Fidel


"Peor que los peligros del error son los peligros del silencio." Fidel Castro Ruz

domingo, 16 de agosto de 2020

La era digital cubre a todo el sector jubilado en Cuba

Por  13/08/2020 | Cuba
Fuentes: IPS

Especialistas señalan a las y los jubilados entre los grupos más vulnerables a situaciones de pobreza, cuando arrecia en Cuba y en el mundo la crisis económica poscovid.

Las personas jubiladas de Cuba ingresaron en la era moderna de cobros online. Al despedirse de las viejas chequeras de papel, ahora todos cobrarán mediante una «nómina electrónica» sus pensiones, que apenas cubren requerimientos mínimos para subsistir.

A partir de este mes de agosto, los Bancos, Casas de Cambio (Cadecas) y oficinas de correos de todo el país harán sus pagos con la presentación del carné de identidad para hacer efectivo el cobro. Las y los beneficiarios que ya usan tarjeta magnética, continuarán haciéndolo de la misma forma.

Según funcionarios del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, la medida hará más viable este proceso para los más de 900 000 beneficiarios de la Seguridad Social en Cuba que todavía carecen de tarjeta magnética y dependen de los obsoletos cuadernillos de papel.

De esta forma, la totalidad de los incluidos accederán en forma digital a esos ingresos, informó a medios locales la subdirectora general del estatal Instituto Nacional de Seguridad Social, Haydée Franco.

Los pagos oscilan entre el equivalente a los 15 y los 20 dólares tras el incremento salarial aprobado en 2019 para el sector estatal, aunque un reducido segmento retirado en los últimos años de empresas estatales con pagos por resultados o cooperativas recibe mejores montos.

De acuerdo con la funcionaria, hasta ahora casi 80 por ciento de los más de 1 600 000 beneficiarios cobran sus pensiones mediante chequera, un medio que se deteriora o extravía con facilidad.

Sector en crecimiento

Cuba posee un sistema de pensiones universal para quienes, con la edad requerida (60 años para las mujeres y 65 para los hombres) llegan al final de su vida laboral. Además, se otorgan prestaciones monetarias (subsidios) por enfermedad o accidente, por invalidez total o parcial que abarca a los familiares del beneficiario.

Según datos de la estatal Oficina Nacional de Estadísticas e Información, la población mayor de 60 años representará hacia 2030 un tercio de los habitantes de Cuba. En la actualidad, casi un 20 por ciento de sus habitantes supera la edad citada, lo que dispara las cifras de acogidos a la jubilación y la seguridad social.

La cartera de trabajo y seguridad social indicó que 41,8 por ciento cobra por tarjeta magnética, una vía que se mantiene. La nómina electrónica es un paso intermedio antes de llegar a la tarjeta magnética, que estará disponible para el 58,2 por ciento que hoy tiene chequera, según fuentes del ministerio.


Los precios de muchos productos básicos están fuera del alcance de los bolsillos de los jubilados.Foto: Jorge Luis Baños_IPS

Pensiones todavía insuficientes

En junio de 2019, el gobierno cubano aprobó un incremento salarial a los trabajadores del sector presupuestado en un monto del 68,3 por ciento. El salario medio de este sector se elevó hasta 1 067 pesos mensuales (43 dólares) y el salario medio total del sector estatal hasta 877 pesos (35 dólares), según datos oficiales.

La medida también incluyó a más de 1 550 000 personas que recibían pagos por conceptos de jubilación o Seguridad Social.

Al respecto, se decidió incrementar las pensiones de los jubilados que cobraban cifras inferiores a 500 pesos mensuales (20 dólares), lo que beneficiaría a un 1 281 523 personas, en tanto que se mantuvo la pensión mínima en 242 pesos (casi 10 dólares) y la prestación mínima de la asistencia social en 217 pesos a partir de los aumentos decretados en 2018.

Pero varios economistas, incluso los vinculados a las esferas oficiales, califican esos incrementos de insuficientes ante el aumento del costo de la vida, agravado por la pandemia del coronavirus, la crisis económica de la isla caribeña y el recrudecido embargo económico de Estados Unidos.

Tensiones inflacionarias

A estos avatares se suman las subidas de precios de productos básicos en los mercados agropecuarios de libre oferta y demanda y los pequeños negocios privados, que en muchos casos triplican su valor de antes de la pandemia.

