Fidel


"Peor que los peligros del error son los peligros del silencio." Fidel Castro Ruz

jueves, 23 de junio de 2016

¿El fin del sueño europeo? 'Brexit' o 'Bremain', los británicos deciden su futuro

Este 23 de junio, los ciudadanos británicos están llamados a las urnas para votar en el referéndum que decidirá si Londres sigue siendo miembro o no de la UE. El eventual 'Brexit' sería el primer caso de salida de un país de la Unión Europea. 
Mientras todo el mundo está a la espera de los resultados de la votación británica, en este artículo repasamos la historia de 'desamor' entre Londres y Europa, explicamos los argumentos de ambas partes en cuestión, y analizamos las posibles consecuencias de un eventual 'Brexit' tanto para el Reino Unido, como más allá de sus fronteras.
La palabra 'Brexit' –acrónimo de 'Britain' ('Reino Unido') y 'exit' ('salir')– entró en uso hace unos años por analogía con otro concepto, el de 'Grexit': escenario hipotético de la salida de Grecia, afectada por la crisis económica, de la zona euro.
Al mismo tiempo circula en los medios una voz cuyo significado se opone al de la anterior: 'Bremain', que es acrónimo de 'Britain' ('Reino Unido') y 'remain' ('permanecer').
La desconfianza de los británicos hacia el proyecto de la integración europea no es algo nuevo. 
En 1957, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Bélgica y Luxemburgo firmaron el Tratado de Roma para crear la Comunidad Económica Europea, la predecesora de la Unión Europea. Anteriormente, los seis países habían invitado al Reino Unido a participar en las negociaciones previas, pero Londres rechazó la invitación e incluso intentó boicotear el proyecto, ofreciendo un plan alternativo.
En los años posteriores, ante el éxito de la nueva asociación y el declive británico, el Reino Unido se dio cuenta de su error y en julio de 1961 pidió entrar en la CEE, pero su adhesión fue vetada por Francia.
En 1973, Londres finalmente logró entrar en el bloque, pero muy pronto la opinión pública sobre las ventajas y desventajas de la adhesión en la comunidad se dividió, y en 1975, el Gobierno británico celebró un referéndum sobre la permanencia o salida de la CEE. Sin embargo, la mayoría de quienes participaron, alrededor del 67%, votó a favor de la permanencia en las instituciones comunitarias de entonces.
A mediados de la década de 1990, después de la creación de la Unión Europea, los euroescépticos se unieron en el Partido del Referéndum. La formación participó en las elecciones de 1997, pero no logró entrar en el Parlamento, y, poco después, dejó de existir.
Otra organización con ideas similares –el Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP)– llegó a tener más éxito: en 2014 se impuso en las elecciones al Parlamento europeo.
El actual episodio empezó en 2013, cuando en un discurso, el primer ministro David Cameron prometió que si era reelegido en 2015, renegociaría la posición del país dentro de la Unión Europea y convocaría una consulta popular sobre la permanencia en el bloque comunitario.
Una de las principales quejas sobre la UE es su complejidad burocrática. Los partidarios del 'Brexit' sostienen que las directivas de la Unión obstaculizan la economía y limitan la soberanía británica.
Para los euroescépticos, la UE es una fuente de gastos innecesarios, en la que el Reino Unido invierte unos 14.400 millones de dólares al año, alrededor del 0,5% de su PIB.
Otro argumento tiene que ver con la restricción de la migración, ya que los partidarios del 'Brexit' ven a los inmigrantes como una amenaza para el mercado laboral y una carga social.
