Fidel


"Peor que los peligros del error son los peligros del silencio." Fidel Castro Ruz

martes, 26 de septiembre de 2017

El huracán Irma le costó a Cuba una caída del 50 % de llegada de turistas en septiembre

26/09/2017 - 16:35h


El huracán Irma le costó a Cuba una caída del 50 % de llegada de turistas en septiembre

El impacto del huracán Irma sobre Cuba entre el 8 y el 10 de septiembre causó una disminución del 50 % en la llegada de turistas a la isla, donde se aceleran las tareas de recuperación del sector turístico para que pueda operar con normalidad en noviembre, cuando comienza la temporada alta.

El ministro cubano de Turismo, Manuel Marrero, facilitó estas cifras durante un encuentro con 160 turoperadores en el que insistió en que todas las instalaciones del turismo cubano estarán operativas para la temporada alta, publica hoy el diario estatal Granma.

Marrero indicó que hasta el pasado 22 de septiembre Cuba recibió 3,6 millones de turistas frente a los alrededor de 3 millones contabilizados en la misma fecha del año pasado.

El compromiso de las autoridades cubanas con los operadores del sector "no se limita solo a recuperar las afectaciones del huracán, sino a que todo quedará mejor que antes y que tendremos como resultado final un producto turístico más actualizado y con una mayor calidad", sostuvo el ministro.

Los suministros de electricidad, agua y las comunicaciones ya están restablecidas "en el cien por cien de los polos turísticos" de la isla, incluidos los cayos Santa María, Coco y Guillermo, que fueron los más dañados por el paso de Irma, cuyo centro tocó tierra en esa zona con categoría 5 en la noche del 8 de septiembre.

"No hay ningún hotel que se haya derrumbado, o un edificio en donde haya colapsado una estructura de hormigón", aseguró.

Respecto a los aeropuertos de la zona, señaló que el aeropuerto nacional de Cayo Las Brujas estará listo el 15 de octubre, en tanto que la terminal internacional del aeropuerto de Santa Clara reanudó ayer lunes sus operaciones.

En cuanto a La Habana y el principal balneario de la isla, Varadero, ambos también golpeados por el ciclón, insistió en que sufrieron daños "mucho menores".

En Varadero, donde "se ha hecho un trabajo fuerte", hay operativos 47 de 52 hoteles y según el balance de daños el Irma afectó al 26 % de la planta hotelera, que suma en total 20.790 habitaciones.

Marrero recalcó que el abastecimiento del sector turístico también está garantizado.

El poderoso huracán Irma barrió la costa norte de Cuba de este a oeste entre el 8 y el 10 de septiembre, provocando diez muertos e importantes destrozos materiales aún sin cuantificar, especialmente en viviendas e infraestructuras energéticas y agrícolas.

También obligó a evacuar a miles de turistas de las zonas de riesgo en la trayectoria del huracán.

El turismo es la segunda fuente de divisas para la deprimida economía cubana, solo por detrás de la exportación de servicios profesionales -médicos y maestros fundamentalmente-.

Cuba espera alcanzar este año el récord de 4,7 millones de visitantes, tras superar en 2016 la marca de 4,5 millones.

Ecotur en Varadero con nuevos atractivos para temporada turística

Creado el Martes, 26 Septiembre 2017 14:43 | Bárbara Vasallo
viajes_ecotur.jpg
Varadero, 26 sep (ACN) Ecotur, la agencia de viajes que en Cuba promueve el turismo de naturaleza, está lista para recibir a los clientes con nuevos atractivos como recorridos en motos y en bicicletas con motor.

   Eduardo Suárez, director de Ecotur en la provincia de Matanzas, declaró a la ACN que estas nuevas modalidades permitirán a los visitantes conocer más de cerca los valores naturales, patrimoniales y culturales que posee la península de Hicacos.

   Constituirá una aventura transitar por las avenidas del balneario disfrutando del aire y el sol, y también llegar hasta las ciudades de Cárdenas o Matanzas, comentó.

   Suárez confirmó que se mantienen las excursiones en los yipis, los llamados safaris que parten desde Varadero y visitan la cueva de Saturno, punta Maya, sitio donde se puede hacer buceo contemplativo y snorkeling, actividades muy demandadas por los turistas.

   Los safaris incluyen paseo en embarcaciones por el río Canímar hasta la Arboleda, refugio natural por excelencia, y concluyen en el Cafetal La Dionisia, instalación fundada en 1820 que se integra a la Ruta del Esclavo, donde los visitantes pueden montar a caballo y degustar comida criolla.

