Fidel


"Peor que los peligros del error son los peligros del silencio." Fidel Castro Ruz

sábado, 15 de mayo de 2021

Hoteles de Meliá en Cuba, ganadores del premio Travellers’ Choice 2021 (+video)

 Varios hoteles de la cadena Meliá en Cuba, fueron ganadores del prestigioso premio Travellers’ Choice 2021, otorgado por el portal de viajes TripAdvisor. Estos premios, reconocen a las empresas que obtienen constantemente excelentes opiniones de viajeros. Para calificar, un hotel debe mantener una puntuación general de TripAdvisor de al menos cuatro sobre cinco burbujas, haber recibido un número mínimo de opiniones en el período de 12 meses en el que se analizaron los datos y estar incluido en el portal por al menos 1 año.

https://www.youtube.com/watch?v=qZcU69dgYEk&t=1s


Fuente: Cubavision Internacional


---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Comentario HHC: Playas mas populares del mundo. Cuba lugar 2 y 12.



2. Santa Maria Beach
Cayo Santa María, Villa Clara Province

“Arena blanca increíblemente fina que parece harina, agua tranquila y una pequeña y agradable brisa: este lugar es el paraíso. Algunos días, se pueden ver peces nadando alrededor o incluso delfines de cerca.”
Busca y reserva un lugar donde alojarte

22 Hoteles
1 B&Bs/hostalesMÁS




12. Varadero Beach
Varadero, Cuba

“La postal perfecta. El agua era la más azul que he visto y la arena, blanca.”
Busca y reserva un lugar donde alojarte

91 Hoteles
98 B&Bs/hostales




Biden, inflación y coches de segunda mano

El repunte de los precios se debe en buena medida a que los ciudadanos vuelven a viajar y compran vehículos usados

PAUL KRUGMAN
14 MAY 2021 - 20:55 CDT


Atasco en una autopista en Los Ángeles, California.MARIO TAMA / GETTY IMAGES

¿Debería el presidente Biden dar carpetazo a su programa porque los estadounidenses se están apresurando a comprar coches de segunda mano? Vale, estoy siendo un poco sarcástico, pero solo un poco. Eso es más o menos lo que dicen los economistas que intentan sacar grandes conclusiones del informe sobre la inflación publicado el miércoles por la Oficina de Estadística Laboral.

Es cierto que, si bien la mayoría se esperaba una subida de los precios al consumo, el actual repunte está siendo mayor de lo previsto. La tasa de inflación interanual ha superado el 4%, por encima del anterior pico, en 2011. No es absurdo preguntarse si una inflación inesperadamente elevada significa que la economía tiene menos margen para avanzar de lo que el Gobierno de Biden y la Reserva Federal habían supuesto; podría ser cierto, y en tal caso, tal vez los planes de gasto de Biden resulten excesivos y la Reserva Federal tenga que plantearse pronto una subida de los tipos de interés.

Pero ni los detalles del informe ni la historia reciente respaldan esas preocupaciones; por el contrario, indican que los políticos deberían mantener la calma. Esto no parece en absoluto una reproducción de la estanflación vivida en la década de 1970; da la impresión de ser una incidencia pasajera, que refleja turbulencias transitorias mientras la economía se esfuerza por recobrarse de las perturbaciones de la pandemia. Y la historia nos dice que es muy mala idea que a los políticos les entre el pánico ante estos repuntes. Para entender por qué, recordemos lo ocurrido en 2011, la última vez que observamos este tipo de desvío inflacionario. Entre finales de 2010 y comienzos de 2011 se produjo una fuerte subida de los precios al consumo, impulsada por el aumento de los precios del petróleo y de otras materias primas, en un momento en el que el mundo se estaba recuperando de la crisis financiera de 2008. La inflación de los precios al consumo alcanzó el 3,8%, un poquito por debajo de este último índice.

Y los halcones de la inflación se pusieron como locos. El representante Paul Ryan (¿se acuerdan de él?) frio a preguntas a Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal, acerca de sus políticas monetarias expansivas, con la cantinela de que “lo más dañino que un país puede hacerles a sus ciudadanos es devaluar la moneda”. Sin embargo, Bernanke no se dejó intimidar. La Reserva Federal se centró en la inflación “básica”, una medida que excluye los precios volátiles de los alimentos y la energía, y que (correctamente) considera que da una idea más precisa de la inflación subyacente que la inflación general. Y la cabeza fría de la Reserva Federal se vio justificada: la inflación bajó enseguida y el dólar no se devaluó.

Los políticos de otras partes no fueron tan racionales. Al igual que Estados Unidos, la zona euro experimentó un pico en el índice de precios al consumo, pero no en la inflación básica. Sin embargo, al Banco Central Europeo le entró el pánico. Subió los tipos de interés a pesar de un desempleo muy elevado, y al hacerlo empeoró la fuerte crisis de endeudamiento del continente.

La lección de 2011 es doble. En primer lugar, no debemos reaccionar con excesivo nerviosismo ante las fluctuaciones a corto plazo de la inflación. En segundo lugar, cuando se produce una fuerte subida de precios, fijémonos en los detalles: ¿parece un aumento de la inflación subyacente, o parece un desvío provocado por factores temporales? Lo cual nos lleva a la subida de precios del mes pasado. ¿Parece algo por lo que preocuparse? No, la verdad es que no. Es cierto que, si esta vez nos centramos en la definición habitual de inflación básica y excluimos los alimentos y la energía, la historia no cambia mucho. A lo largo de los últimos 12 meses, la inflación básica fue del 3%, no muy inferior a la inflación total; y solo en abril, la inflación básica estuvo ligeramente por encima de la inflación general.

Pero algunos economistas llevamos un tiempo sosteniendo que los cambios de los precios en el transcurso de los próximos meses probablemente se verán inflados por factores temporales que las mediciones convencionales de la inflación básica no tienen en cuenta. Hace un mes, advertí de que “íbamos a tener una recuperación extraña”, con “una serie inusual de cuellos de botella” que provocarán “muchos repuntes pasajeros de otros precios aparte de los alimentos y la energía”.

Y claro, los precios de abril se vieron impulsados en gran medida por factores peculiares relacionados obviamente con la reactivación de la economía. Cuando la gente habla de la inflación subyacente, raramente tiene en mente el precio de los coches de segunda mano; y sin embargo, el 10% de incremento mensual en el precio de los coches usados —en parte porque los ciudadanos están listos para volver a viajar, y en parte porque una escasez de chips informáticos está afectando a la producción de coches nuevos— explica un tercio de la inflación de abril. También se produjo una subida del 7,6% en el precio del “alojamiento fuera del hogar”, porque se vuelve a viajar.