De hecho, los líderes de la campaña a favor de que el Reino Unido abandone la Unión Europea ya han anunciado que endurecerían las condiciones para que los europeos se instalen en el país si ganan el referéndum. 
"El derecho automático de todos los ciudadanos de la Unión Europea a venir a vivir y trabajar en el Reino Unido se terminará", indica el comunicado emitido a principios de junio por Michael Gove, ministro de Justicia británico; Boris Johnson, exalcalde de Londres, y Priti Patel, secretaria de Estado para el Empleo.
Por su parte, los que se oponen al 'Brexit' argumentan que la salida del país de la UE le costará mucho más caro que lo que gasta actualmente, y que cortar los lazos con sus socios europeos tendrá consecuencias catastróficas para la economía y el comercio del país. También señalan que abandonar la Unión pondrá en peligro la influencia de Londres en el mundo.
Formalmente, el referéndum es consultivo. Sin embargo, el Gobierno del Reino Unido ya ha prometido que si los partidarios del 'Brexit' son mayoría, el procedimiento de salida de la UE se pondrá en marcha.
El derecho a abandonar la Unión Europea está reflejado en el artículo 50 del Tratado de Lisboa, un análogo de la Constitución Europea. En teoría, un país solo tiene que notificar a la UE su deseo de salir. No obstante, después comenzarán las negociaciones sobre cómo desarrollar la posterior relación, que pueden durar dos años o incluso más. Después de esto, el proceso del 'Brexit' habrá concluido.
En cuanto a las consecuencias del eventual 'Brexit' para el país, mucho dependería del resultado de las negociaciones con la Unión Europea, por ejemplo, en relación al comercio entre el Reino Unido y sus antiguos vecinos del bloque, ya que actualmente, la UE representa casi la mitad de las exportaciones del país.
Una de las posibles consecuencias del 'Brexit' sería el colapso de la libra esterlina, que desde mediados del 2015, ya ha caído desde los 1,6 dólares a 1,4 dólares. De acuerdo con el pronóstico de HSBC, en caso de que el país salga de la Unión Europea la moneda británica podría caer un 20%.
El 'Brexit' también puede representar una amenaza para Londres como centro financiero mundial, según advierten los expertos.
La London School of Economics estima que la salida de la UE puede costarle al Reino Unido entre el 2,2% y el 9,5% del PIB, mientras que el Ministerio de Finanzas predice una caída del PIB en un 6,2%. Por el contrario, quienes se oponen a la UE argumentan que el daño a la economía será menos grave.
En cuanto a otras posibles consecuencias más allá de la economía, el historiador y escritor británico Antony Beevor asevera que la salida del Reino Unido de la UE "bien podría convertirse en el peor ejemplo en la historia de tirar piedras contra nuestro propio tejado".
En su opinión, aunque la UE "no ha cumplido con su objetivo de una unión cada vez más estrecha" y tiene sus defectos, lo cierto es que "si el Reino Unido sale, y por lo tanto provoca o acelera su desintegración, vamos a ganar al instante el estatus de la nación más odiada, no solo en Europa sino mucho más allá".
Con el aumento del euroescepticismo dentro del bloque comunitario, una victoria del 'Brexit' en el referéndum abriría la puerta para que otros Estados miembros de la Unión Europea renegocien su relación con Bruselas.
Un sondeo publicado esta semana por el Centro de Investigaciones Pew, con sede en EE.UU., reveló que se ha acabado el amor de los europeos por la UE en 10 de los Estados miembros más grandes del bloque comunitario. Los resultados indican que el 70% no ve con buenos ojos la perspectiva del 'Brexit'. Sin embargo, el porcentaje de europeos que aún confían en el proyecto comunitario se ha hundido, lo que refleja el descontento generalizado por las políticas adoptadas desde Bruselas.

