiza las presiones sobre el trabajo, destruye industrias tradicionales y exacerba las presiones competitivas. Por otra parte, genera las condiciones materiales y sociales para avanzar el programa internacionalista del movimiento obrero y eliminar las fronteras nacionales. El llamado a los proletarios del mundo a unirse, de El Manifiesto Comunista, tiene apoyo en este aspecto dual, contradictorio, de la mundialización del capital.

Algo similar podemos decir, por ejemplo, sobre la introducción de la maquinaria; o sobre el impulso a la concentración y centralización del capital. Los socialistas idealistas condenan a la máquina y la tecnología; o reclaman una vuelta a la pequeña producción. Los marxistas, en cambio, consideran que oponerse al avance tecnológico es reaccionario; y que también es un retroceso volver de la gran producción a la pequeña producción. En consecuencia, plantean la necesidad de acabar con la propiedad privada del capital para poner a la máquina, y a la gran industria, bajo el control de los productores. Más aún, es la socialización de la producción, que acompaña a la gran industria, la que hace posible y necesario acabar con la propiedad privada del capital. El criterio siempre es el mismo, y es sintetizado por Engels: “…los medios para eliminar los males descubiertos tienen que hallarse también, más o menos desarrollados, en las cambiadas relaciones de producción. Esos medios no tienen que inventarse con sólo la cabeza, sino que tienen que descubrirse, usando la cabeza, en los hechos materiales de la producción”.

La aparición del socialismo científico representa entonces un giro copernicano con respecto al socialismo utópico. En palabras de Lenin:

“La novedad [introducida por Marx y Engels] consiste en que los socialistas anteriores, para fundamentar sus concepciones consideraban suficiente demostrar la opresión de las masas bajo el régimen existente, la superioridad de un régimen en el que cada uno reciba lo que haya elaborado, demostrar que tal régimen ideal se corresponde a la ‘naturaleza humana’, al concepto de una vida racional y moral, etcétera. Marx entendía que era imposible conformarse con semejante socialismo. No se limitó a caracterizar el régimen existente, a juzgarlo y condenarlo: le dio una explicación científica… Tampoco creía posible Marx conformarse con la afirmación de que solo el régimen socialista corresponde a la naturaleza humana, como sostenían los grandes socialistas utópicos y sus pobres epígonos, los sociólogos subjetivistas. Con el mismo análisis objetivo del régimen capitalista demostró la necesidad de su transformación en régimen socialista. (…) De ahí que los marxistas hablen con frecuencia de la necesidad” (¿Quiénes son los amigos del pueblo?).

Pero además, esa explicación científica de la que habla Lenin solo es posible si se reconoce que existen leyes sociales que se imponen de manera objetiva. La ley del valor trabajo, por ejemplo, proporcionó una base científica para la crítica del sistema capitalista, y permitió establecer una conexión interna entre el valor, el capital y la plusvalía, la dinámica de la acumulación y las crisis. De nuevo, el marxismo no rechaza el mercado o la relación capitalista pretendiendo desconocer la realidad de estas leyes, sino que la crítica se asienta precisamente en su conocimiento.

Todo esto se puede sintetizar en que el marxismo, en oposición al socialismo utópico y a todo tipo de socialismos vulgares, procura desarrollar nuevos principios a base de los principios del mundo. Marx explicitó este criterio en una carta a Ruge, de septiembre de 1843. El pasaje es muy conocido:

“No comparecemos, pues, ante el mundo en actitud doctrinaria, con un nuevo principio: ¡He aquí la verdad, postraros de hinojos ante ella! Desarrollaremos ante el mundo, a base de los principios del mundo, nuevos principios. No le diremos; desiste de tus luchas, que son cosa necia; nosotros nos encargaremos de gritarte la verdadera consigna de lucha. Nos limitaremos a mostrarle por qué se lucha, en verdad, y la conciencia es algo que tendrá necesariamente que asimilarse, aunque no quiera”.

