Fidel


"Peor que los peligros del error son los peligros del silencio." Fidel Castro Ruz

lunes, 10 de diciembre de 2018

Centro de Gestión Estratégica para articular el desarrollo local






En Gedel se ubican además la maqueta de la ciudad de Pinar del Río, la Oficina del Historiador y el Consejo Técnico Asesor para la reanimación de la urbe. Foto: Ronald Suárez Rivas 



















Entre el medio centenar de obras inauguradas en el 2018, dentro del programa de reanimación de la ciudad de Pinar del Río, hay una que sobresale por su importancia para Vueltabajo: el Centro de Gestión Estratégica del Desarrollo Local (Gedel).
Ubicada en lo que fuera una antigua tintorería, la institución constituye el nexo entre el gobierno y la universidad pinareña, y será a partir de ahora donde se articulen los nuevos proyectos que se lleven a cabo en el territorio.
La iniciativa, única de su tipo en el país, tiene el propósito de evitar los errores cometidos en otros momentos, y hacer un uso eficaz de las diversas fuentes de financiamiento que se dispongan, incluyendo la colaboración internacional y la inversión extranjera.
En la última década, la provincia atesora experiencias positivas, que han aportado miles de pesos a los Consejos de la Administración Municipales, pero también varios intentos fallidos que no lograron rebasar la prueba del tiempo.
Es el caso de un proyecto para fabricar pinturas, concebido por la Empresa de Industrias Locales, que se desechó después de obtener las primeras producciones, por la imposibilidad de importar los insumos necesarios para continuar trabajando.
«Los primeros proyectos que se diseñaron acá, tenían que ver con producciones de carpintería, confecciones, talabartería, pintura y otras actividades con un alto componente de importación, pero la vida demostró que un proyecto a escala municipal, mientras más lejos esté de la necesidad de importar insumos, más posibilidades de éxito tiene», explica Jesús Alberto Gorgoy Lugo, director de Gedel, y advierte que uno de los objetivos del centro es que ese tipo de ejemplos no se repita.




Veintidós investigadores de la Universidad de Pinar del Río, entre ellos 17 doctores en Ciencias, están vinculados al Centro. Foto: Ronald Suárez Rivas

UN CENTRO PARA GESTIONAR EL DESARROLLO
El tema del desarrollo local no resulta nuevo para Vueltabajo. Desde hace cerca de dos décadas, en la provincia se ha estado trabajando, a partir de las investigaciones científicas de la Universidad Hermanos Saíz Montes de Oca.
Sin embargo, Gorgoy señala que hasta ahora nunca había sido una actividad abordada con esa perspectiva.
Por ello, entre los aspectos más importantes de la nueva institución, está que con ella se dispone por primera vez de una estructura, subordinada al Consejo de la Administración Provincial.
Para cumplir su propósito, Gedel cuenta con una especie de brazo técnico: el Centro de Apoyo al Desarrollo Local (Cadel), integrado por un equipo de especialistas de la Universidad Hermanos Saíz Montes de Oca, de Pinar del Río.
«Tenemos seis doctores en Ciencias a tiempo completo, y otros 16 investigadores de la Universidad, vinculados también a esta experiencia, para apoyar a las entidades y a los gobiernos municipales en el diseño de proyectos, y acompañarlos en su implementación, monitoreo y evaluación», detalla Gorgoy.
Entre las prioridades del trabajo, se encuentran la sustitución de importaciones y el rescate de rubros exportables.
«La provincia tuvo más de 20 renglones que se perdieron a raíz del periodo especial», precisa el funcionario.
De ahí que en la actualidad se labore en la identificación de aquellas producciones que pudieran retomarse.
«Con los medios y las fuerzas que tiene, Pinar del Río está en condiciones de reactivar un grupo de estos rubros exportables y de crear otros nuevos.
«De conjunto con la Empresa de Industrias Locales, por ejemplo, estamos realizando el diseño de un proyecto para la obtención de tutores, que son una especie de guía de madera para el tomate que se cosecha en sistemas protegidos.
«Hay países europeos demandando ese producto en cantidades extraordinarias, y acá lo podemos hacer», destaca el Director de Gedel.
En esa misma dirección, asegura que el centro se encuentra enfrascado, de conjunto con varias entidades, en diversas iniciativas que van desde el rescate de la artesanía, hasta el aprovechamiento de los residuos de la actividad pesquera.
«A escala local se generan producciones que no tienen un carácter estratégico para el país, ni representan grandes montos financieros, pero a nivel territorial sí pueden tener un impacto importante, a partir de la creación de empleos, y de generar ingresos para las entidades y los gobiernos».
CON PIE DERECHO
En septiembre pasado, durante la visita del Consejo de Ministros a Pinar del Río, el Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez elogió la «mirada integradora» con que se concibió el centro, e indicó la socialización de esta experiencia con el resto de los territorios del país.
Desde entonces, un número significativo de entidades pinareñas ya han solicitado los servicios de Gedel, para la identificación de oportunidades de negocios.
La empresa de Recuperación de Materias Primas, la de Industrias Locales, la de Alojamiento, la de Servicios Técnicos, Personales y del Hogar, la de Construcción Civil, las de Comercio de cuatro municipios y las Forestales Macurije y La Palma, son algunas de ellas.
Paralelamente, el Director de la institución explica que se trabaja en las estrategias de desarrollo municipales, y de la provincia.
«Hasta el momento, tenemos tres territorios (Los Palacios, Consolación y La Palma) con ellas aprobadas, y otros dos que están listos para presentarlas a  sus asambleas del Poder Popular.
«El resto debe concluirlas en el 2019», precisa Gorgoy.
Ello dará la posibilidad de contar con una valiosa herramienta para conocer con certeza las potencialidades de cada lugar y establecer prioridades a la hora de encauzar los esfuerzos para seguir impulsando el desarrollo.