"Si el Reino Unido sale, y por lo tanto provoca o acelera la desintegración de la UE, vamos a ganar al instante el estatus de la nación más odiada, no solo en Europa sino mucho más allá"

Antony Beevor, historiador británico


El ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schäuble, señaló en una entrevista con medios alemanes que en caso de que se produjera el 'Brexit', otros países también podrían seguir los mismos pasos de Londres. "No se puede descartar que eso ocurra. Por ejemplo, cómo reaccionaría Países Bajos, que tradicionalmente ha estado muy ligado al Reino Unido", se cuestionó el ministro.
"La salida del Reino Unido provocaría que países como Suecia, Dinamarca o Países Bajos exijan con más fuerza y frecuencia un referendo sobre la permanencia en la UE, y dependiendo de las elecciones presidenciales francesas del próximo año, también ocurría en Francia", indica el diario británico 'The Guardian'.
El Partido por la Libertad, la primera fuerza política de Países Bajos, ha adelantado que el 'Brexit' facilitaría que otros países tomen la misma decisión. Mientras que el partido Demócratas de Suecia, que mantiene el equilibrio de poder en Estocolmo, está a favor de permanecer en la UE, pero "haría todo lo posible para limitar la influencia de Bruselas".
Los dirigentes del Partido Popular Danés, la segunda fuerza de Dinamarca, esperan que el Reino Unido permanezca en Europa, "pero solo porque lo ven como la mejor oportunidad para que Copenhague pueda renegociar su propia relación con la UE".
En Francia, el Frente Nacional de Marine Le Pen, durante mucho tiempo ha dicho que buscaría renegociar la pertenencia de París a la UE si asume el poder. Le Pen considera que el referéndum del Reino Unido es un momento clave en la historia de Europa y sugirió que cada Estado debe ser capaz de decidir su permanencia en el bloque.
Incluso en Alemania, Alternativa para Alemania, la tercera mayor fuerza política del país, ha señalado que el 'Brexit' "proporcionaría una oportunidad para impulsar la reforma de la UE". El Partido de la Libertad de Austria, que estuvo a punto de ganar las elecciones presidenciales celebradas el pasado mes de mayo, también quiere renegociar la relación del país con Bruselas, según 'The Guardian'.
Más allá de las fronteras europeas, varios economistas, expertos y empresarios han advertido de los peligros de la eventual salida del Reino Unido de la UE para la economía global.
El 'Brexit' sería "malo para el Reino Unido, malo para Europa, malo para el mundo, incluido EE.UU.", advierte José Ángel Gurría, secretario General de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.
El Fondo Monetario Internacional hizo pública el pasado viernes una de las previsiones más graves hasta la fecha, calificando el impacto de la posible salida del Reino Unido de la Unión Europea de "negativo y sustancial", preocupación que ha hallado eco en las declaraciones de los responsables políticos de todo el mundo.

"Básicamente, todos dicen más o menos lo mismo. Es decir, que no hay duda de que la economía lo pasará mal"

Jacob Kirkegaard, investigador principal en el Instituto Peterson para la Economía Internacional


Mientras tanto, los mercados financieros ya están empezando a sentir los temblores, incluido en EE.UU., donde los rendimientos de los bonos del Tesoro cayeron a niveles mínimos desde el 2012.

"En este momento, nadie sabe cómo sería el mundo con el Reino Unido fuera de la UE. Esto por sí solo crea una incertidumbre que las empresas no desean ver"

Emanuel Adam, máximo responsable de política y comercio del grupo BritishAmerican Business


De cara al referéndum, la agencia de calificación de riesgo Standard & Poor's ha introducido un índice de sensibilidad a la salida del Reino Unido de la Unión Europea.
El índice abarca factores tales como la correlación de la exportación de países al Reino Unido y su PIB, los flujos migratorios, las demandas de empresas del sector financiero a los contrayentes británicos e inversión extranjera directa en el Reino Unido. Cada criterio se evalúa desde 0 hasta 1 y el total de las evaluaciones se suma para el índice.
Además de 18 países de la Unión Europea, la agencia ha analizado a Canadá y Suiza. Como resultado, el índice de Irlanda es 3,5, el de Malta es 2,9, el de Luxemburgo es 2,4 y el de Chipre es 2,3, lo que hace a estos cuatro países de la UE los más vulnerables ante el 'Brexit'.
El pasado 6 de junio el primer ministro del Reino Unido, David Cameron, manifestó ante su pueblo una postura crítica hacia el 'Brexit'. Se refirió a la salida de la UE como a una "bomba debajo de la economía" británica y "lo peor es que la lanzamos nosotros mismos".
Mientras tanto, los líderes de la UE se dan cuenta de la amenaza existencial a la que se enfrenta el proyecto europeo.
El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, reconoció recientemente el peligro de la ruptura del bloque y explicó que, "obsesionados con la idea de la integración inmediata y total", los líderes de la UE "no se dieron cuenta de que la gente común, los ciudadanos de Europa, no comparten nuestro euroentusiasmo".
Entonces, ¿estamos ante el inicio del fin del proyecto europeo? Para contestar a esta pregunta, habrá que esperar a los resultados de la votación.