Y están también los “efectos de base”: hace un año, muchos precios bajaron porque buena parte del país se encontraba confinada, de modo que la simple vuelta a la normalidad tenía que parecer un aumento temporal de la inflación. Los cálculos de la Casa Blanca que corrigen estos efectos muestran una inflación considerablemente más contenida. Estos argumentos a favor de descontar las cifras de inflación a corto plazo no son excusas a posteriori. Escribí sobre los cuellos de botella y los desvíos temporales hace un mes; y aproximadamente por la misma época, los economistas de la Casa Blanca advirtieron de que se producirían efectos de base equívocos. Lo que estamos viendo es lo que preveíamos ver, solo que en una medida un poco mayor.

Esto no significa que todo el programa económico de Biden salga bien. Puede que, efectivamente, acabe resultando excesivamente ambicioso. Pero las cifras más recientes, tanto en lo referente a la inflación como al empleo, no nos dicen nada de si eso es o no verdad.

Paul Krugman es premio Nobel de Economía. © The New York Times, 2021. Traducción de News Clips.

Información sobre el Blog Cuba y la Economía


Por Humberto Herrera Carlés

Desde el día de ayer este Blog ha estado sometido a ataques por reportes que se estaba violando las "reglas de la comunidad" , y Google en primera instancia a causa de esos "reportes" me borraron varios artículos publicados en el día de ayer. Y estuve sin poder postear ninguna entrada por mas de cuatro horas.

He estado reclamando a Google , y me restablecieron parcialmente algunos artículos, pero "mutilados" por lo que decidí borrarlos permanentemente. Y otros los he vuelto a postear.

No sé quién o quienes están detrás de estos reportes desde la oscuridad, pero la cobardía sale a relucir. 

Pero les tengo una mala noticia,  ya hice una salva de todo el Blog , y compré un dominio, para sí continúan emigraré a ese sitio y no podrán reportar a Google. Lo que es seguro es que no me van a impedir seguir publicando lo que entienda.

Saludos a los enemigos.

Comentarios sobre los informes de inversión y de turismo publicados por la ONEI el 14 de mayo de 2021

 Por Pedro Monreal

14 de mayo de 2021

El extraño perfil de la inversión cubana en la crisis del año 2020.

La Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) ha publicado hoy el informe sobre inversión en 2020. En medio de la crisis, el sector de servicios empresariales y actividad inmobiliaria sigue su avance y ahora “devora” 45,6% de la inversión total. ¡Un récord!

En los “servicios empresariales, actividad inmobiliaria y de alquiler”, que incluye la inversión turística, se invirtió 3,5 veces más que en la industria, 7,5 veces más que en la agricultura y la ganadería, y 72 veces más que en ciencia e innovación tecnológica.


La inversión en “servicios empresariales, actividad inmobiliaria…” fue superior al % que tuvo en los años “dorados” del turismo en 2017 y 2018. Paradójicamente, coincide con una declinante ocupación hotelera.


Las tasas de ocupación reflejadas en el gráfico se refieren a los hoteles y moteles de todas las entidades dedicadas a la actividad turística (tabla 15.14 del Anuario Estadístico). La tasa comparable de 2020 no se conoce, pero la tasa de las entidades del MINTUR fue de 14,7% en 2020.

Con una crisis de alimentación y con hoteles medio vacíos no encuentro racional que el sector de "servicios empresariales y actividad inmobiliaria y de alquiler" ocupe el 45,6% de la inversión total del país, con un monto que es 7,5 veces mayor que la inversión agropecuaria.

El informe puede ser consultado en este link:

http://www.onei.gob.cu/sites/default/files/publicaciones_invesiones_enero-diciembre_2020.pdf

------------------------------------------------------------------------------- 

Publicados los primeros datos oficiales sobre el turismo en Cuba en 2020.

El segundo informe publicado hoy 14 de mayo por la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) es “Turismo Nacional e Internacional. Indicadores seleccionados. Enero-Diciembre 2020”. Le había antecedido el informe sobre la inversión en 2020.

Es interesante utilizar parte de los datos reportados para visualizar la dinámica comparada del turismo internacional y nacional en 2019 y 2020. No hubo diferencia notable en las caídas en el número de turistas internacionales y nacionales (-74,6% internacionales vs. -67,4% nacionales).


En el caso de las pernoctaciones se produjo una diferencia notable entre la contracción de 66,8% en el turismo internacional, frente a una reducción considerablemente menor en las pernoctaciones del turismo nacional (-36,9%).


La reducción de ingresos de las entidades turísticas también fue mayor (52,8%) en el turismo internacional, en comparación con una reducción grande, pero menos aguda, de 40,6% en el ingreso que captaron de los turistas nacionales.


Una de las informaciones más interesantes es el perfil muy distinto del gasto del turista internacional y del nacional. El % es parecido en gastronomía, pero los visitantes internacionales gastan relativamente menos en alojamiento y transporte y mucho más en comercio.





El informe puede ser consultado en este link:

http://www.onei.gob.cu/sites/default/files/turismo_nac_e_int_indicadores_seleccionados_enero-diciembre_2020.pdf

 

UN LARGO APAGÓN INFORMATIVO

Por Jorge Gómez Barata

Cuba ha podido resistir el bloqueo de los Estados Unidos, pero no anular sus efectos. El más vasto y prolongado entramado de sanciones económicas financieras y comerciales, impacta sobre todos los sectores y sobre toda la población cubana, condicionado incluso el proceso revolucionario en su conjunto. El bloqueo no solo ha dificultado el desarrollo, sino que en algunos casos provocó retrocesos.

En un breve período, Cuba, que en los años sesenta era un país de desarrollo medio en los estándares de la región y dependía de Estados Unidos, se vio obligada sustituir su equipamiento industrial, las plantas eléctricas y las refinerías, el transporte de carga y pasajeros, la flota aérea, la maquinaria agrícola, el material ferroviario, los equipos de telecomunicaciones, los instrumentos de pesas y medidas, incluso las herramientas de mano.

En términos cualitativos, la reconversión no favoreció el desarrollo porque el cambio no se realizó hacía una tecnología más avanzada sino para una más atrasada y menos eficiente. El proceso afectó también a los ámbitos culturales. Los filmes y la literatura soviética, los textos, los espectáculos artísticos, las exposiciones y las revistas, llegados de la Unión Soviética, no se sumaron a los existentes para enriquecer los entornos culturales locales, sino que llenaron vacíos creados por el bloqueo.

Durante los primeros treinta años, (1960-1990) la colaboración soviética fue un paliativo al bloqueo y un factor que favoreció el crecimiento económico, la aplicación de políticas sociales y el progreso cultural. En el segundo tramo de otros 30 años (1990- 2021),la Isla ha transitado en solitario, cargando lastre y, a veces, aportando más de lo que se recibe.

Entre los elementos menos estudiados del bloqueo norteamericano y figuran las consecuencias no económicas.