Otro problema es la proliferación de «coleros» (personas que marcan varias veces en las filas), acaparadores y revendedores, contra los cuales las autoridades han arremetido con multas, decomisos y otras medidas.

Es así que un sobrecito de café que se vende a cuatro pesos cubanos (CUP) mensualmente mediante el racionamiento de la canasta básica subsidiada, se comercializa ahora al precio de 25 pesos cubanos (un dólar). Solo un mes atrás ese mismo sobre costaba en el mercado informal 15 pesos.

La drástica subida de precios en el mercado informal afecta también, además de alimentos como leche en polvo y puré de tomate, a productos de aseo personal. Un tubo de pasta de dientes de fabricación nacional cuesta actualmente el equivalente a entre cinco y ocho dólares.

La mayoría de los jubilados y jubiladas sin familiares en el exterior tienen menores posibilidades de acceder a las mejor abastecidas tiendas en dólares, asociadas a tarjetas magnéticas e inauguradas en julio por las autoridades como una forma de captar moneda libremente convertible (dólares, euros y otras) para remontar la falta de liquidez.

Más de 62 000 turistas nacionales vacacionan en Varadero. Comentario HHC

16 agosto 2020 
Foto: Ismael Francisco/ Archivo.
Más de 62 mil turistas nacionales pernoctaron en hoteles de este balneario, el mayor y más importante de Cuba, durante los 12 primeros días de agosto, confirmó hoy el Ministerio del Turismo (Mintur).
Ivis Fernández, delegada del Mintur en la occidental provincia de Matanzas, señaló que las operaciones con el mercado nacional promedian cerca de 5 180 vacacionistas diarios, en las 15 instalaciones en funcionamiento.
Precisó como el de mayor cantidad de huéspedes al hotel Tuxpan, de la cadena Cubanacán, grupo empresarial con un 32% de alojamientos, el de mayor porcentaje de ocupación en este gustado polo de sol y playa.
Destacó que en el empeño de un turismo más higiénico y seguro, nueve mil trabajadores del sector aquí se han capacitado en las medidas de bioseguridad, para evitar contagios del nuevo coronavirus SARS CoV-2 de los visitantes y de los propios empleados.
Fernández expuso esas precisiones durante una visita de trabajo del primer ministro, Manuel Marrero, a la localidad turística, acompañado por el gobernador de Matanzas, Mario Sabines, y el titular del Mintur, Juan Carlos García.
Marrero apreció los avances de inversiones vitales en este destino cómo el futuro Boulevard de Varadero, y la rehabilitación general del Centro de Convenciones Plaza América, donde consideró que sus actividades comerciales y de gastronomía serán de excelencia.
“Tenemos la esperanza de que en la (venidera) temporada alta empiece un proceso de recuperación del turismo y que podamos en el mes de mayo (2021) hacer en Varadero una gran Feria Internacional del Turismo (FIT)”, destacó el alto cargo cubano.
Agregó que para la próxima FIT, principal bolsa turística de Cuba, se aspira a una buena participación de los turoperadores a nivel internacional, “y que podamos ofertar todos estos productos nuevos en un Varadero totalmente renovado, con una nueva imagen”.
Varadero, está ubicado en la península de Hicacos de la costa norte de la provincia matancera y a 140 kilómetros al este de La Habana, y su playa está considerada como la segunda mejor del mundo, según encuestas internacionales.
Cuenta con medio centenar de hoteles que agrupan más de 22 000 habitaciones dedicadas a la llamada industria sin humo, y dispone un variada red extrahotelera y amplias opciones recreativas, en especial, las dedicadas a la naútica.
(Con información de PL)
Comentario HHC: ¿ Cuál será la moneda que se cobra  esos alojamientos nacionales? Si no es en USD que es lo menos probable, pues estamos operando con pérdidas en divisas desde el punto de vista de país en estos momentos, 
Implementar en el mas breve plazo una tasa  de cambio realista USD- CUP sería lo mas conveniente y aconsejable para el sector empresarial. El mercado negro no puede ser el referente.

Una semana de altos números y duro batallar

15 de Agosto de 2020


En una semana donde la cifra de casos ha seguido siendo alta en comparación con otras fechas, Cuba continúa su batalla a la COVID-19, sin descanso y desde todos sus frentes. Hasta la fecha se ha tenido que lamentar la muerte de 88 personas; mientras, se ha salvado la vida de 2 568 pacientes que han sufrido la enfermedad.