Volvieron al socialismo utópico (pero senil)

Todas estas cuestiones constituyeron adquisiciones teóricas del movimiento socialista, orientado por Marx, Engels, Lenin, Rosa Luxemburgo, Bebel y otros líderes. Por supuesto, podían existir muchas diferencias tácticas y políticas, pero había acuerdo sobre estos principios.

Hoy la situación es la opuesta. Las más variadas expresiones de un marxismo marcadamente nacionalista y estatista se combinan con un enfoque idealista. Incluso muchos de los grupos políticos que se presentan ante la opinión pública como los más radicalizados adoptan, de hecho, el viejo enfoque del socialismo utópico. Lo hacen porque están empeñados en ofrecerles a los trabajadores y oprimidos toda clase de recetas-solución, haciendo abstracción de las condiciones materiales, las relaciones sociales y las leyes objetivas del capitalismo. Por eso hablo de utopismo socialista, pero senil, ya que vivimos en una época de relaciones capitalistas plenamente desarrolladas. Representa pues un retroceso en el campo de la teoría (y por ende, de la política).

Tal vez la demostración más cercana y personal que tengo de esta situación sea la reacción que han provocado las últimas notas que publiqué. Cuando dije que, según el marxismo, es imposible acabar con la desocupación en tanto exista el capitalismo, recibí una andanada de críticas. Lo que más pareció enojar a los críticos es que se popularice una idea tan elemental. Y aunque el caso está vinculado a la propaganda electoral en Argentina, el problema es más general. También molesta si afirmo que es imposible frenar los despidos votando leyes en el Parlamento burgués; o que no se puede manejar a voluntad la ley del valor con remiendos estatistas; o que es imposible soñar con el control obrero del Estado (o del ejército burgués, por ejemplo). O incluso, provocó fuerte rechazo la tesis de que las relaciones de distribución están condicionadas por las relaciones de producción. En el extremo, se llegó a decir que es una posición “de derecha” sostener que la posibilidad de distribución de bienes de consumo tiene como base material la producción de esos bienes.

Estamos metidos en un pozo teórico. En otra nota (aquí) escribí que han convertido El Capital en un texto “para los días de fiesta”, pero la afirmación se aplica también a los escritos más elementales y conocidos del marxismo. Se trata de una reacción en toda la línea, para la que no hay soluciones fáciles. En cualquier caso, es necesario rearmarse teórica y políticamente. Para eso. reflexionar en profundidad sobre el viejo texto de Engels, y el socialismo utópico y el socialismo científico puede ser un primer paso. Hay que volver a lo básico.

Descargar el documento: [varios formatos siguiendo el link, opción Archivo/Descargar Como:

Comentario de HHC: Los subrayados en negritas son míos, ¿ Qué socialismo estamos construyendo o tratando de construir en Cuba ? y la pregunta no es ociosa.

Más de tres millones de turistas han visitado Cuba este año

Ese resultado se alcanza con 75 días de antelación con respecto al año 2016, lo que representa un crecimiento del 24 por ciento en la cantidad de turistas que visitan Cuba

Foto: Cubadebate

Por Lisset Izquierdo Ferrer

El Ministerio del Turismo informó en nota oficial que en correspondencia con la tendencia que viene manifestándose en los arribos de visitantes internacionales a Cuba, hoy, 25 de julio, se arribó a la cifra de tres millones de viajeros foráneos que escogieron a la Isla como destino.

Ese resultado se alcanza con 75 días de antelación con respecto al año 2016, lo que representa un crecimiento del 24 por ciento en la cantidad de turistas que visitan Cuba.

Recientemente el ministro del Turismo Manuel Marrero, ante diputados de la Comisión de Atención a los Servicios de la Asamblea Nacional del Poder Popular, reafirmó la tendencia sostenida al crecimiento del sector, uno de los pilares de la economía nacional.