   Ecotur brinda servicios especializados, dirigidos a un segmento de mercado ecológicamente responsable a lo largo de todo el país, con amplio programa de excursiones en varias modalidades turísticas dadas por las características intrínsecas de los recursos naturales, sociales, históricos, culturales y perceptuales de cada región.

   Además incluye estancias y visitas a Áreas Naturales Protegidas, Parques Nacionales y Sitios Ramsar (humedales), caminatas por senderos, visitas a criaderos o reservorios de animales exóticos, como es el caso del Criadero de Cocodrilos en la Boca de la Laguna del Tesoro, en la Ciénaga de Zapata, único de su tipo en el país.

   Varadero, el principal polo turístico de sol y playa de Cuba, con 52 hoteles y 20 mil 790 habitaciones, se encuentra operativo y listo para iniciar la llamada temporada alta del sector, a partir del 15 de noviembre venidero.

   Oscar García, delegado en la provincia de Matanzas del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, aseguró recientemente que pese al azote del huracán Irma, la playa de Varadero está en perfectas condiciones para asumir la temporada alta del turismo.

   El principal balneario cubano no sufrió afectaciones significativas como elemento natural durante el potente meteoro, aseguró.

Exportarán línea de ron cienfueguero derivado del azúcar

Creado el Martes, 26 Septiembre 2017 12:39 | Vismar Pupo Martínez
fabrica-ron-Cienfuegos.jpg

Cienfuegos, 26 sep (ACN) La fábrica de ron de la Unidad Empresarial de Base Derivados Antonio Sánchez de Cienfuegos construirá próximamente una bodega de nuevo estilo y ya trabaja en la implementación de un sistema de control para la exportación.

   Juan Carlos Durán Rodríguez, jefe de producción de la entidad, dijo en exclusiva a la ACN que la moderna despensa tendrá capacidad para elaborar dos mil 500 toneles de ron y permitirá triplicar las producciones de la fábrica.

   Queremos cumplir con el reto planteado por el Grupo Azucarero  Azcuba y llegar a producir líneas de ron para exportarlas a otros países, manifestó Durán Rodríguez.

   Como plan, la industria fabricará el año próximo una línea de más calidad, el Ron Palma, para comercializarlo directamente en el mercado que opera en divisas, explicó el ingeniero industrial.

   En la actualidad la planta cienfueguera embotella cinco tipos de ron: Santero, Relicario, Corsario, Siboney y Vacilón, distribuidos solamente en territorio nacional y vendidos en pesos cubanos (CUP).

   Con el objetivo de insertar y certificar sus productos con más calidad en el mercado, la fábrica atraviesa por el proceso de implementación del sistema de Análisis de Riesgos y de Puntos Críticos de Control, conocido como HACCP, por sus siglas en inglés, aseveró el directivo.

   Ese método gestiona y garantiza la inocuidad de los productos, facilitando la inspección por parte de las autoridades que regulan el control de los alimentos, y favorece el comercio internacional al aumentar la confianza de los compradores, argumentó.

   Todavía el sistema de producción en la fábrica es manufacturero: los trabajadores insertan el ron en las botellas con una manguera, tapan los frascos con una enchapadora manual y al final los etiquetan a mano.

   Esa planta pertenece a un complejo de industrias donde se elaboran productos derivados de la caña de azúcar como miel proteica, pienso núcleo y pienso ensilado.

   La Unidad Empresarial de Base Derivados Antonio Sánchez cuenta también con fábricas de torula, dióxido de carbono y saccharomyces, aunque ahora están paralizadas tales producciones.

¿Se acabó la gasolina?



Image: REUTERS/Bob Strong
26 sep 2017

Una nueva megaurbe junto a Pekín funcionará solo con energías renovables. En Noruega no se podrá comprar un coche de gasolina o diésel a partir de 2025; China también se prepara para vetar este tipo de motores. La última central de carbón en Reino Unido echará el cierre en 2025, si no antes, porque el país se está desenganchando en un tiempo récord. Para 2050 Europa se ha comprometido a reducir entre un 80% y un 95% sus emisiones de gases de efecto invernadero, que mayoritariamente proceden de la quema de combustibles fósiles. Alrededor de 170 países tienen establecidos objetivos de implantación de renovables… Algo está ocurriendo en el mundo. Para algunos son señales de una transición. Otros hablan de revolución. E infinidad de estudios de organismos internacionales apuntan hacia el mismo lugar: hacia un cambio en la manera de producir la energía que alimenta nuestras economías.