Trabajo por Cuenta Propia : Doce elementos imprescindibles sobre las cuentas bancarias fiscales

Por: Oscar Figueredo Reinaldo
En este artículo: Cuba, Economía, Gobierno, Ministerio de Finanzas y Precios (MFP), Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), ONAT, Sector no estatal, Trabajo por cuenta propia
10 diciembre 2018 | +




Infografía: Edilberto Carmona/ Cubadebate.

Uno de los elementos que más dudas ha despertado entre los lectores de Cubadebate por estos días, y sobre todo en aquellos que ejercen el trabajo por cuenta propia, es la apertura y operatoria de la Cuenta Bancaria Fiscal. La medida, que está en correspondencia con las nuevas disposiciones aprobadas para el sector no estatal, se aplica en 6 de las 123 actividades aprobadas.
Con el objetivo de esclarecer algunas dudas sobre el tema, Cubadebate conversó con directivos del Ministerio de Finanzas y Precios y la ONAT.
Al decir de Vladimir Regueiro Ale, Director de Política Fiscal del Ministerio de Finanzas y Precios, la operatoria de una actividad económica a través de cuentas bancarias, es una práctica reconocida y empleada universalmente por todos los actores económicos. “En nuestro país tiene un uso difundido y obligatorio para todas las personas jurídicas y en el sector cooperativo en general. Resultan un instrumento muy útil para administrar las finanzas y tener un control y reflejo del resultado del negocio”.
  1. ¿Por qué se dispone la apertura y operatoria de la Cuenta Bancaria Fiscal? ¿Cuál es su fundamento?
Según Regueiro Ale, estas cuentas están vinculadas a la contabilización de las actividades, tanto los ingresos como los gastos, y a través de las mismas se facilitan las operaciones y relaciones financieras entre los distintos agentes económicos y resulta un insumo o elemento de revisión por las administraciones tributarias para verificar el cumplimiento de las obligaciones fiscales o con el Presupuesto del Estado.
Las cuentas bancarias fiscales (CBF) brindan seguridad en la custodia de los recursos financieros generados en el desarrollo de las actividades económicas y transparentan en el flujo de estas operaciones, que deben ser lícitas
2. ¿Quiénes deben abrir la Cuenta Bancaria Fiscal?
Según funcionarios entrevistados, las 6 actividades seleccionadas se aprobaron a partir de la complejidad en su operatoria, no solo porque generen como promedio altos ingresos, sino porque incurren en gastos corrientes sistemáticos para el desarrollo de la actividad, e inversiones y mantenimientos parciales o totales para la sostenibilidad del negocio o actividad.
Estas actividades son:
  •  Servicio Gastronómico en Restaurantes.
  • Servicio Gastronómico en Cafeterías,
  • Servicio de Bar y Recreación.
  • Arrendamiento de viviendas, habitaciones y espacios.
  • Servicio de construcción, reparación y mantenimiento de inmuebles.
  • Transporte de pasajeros, con medios automotor, de 4 hasta 14 pasajeros, en la provincia de La Habana, que se conoce está inmersa en la puesta en práctica de un experimento para el ordenamiento de esta actividad.
3. ¿Cuál es la cuantía mínima de la cuenta?
Se reduce de tres a dos cuotas mensuales tributarias la cuantía del saldo mínimo que debe mantener la cuenta bancaria fiscal. Además, se incrementa de un 20 por ciento a un 35 por ciento el fondo de efectivo para pagos menores e imprevistos no obligado a depositar en dicha cuenta bancaria fiscal.
4. De tener más de una licencia, ¿se deben tener más de una cuenta bancaria fiscal?
Se aclara además que en el caso que un titular posea más de una licencia en las actividades mencionadas, solo tendrá que habilitar una sola cuenta bancaria fiscal. De tener más de una autorización en otra de las actividades no incluidas en este momento, la apertura de las (CBF) será opcional.
Por ejemplo:
  • Contribuyente que ejerce las actividades de arrendador de viviendas, habitaciones y espacios y servicios gastronómicos en restaurante.
  • Contribuyente que ejerce las actividades de servicios gastronómicos en cafetería y agente de telecomunicaciones.
En el primero de los casos, ambas actividades están obligadas a llevar cuenta bancaria fiscal, la misma para las operaciones de ambas actividades. A tales efectos, el saldo mínimo exigido para esta cuenta toma en consideración dos (2) cuotas tributarias mensuales que tenga fijadas por cada actividad.
En el segundo supuesto, la obligación de habilitar la cuenta bancaria fiscal es solamente para la actividad de servicios gastronómicos en cafetería. Sin embargo, el contribuyente puede optar por hacer uso de la misma en función de todas las actividades autorizadas a ejercer, en cuyo caso el saldo mínimo es el equivalente a (2) cuotas tributarias mensuales de la actividad de servicios gastronómicos en cafetería. El saldo mínimo se determina en relación con las actividades por las que se está obligado a habilitar la cuenta bancaria fiscal.