En la elaboración de este artículo se han utilizado los archivos multimedia de RT, AFP, Reuters 
Preparado por María Lekant, Mijaíl Ratkovski

Rusia amplía sus inversiones en Cuba y se centra en el sector del transporte


La mayor de la Antillas podría convertirse en centro de suministro a toda América Latina de ciertas mercancías de fabricación rusa, creen en Moscú.


Las vías férreas de Cuba urgen una reforma Desmond BoylanReuters
AddThis Sharing Buttons12554

Rusia está ampliando sus inversiones en Cuba y recientemente ambos países han avanzado en especial en varios proyectos del sector transportista, señaló un representante del Gobierno ruso en la convención y exposición Cubaindustria 2016.

Destacan los planes de reparar y modernizar conjuntamente los ferrocarriles de la isla y proporcionar locomotoras y vagones, informa el sitio web Martinoticias. Rusia está interesada también en instalar una planta para modernizar los vehículos de transporte de carga, dijo el viceministro de Industria y Comercio de Rusia Gueorgui Kalamánov.


Con apoyo de Rusia ya se está implementando un proyecto de modernización en la mayor planta siderúrgica cubana y otro de renovación tecnológica en dos centrales termoeléctricas. Moscú prevé inversiones para ambos proyectos. Es de importancia también el mantenimiento conjunto de los aviones entregados a La Habana en las últimas décadas.

Una hoja de ruta sobre la modernización conjunta de los ferrocarriles en Cuba fue firmada con la empresa rusa Uralvagonzavod en julio de 2015. Este junio, la Unión de Ferrocarriles de Cuba ha firmado con el grupo empresarial Sinara y la Agencia Aseguradora de Exportaciones de Rusia (EXIAR) un acuerdo triple sobre el suministro al país caribeño de locomotoras y ferrobuses de fabricación rusa y el desarrollo de un taller de reparaciones conjunto. El sitio web del mencionado grupo detalló que la ceremonia se celebró durante el Foro Económico Internacional de San Petersburgo.

Kalamánov no descarta que Cuba llegue a ser un núcleo de suministro de productos rusos a toda la región de América Latina. "Es complicado decir ahora qué clase de productos será y con qué destinos, pero Cuba tiene todas las bases y posibilidades para ser este núcleo", aseguró el viceministro.