En Cuba desde hace 60 años no circula ninguna publicación occidental y desde hace 40 ninguna extranjera, las últimas fueron las soviéticas Sputnik y Novedades de Moscú. A ello se han sumado las limitaciones para la importación o impresión de libros, especialmente novedades literarias y científico técnicas, además de la ausencia de los escenarios cubanos de figuras internacionales del espectáculo, así
como la exclusión de los representantes y bienes de la Isla en el mercado internacional del arte y la literatura.

Las consecuencias culturales, incluida la cultura política, de tan prolongado aislamiento son difíciles de calcular.

En la presente coyuntura, el presidente Diaz-Canel cuya preocupación por incorporar a los procesos nacionales, la mayor cantidad posible de ciencia e información de calidad, y que se esfuerza por encontrar nuevas formas de luchar contra el bloqueo estadounidense, lo cual incluye insertar al país en los ambientes globales, para lo cual se precisa reformas estructurales a escala del sistema, incluyendo aperturas y políticas informativas que avancen en la modernización y la remoción de los arcaicos conceptos con que se gestiona y realiza la prensa cubana, procurando integrar a los medios y a los profesionales cubanos en los ambientes internacionales.

Abrir las murallas no es necesariamente una claudicación sino una victoria. Allá nos vemos.

15/05/ 2021

viernes, 14 de mayo de 2021

ASISTENCIA SOCIAL: quien ley establece, guardarla debe (II y final)


El presupuesto asistencial se amplía con los servicios sociales comunitarios. La mayoría de las madres trabajadoras de hijos con discapacidad severa reciben prestaciones equivalentes al último salario que devengaban en su centro laboral. Pero el tratamiento no es homogéneo y se infringen procedimientos establecidos. A partir de la reforma de salarios tendría que replantearse a quiénes irán dirigidos los servicios de asistente a domicilio, cuyos gastos recaen sobre las arcas estatales. Existen mecanismos para detectar irregularidades en la ejecución de los gastos asistenciales, así como vías de apelación y denuncia de quienes sientan quebrantados sus derechos de recibir protección



La atención a la niñez con discapacidad es prioridad de la política asistencial en Cuba. (Foto: www.ujc.cu).

Por DELIA REYES GARCÍA

Fotos: YASSET LLERENA ALFONSO

Cuando Tonito nació, sufrió una meningoencefalitis bacteriana que lo dejó postrado de por vida. El niño nunca supo lo que era jugar bolas, tirar una pelota, empinar chiringas en el barrio, corretear con los amigos a la hora del receso… Su madre, Ada Pérez Artega, desde hace 26 años no ha tenido consuelo. “Nadie puede imaginar el dolor, el sacrificio de cuidar un hijo en estas condiciones”, dice mientras lo peina con ternura.

Antes de salir embarazada, Ada era custodio en los molinos de Regla. Luego del nacimiento del niño, como cualquier mujer en Cuba tuvo el derecho a una licencia retribuida por un año, pero no pudo retornar al empleo por la enfermedad de Tonito. Fue entonces cuando solicitó la ayuda de la asistencia social en la dirección municipal de Trabajo de Arroyo Naranjo. “Me dieron una chequera –recuerda– que agradecí muchísimo, para cubrir gastos básicos como alimentación y medicamentos”.

Un tiempo después (2003-2004), conoció de un nuevo programa para las madres de hijos con discapacidad severa. “Fui a la oficina de Trabajo, allí me indicaron que debía buscar el expediente laboral donde estuve empleada. Pero en la empresa nunca apareció ese documento. Entonces las autoridades municipales, sin siquiera realizar una investigación, decidieron que no podía recibir los beneficios de ese programa y, en su lugar, me mantuvieron la cuantía anterior, que era inferior”, relata la madre.

A partir de enero del actual año, le incrementaron la prestación a 2 060 pesos, “pero todos los precios subieron, cuando saco las cuentas, seguimos en las mismas o peor. El refrigerador y el televisor están rotos hace mucho tiempo, sin tener cómo arreglarlos”. En el núcleo familiar de Ada convive además su otra hija, desempleada desde el comienzo de la covid-19, y dos nietos menores sin pensión alimenticia del padre.


Leonilda Betancourt Expósito agradece la protección del Estado.

Claudia jamás pudo jugar con muñecas o a las casitas. Al nacer sufrió una parálisis cerebral que la dejó postrada. En aquellos momentos la madre, Leonilda Betancourt Expósito, trabajaba como Técnico B en Estadística en el centro de salud Las Praderas. Ella pudo mantenerse laborando mientras la abuela materna y el padre de la niña se ocuparon de cuidarla.

“Cuando aprobaron el programa para las madres de hijos con discapacidad severa, hice la solicitud a la dirección de Trabajo del municipio de Playa. Poco después comencé a recibir una prestación equivalente al salario que recibía como trabajadora”, sostiene Leonilda. Desde el pasado mes de enero, ella comenzó a cobrar 3 260 pesos, cuantía correspondiente a los incrementos salariales aprobados para la plaza que ocupaba dentro del sector de la salud. “Siempre me he sentido apoyada y amparada por el Gobierno”, reconoce. En la casa convive además su esposo, jubilado del Ministerio del Interior; y un hijo que es ingeniero informático.

En el país suman más de 3 000 mujeres beneficiadas con el programa de madres cuidadoras. Ellas reciben prestaciones de la asistencia equivalentes al salario que devengaban en sus puestos de trabajo hasta el momento del surgimiento de alguna discapacidad severa en sus hijos. También tienen derecho a recibir los incrementos del salario escala que se realicen. Con la implementación de la Tarea Ordenamiento igual han sido favorecidas.

Sin embargo, el tratamiento no es homogéneo para todas las que están en similares condiciones. En Cuba, alrededor de 800 madres se encuentran en desventaja, hoy reciben cuantías muy por debajo de lo que les correspondería.

¿Unas sí, otras no?



Ada Pérez Arteaga reclama el derecho a ser tratada como madre cuidadora.

“Un programa único en el mundo es este de la mamá cuidadora. En 2002, el Comandante en Jefe propuso la noble idea de pagarles el salario a mujeres trabajadoras madres de hijos con discapacidad severa. Pero luego ese programa se extinguió en 2009. A partir de ese año, los nuevos casos dejaron de recibir ese derecho de prestaciones equivalentes al salario que devengaban, aunque siguen protegidas con las cuantías establecidas para la asistencia social, que son mucho más bajas”, reconoce Reider Rodríguez Rodríguez, subdirector de Prevención, Asistencia y Trabajo Social en Playa.

Las razones de por qué sucedió así son desconocidas en las direcciones municipales de Playa, San Miguel del Padrón, Marianao y Cerro. Tampoco pudieron explicar las causas, Ivette Moya Pupo, directora de Trabajo y Seguridad Social, ni Irina Torres Folgado, subdirectora de Prevención, Asistencia y Trabajo Social, ambas de La Habana.

El 6 de septiembre de 2016, en el reportaje Amparo no sin angustias, BOHEMIA alertaba, luego de un recorrido por cuatro provincias del país, que las madres de hijos con discapacidad severa no estaban recibiendo los beneficios de ese programa.