5. ¿La apertura de la cuenta bancaria fiscal tiene algún beneficio para los negocios con entidades estales?
Algunas de estas actividades se vinculan en la contratación y prestación de sus servicios con empresas, unidades presupuestadas y otras entidades jurídicas y a través de estas cuentas se pueden facilitar los pagos por los servicios prestados o comprados a las mismas, lo que al propio tiempo permite transparentar las operaciones entre los actores económicos y propiciar que se complementen. Ejemplo: La actividad de Servicio de construcción, reparación y mantenimiento de inmuebles y los restaurantes que contratan con sus servicios con y a través de agencias de viajes.
6. ¿Qué se puede pagar con esta cuenta?
Desde la cuenta bancaria se pagan:
  • Los tributos
  • Compra de insumos, medios y equipos.
  • Reparaciones capitales y mantenimientos.
  • Servicios de otras formas de gestión no estatales, mediante instrumentos bancarios.
  • Pagos a entidades estatales.
Vladimir Regueiro Ale, Director de Política Fiscal del Ministerio de Finanzas y Precios aclaró que todos los recursos depositados en la cuenta están a total disposición de los contribuyentes y por tanto estos pueden hacer uso de la misma para el disfrute personal y familiar.
7. ¿Cómo se realiza la apertura de la cuenta bancaria fiscal?
La cuenta bancaria fiscal se abre por el trabajador por cuenta propia que ejerce la actividad autorizada. Dispone de un término de 30 días naturales para abrirla o declararla después de concurrir a la ONAT del municipio donde está inscripto como contribuyente. La ONAT le requerirá el cumplimiento de esta obligación, mediante documento oficial.
La cuenta bancaria fiscal debe operar con un saldo mínimo que debe cubrir en un término de 90 días naturales contados desde el día en que fue requerido por la ONAT. Este saldo se puede cubrir en uno o varios depósitos dentro del término señalado.
8. ¿En qué moneda opera la cuenta bancaria fiscal?
La cuenta bancaria fiscal es en CUP. Adicionalmente, el contribuyente   que reciba pagos a una cuenta corriente que tiene abierta en pesos convertibles, CUC, la declara a la ONAT y la constituye también en cuenta bancaria fiscal, pero no se le exige el requisito del saldo mínimo de operación.
Otro de los temas más comentados en nuestra web fue los procedimientos a seguir para poder habilitar la cuenta bancaria. Según explicó Yaima Arias Urra, Directora Territorial del Banco Metropolitano, estos son algunos temas que no debemos dejar de conocer.
9. ¿Dónde se abre esta cuenta?
La cuenta bancaria fiscal se debe abrir en una sucursal del Banco de Crédito y Comercio, Banco Popular de Ahorro o Banco Metropolitano, radicada en el municipio del domicilio fiscal del contribuyente, o sea, en el municipio donde está inscripto en la ONAT.
10. ¿Esta cuenta tiene beneficiarios?
Yaima Arias Urra, explicó que al ser una cuenta bancaria fiscal no tiene beneficiarios, sino que para ejecutar el traspaso de derechos se aplica el procedimiento de herencia. Detalló además que el titular de la cuenta bancaria fiscal puede facultar a otra persona natural mediante poder notarial para actuar como firma autorizada de la cuenta. También puede autorizar bajo su responsabilidad, a otra persona natural sin poder notarial, para realizar depósitos en su cuenta, así como a entregar y recibir documentos relacionados con esta.
11. ¿Qué documentos se deben presentar para abrir la cuenta bancaria fiscal?:
  1. Documento de Identidad.
  2. Documento oficial que autorice a la persona natural para ejercer la actividad por cuenta propia.
  3. Carné de contribuyente, que entrega la ONAT, en el que consta el Número de Identificación Tributaria (NIT).
“En el caso particular de los transportistas de La Habana que no tienen la Licencia de Operación de Transporte o no estén inscriptos en el Registro de Contribuyentes, se cumplimenta a través del Modelo de aceptación para el ordenamiento del transporte público de transportación de pasajeros que brindan los porteadores privados en medios automotores de capacidad entre 4 y 14 pasajeros”, comentó la Directora Territorial del Banco Metropolitano.
12. ¿Qué insitrumentos de pago podrán emplearse en las cuentas bancarias fiscales?
Los instrumentos de pago que podrán utilizarse en la operatoria de la cuenta bancaria fiscal serán los establecidos:
  • Dinero en efectivo.
  • Transferencia bancaria.
  • Tarjeta de débito.
  • Otros que el Banco establezca.
Cómo explicó la directora terrirorial del Banco Metropolitano, la cuenta bancaria fiscal puede operar con chequera o tarjeta de magnética, debiendo el titular solicitar cualquiera de estos servicios al Banco. La tarjeta magnética tiene como beneficio adicional que puede ser utilizada para operar en los cajeros automáticos y en las terminales de los puntos de ventas de comercios o bancos.
Este último método permite acceder a otros servicios como la Banca Telefónica y la Banca Móvil.