Quemar carbón, quemar petróleo, quemar gas… Occidente ha alcanzado niveles inéditos de desarrollo a lomos de la combustión. “En solo 200 años hemos extraído de la tierra unos combustibles que son el resultado de millones de años de fosilización”, dice Antonio Soria. “Era evidente que tendría consecuencias”, añade el responsable de la Unidad de Economía de la Energía, Cambio Climático y Transporte del Centro Común de Investigación de la Comisión Europea.

Esos dos siglos de la era de la combustión han desencadenado un problema global: el cambio climático, que golpea tanto a los países desarrollados (que lo son gracias al empleo de esos combustibles fósiles) como a los menos desarrollados, que no se han beneficiado de ese progreso, pero lo sufren más al tener menos recursos para hacer frente al calentamiento global.

Esa relación entre los combustibles fósiles —que al quemarse generan gases de efecto invernadero— y el cambio climático es clara para la inmensa mayoría de los científicos y Gobiernos, que al firmar el Acuerdo de París en 2015 asumieron la conexión. Y se comprometieron a reducir sus emisiones para que el aumento medio de la temperatura a final de siglo no supere los dos grados respecto a los niveles preindustriales.

Gráfico sobre el uso de energía en el último siglo. ANTHROPOCENE MAGAZINE

Aunque son 200 años de revolución fósil, el punto de inflexión se produce en los años cincuenta del siglo pasado, tras la II Guerra Mundial, cuando se dispara el uso del petróleo para el transporte. Hasta entonces el mundo se movía mayoritariamente con carbón. Pero esa incorporación del petróleo no supuso la supresión de otras fuentes. Ambos combustibles fósiles se sumaron, como ocurrió en los setenta con el gas natural. “El petróleo y el gas no pusieron fin a la era del carbón”, señala el trabajo ‘El gran desacople’, publicado en Anthropocene Magazine. “La historia del uso de la energía se parece a nuestros armarios; no solemos renunciar a nuestras pertenencias, las añadimos”, explica ese artículo.

El aumento del consumo de combustibles fósiles supuso el incremento de las emisiones de gases de efecto invernadero. Pero algo está ocurriendo justo ahora. El carbón ha reducido su participación en el mix energético mundial y el uso del petróleo se ha estancado. Paralelamente, la implantación de las nuevas energías renovables (solar y eólica), gracias en gran medida a los avances tecnológicos que han abaratado los costes, se está disparando.

Como resultado de ese estancamiento del carbón y del petróleo (y del aumento de la eficiencia), las emisiones de dióxido de carbono también se han estancado. “En los últimos tres años se han mantenido estables y mientras hemos tenido crecimiento económico, que ha rondado entre el 2% y el 3% del PIB mundial”, resalta Pep Canadell, uno de los firmantes del trabajo de Anthropocene Magazine.

Canadell, director de Global Carbon Project, reconoce que antes se habían dado periodos de estancamiento en las emisiones. “Pero cada vez que veíamos una reducción era por una crisis”. Ahora este investigador habla de ese inédito “gran desacople” entre emisiones y crecimiento.

Pero no nos engañemos. Si esto es una transición (o revolución), estamos solo al principio. “Se necesitan décadas para hacer el cambio”, advierte Canadell. Porque la humanidad nunca ha quemado tantos combustibles fósiles como ahora. Ni nunca ha emitido tantos gases de efecto invernadero. Y las renovables apenas representan un 18% de toda la energía consumida por el hombre; gran parte de esa cuota se corresponde con la energía producida a través de las centrales hidroeléctricas y la biomasa.


Consumo de energías renovables por región. BP STATISTICAL REVIEW OF WORLD ENERGY 2017

Sin embargo, infinidad de estudios plantean un horizonte 100% renovable. “Durante dos décadas no sabíamos quiénes iban a ser los ganadores de la descarbonización de la economía. Se hablaba del hidrógeno, de los biocombustibles, de la solar…”, indica Cana­dell. Pero la reducción de costes en las renovables ha demostrado que “se puede producir electricidad barata”, añade.

La incógnita es cuándo se producirá el gran salto, algo que dependerá del desarrollo de las baterías que permitan tener electricidad cuando no sople el viento, no luzca el sol o no haya suficiente agua en los embalses. “El fin de las energías fósiles es cuestión de tiempo”, señala Pedro Linares, cofundador del grupo Economics for Energy. “El avance de la fotovoltaica y el almacenamiento cambiarán el paradigma”.