Marrero destacó entre los principales mercados emisores a Estados Unidos, a pesar de las restricciones a los viajes de ciudadanos de esa nación a Cuba, seguido por Canadá, España, Francia, Italia y Alemania.

En el primer semestre del año en curso los ingresos del turismo ascendieron a mil 500 millones de dólares, lo cual representa un aumento de poco más del nueve por ciento en comparación con igual etapa de 2016, en tanto los ingresos por turistas-día se elevaron en un 11,8 por ciento.

El Ministerio del Turismo espera que este año visiten el país cuatro millones 700 mil turistas, lo que supone un crecimiento de 16,5 por ciento del total de arribos con respecto a 2016, cuando Cuba logró por primera vez la cifra de cuatro millones de vacacionistas.

Adelantó que para 2018 el país espera recibir cinco millones de viajeros internacionales, meta que reafirma la necesidad de ampliar la capacidad de alojamiento del archipiélago.

En la actualidad Cuba dispone de 67 mil 769 habitaciones en hoteles, cifra que al finalizar este año deberá ascender a 68 mil 200 cuartos, con un plan para construir 100 mil nuevos hasta 2030.

Sobre la alianza con el sector no estatal, Marrero puntualizó que hay dos mil restaurantes y más de 22 mil habitaciones en casas particulares con servicios de hospedaje, cuya presencia resulta mayoritaria en ciudades patrimoniales como Viñales, Santa Clara, Remedios, Cienfuegos, Trinidad, Camagüey, Baracoa y Santiago de Cuba. (ACN)

Castellanos, la hora de la verdad


Sobre la presa de colas se coloca una manta de polietileno de alta densidad, para evitar filtraciones al manto freático. Foto: del autor
PINAR DEL RÍO.–Con sus ojos de experto, Jesús García revisa una y otra vez la planta de proceso, en busca de las fallas que suele haber en toda industria cuando arranca por primera vez.
Mientras camina de un lado a otro de la gigantesca mole metálica, supervisa las labores que se realizan, evalúa cómo corregir alguna avería, imparte indicaciones, sube varios niveles por las escaleras, para observar el trabajo desde arriba, y luego vuelve a bajar.
«Siempre que se hace una puesta en marcha, hay que alinear tuberías, coger salideros, arreglar problemas eléctricos, cambiar algunos equipos de posición», dice.
«Ahora mismo, estamos probando los molinos, que son de las piezas más importantes».
En los 31 años que lleva vinculado a la minería, ha vivido la experiencia varias veces. Sin embargo, reconoce que ninguna de las obras en las que ha participado se compara al proyecto polimetálico Castellanos, por su envergadura.
«Yo he trabajado en el oro, la sal, el cobre, el carbonato de calcio, la zeolita, pero de todas las plantas en las que he estado desde Guantánamo hasta Pinar del Río, esta es la más grande y moderna», señala Jesús.
Aun así, asegura que al cabo de varias semanas, la puesta en marcha de Castellanos transcurre según lo previsto.
Diecinueve meses después de que los primeros buldóceres embistieran el monte, para comenzar a preparar el terreno donde se levantarían las instalaciones del proyecto para la gigantesca inversión, ha llegado la hora de la verdad.
CALENTANDO MOTORES
El ingeniero Justo Hernández, gerente general adjunto de la Empresa Mixta Minera del Caribe S.A. (Emincar), a cargo de Castellanos, explica que tal como se había previsto desde el principio, el 30 de junio pasado concluyó el montaje mecánico, eléctrico y automático de la planta, y al día siguiente se inició el programa de puesta en marcha.
Primeramente, explica el directivo, se han estado probando los equipos sin mineral, y luego se probarán con él durante un periodo que en total abarcará tres meses. Al cabo de ese tiempo, se iniciará la producción.
En el último trimestre del año, afirma Justo, se deberán obtener aquí 12 000 toneladas de concentrado de zinc y 5 000 de concentrado de plomo, y entre los meses de noviembre y diciembre se realizará la primera exportación.
Aunque se dice fácil, para llegar a la etapa actual ha habido que mover más de cinco millones de toneladas de suelo para preparar la mina, y más de dos millones de toneladas de tierra para la conformación de los viales internos y las plataformas de las construcciones civiles.
Esto equivale a decir al menos 175 000 viajes de camiones.
En la planta de proceso ya se ejecutan las labores de puesta en marcha. Foto: del autor
Por otro lado, se han usado 29 000 metros cúbicos (m3) de hormigón y montado 25 000 m3 de estructuras y equipamiento tecnológico.
Solo en la planta de proceso, se han colocado 109 kilómetros de cables y 46 de tuberías.
A un ritmo de 24 horas diarias, se han preparado la mina y las instalaciones, se reparó la presa Nombre de Dios, que abastecerá de agua al proyecto, y se acondiciona desde hace meses el puerto de Santa Lucía.
Además, se construyó una gran presa de colas (para depositar los residuos del proceso), en la que actualmente se coloca una manta de polietileno de alta densidad, para evitar filtraciones al manto freático.
SIN PERDER TIEMPO
A pesar de la magnitud de las labores, en las que han llegado a intervenir hasta 1 400 personas al mismo tiempo durante los momentos pico, pertenecientes a organismos y ministerios diferentes, la inversión siempre ha estado enmarcada en el cronograma.
Para Justo, ello ha sido posible gracias a la organización del trabajo, a una supervisión rigurosa, a la capacitación constante del personal, y al traslado efectivo y eficiente de los recursos, en un primer momento por vía terrestre y luego por mar, a través del puerto de Santa Lucía, aprovechando el barco adquirido por la empresa para el envío de la producción terminada hacia la terminal de contenedores del Mariel.
Junto a las fuerzas propias de Emincar, explica que han intervenido las de varias entidades subordinadas al Ministerio de Energía y Minas, al de la Construcción, al de Industria, al Instituto de Recursos Hidráulicos, y cooperativas no agropecuarias.
También alrededor de 70 especialistas extranjeros de varios países, con una amplia experiencia en este tipo de actividad.
No obstante, el directivo aclara que el 96 % de la fuerza que ha participado es cubana.