La moneda única del ordenamiento monetario: ¿peso cubano o peso convertible?

Por Pedro Monreal
El Estado como tal
10 de diciembre de 2018
La mayor parte de los debates sobre la reunificación monetaria y cambiaria en Cuba asumen que el peso cubano (CUP) es la única moneda nacional que se mantendría después de concluida la unificación monetaria.
El supuesto se basa principalmente en el hecho de que los documentos oficiales del Partido Comunista de Cuba (PCC) y del gobierno expresan que el CUP ocuparía ese lugar de moneda única. Sin embargo, lo anterior no implica que se trate de una opción que no pudiese ser sometida al enfoque crítico del análisis, ni que fuese adecuado descartar a priori las posibles propuestas favorables a la adopción del peso convertible (CUC) como moneda única.
Me ha parecido interesante la sugerencia realizada recientemente por el colega Fidel Vascós en un intercambio de correos electrónicos en el sentido de que no debería mantenerse fuera del análisis actual la posibilidad de considerar al CUC como eventual moneda única en circulación, sustituyendo al CUP. En realidad, esa idea ya había sido planteada anteriormente por Vascós a raíz de una propuesta realizada por compañero Rolando López del Amo, en una breve ronda de intercambios de criterios el pasado mes de julio.
En aquellos momentos, el comentario crítico más preciso y de mayor peso entre quienes participamos en el intercambio lo hizo el colega Humberto Perez al señalar el costo político que pudiera significar pasar a considerar una variante que “nadase contra la corriente” en momentos en que lo que se requiere es una solución urgente de este “nudo gordiano”.
Adicionalmente, Humberto expresó que más importante que la propia cuestión del signo monetario que pudiera adoptarse como moneda nacional única, resultaba crucial la posibilidad de incluir en el proceso de ordenamiento el tipo de mecanismos que permitiesen contribuir positivamente a la solución de otros problemas urgentes. En ese punto Humberto hizo la referencia a un previo texto suyo publicado en la revista Temas donde explicaba su propuesta para utilizar una reevaluación del CUP frente al CUC como fuente para financiar un incremento de salarios y de pensiones. (1)
En la propuesta hecha nuevamente por Vascós en noviembre, se agrega la advertencia de que se trata de una sugerencia que requiere de un ejercicio de cuantificación preliminar, algo que –dadas las limitaciones de acceso abierto a datos- colocaría en desventaja a la mayoría de quienes participamos en el debate público sobre el tema.
Hasta donde logro identificar, parece existir un consenso entre quienes hemos intercambiado en cuanto a que es adecuado examinar lo más objetivamente posible cualquier opción posible que pudiera existir en materia de unificación monetaria y cambiaria.
La noción de que el CUC –una moneda nacional actualmente en circulación- pudiera ser adoptada como moneda única no sería la única variante que quizás debería agregarse al debate.
Otras opciones que prácticamente no han sido consideradas también pudieran ser discutidas. Por ejemplo, la posibilidad de que una tercera moneda nacional –que no fuese el CUC ni el CUP- se adoptase como moneda única, o la posibilidad de efectuar un canje de moneda con confiscación parcial, pero esas variantes no se abordan en este texto.
A continuación, se presenta una síntesis sobre dos aspectos claves relativos a la sugerencia de considerar el CUC como posible moneda única:
  • El contenido preciso de la propuesta
  • Los argumentos a favor y en contra
El CUC como moneda única: ¿qué y cómo?
Esencialmente, la referida sugerencia de adopción del CUC como moneda única tendría las siguientes tres características centrales:
  • Mantener las actuales tasas de cambio del CUC: 1 USD = 1 CUC para las relaciones interempresariales y de 1 USD = 0,87 CUC para el cambio minorista (tasa que considera el 10% de gravamen para la compra de USD). A los efectos prácticos, se trataría de una única tasa de cambio con las lógicas diferencias que existen en las cotizaciones en dependencia del tipo de mercado específico (empresarial o minorista), como ocurre en todos los países.
  • La tasa de cambio del CUC respecto a otras divisas se formaría tomando como referencia la tasa del CUC respecto al dólar estadounidense (USD).
  • Se utilizaría un régimen cambiario de tipo fijo. Este punto no se encuentra definido explícitamente en la propuesta de Vascós, pero eso es lo que entiendo de la referencia que se hace en cuanto a mantener reservas parciales de divisas para sostener la tasa de cambio. Si las condiciones cambiasen y las reservas no fuesen adecuadas, entiendo que se sugiere que ello implicaría la necesidad de modificar el nivel de la tasa de cambio fija.