Según los procedimientos del MTSS, actualizado en varias ocasiones, ellas siguen disfrutando de esos mismos derechos en todos los casos, sin exclusiones.

Los procedimientos que instrumentan una norma (leyes, decretos, etc.) pueden variar, ampliar sus alcances, en dependencia de las nuevas condiciones socio-económicas, pero no deben violarse. Así lo precisa Carlos Manuel Díaz Tenreiro, Magistrado del Tribunal Supremo: “el manual de procedimiento traza una manera de actuar, de hacer, y es obligatorio su cumplimiento”.

¿Por qué entonces el tratamiento no es homogéneo para todas las madres? Belkis Delgado Cáceres, directora de Prevención, Asistencia y Trabajo Social del MTSS, confirma: “quienes tenían sus hijos con discapacidad severa antes de 2009, recibían una prestación equivalente al último salario devengado. Eso varió para las otras que después de esa fecha tuvieron hijos en similares condiciones físicas. Fue una decisión colegiada. Ellas comenzaron a recibir las cuantías establecidas en la escala de la asistencia social. De una manera, o de otra, todas son protegidas. Si bien existen diferencias. Ahora con la reforma de los salarios, y de las prestaciones, no hay que ser matemáticos para ver con mayor claridad esa diferenciación. Esta situación la estamos evaluando”.

Solo el amor…



Un documento imprescindible.

Mariam ya cumplió los siete años. Es una pequeña hermosa e inteligente. A diferencia de otros niños que utilizan las manos para pintar, ella lo hace con los pies. Mariam nació sin brazos. Su mamá, Ayled Sardiña, es psicóloga. Luego del año de licencia retribuida, no pudo reincorporarse al Centro de Salud Mental de Guanabo, donde trabajaba en el municipio de La Habana del Este. Desde el nacimiento de su bebita, todo giró 360 grados.

Después de la licencia, Ayled solicitó la asistencia social para poder costear los gastos de la familia. Pero, “en lugar de recibir una prestación equivalente al salario que devengaba como psicóloga, comencé a recibir una cuantía mucho menor. Con eso, y lo que ganaba Félix, el padre de Mariam, tuvimos que ajustarnos. Contando cada centavo”, narra la madre.

Si bien a estas mujeres trabajadoras que tienen hijos con discapacidad severa les dieron la oportunidad de incluir los años dedicados al cuidado de sus hijos a los efectos de la jubilación, no es lo mismo tomar como base de cálculo la prestación monetaria de la asistencia social, que el salario devengado. Por este concepto, también están en desventaja con el resto.

Afortunadamente, la estrechez económica comenzó a aliviarse en esta familia desde el pasado enero, cuando le comenzaron a pagar a Ayled una prestación mensual de 4 810 pesos, el mismo salario que recibiría si estuviera trabajando. Pero las otras, aún esperan un acto de justicia.



Hoy se estudia qué hacer con las madres trabajadoras no beneficiadas con prestaciones equivalentes al salario, asegura Belkis Delgado Cáceres.

A la vista de la legalidad

El derecho de las madres de hijos con discapacidad severa está avalado en los “Procedimientos para el otorgamiento, ejecución, control y revisión de las prestaciones de la asistencia social”, de 2009; y que luego ampliaron su alcance en el “Manual de Procedimientos para el trabajo de prevención, asistencia y trabajo social”, de 2012. Ambos, emitidos por el MTSS, instrumentaban la implementación de dos normas jurídicas publicadas en la Gaceta Oficial de la República de Cuba: la Ley No. 105 de Seguridad Social, del 22 de enero de 2009, aprobada por la Asamblea Nacional del Poder Popular; y el Decreto No.283 Reglamento de la Ley de Seguridad Social, del 24 de abril de 2009, del Consejo de Ministros.

En el caso del Manual citado, mantuvo los mismos requisitos que el anterior: “[…] la madre haya estado vinculada laboralmente en el momento del nacimiento del hijo, o cuando este adquirió la discapacidad; haya abandonado su vínculo laboral ante la necesidad de dedicarse a su cuidado; o el grado de discapacidad del hijo le impida acceder al sistema nacional de educación […]”.

En cuanto a las características de esta protección, el Manual conservó iguales preceptos: “Las madres protegidas con esta modalidad reciben una prestación monetaria temporal de la asistencia social equivalente a su último salario devengado, excepto la estimulación en moneda libremente convertible. Las madres tienen derecho a recibir el incremento del salario escala que se realice como parte de la política salarial que se aplique, excluyendo los nuevos pagos adicionales que se aprueben”.

A diferencia del anterior, el Manual otorga mayores beneficios a estas madres, en tanto se les reconoce “el período dedicado al cuidado de sus hijos como tiempo de servicios a los efectos de la jubilación. Además, si se comprueba que el núcleo familiar presenta insuficiencia económica, se aprueba una prestación monetaria temporal excepcional”.

Calidad de vida

La Ley 105 de Seguridad Social especifica que son servicios sociales comunitarios aquellos que se ofrecen en instituciones cercanas al domicilio de las personas. Así se propicia su permanencia en el entorno habitual, la realización de las actividades de la vida diaria y elevar su calidad de vida.

Entre estas modalidades se encuentran: la protección a madres de hijos con discapacidad severa, la alimentación en comedores sociales o a domicilio, los cuidadores domésticos y centros de entrenamiento socio-laboral.

Un mejor paso para la vejez

Los altos precios que comenzaron a aplicarse en los comedores sociales, a inicios de la Tarea Ordenamiento, impactaron desfavorablemente en quienes recibían estos servicios



Ante todo, solidaridad.

El Sistema de Atención a la Familia (SAF) El Caribeño, en el capitalino municipio de San Miguel del Padrón, luce impecable. Por la covid-19 han redoblado las medidas de higiene en el servicio que se presta a quienes reciben la ayuda de la asistencia social. Ellos llegan al mediodía con sus pozuelos plásticos y compran sus raciones de almuerzo y comida.

“En los primeros días de enero los precios de estos alimentos se dispararon de una manera increíble, luego bajaron un poco, pero todavía siguen altos. Tengo que llevar las cuentas a punta de lápiz porque no alcanza el dinero. Estos dos almuerzos antes costaban un peso cada uno, ahora suman 22.10. El valor se incrementó más de 10 veces. Cuando sacas además lo que tienes que pagar en la bodega, los gastos en medicina, electricidad, gas, teléfono, agua, no alcanza ni para coger la guagua”, sostiene Teresa Álvarez Asirgelo. Ella, de 67 años, y su hijo de 46, enfermo de VIH-sida, reciben una prestación de 2 060 pesos.