Sequía pone sobre la mesa los problemas de riego en Cuba

Cuba sufre desde finales de 2014 la sequía más severa en los últimos 115 años

Una de las máquinas de pivote central para el riego por aspersión con que cuenta la finca de La Yuraguana y que varias veces este año no pudo usarse por falta de abastecimiento de agua de un embalse cercano, debido a la sequía que azota a la provincia de Holguín y otras muchas zonas de Cuba.
Una de las máquinas de pivote central para el riego por aspersión con que cuenta la finca de La Yuraguana y que varias veces este año no pudo usarse por falta de abastecimiento de agua de un embalse cercano, debido a la sequía que azota a la provincia de Holguín y otras muchas zonas de Cuba.
Foto: Jorge Luis Baños/ IPS
HOLGUÍN, Cuba, 23 Jun 2016 (IPS)  – Cinco modernas y llamativas máquinas riegan las 138 hectáreas de la finca estatal La Yuraguana, en la provincia nororiental de Holguín, la tercera más importante de Cuba. Pero “a veces ni pueden encenderse por el bajo volumen de agua”, explicó su administrador, Edilberto Pupo.
“Los últimos tres años han sido tensos por las pocas lluvias. Y para regar nos abastecemos de una presa que casi colapsó”, indicó a IPS el responsable de la explotación, que en 2008 recibió nuevos sistemas de riego, gracias al financiamiento internacional.
Las máquinas del tipo de pivote central, ensambladas en Cuba con componentes europeos, surten agua a presión mediante el sistema de aspersión, que imita a la lluvia que cae sobre o entre las plantas.
El campesino Julio César Pérez desbroza un campo de yuca (mandioca) en una de las fincas de la Cooperativa de Crédito y Servicios Eduardo R. Chibás, en la provincia oriental de Holguín, en Cuba. Gracias a un sistema de riego instalado en 2010, el rendimiento de la cooperativa aumentó en 70 por ciento.
El campesino Julio César Pérez desbroza un campo de yuca (mandioca) en una de las fincas de la Cooperativa de Crédito y Servicios Eduardo R. Chibás, en la provincia oriental de Holguín, en Cuba. Gracias a un sistema de riego instalado en 2010, el rendimiento de la cooperativa aumentó en 70 por ciento.
Foto: Jorge Luis Baños/ IPS
Cuba sufre desde finales de 2014 la sequía más severa en los últimos 115 años, que alerta sobre la urgencia de modernizar y ajustar la gestión del agua en el agro a los desafíos climáticos, entre otros problemas, como el despilfarro por el mal estado de las redes hidráulicas, ineficientes políticas de ahorro y poca medición del líquido entregado.
El proceso de reformas comenzado en este país caribeño en 2008 no logró aún el perseguido despegue del sector agropecuario. Pero aun así él es el mayor consumidor de agua, al absorber 65 por ciento del total de extracciones para el riego, acuicultura y ganadería.
La situación se torna compleja para el futuro porque las sequías serán cada vez más estacionales en el Caribe, como efecto del cambio climático, pronosticó la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en su último estudio sobre el área, divulgado el 21 de este mes.
“La agricultura será el sector más afectado, con graves consecuencias económicas y sociales”, destacó el reporte, “ya que la mayoría de la agricultura del Caribe es de secano” y se observa más demanda de abasto de agua dulce por “el uso cada vez más generalizado del riego”.
De los 36 países con más escasez de agua del mundo, siete son caribeños, indicó la FAO.
Como en el resto del oriente cubano, la zona del país que más sufre de sequías, el campesinado de la provincia de Holguín,  afronta con otras alternativas el problema y sabe que en situaciones extremas las máquinas de riego sirven de poco.
“En los momentos más críticos tuvimos que sembrar cultivos resistentes como la yuca (mandioca) y el plátano (banano para cocinar), que se sostienen hasta que llueva”, especificó Pupo, sobre la granja que vende hortalizas, granos, frutas y viandas (tubérculos) a los 287.800 habitantes de la ciudad de Holguín, la capital provincial.
Una fosa casi vacía por la sequía, cerca de la finca de La Yuraguana, donde se recoge agua de lluvia, que los campesinos de los suburbios rurales de la ciudad de Holguín, en el oriente de Cuba, usan para abrevar su ganado.
Una fosa casi vacía por la sequía, cerca de la finca de La Yuraguana, donde se recoge agua de lluvia, que los campesinos de los suburbios rurales de la ciudad de Holguín, en el oriente de Cuba, usan para abrevar su ganado.
Foto: Jorge Luis Baños/ IPS
La meta de producción para 2016 de La Yuraguana, con 93 trabajadores y de ellos 14 mujeres, es de unas 840 toneladas de alimentos, que venden directamente a mercados en la ciudad, situada en un municipio vecino.