El proceso para modificar la situación actual de dos monedas nacionales y múltiples tasas, hasta completar la propuesta de adopción del CUC como moneda única con una sola tasa de cambio fija, incluiría los siguientes elementos:
  • Aplicación de un régimen parcial de control de cambios para evitar la fuga de divisas hacia el exterior
  • Papel activo del sector no estatal en el ingreso de divisas como eventual resultado del otorgamiento de la capacidad legal para exportar libremente sus productos y servicios.
La propuesta se apoya al menos en dos condiciones básicas:
  • El sector no estatal debería haber experimentado previamente una reforma que le permitiera operar con un alto grado de libertad en sus relaciones con actores internacionales, especialmente en lo relativo a las operaciones de comercio exterior. Una posible implicación de esto es que pudiera requerirse la adopción de una condición adicional previa: la legalización de la empresa privada nacional para que esta estuviese en capacidad de funcionar como una entidad exportadora.
  • La ausencia de una reforma previa, o simultánea, de precios y de salarios no representaría un obstáculo significativo para la unificación monetaria y cambiaria. La reforma de precios y de salarios pudiera hacerse en una fase posterior. (Nota: este es un punto que valdría la pena abordar en un texto posterior pues se trata de uno de los aspectos divergentes más importantes en las distintas propuestas que circulan hoy en canales no oficiales. Por ejemplo, el Dr. Jorge Barrera Ortega, a diferencia de otros colegas, considera que es imprescindible hacer una reforma de precios interempresariales antes de eliminar el CUC).
Ventajas y desventajas del CUC como moneda única según los proponentes de esta opción
La propia propuesta hecha por Vascós y por López del Amo identifica sus ventajas y desventajas.
Las ventajas, según los proponentes, serían las siguientes:
  • La principal ventaja consistiría en mantener desde el inicio del proceso una sola tasa de cambio que en la práctica ya sería conocida por todos los actores económicos.
  • Las empresas no se enfrentarían al inconveniente de tener que experimentar sucesivas modificaciones de la tasa de cambio.
  • La población no vería afectada su tasa de cambio de USD por CUC, lo que contribuiría a crear un entorno de estabilidad favorable al proceso de ordenamiento.
Las desventajas, según los proponentes, se enumeran a continuación:
  • La desventaja más importante sería la reducción del nivel cuantitativo de los salarios y pensiones expresados en CUC. El salario promedio mensual de 767 CUP registrado en 2017 equivaldría a 31,96 CUC (tasa 1 CUC= 24 CUP), es decir, 36,73 USD (1 USD = 0,87 CUC).
  • La gestión práctica de algunos costos sería inicialmente engorrosa, por ejemplo, el costo de 0,40 CUP del transporte urbano se convertiría en 0,016 CUC.
  • Habría que hacer una impresión relativamente grande de billetes y de monedas denominadas en CUC.
 A continuación, identificaré algunas ventajas y desventajas señaladas por otros participantes en el debate, pero antes de ello conviene citar un planteamiento respecto al dilema de la selección del CUP o del CUP como moneda única que fuera realizado hace algún tiempo por de Rogelio Torras Rodríguez y Juan M. Ferrán Oliva:
La unificación aflora como punta de un iceberg, pero su esencia es de mercado. Un primer paso será la selección de una sola moneda. La elegida deberá ser convertible. El CUP es el heredero reconocido, pero actualmente es minusválido. Habrá que conferirle convertibilidad para que asuma su función de moneda nacional. El CUC es convertible pero sólo internamente. Cualquiera que sea la alternativa que se adopte los resultados serán similares. La conversión en uno o en otro numerario se logra multiplicando o dividiendo, según sea el caso. Quizás la decisión de continuar con el peso corriente (agregándole convertibilidad) se deba a que no evidencia palmariamente el bajo per cápita de los ingresos del país”. (2)
Este último aspecto –la visualización de los bajos ingresos del trabajador cubano- coincide con lo que probablemente sea una percepción ampliamente compartida entre los economistas con los que he podido intercambiar.
Torras y Ferrán ubican lo que pudiera ser considerada como la primera evidencia pública de la decisión oficial de adoptar el CUP como eventual moneda única en un discurso de Fidel Castro ante la Asamblea Nacional del Poder Popular, el 31 de marzo de 2005.
Mis comentarios sobre las posibles ventajas
En mi modesta opinión, la principal ventaja de convertir el CUC en moneda única consistiría en evitar la elevada devaluación que probablemente habría que hacer si se adoptase el CUP. Una posible selección del CUC implicaría reducir considerablemente un probable traspaso de la devaluación hacia los precios.