Otros asiduos al lugar manifestaron similares insatisfacciones con el precio de los alimentos. Nubia del Toro Delis, administradora de El Caribeño, explica que en el establecimiento reciben este servicio unos 175 comensales. “A principio de enero, cuando conocieron del incremento de precio, a 18 pesos cada ración, muchos dejaron de asistir y los que vinieron lo hicieron bajo protesta. La reacción fue explosiva.


Teresa Álvarez lleva a punta de lápiz las cuentas en el SAF El Caribeño.

“Tuvimos que vender la comida en la calle, para no perder lo que habíamos elaborado. Luego hicimos un debate en la empresa sobre ese asunto y entonces los precios bajaron un poco, pero para ellos siguen altos”, reconoce.

Con la reorganización del servicio, agrega, ya allí no ofertan desayunos, el suministro de alimentos es estable, la calidad ha mejorado, pero mantienen el mismo gramaje. A unas 46 personas que no pueden asistir por problemas de salud, les mantienen el servicio de mensajería hasta la puerta de sus hogares.

Leidy Laura Pérez González, directora de Trabajo y Seguridad Social en el municipio de San Miguel del Padrón, explica: hay 1 904 censados que reciben alimentación en los 11 SAF del territorio. “En los comienzos de la Tarea Ordenamiento, con los nuevos precios, disminuyó considerablemente la cantidad de comensales. Los estudiantes universitarios estuvieron por acá monitoreando este tema. Luego de despachos con los administradores y los directores de la Gastronomía, los precios disminuyeron, pero eso todavía está bajo presión”, asegura.

Ni pío

El deterioro, acumulado por varias décadas, es apreciable en el Pío Pío de Playa, donde se encuentra uno de los comedores del SAF de este municipio capitalino. Allí son atendidos unos 130 comensales, pero las condiciones del inmueble dejan mucho que desear. No hay ni siquiera sillas y mesas donde, en condiciones normales, puedan sentarse quienes reciben este servicio comunitario. En la cocina no hay agua porque las pilas están taponadas.

“Pero meses atrás era peor. Nos tenían tirados en el parqueo como si fuéramos animales. La calidad de la elaboración de los alimentos era pésima y la cantidad para qué hablar”, asegura Rafael Más Sánchez, asiduo del lugar. No solo esas condiciones les disgustan e inquietan.

“A principios de año, muchos dejamos de asistir al SAF. Es verdad que nos subieron la cuantía de las prestaciones y las jubilaciones, pero aquellos precios eran un abuso, luego fueron más asequibles, pero realmente siguen elevados”, considera Carlos Gómez Blanco, quien recibe 1 260 pesos para solventar sus necesidades más elementales. Criterios similares comparten Hanoi Boza Hernández, Roberto Guido Rodríguez y Pablo Casanova Tojo.



En el SAF Pío Pío de Playa, los entrevistados manifestaron descontento con los actuales precios.

Cuando Erislendy Calderín Valdés-Lombillo, el nuevo administrador del SAF Pío Pío, llegó a la unidad a principios de febrero: “encontré muchas insatisfacciones y verdaderamente tenían razón. Lo primero que hice fue sacarlos del parqueo. Pero como puede ver, este lugar está muy deteriorado.

“Ellos también se quejan de los precios. De la cantidad de personas que recibían este servicio, alrededor de una decena renunció. Otros se han incorporado porque han visto que la calidad ha mejorado”, afirma el joven administrador, quien tiene entre sus planes abrir allí, además, una cafetería.

El municipio de Playa cuenta con nueve unidades del SAF y están censadas 1 125 personas. “El mes de enero fue un poco caótico en el sentido de que muchos dejaron de asistir porque los precios de los tables que había aprobado el Consejo de la Administración Provincial eran muy altos y cuando ellos hacían sus cálculos no les daba la cuenta. Luego de un estudio, se bajaron algo los precios”, explica Reider Rodríguez Rodríguez, subdirector de Prevención, Asistencia y Trabajo Social en Playa.

A partir de febrero, agrega el subdirector, la presencia de los comensales comenzó a elevarse discretamente. El table aprobado tiene un precio máximo de 17 pesos diarios para las dos comidas, siempre que cumpla con los nueve surtidos establecidos; de lo contrario, es menos.

Según Ivette Moya Pupo, directora de Trabajo y Seguridad Social de La Habana, e Irina Torres Folgado, subdirectora provincial de Prevención, Asistencia y Trabajo Social, en la capital, estaban censadas unas 4 970 personas y casi la mitad no estaba asistiendo a los SAF. Luego de un estudio, donde participaron los estudiantes universitarios junto a funcionarios de Gastronomía, y se tocaron las puertas de muchas de esas personas, se orientó por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) revaluar la situación económica de quienes no pueden costear estos precios y aprobarles una prestación adicional, precisa Torres Folgado.

Sin embargo, resulta paradójico, por un lado casi la mitad de los censados dejaron de asistir a los SAF ante el incremento de precios de los alimentos; mientras por la otra, Belkis Delgado Cáceres, directora de Prevención, Asistencia y Trabajo Social del MTSS, sostiene: “a partir del incremento de las pensiones, 10 000 jubilados en el país dejaron de recibir una prestación monetaria adicional de la asistencia social para cubrir sus gastos de alimentación”.

Asistente a domicilio


Reider Rodríguez Rodríguez, subdirector de Prevención, Asistencia y Trabajo Social en Playa sostiene que los precios se corresponden con la variedad del menú.

Hace un año, el octogenario Aracelio Romero Borges, quien padece de una insuficiencia renal y está prácticamente ciego, es cuidado en su casa por Elizabeth Herrera Ortiz, asistente social a domicilio en Playa. Por este trabajo, Elizabeth recibe ahora, con el incremento de los salarios, 2 810 pesos que paga el presupuesto de la asistencia social. Su horario es de 8:00 am a 4:30 pm, de lunes a viernes, y sábados alternos. Ella se ocupa de los quehaceres domésticos y atender las necesidades del anciano.

Debido a un fuerte catarro que padecía Aracelio, Elizabeth no estaba en la casa el día de nuestra visita. Por supuesto, tampoco pudimos conversar con él, pero por su hija, Norma Romero Almaguer, conocimos estos detalles. Ella es trabajadora por cuenta propia y, aunque su dirección está en la casa del padre, no vive ahí, sino con su esposo en otro lugar.

Según Rodríguez Rodríguez, este servicio de la asistencia social a domicilio solo se otorga a adultos mayores o personas con discapacidad que vivan solas y carezcan de familiares obligados a su cuidado. En el caso de ancianos que vivan con otros familiares, pero sean personas de interés económico, científico o social para el país, el MTSS aprueba este servicio. Con la descentralización de facultades, el municipio de Trabajo es el encargado de otorgarlo.

En Playa, argumenta el joven, 135 núcleos cuentan con asistentes sociales a domicilio, de estos casos beneficiados, 99 son adultos mayores que no tienen ningún familiar obligado.