“Esperamos que San Pedro nos ayude, que llueva y la presa se llene para nosotros poder regar y producir sin parar”, dijo en referencia al santo católico, cuya festividad se cumple el 29 de junio y al que creyentes rurales invocan porque le atribuyen el poder de traer las lluvias.
La superficie agrícola de Cuba asciende a 6.240.263 hectáreas, de las que apenas 459.000 disponen de sistemas de riego, la mayoría con tecnologías obsoletas, de acuerdo con el informe gubernamental “Panorama uso de la tierra. Cuba 2015″.
Actualmente, solo 11 por ciento de las tierras cultivadas son regadas, pero la FAO prevé que para 2020 la superficie equipada casi se duplique y cubra unas 875.600 hectáreas, mediante un programa que comenzó en 2011 de modernización de la maquinaria y reorganización de la irrigación y el drenaje en el ramo agropecuario.
El riego eleva hasta 30 por ciento los rendimientos agrícolas, según especialistas del sector.
Las autoridades cubanas persiguen que la producción local alivie el gasto de 2.000 millones de dólares anuales en alimentos importados, para satisfacer la demanda de los 11,2 millones de habitantes y de los turistas que llegan al país, que en 2015 alcanzaron los tres millones.
El agrónomo Theodor Friedrich, representante de FAO en Cuba, puntualizó a IPS que “el riego no es la respuesta a la sequía”.
Esta isla caribeña “debería más bien reducir el uso del riego que extenderlo”, aconsejó, porque exprimir las fuentes de agua, sobre todo las subterráneas, puede llevar a “la degradación y salinización acelerada de los recursos hídricos”.
La alternativa, dijo, es “aplicar técnicas de ahorro de agua de forma inmediata, como reducir las pérdidas a lo largo de la red de distribución, evitar cualquier riego por aspersión, aplicar directamente el agua en el suelo y regar según las necesidades del cultivo, considerando también las previsiones meteorológicas”.
Para Friedrich, la solución sostenible radica “en el manejo de suelo”, con técnicas de conservación. Destacó, en ese sentido, que la agricultura ecológica “permite producir más con menos agua” y “abre los suelos para que las precipitaciones pueden infiltrarse de forma completa y rellenar el acuífero”.
Por su geografía sin grandes ríos ni lagos, Cuba depende de las precipitaciones, que guarda en 242 embalses y decenas de micropresas.
Al igual que el representante de la FAO, especialistas locales desaconsejan extremar la explotación subterránea porque se arriesga salinizar y perder la fuente de agua dulce.
Originada en el fenómeno de El Niño/Oscilación del Sur, que ha causado estragos este año en América Latina, la actual escasez de agua afectó 75 por ciento del territorio cubano, según fuentes oficiales, con los mayores daños en Santiago de Cuba, provincia vecina de Holguín.
Pese a medidas que priorizan el consumo de la población sobre la agricultura y las industrias, un millón de personas padeció en mayo alguna limitación en el acceso al agua, informó el estatal Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos.
El 20 de junio, la Unión Europea anunció que dará 100.000 euros adicionales a Cuba, a través de la Cruz Roja, para asistir a 10.000 personas damnificadas por la sequía en Santiago de Cuba. El apoyo busca mejorar el acceso a agua segura, con la entrega de equipos de transportación, reservorios y materiales para tratarla.
Pese a todo ello, responsables del sector agrícola y campesinos ven al riego como clave para disparar la producción.
“El rendimiento con los ciclos exigidos de riego es mucho mayor que cuando se espera por la naturaleza”, precisó Abdul González, vicealcalde para la agricultura del gobierno municipal de Holguín. “Hoy 80 por ciento de nuestras áreas cultivadas están desprotegidas de riego”, lamentó a IPS.
“Los campesinos de todas las formas productivas (estatal, privada y cooperativa) solicitan sistemas de riego, incluso algunos hacen estanques y pozos para paliar un poco la situación”, describió.
En la Cooperativa de Créditos y Servicios Eduardo R. Chibás, cercana a La Yuraguana, el usufructuario Virgilio Díaz, con 22 hectáreas donde siembra ajo, maíz, boniato (batata), papaya y sorgo, le achaca buena parte de su éxito al sistema de riego que pudo comprar en 2010 a través de la asociación de 140 integrantes.
“Los ingresos se elevaron más de 70 por ciento: mejoramos los salarios, pude pedir más tierras en usufructo y construí una nueva casa”, destacó a IPS el productor, que suele obtener junto a cinco trabajadores 200 toneladas anuales de alimentos, en condiciones climáticas favorables.