Es decir, el CUC le ofrecería al proceso de ordenamiento la posibilidad de reducir notablemente el riesgo de una sacudida de precios, algo que se lograría mediante un mecanismo económico y no como resultado de una decisión administrativa sobre los precios, una acción que pudiera tener otros impactos no deseados.
He expresado anteriormente que no considero apropiado utilizar la premisa de que es posible manejar precios y salarios mediante decreto administrativo, sin considerar el funcionamiento de los precios relativos de la economía internacional que se expresan en la tasa de cambio. (3)
Cualquier supuesta “capacidad” de controlar precios administrativamente va a provocar algún tipo de “incapacidad” por otra parte del sistema. He mencionado el ejemplo de la “capacidad” que ha existido para mantener durante años un precio relativo (la tasa oficial de cambio) a un nivel ficticio decidido “a voluntad”, lo cual ha tenido un efecto no deseado, pero inevitable: la “incapacidad” para hacer redituable un amplio rango de sustitución de importaciones.
En el caso del CUP, llevar la tasa de cambio oficial hasta un nivel de 1 USD = 15 CUP equivaldría a una devaluación de 1400%.
En el caso del CUC considero que la adopción de una tasa de cambio de 1 USD = 1 CUC (o en un entorno muy cercano) probablemente representase una sobrevaluación del CUC en relación con la tasa de “equilibrio”. O sea, considero que es muy probable que el CUC también tendría que ser devaluado, pero modestamente no encuentro razones para pensar que la actual cotización del CUC frente al dólar deba desplomarse al nivel que sí tendría que ocurrir con el CUP.
Aquí anoto de pasada una discrepancia que tengo con otros colegas. La cotización del CUC frente al USD expresa condiciones de mercado, al menos en el caso de las transacciones individuales en las casas de cambio (CADECA). Es una tasa fija, pero su nivel no es caprichoso.
La razón por la que la tasa de cambio de CADECA 1 USD = 0,87 CUC ha sido relativamente estable es porque parece ser una tasa de mercado. De hecho, la tasa del mercado negro del USD es bastante parecida, habiéndose mantenido estable -durante años- entre 0,91 y 0,95. El diferencial ha sido inferior al 10% en relación con la tasa oficial. Esa relativa convergencia entre la tasa oficial y la del mercado negro expresa una evidencia “clásica” de que la tasa adoptada por las autoridades se forma tomando en cuenta el funcionamiento del mercado.
En “picos” especulativos como el de enero de 2018, parece que el máximo fue de 0,96 o 0,97, pero luego volvió a sus niveles habituales de los últimos años, de alrededor de 0,95. Hasta donde conozco, las autoridades monetarias cubanas no necesitan vender reservas en divisas para mantener la tasa actual CUC/USD de CADECA.
De hecho, desde un enfoque de “poder de paridad de compra” (purchasing power parity, PPP) muchos precios expresados en CUC en Cuba se aproximan a los precios de productos equivalentes en USD en otros mercados, particularmente cuando se “corrigen” los precios en CUC para descontar los márgenes comerciales que se agregan en las tiendas cubanas.
Sin embargo, la situación de paridad del CUC y el USD en las relaciones empresariales es un caso diferente. El nivel de la tasa también tiende a expresar una relativa equivalencia en términos de PPP, pero no se dispone de evidencia concreta que permita afirmar que esa es una tasa que refleja operaciones de mercado, entre otras cosas porque las empresas cubanas no adquieren divisas mediante operaciones de mercado.
En general, las divisas son asignadas centralmente a las empresas mediante un mecanismo que involucra los llamados “certificados de liquidez” (CL), que en la práctica operan como una tercera moneda nacional (además del CUP y del CUC).
Es probable que la cotización del CUC en las relaciones empresariales se encuentre sobrevaluada con respecto a una tasa de 1 CUC = 1 USD. No hay datos públicos que permitan corroborarlo, pero la propia existencia del CL indica que no habría condiciones para que funcionase la cotización 1:1 en condiciones de mercado.
Las desventajas según otros participantes en el debate
El Dr. Humberto Pérez ha identificado, en el marco de los intercambios de mensajes a que hecho referencia, la que considero que pudiera ser la lista más completa de desventajas potencialmente atribuibles al CUC como moneda única. La enumeración que sigue probablemente no es exhaustiva, pero considero que registra las principales desventajas enunciadas: (4)
  • La decisión de adoptar el CUP ya se encuentra demasiado firme y arraigada como para que pudiera ser modificada ahora. En ese sentido, considerar en estos momentos la posibilidad del CUC como moneda única pudiera ser una propuesta desfasada respecto al ritmo que necesita la actualización del modelo económico. Por una parte, resultaría contrapuesta a lo expresado en diversos documentos oficiales y al proceso de consulta de estos con la población. Un giro de ese tipo pudiera tener repercusiones en la percepción de los ciudadanos respecto a la seriedad de las decisiones de política económica.