Los hay más optimistas, como el equipo de Mark Z. Jacobson, de la Universidad de Stanford, que estima que 139 países del mundo —entre ellos España— podrían depender solo de renovables en 2050. Y los hay menos, como la consultora especializada DNV GL, que plantea que para esa fecha el 50% de la energía que se consuma en el mundo será renovable (eso sí, el 85% de la electricidad procedería de fuentes limpias). “Las transiciones en el sector de la energía son lentas, hasta ahora han tardado 30 o 40 años en darse”, explica Linares. “Esto no va a ser una revolución copernicana que cambie en 10 años el perfil del sector energético”, añade Soria.

Lo que no duda ninguno de los expertos consultados es que estamos en una transición. Pero ¿llevamos un ritmo suficientemente rápido para poder cumplir con el compromiso de París? “Tenemos mucho menos tiempo del que pensábamos”, advierte Teresa Ribera, directora del Instituto de Desarrollo Sostenible y Relaciones Internacionales. Los compromisos para 2030 que los firmantes del acuerdo han puesto sobre la mesa no son suficientes para lograr el objetivo. Hace falta que los recortes de emisiones sean un 25% mayores de lo comprometido.

El mejor ejemplo de ese desacople entre crecimiento y emisiones es la UE. Soria ofrece algunos datos: entre 1990 y 2010, el PIB de los Veintiocho se incrementó un 47%. “La demanda de energía primaria solo creció un 4,2%” y, lo que es más significativo, “las emisiones de gases de efecto invernadero se contrajeron un 15% en ese periodo”.


Gráfico sobre las metas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero para 2050. AGENCIA EUROPEA DEL MEDIO AMBIENTE

Sin embargo, la UE está dando señales de estancamiento en la reducción de sus emisiones. Muchos expertos sostienen que Europa y el resto del mundo necesitan dar el gran paso: descarbonizar el transporte, es decir, desengancharse del petróleo. “En 100 años no ha pasado nada radicalmente nuevo en el transporte. Se ha seguido utilizando el mismo motor de combustión con variaciones”, apunta Soria.

Pero la irrupción del coche eléctrico está a punto de transformar la movilidad. Es lo que creen muchos organismos internacionales. “La industria del automóvil está a punto de llegar a un punto de inflexión en términos de costes de los vehículos eléctricos similar a la de los Ford Modelo T hace un siglo”, señalaba un informe de varios asesores del Fondo Monetario Internacional. “Los próximos 15 años podrían ser testigo de una caída sustancial en los vehículos de motor”, señala el estudio, que establece que para 2040 el barril de crudo habrá caído hasta los 15 dólares.

Pero esta transición no se puede quedar simplemente en los países ricos. Porque no bastaría para atajar el cambio climático. “En los noventa, dos tercios de las emisiones procedían de los países desarrollados”, explica Canadell. “Ahora, esos dos tercios vienen de los países en desarrollo”.

Canadell pone el ejemplo de África y la telefonía para explicar la posible transición. “África se ha saltado las redes fijas de telefonía, ha pasado directamente a las móviles”. Lo mismo podría ocurrir con la energía, África podría desarrollarse sin tener que pasar como Occidente por la era de la combustión. Pero para eso “es necesaria la ayuda” de los países más desarrollados. Y ahí es donde Canadell cree que ha hecho más daño el presidente de EE UU, Donald Trump, al anunciar su retirada del Acuerdo de París. “Estados Unidos es el país que más ayuda internacional aporta y tiene un muy importante liderazgo global”, advierte.

Y pese a Trump, el director de Global Carbon Project no tiene dudas de que el mundo está ya a bordo de “una transición” hacia la “electrificación verde de la economía”.

Habilitan cuentas bancarias para efectuar depósitos en solidaridad con damnificados por Irma


En este artículo: Ciclón, Cuba, Desastres Naturales, Donación, Huracán, Huracán Irma, Sociedad, Solidaridad
26 septiembre 2017 | + |
Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.
Parte de los destrozos que dejó el huracán. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.
Ante las afectaciones ocasionadas por el paso del huracán “Irma”, ciudadanos cubanos han manifestado su interés solidario en efectuar aportes monetarios para contribuir al proceso de recuperación.
A tales efectos, se han habilitado sendas cuentas bancarias en pesos cubanos (cup) y en pesos cubanos convertibles (cuc) para efectuar depósitos por personas naturales residentes en Cuba, cuyos datos se detallan a continuación:
– Nombre de la cuenta:
HURACAN IRMA DONACIONES
– Número de la cuenta en CUP:
0598770001459913
– Número de la cuenta en CUC:
0598770000989221

Las donaciones se podrán realizar a través de las vías siguientes:

– Depósitos en dinero efectivo, los que se podrán realizar en cualquier oficina bancaria del país.
– Transferencias bancarias.
– Tarjetas “red”, utilizando cajeros automáticos, la banca telefónica y la banca móvil.