A un costo total de 278 millones de dólares, esta es, por mucho, la mayor inversión que se acomete actualmente en la provincia, y probablemente, también en el país.
El objetivo, señala el gerente general adjunto de Emincar, es la obtención de concentrados de plomo y zinc, a partir del yacimiento Castellanos, ubicado muy cerca del poblado de Santa Lucía, en el municipio pinareño de Minas de Matahambre.
EL REGRESO DE LOS MINEROS
Dotada de una tecnología de punta, con un alto grado de automatización, la industria debe devorar cada año 1 000 000 de toneladas de mineral, y toda su producción estaría destinada a la exportación.
Los estudios realizados arrojan que a ese ritmo habría garantía de materia prima para 11 años, pero eso sería solo en una primera etapa.
Contiguo a Castellanos, a 1,5 kilómetros, se ubica el yacimiento Santa Lucía, con reservas algo superiores según los estimados, con el cual, la vida del proyecto pudiera extenderse a 25 años o más.
Para los habitantes de esta zona, con una larga tradición minera, la puesta en marcha de la obra constituye un sueño que se hace realidad.
«Este proyecto estuvo ahí mucho tiempo, se ponía encima de la mesa, pero nadie lo asumía, hasta que apareció Emincar», rememora Jesús García, uno de los tantos lugareños que se vieron obligados a salir del territorio a principios de la década del 2000, tras el cese de las actividades mineras producto de la caída del precio de los metales y los altos costos de producción de las industrias existentes en aquel momento.
«El director de entonces, nos dijo que había que irse de los mogotes para allá, para seguir trabajando, así que nos fuimos», cuenta Jesús.
Aunque la experiencia le sirvió para crecer profesionalmente, confiesa que siempre quiso ejercer su oficio nuevamente en su tierra. «Estoy muy contento de haber podido volver, y de trabajar en una obra como esta, montado tecnología del primer mundo, en la que se ha demostrado el capital humano que tiene nuesstro país, porque la gran mayoría de los que hemos construido esto, somos cubanos».