  • Si se adoptase la decisión de adoptar el CUC como moneda única, la adaptación del proceso de ordenamiento a esa nueva circunstancia pudiera demorar aún más ese proceso, el cual acumula varios años de retraso en relación con las expectativas iniciales de su implementación.
  • Si se deja el CUC como moneda única, la devaluación que decida aplicarse tendría lugar automáticamente tanto para las relaciones interempresariales estatales como para las relaciones con y entre el sector no estatal y con la población en general. Sin embargo, si se deja al CUP, como está previsto, la devaluación, a partir de manejar una tasa única, tendría lugar solo para las relaciones interempresariales estatales mientras que para las relaciones con y entre el sector no estatal y con la población en general lo que se produciría sería una revaluación del CUP, es decir todo lo contrario.
  • Anclar el CUC al dólar estadounidense (USD) significaría una dolarización indirecta de la economía, con las desventajas de orden político que ello acarrearía.
  • La selección del CUC como moneda única no permitiría aprovechar una revaluación del CUP frente al USD (por ejemplo, con una tasa de 1 USD = 15 CUP) para poder establecer una fuente de financiamiento suficiente y relativamente rápida que hiciera posible aplicar los impostergables aumentos de salarios y pensiones cada vez más reclamados por el pueblo, especialmente en el caso de los trabajadores productivos que serían principalmente los que laboran en las  entidades empresariales que poseen y gestionan los medios fundamentales de producción del país, donde se produce más del 80% del PIB. Estos, al verse estimulados salarialmente con los referidos incrementos y con la aplicación gradual de una reforma salarial elaborada realista y científicamente, se verían motivados a aumentar la producción y la productividad, sentirían crecer su sentido de pertenencia y disposición de permanencia, frenando la actual fuga de fuerza de trabajo calificada desde el sector estatal hacia el no estatal y hacia el exterior, se eliminaría o reduciría el caldo de cultivo para la desviación de recursos y la corrupción peligrosamente extendida en la actualidad.
Conclusiones
La reunificación monetaria y cambiaria no es solo un tema de alta complejidad técnica, sino que tiene una dimensión política sobresaliente. Es un problema donde contrasta el hermetismo oficial sobre las posibles vías de su solución con el debate que desde hace tiempo y por diversas vías ha tenido lugar entre especialistas empeñados en que las decisiones de política económica puedan ser informadas por el tipo de evidencia y de análisis que genera la aplicación de métodos científicos, un empeño que se mantiene a pesar de no poder contarse con los datos adecuados.
En ese contexto, es conveniente incluir en el análisis el espectro más amplio posible de las variantes que deberían evaluar los decisores antes de adoptar una disposición específica.
Por esa razón, se encuentra totalmente justificada la consideración de la alternativa del CUC como un tema de investigación, entre otros posibles. Eliminarla a priori del rango posible de opciones pudiera limitar la calidad del proceso de toma de decisiones de la unificación monetaria y cambiaria en Cuba.
 Notas
1 El texto de Humberto Pérez fue publicado originalmente en dos partes en “Catalejo”, de la revista Temas, con el título “Reforma monetaria acompañada del aumento de salarios y pensiones. Reflexiones y sugerencias”. La primera parte fue publicada el 22 de junio de 2018 http://www.temas.cult.cu/catalejo/reforma-monetaria-acompa-ada-del-aumento-de-salarios-y-pensiones-reflexiones-y-sugerencias . La segunda parte fue publicada el 25 de junio de 2018 http://www.temas.cult.cu/catalejo/reforma-monetaria-acompa-ada-del-aumento-de-salarios-y-pensiones-reflexiones-y-0 Posteriormente, los dos textos fueron publicados conjuntamente en forma de artículo en este blog. “HUMBERTO PÉREZ. Reforma monetaria con aumento de salarios y pensiones. Reflexiones y sugerencias”. 3 de julio de 2018 https://elestadocomotal.com/2018/07/03/humberto-perez-reforma-monetaria-con-aumento-de-salarios-y-pensiones-reflexiones-y-sugerencias/
2 Rogelio Torras Rodríguez y Juan M. Ferrán Oliva. “No es oro todo lo que brilla”. 14 de febrero de 2018. https://elestadocomotal.com/2018/02/14/rogelio-torras-rodriguez-y-juan-m-ferran-oliva-no-es-oro-todo-lo-que-brilla/#_edn57
3 Ver, “Tasa de cambio, precios y restricciones por el lado de la oferta en el modelo económico cubano”, blog El Estado como tal, 30 de noviembre de 2018 https://elestadocomotal.com/2018/11/30/tasa-de-cambio-precios-y-restricciones-por-el-lado-de-la-oferta-en-el-modelo-economico-cubano/