Las personas que no clasifican en el rango de interés económico, científico o social, tienen que buscar las vías para pagar por el cuidado de sus familiares que vivan solos o presenten alguna discapacidad. Ahora bien, si el incremento en los ingresos benefició a trabajadores y jubilados, e incluso favoreció a los de las escalas salariales superiores, ¿por qué tiene el presupuesto de la asistencia social que cubrir los gastos de asistentes a domicilio de quienes pueden contratar y pagar este servicio?

¿Cuánto dinero pudiera ahorrar el Estado y destinar a otros que, en franca desventaja económica, reciben bajas prestaciones o no tienen cómo costear ese servicio?

Bajo lupa

El presupuesto asistencial vuelve al foco de atención de la Contraloría. Las personas tienen diferentes vías para establecer una queja


Uno de los destinos del presupuesto social es cubrir necesidades básicas de alimentación.

Todos los años, la Contraloría General de la República fiscaliza la elaboración, ejecución y liquidación del presupuesto del Estado. En esta importante función, también son auditados los gastos de la asistencia social, aunque desde hace unos tres años esto dejó de hacerse, porque no eran gastos representativos, explica Reinol Pérez Fonticoba, vice contralor.

Sin embargo, “ahora con la Tarea Ordenamiento tiene una altísima prioridad y lo estamos verificando en la liquidación del presupuesto de 2020. Los gastos de la asistencia social forman parte de los gastos corrientes de la actividad presupuestada. En este caso, son las direcciones municipales de Trabajo las encargadas de administrarlos correctamente.

“Si llegamos a los lugares y apreciamos dificultades en la ejecución financiera, en el control interno o en los registros contables, la muestra para confirmar en el terreno es mucho mayor. Cuando hay quejas y denuncias de mala administración del presupuesto de la asistencia social, eso es una luz roja de alarma. Y si el que está denunciando es un asistenciado, pues se incorpora a la muestra de los casos a visitar”, precisa el también máster en Contabilidad.

Cuando las personas quieran establecer una queja, asegura Pérez Fonticoba, pueden dirigirse a la oficina de Atención a la Población, en la sede central de la Contraloría, o en las provincias. Además cuentan con un sitio web, Facebook, Twitter, aunque los planteamientos no se hacen públicos.

En el tratamiento a las denuncias, la Contraloría es muy exigente, amplía. “Nunca las trasladamos al organismo que se está denunciando, las investigamos nosotros mismos. En este caso están las ilegalidades, hechos de corrupción administrativa o desvíos de recursos. Cuando se trata de incumplimientos de organismos rectores, los trasladamos al ministro correspondiente, pero bajo control. Y se fija un plazo de respuesta”.

Pérez Fonticoba asegura que es común que les lleguen quejas y denuncias relacionadas con vivienda, construcción, sistemas salariales, agricultura, pero no de la asistencia social.


Reinol Pérez Fonticoba, vice contralor, asegura que se audita en profundidad los gastos destinados a la asistencia social.

En las auditorías realizadas por la Contraloría a los presupuestos asistenciales en momentos anteriores han detectado descontrol administrativo de los procesos, vencimientos de los términos de las prestaciones; expedientes desactualizados, sin los documentos probatorios. “Cuando esto sucede, queda un vacío que es proclive para cualquier cosa, ilegalidades y desvíos”, sentencia.

Canales

Cuando a la persona que solicita la ayuda asistencial le es denegada por las autoridades municipales de Trabajo, puede apelar ante el Intendente. Es un derecho que establece el Decreto 25 de 2020, en su artículo 269: En caso de inconformidad con la decisión adoptada por el Consejo de Dirección de Trabajo, presenta la reclamación correspondiente ante el Intendente…

La Constitución de la República, en su artículo 70, refrenda: “El Estado, mediante la asistencia social, protege a las personas sin recursos ni amparo, no aptos para trabajar, que carezcan de familiares en condiciones de prestarle ayuda; y a las familias que debido a la insuficiencia de ingresos que presenten, así lo requieran, de conformidad con la ley”.

La gobernanza de la próxima pandemia

América Latina muestra cómo la incompetencia de los gobiernos agrava el impacto de la crisis sanitaria. Son necesarias buenas estrategias nacionales, pero también mejorar la capacidad de respuesta global


ERNESTO ZEDILLO|MAURICIO CÁRDENAS


ENRIQUE FLORES

Los brotes de nuevas enfermedades altamente infecciosas son inevitables. Sin embargo, en el siglo XXI, las pandemias son opcionales. Esta es una de las aserciones más importantes del informe del Panel Independiente para la Preparación y Respuesta ante una Pandemia publicado esta semana. Esto implica que el enorme costo humano y económico que se está sufriendo como consecuencia del covid-19 era evitable.

Se conocía, y se advertía, desde hacía muchos años de una amenaza muy real de un patógeno respiratorio nuevo, de rápido movimiento y altamente letal, que podría matar a millones de personas y acabar con una parte importante de la economía mundial. También se sabía, en principio, qué hacer para evitar que dicha enfermedad deviniese pandemia. A pesar de este bien documentado conocimiento, el brote de covid-19 se convirtió en una pandemia que hasta ahora ha causado la muerte de 3,3 millones de personas y la destrucción de hasta la cuarta parte del equivalente al PIB mundial de 2019.

El Panel Independiente, del cual somos los dos miembros latinoamericanos, ha concluido que el sistema internacional dispuesto a lo largo de los años para enfrentar las amenazas de pandemias indudablemente no cumplió al enfrentar la covid-19. En pocas palabras, la mayoría de los países no se prepararon según lo estipulado con rango de obligación por el Reglamento Sanitario Internacional y otros instrumentos multilaterales existentes. Además, ahora está claro que los mecanismos disponibles, incluso si se hubieran aplicado eficazmente, lo que claramente no fue el caso, no habrían sido suficientes. Por lo tanto, para prevenir una próxima pandemia, se debe emprender de inmediato una reforma significativa del sistema internacional.

En consecuencia, el Panel, entre otras medidas, propone elevar la preparación y respuesta ante una pandemia al más alto nivel de responsabilidad política, mediante el establecimiento de un consejo mundial, integrado por jefes de Estado y de Gobierno, para tomar las decisiones estratégicas en relación con las amenazas globales contra la salud. Este Consejo debe encabezar los cambios necesarios en el sistema internacional, incluida la adopción de una convención marco, el fortalecimiento de la autoridad de la OMS y el aseguramiento de su independencia financiera, mediante un aumento significativo en las aportaciones obligatorias de los Estados miembros. La OMS debe utilizar el fortalecimiento de sus capacidades para, entre otros fines, establecer un nuevo sistema global de vigilancia epidemiológica, basado en la transparencia total de todas las partes; ser más ágil y contundente para declarar emergencias de salud pública internacional, investigar rápidamente patógenos con potencial pandémico contando con acceso inmediato a los sitios pertinentes; garantizar que todos los gobiernos nacionales actualicen sus planes nacionales de preparación en función de las metas y los puntos de referencia de la propia OMS y asuman con claridad la rendición de cuentas en el cumplimiento de dichos planes. El Consejo también debe liderar la creación de un mecanismo internacional de financiación de pandemias que comprometa contribuciones a largo plazo de todos los países. También deberá transformar la plataforma ACT-A existente en un mecanismo permanente y suficientemente dotado para la provisión de vacunas, terapias, diagnósticos y otros suministros esenciales. El Panel ha recomendado que por lo pronto se acuerde la redistribución de excedentes de vacunas disponibles en algunos países hacia países y poblaciones en situación de alto riesgo.