Europa se rebela contra las sanciones antirrusas con las que EE.UU busca "su propio beneficio"

Publicado: 25 jul 2017 12:00 GMT | Última actualización: 25 jul 2017 13:05 GMT

La aplicación extraterritorial de las leyes de EE.UU. "es inaceptable", ha denunciado el Gobierno austriaco.

Europa se rebela contra las sanciones antirrusas con las que EE.UU busca "su propio beneficio"

Bandera austriaca ondea sobre el Parlamento de Austria en Viena, el 28 de septiembre de 2013.
Dominic Ebenbichler / Reuters


El Gobierno austriaco ha expresado su preocupación por los intentos de Washington de imponer sanciones a Rusia movido por sus propios intereses económicos, y ha calificado de "inaceptable" la aplicación extraterritorial de las leyes de EE.UU.

El endurecimiento unilateral de las sanciones antirrusas puede significar el rechazo "frustrante" de la política común de la Unión Europea y de EE.UU. en relación a la situación en Ucrania, según el portavoz de la Cancillería de Austria, Juergen Schwarz, informa TASS.
"El suministro energético europeo es asunto de Europa"

El portavoz de la Cancillería austriaca ha indicado que, "por lo que sabemos", las sanciones que planea introducir EE.UU. pueden ir dirigidas, entre otros objetivos, contra las empresas europeas que "participan en el desarrollo de la infraestructura energética europea", entre ellas las grandes empresas austriacas.
En este sentido, ha recalcado que "la aplicación extraterritorial de la legislación nacional es completamente inaceptable".

Por otro lado, Schwarz ha declarado que "sería muy preocupante" que EE.UU. intentara "influir en el suministro energético de Europa y, por lo tanto, tratar de alcanzar sus propios objetivos económicos" mediante estas sanciones unilaterales. "El suministro energético europeo es un asunto de Europa", ha advertido el vocero de la diplomacia austriaca.

La UE podría limitar el acceso de EE.UU. a los préstamos de bancos europeos

El Congreso de EE.UU. publicó este sábado en su página oficial el texto del nuevo proyecto de ley sobre sanciones adicionales contra Rusia, cuya votación está prevista para este martes. Las medidas están relacionadas con el sector energético y bancario de la economía rusa y apuntan, en particular, contra el proyecto del gasoducto ruso Nord Stream 2.

La UE insta a Washington a seguir coordinando sus acciones con sus socios del G7. En este sentido, la Comisión Europea advierte de las consecuencias imprevistas que el nuevo proyecto de ley podría tener en los esfuerzos de la UE por diversificar las fuentes de energía que Europa adquiere de Rusia.

Según un documento al que ha tenido acceso 'Financial Times'Bruselas se prepara para tomar represalias contra EE.UU. si Washington impone nuevas sanciones de gran alcance contra Rusia que afecten a las empresas europeas.
En particular, una fuente ha revelado a la agencia RIA Novosti que la Unión Europea baraja limitar el acceso de varias empresas estadounidenses a los préstamos de bancos europeos en respuesta a la eventual imposición de nuevas sanciones antirrusas.