Estudios Revolución

El gobierno cubano volvió a evaluar la situación de la epidemia de la COVID-19 en el territorio nacional, al concluir una semana en la cual se ha mantenido elevado el número de casos confirmados, con un repunte el lunes pasado de 93 positivos, que evidenció el nuevo brote de la enfermedad, fundamentalmente en La Habana y Artemisa, territorios que en los últimos quince días reportaron 407 y 120 casos, respectivamente.

Bajo la conducción a través de videoconferencia del Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz — quien se encontraba en Matanzas en un recorrido-— el Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno analizó temas vitales como las capacidades de los centros de aislamiento, donde se incrementa la cantidad de personas, así como el aumento en el número de pruebas PCR, que este viernes alcanzó la cifra de 4 603; de ellas 3 627 corresponden a La Habana: la mayor realizada en la capital.

Hoy en el país se encuentran ingresadas para la atención y vigilancia, 6 221 pacientes. En ese total están incluidos los 4 107 contactos y 570 viajeros, recluidos en centros de aislamiento instituidos para su cuidado y seguimiento. En Cuba se mantienen 634 personas confirmadas con la enfermedad, con lo cual se arribó a 3 292 diagnosticadas con la COVID-19, desde el 11 de marzo cuando se anunciaron los primeros casos.

Esas cifras fueron actualizadas este sábado en el Palacio de la Revolución por el ministro de Salud Pública, José Angel Portal Miranda, en la reunión gubernamental que también contó con la presencia del vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa.

En su presentación habitual, el Ministro apuntó además que se mantienen abiertos 11 eventos de transmisión local de la enfermedad: tres en Artemisa; uno en Villa Clara; y siete en La Habana, luego de darse por concluido el que se había generado en la Unidad de Policía de Tarará, perteneciente al municipio de Habana del Este.

Precisamente sobre la capital — donde se confirmaron en la última jornada 54 casos autóctonos, que suman un total de 1 846 desde el inicio de la epidemia— el gobernador Reinaldo García Zapata precisó que en el último evento abierto esta semana en la ciudad, específicamente en Puentes Grandes, municipio Plaza de la Revolución, con un acumulado de 17 enfermos, “se ha actuado con oportunidad, las muestras PCR de las 177 personas que había que estudiar están en el laboratorio y este domingo debemos tener los resultados”.

En La Habana, aseguró García Zapata, se están ampliando las posibilidades de estudio en los laboratorios, las que en un primer momento suman ya 800 capacidades diarias más a analizar.

Desde Artemisa, por otro lado, el gobernador Ricardo Concepción Rodríguez siguió confirmando la estabilidad en los eventos abiertos en el centro urbano de Bauta, que ya suma 25 días en cuarentena, y en el de Baracoa, con 22 jornadas en esa misma condición. La preocupación continúa centrada en el Mariel, donde queda un grupo de pruebas de diagnóstico por procesar que, aunque no son del núcleo central del evento, pueden estar confirmando nuevos casos por el nivel de positividad en esa zona occidental del país. 

En Holguín, que hacía más de 90 días no reportaba casos, el gobernador de la provincia, Julio César Estupiñán Rodríguez, aclaró que el positivo confirmado el 11 de agosto corresponde a una persona que estuvo en el municipio artemiseño de Caimito durante diez días y regresó con síntomas de la COVID-19 al territorio holguinero. Por este hecho se encuentran 39 pacientes en condición de aislamiento, que tienen su prueba PCR hecha y en las próximas horas deben estar los resultados.

Finalmente desde las provincias de Santiago de Cuba, donde hace más de cien días no se reportan casos, y de Guantánamo, uno de los territorios de menor tasa de incidencia con solo 17 positivos, se conoció sobre el transcurso por la tercera fase de la etapa de recuperación y las medidas para que el rebrote del occidente no llegue a sus fronteras.

En una semana donde el número de casos ha seguido siendo alto en comparación con otras fechas—lunes, 93; martes, 47; miércoles, 34; jueves, 46; y viernes, 56 — Cuba continúa su batalla a la COVID-19 sin descanso y desde todos sus frentes. Hasta la fecha se ha tenido que lamentar la muerte de 88 personas. Mientras, se ha salvado la vida de 2 568, el 78,1% de quienes padecieron la enfermedad. En el medio de un repunte de la epidemia, la Isla no baja la guardia.