Tener un mucho mejor sistema internacional es importante, pero no suficiente. En última instancia, la responsabilidad de hacer frente a la amenaza de una pandemia recae en los propios países. Sin duda, esta realidad se está probando durante la pandemia en curso. El Panel Independiente encontró que ha habido enormes diferencias entre países, tanto en la forma en que han enfrentado la enfermedad como en los resultados obtenidos en cada caso. Algunos países lograron acotar drásticamente la propagación de la enfermedad y contener sensiblemente sus daños económicos, mientras que otros han tenido tasas muy altas de infección y mortalidad junto con importantes costos económicos y sociales.

La diferencia entre los malos y los buenos desempeños es realmente abismal, con diferencias en las tasas de infección y mortalidad que son cientos, e incluso miles, de veces mayores en los primeros que en los segundos.

El Panel ha determinado que los países que lo han hecho mucho mejor actuaron decisivamente de inmediato, sin esperar a ver si el virus estaría contenido en otras partes del mundo. Sus gobiernos nacionales estuvieron dispuestos y bien organizados para buscar la coordinación y el consenso entre los diferentes niveles de gobierno —estatal y municipal— y con la sociedad civil, con procedimientos claros de toma de decisiones. Procedieron rápidamente a asignar más recursos financieros y humanos a la salud pública e invirtieron significativamente en realizar pruebas masivas de la enfermedad. Los líderes de esos países actuaron con humildad, total apertura y confianza en el asesoramiento científico, así como con capacidad para cambiar de rumbo ante nueva evidencia y además reconocer y rectificar errores. Trabajaron para construir unidad en lugar de división y, lo que es más importante, mostraron una palpable empatía por el sufrimiento de sus ciudadanos.

En prácticamente todos los aspectos, la respuesta fue exactamente la contraria en los países cuyas poblaciones han sufrido más por la enfermedad. Desafortunadamente, los países latinoamericanos figuran de manera muy prominente entre los que han enfrentado peor la pandemia. Entre los 15 países con la tasa de mortalidad por covid-19 más alta, seis son latinoamericanos. Es doloroso y vergonzoso que América Latina, que tiene un poco menos del 8% de la población mundial, haya contribuido con casi el 47% del total de muertes causadas por la covid-19. También es revelador que la región latinoamericana haya tenido en el 2020 los peores resultados económicos del mundo. Mientras que la producción mundial se contrajo un 3,3%, en América Latina y el Caribe la contracción fue del 7%, y países como Argentina, Perú y México registraron algunas de las mayores reducciones del PIB del mundo. Los avances logrados durante la primera década y media del este siglo para reducir la pobreza y la desigualdad en varios países de la región prácticamente se borraron en tan solo un año. El daño seguramente se hará sentir durante mucho tiempo, lo que obviamente es el caso con la educación perdida. La mala planificación, salvo contadas excepciones, para la adquisición de vacunas, que se está traduciendo en un ritmo de inmunización bastante lento en comparación con otros países, será otra de las causas de los efectos negativos a largo plazo de la pandemia en la mayor parte de nuestra región.

El desastre latinoamericano no se puede atribuir de ninguna manera a las condiciones en las que la pandemia encontró el estado de nuestras economías o de nuestros sistemas de salud. Otros países con economías más pobres y una infraestructura de salud más modesta han hecho un trabajo mucho mejor en la protección del bienestar de sus poblaciones y sus economías. En consecuencia, la explicación de por qué nuestros países tienen la dudosa distinción de estar entre los más golpeados por la pandemia, debe referirse a las malas estrategias y políticas de gobiernos incompetentes que han fallado miserablemente a sus ciudadanos.

Al ritmo actual de vacunación, el fin de la pandemia en América Latina parece todavía remoto, en algunos de nuestros países a dos años o más de distancia, lo que significa que ni siquiera aquellos que ahora están un poco mejor con sus programas de vacunación estarán seguros, pues el virus no respeta fronteras. El riesgo de nuevas oleadas de infección y mortalidad acompañadas de destrucción social y económica, será una amenaza constante para nuestras naciones. Por lo tanto, no es demasiado tarde para que nuestros gobiernos aprendan de las lecciones, bien documentadas por el Panel Independiente, de los países que han logrado proteger a sus pueblos de la enfermedad, y comiencen por fin a actuar con inteligencia, decisión, humildad, transparencia, honestidad, y empatía con el dolor humano, todo lo cual ha estado ausente en muchos de nuestros países durante la tragedia en curso.

Ernesto Zedillo Ponce de León, es profesor de economía y política internacional en la Universidad de Yale; fue presidente de México entre 1994 y 2000. Mauricio Cárdenas Santamaría es investigador sobre energía en la Universidad de Columbia, y fue ministro de Hacienda de Colombia de 2012 a 2018. Ambos son miembros del Panel Independiente para la Preparación y Respuesta ante una Pandemia de la OMS.

La pandemia de la Covid en Cuba crece. Nuestras vacunas, la solución.

 Por Humberto Herrera Carlés

En realidad, el sueño idílico que tuvimos con el control de la pandemia hasta la primera quincena de diciembre del 2020, acabó.  Estamos viviendo el tercer rebrote que ya dura cinco meses y no se presentan signos de control.

La indisciplina social, la incapacidad  de las autoridades de controlarla e implementar mecanismos para evitar concentraciones ciudadanas,  como las inevitables "colas" para adquirir lo elemental, y  ante lo inexplicable que no funcione eficientemente por ejemplo  "TUenvio", así como lentitud en las reformas necesarias en la comercialización de productos,  unido a la aparición de nuevas cepas más contagiosas de 5 países presentes en Cuba, han creado una tormenta perfecta que impacta en la vida de los ciudadanos y en la economía del país.

A esto señalar el oportunismo de los EE. UU. y los incumplimientos, hasta el presente, de las promesas electorales de Biden de normalización de relaciones a los niveles de Obama. Todo ha quedado intacto, es como si Biden hubiera concedido un "plazo" a la mafia anticubana para que demuestren sus "resultados" en esta coyuntura. Esto no es nuevo, en pleno periodo especial aprobaron las leyes Helms Burton y la Torricelli para dar un “tiro de gracia” a la revolución, con la caída del campo socialista, solo que no pudieron, pero significó un alto costo en el nivel de vida de nuestro pueblo, y algunas afectaciones como la caída del salario real, siguen presentes.