Una mirada al comercio pinareño

Por: Leysi Rubio A., Irene Pérez
En este artículo: Comercio, Cuba, Economía, Fotografía, gastronomía, Pinar del Río, Servicios, Sociedad

Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Floristería “Detalles con amor”. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
El Grupo Empresarial de Comercio (GECOM) de Pinar del Río recibió en 2016 la condición de “mejor grupo empresarial” del país en este sector. Con casi mil 700 unidades en toda la provincia y más de diez mil 300 trabajadores, se hacen palpables los resultados obtenidos hasta la fecha.
Tamara López García, Directora Adjunta de GECOM, afirma que el pasado año el grupo cerró con 112 millones de pesos vendidos de más por encima del plan. Las 15 empresas asociadas a este grupo empresarial cumplieron, por vez primera, su plan de circulación mercantil total en 2016.
López explica que “el consejo analiza mensualmente el estado de las empresas y traza estrategias sobre aquellas que se estén quedando atrás”.
En la capital pinareña, se han reparado más de 80 unidades, con vista a la celebración del 26 de Julio y al 150 aniversario del otorgamiento del título de ciudad a Pinar del Río.
Manuel Collera Medina, director general de GECOM, comenta que, a pesar de los resultados obtenidos, aún tienen “insatisfacciones en cuanto a la calidad del servicio o condiciones de mantenimiento de algunas unidades.”
“Ahora tenemos una estrategia de recuperación, trabajando en todos los sectores y también en los servicios personales: peluquerías, barberías, tintorerías, relojerías, taller de reparación”, afirma Collera.
“En Pinar, fuimos punteros en el Programa de Ahorro de Energía en Cuba(PAEC), ideado por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. Fuimos los primeros en tener talleres de reparación energéticos y en implementar el programa de sustitución del gas licuado por electricidad. Hoy el volumen de servicio es mayor y hay más calidad en nuestros talleres”, cuenta Medina.
El Grupo Empresarial de Comercio Pinar del Río atiende también programas del Ministerio de Comercio Interior, como la merienda escolar, la venta de módulos de cocción y el Sistema de Atención a la Familia.
Este último programa, según refiere Alexander Carrillo, director de Gastronomía provincial, incluye 85 unidades en la provincia, con mil 848 censados. Este es “el sector más vulnerable de la población y los organismos suministradores garantizan todos los recursos para mantener, durante todo el mes, un menú balanceado y variado, con todos los componentes nutricionales que exige. El precio de esta comida no excede de 1cup.”
Pinar del Río ofrece en la actualidad alrededor de 50 nuevos productos en la red de mercados. El director del grupo, Manuel Collera, afirma que “el precio minorista no se ha afectado, de cara a mantener asequible los productos para la población.”
“En toda la provincia, existen alrededor de 130 unidades que ofertan cárnicos, helado, embutidos, productos derivados del pescado, etc. Los productos cárnicos que se ofrecen a la población se producen en Pinar del Río, así como el yogurt, el helado y algunos productos pesqueros.
“En la medida en que aumenten y se diversifiquen las producciones en la industria local pinareña, más tendrá la población”, afirma Collera.

Alojamiento

Manguera manufacturada en Pinar del Río que se comercializa en el mercado artesanal industrial. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Habitación del Hotel La Marina, que llevaba cerrado 15 años aproximadamente. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
En la provincia más occidental de Cuba, existen 60 unidades de alojamiento de y de ellas, 45 se encuentran en funcionamiento. Enrique Álvarez, director de la UEB Alojamiento de la capital pinareña, explica cómo han aumentado las capacidades en este último período.
“Se recibieron 28 unidades (antiguas casas de visitas de otros organismos), con 25 en funcionamiento en la actualidad, donde se han hecho arreglos e inversiones, tratando de acondicionarlas con puntos de venta, ranchones y algunas incluso con piscina. Estas unidades ofrecen servicio a la población, que realiza su reserva a través del Buró de Reservaciones de Pinar del Río, con la opción de contratar el servicio en ambas monedas.
“Estos espacios se mantienen abiertos con opciones para la comunidad y los organismos, con posibilidad de alquiler de locales para bodas, quinces, cumpleaños, etc.”, comenta Álvarez.
Ejemplo de las acciones para el 150 aniversario de la ciudad, es la recuperación del Hotel La Marina, que llevaba cerrado 15 años aproximadamente. El hotel, reinaugurado el 8 de marzo de 2017, fue restaurado en su totalidad y ofrece servicio con 14 habitaciones y precios muy asequibles a la población nacional.