Estadísticas covid-19 en Cuba hasta ayer.

1-  Confirmados, promedios diarios por meses

Al día de hoy tenemos 121 838 casos confirmados de Covid, pero  todos los récord para un día y mes se han producido en el 2021, incrementándose cada mes.

El gráfico a continuación  que refleja el promedio diario por mes a partir del mes de octubre del 2020, se muestra un ascenso sostenido, quiere decir que el nivel de contagio lejos de disminuir se ha ido escalando, incluso en los 13 primeros días del mes de mayo el promedio diario ya sobrepasa el de abril.

 
Elaboración propia, Datos MINSAP

 2-  Activos por meses.

Los casos activos ( personas que tienen la enfermedad) han ido escalando en correspondencia con el aumento del contagio de la enfermedad, no olvidar que los recuperados tienen un ciclo entre 10 a 14 días, y algunos exceden ese tiempo y hoy hay 46 en estado crítico, y 97 graves.  Podemos decir que el 13 de mayo del 2021 se alcanzó la cifra más alta de casos activos desde que empezó la Covid en Cuba en marzo del 2020 como se refleja el siguiente gráfico.  Para que estos desciendan, hay que disminuir la tasa de confirmados, no hay otro camino.

Elaboración propia, Datos MINSAP


3-  Tasa de contagio por mes y fallecidos

El nivel de contagio se mide de acuerdo a los diagnosticados como positivos de la enfermedad relacionado con el número de muestras; estas últimas que se han ido incrementando igualmente por mes con la creación de nuevos laboratorios. Así por el promedio de muestras por meses en este 2021 es: enero 13 360, febrero 18 095, marzo 19 150, abril 21 626 y  mayo 22 438 muestras promedios diarias.

Esta pesquisa debe dar menos de 5.00 positivo según la OMS para que se esté en control de la enfermedad, sino hay que tomar medidas adicionales de intervención para controlar la misma.  El 11 de mayo se alcanzó 5.86 que es la cota más alta de toda la historia del Covid en Cuba. El 12 de mayo 5.17 y ayer 13 de mayo 5.52, en cualquier país con estos indicadores implementarían confinamiento total.

Igualmente, para ilustrar mejor, el promedio de la tasa de positividad por meses del 2021 es la siguiente: enero 3.61, febrero 4.56, marzo 4.33, abril 4.84 y mayo 4.90. El gráfico siguiente así lo demuestra.

Elaboración propia, Datos MINSAP
. 

Los fallecidos (785) lamentablemente  se han incrementado  en proporción al nivel de contagio y algo mas. El siguiente gráfico muestra el promedio diario de fallecidos por meses, desde octubre 2020 al 13 de mayo 2021, y se observa una tendencia ascendente, solo en marzo existió una disminución, que fue superada en el mes de abril.

Elaboración propia, Datos MINSAP
.
Aun cuando acumuladamente nuestra tasa de mortalidad es de 0.64 por cada 100 contagiados hasta el día de hoy, lo cierto es que en abril fue de 0.73 y en los trece primeros días de mayo es ya de 0.92, al punto de que el presidente Díaz Canel ordeno investigar el incremento de la misma. 

4-  Intervención sanitaria con dos candidatos vacunales cubanos. 

Con dos de los cinco candidatos vacunales, en fase III: Soberana 2 y Abdala, Cuba aprobó una intervención sanitaria perfectamente reconocida por los protocolos internacionales, acorde a los resultados positivos obtenidos en las diferentes fases, y esto permitirá continuar con la validación de resultados, al tiempo de inmunizar al 70 % de la población entre mayo –agosto.

Fuente : Cubadebate

El plan está concebido como una conjugación de acciones en los territorios de mayor incidencia de la pandemia, así como con los grupos de riesgos y trabajadores de la salud por otra.  El tipo de vacuna que se aplicara en los territorios coinciden con la aplicada en los mismos en las fases I, II y III. Ambos candidatos tienen tres dosis a aplicar, Abdala 0-14-28 días y Soberana 2 en 0-28-56 días, esto implica amén de la efectividad de las mismas que son altas[i], según lo que se ha informado, que Abdala tiene la ventaja de aplicarse las tres dosis en casi un mes, mientras Soberana 2 casi dos meses.

No obstante, Soberana 2 con la aplicación de dos dosis más una de otro candidato vacunal Soberana Plus (para enfermos de Covid), aumenta aún más la efectividad de la misma, según los estudios parciales que se tienen.  Además, hay que señalar que Soberana 2 es el candidato vacunal pediátrico, y está a la espera de la autorización de su estudio de campo por las autoridades competentes.

El plan es el siguiente (tabla # 1), y con el mismo se pretende terminar en el mes de junio con el 22.6 % de la población vacunada, julio el 33.5 % y en agosto el 70.0 %, y se prevé tener ya la autorización de emergencia en el mes de junio. Importante decir que se respeta el principio de voluntariedad de la población, motivo por el cual se le pedirá su consentimiento a cada ciudadano.


                                                        Elaboración propia, Datos MINSAP

Vacunación por países

La vacunación por países, a cinco meses de empezada la misma marcha lentamente, excepto en las naciones ricas, que se han dedicado además a lucrar con la (s) vacuna (s), el resto del mundo es incierto. De los 31 países que tienen estadísticas algo relevante, los 5 primeros lugares en el indicador % de población con esquema completo de vacunación son: Israel 56.3 %, Chile 38.2%, EEUU 35.8 %, Emiratos árabes 35.7% y Reino Unido 28.3 %.

Todos excepto Chile han tenido una disminución importante en el número de confirmados diarios y de fallecidos, es decir han cortado la transmisión como se observa en los siguientes gráficos.  En el caso chileno es importante para Cuba, ya que no han podido revertir el contagio si bien lo han disminuido,  porque la vacuna china, que es la que han utilizado , solo tiene un 67 % de efectividad para evitar contraer la Covid sintomática, evitar ingresos a UCI un 89 %, prevenir hospitalizaciones un 85 %, y para prevenir muertes 80 %, por lo que las medidas a pesar de la vacunación masiva, de sana distancia, de protección individual, etc., siguen siendo importante para erradicar, controlar la pandemia definitivamente.

Estados Unidos

 

Reino Unido


Israel

Fuente:Johns Hopkins University (JHU)

En Cuba tendremos buenos resultados y más, y además ayudaremos en lo posible,  a los que en el mundo no tienen posibilidad de ser vacunados  . Tengo tanta confianza en nuestros médicos y científicos, que no hay otra opción posible que la victoria, los ciudadanos debemos coadyuvar a este logro.

14/05/2021

 



[i] http://www.acn.cu/salud/79418-continua-evaluacion-de-eficacia-de-candidato-vacunal-abdala