Control interno

Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Manguera manufacturada en Pinar del Río que se comercializa en el mercado artesanal industrial. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
René Vento, director de Fiscalización y Control de GECOM, explica que “se han fortalecido las actividades de control interno, donde la fiscalización y la auditoríade comercio interior detectan hoy el 70% de los delitos de esta área, con incidencias menores a años anteriores”.
“Se ha implementado el monitoreo frecuente de todos los procesos del sector y los programas más vulnerables, como las tiendas de materiales de la construcción. Hemos presentado problemas en estas tiendas relacionados con los medios de medición, a la hora de la venta a la población con los productos áridos como la arena y la gravilla. Se han tomado medidas alternativas por la provincia, con el uso de medios rústicos para una medición precisa de los materiales.
“Se ha regulado la venta para monitorear los productos de alta demanda debido al acaparamiento. El incremento de productos permite que haya más oferta y se controle también este proceso.”

Superación profesional

Las prácticas de los estudiantes en algunas unidades de comercio y gastronomía, complementan la formación teórica que reciben en las aulas. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Las prácticas de los estudiantes en unidades de comercio y gastronomía, complementan la formación teórica que reciben en las aulas. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
La estrategia de capacitación en el sector de comercio se traza en función de las necesidades de la provincia. En 2017, se graduaron 667 trabajadores en la Escuela Provincial de Comercio y Gastronomía, en diferentes modalidades de formación.
En julio y agosto, la escuela imparte cursos de verano para los nuevos modelos de gestión no estatal. Se ofertan cursos de masaje corporal, masaje facial, barbería, peluquería, cosmetología, gastronomía, cantina, etc. Hasta la fecha hay una matrícula de 224 cuentapropistas, según Olga Lidia Barrera, directora de la Escuela.
Las prácticas de los estudiantes en algunas unidades de comercio y gastronomía, complementan la formación teórica que reciben en las aulas.
El restaurante Las Vegas, Unidad Modelo desde el año 2014, es también unidad escuela. Yadamí Rábalo, administradora del local, explica que “se hace una rotación de los alumnos que se van graduando en la escuela provincial, que reciben en el restaurante la formación práctica. Se comienza una preparación en el reglamento disciplinario, las normas de seguridad y salud del trabajo, y también se les asigna un tutor durante sus prácticas.”
“Dentro de la provincia, la calidad de servicio es una tarea que tenemos pendiente. La escuela ha sido una herramienta que ha contribuido, sobre todo en los principales programas y procesos, en la capacitación de nuestros trabajadores”, afirma Barrera.
Yusimí Martínez Ramos, directora de Recursos Humanos de GECOM, explica que “en cuanto a las nuevas formas de gestión, el Grupo Empresarial de Comercio, de conjunto con la universidad, están realizando exámenes de suficiencia en los politécnicos de la capital y también en los de Sandino y Viñales.
“Hasta la fecha, 265 trabajadores por cuenta propia han realizado exámenes de suficiencia, es decir, que están capacitados para ejercer la actividad, un nuevo requisito obligatorio dentro de las nuevas normas de gestión no estatal.

Planteamiento de la población

Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Salón de belleza Dianelys Secret. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
El grupo empresarial ha recibido tres mil 116 planteamientos a nivel de las 15 empresas que se supeditan a este. De ellos, 124 han sido incluidos en el plan de la economía, principalmente por el mantenimiento constructivo de las bodegas y la calidad de los servicios.
En todas las empresas se encuentra habilitada una oficina de atención a la población, con teléfonos abiertos y cuentas de correos electrónicos, que ofrecen otras opciones a la población para transmitir sus inquietudes, quejas, denuncias o interrogantes.

Experiencias del sector no estatal

El Maestro Relojero Carlos Aldao Pachecho y su aprendiz. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
El Maestro Relojero Carlos Aldao Pachecho y su aprendiz. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Existen seis cooperativas no agropecuarias en la provincia, y tres de ellas pertenecen al sector gastronómico. Las nuevas formas de gestión no estatal han licitado locales y constituyen hoy nuevos espacios que reconfiguran la ciudad.
Relojería Martí
En el local, situado en la calle que lleva su nombre, se agrupan diversos servicios como relojería, joyería, cerrajería y reparación de servicios electrónicos. Carlos Aldao Pachecho, es el Maestro Relojero que tiene su espacio al fondo del local y trabaja con cuatro relojeros más.
“Este local estaba destruido – cuenta Aldao -. Lo reparamos con nuestros propios recursos. Por el 150 aniversario de la ciudad, recibimos apoyo y financiamiento del presupuesto del gobierno para el desarrollo local.
“Yo soy Maestro Relojero. Me gradué en 1976, en Atabey en la Escuela Nacional de Comercio Interior. Hay mucho relojero improvisado en la calle, pero aquí no. Nosotros somos relojeros formados, formados por la Revolución. Aquí se da un servicio con calidad.
Floristería “Detalles con amor”
Olga Lidia Roque Corrales, es licenciada de cultura física y cuentapropista con ocho años de servicio. “Trabajaba antes en el Parque Colón, que en Pinar del Río es el punto de venta de flores para toda la ciudad, casi sin condiciones, bajo sol y lluvia.
Olga cuenta que cuando sale en la prensa la licitación de locales de comercio, ella realizó la solicitud de un espacio situado en la Calle Martí. “Fue un estudio bien realizado por el gobierno. Había más floristas que estaban interesados en llevar el local y en llevar su actividad”, explica Roque.
“Siempre me ha gustado agotar todos los recursos para hacer un buen trabajo, para llevarle el regalo de diferentes ocasiones al cliente, sea para una boda, una quinceañera, un fallecido, para el enamorado, para todos. Siempre le pregunto al cliente para qué quiere su ramo y poder ayudar en ese sentido. Todo tiene su diferencia.
“Llegamos al local y hemos hecho una construcción que nos ha tomado día y noche. Pero todas las personas que pasan por aquí me elogian y eso, más que el trabajo que he pasado, me ayuda y fortalece para hacer cosas más bonitas a diario. Esto hacía falta en la ciudad. Ha sido acogedor para todos.
“Trabajamos de 7am-10pm, de lunes a viernes, con idea de extender el servicio 24h. Somos seis personas, trabajando bien fuerte. Un colectivo bien llevado y conscientes de que hay que dar un buen servicio a la población.
“Soy productora de algunas flores. Inicialmente llevaba mi negocio con la venta de mi producción en mi casa. Tengo un buen terreno, con cuatro parcelas y produzco muchas orquídeas, mariposas, rosas. Pero he tenido que cambiar e ir a otros proveedores porque es mucha demanda y las rosas que tengo en casa ya no me satisfacen.
“Me da gusto ir a la Habana y comprar las cintas y el nailon en las tiendas, además de que hay familiares que me ayudan con otros materiales.
Olga Lidia tiene perspectiva de abrir un nuevo local en el bazar de la ciudad y un espacio de venta en el hospital nuevo. Las flores, como su tienda lo anuncia, son detalles con amor que embellecen la ciudad y la vida de su gente.
Algunos arreglos que pueden encontrar en Floristería “Detalles con amor”Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Algunos arreglos que pueden encontrar en la floristería “Detalles con amor”. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Fábrica de Ron Guayabita del Pinar. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Taller de Diseño y Decoración Trazos. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Hay siete cooperativas no agropecuarias asociadas a la actividad de comercio en la provincia. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Salón de belleza Dianelys Secret. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Fábrica de Ron Guayabita del Pinar, donde se produce desde 1892 este ron vueltabajero. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.