4 El intento de sintetizar las desventajas no ha permitido citar literalmente lo expresado por Humberto Pérez en varios intercambios, pero se utilizan muchas expresiones textuales utilizadas por este autor.

El Habana Riviera cumple 61 años




Por Roberto F. Campos

La Habana, 10 dic (PL) El Hotel Habana Riviera cumple hoy 61 años de su apertura en un atractivo sitio de esta capital, un espacio de tiempo que ha llenado de singular significado sus salones y hasta su historia.

La compañía española Iberostar Hotels and Resorts administra esta instalación desde enero de 2017, lo que ha propicido una remodelación de sus espacios y un nuevo brillo para tan importante hotel.

En su momento comandancia de la mafia estadounidense en este país, y con hitos históricos, el Habana Riviera tiene una posición privilegiada en esta capital, frente al Malecón y en su decoración atesora obras de artes de importantes escultores y pintores de la isla.

Este se trata el segundo hotel gestionado por Iberostar, establecimiento con 352 habitaciones y que opera bajo el nombre de Iberostar Riviera, con categoría de cinco estrellas.

De esa suerte, la empresa lo categoriza como Premium Gold, un nivel importante para la compañía española.

Esta instalación es el duodécimo hotel de la firma en Cuba, lo que indica un reforzamiento de la apuesta de Iberostar por este destino turístico.

Ubicado en el conocido Malecón de la capital cubana y con una arquitectura de la época en la que fue inaugurado (1957), el Hotel Riviera inició un ambicioso proyecto de reforma integral. Como resultado, la instalación llegara a 352 habitaciones totalmente renovadas.

Este proyecto contempla además espacios comunes y adecua la oferta de producto y servicios de este establecimiento a los niveles de calidad de la compañía.

El hotel y su administración, refuerzan el gusto por el famoso Cabaret Copa Room, gran sala de espectáculos, uno de los lugares más reconocidos de las noches habaneras.

Este hotel remodelado, supone un hito fundamental en la trayectoria de Iberostar, y muestra de su apuesta por Cuba como un destino de máxima relevancia en el portfolio de la cadena hotelera.

El Riviera se convierte así en el segundo hotel de la cadena en La Habana, que ya cuenta con el Iberostar Parque Central.

En la actualidad Iberostar Hotels & Resorts dispone de otros 11 hoteles en Cuba. En 2017 la compañía sumó también su decimotercer hotel a su portfolio en Cuba, el Iberostar Bella Vista Varadero, establecimiento de cinco estrellas con 827 habitaciones.

Iberostar Hotels & Resorts es la cadena hotelera vacacional fundada en Palma de Mallorca (Islas Baleares, España) por la familia Fluxà en 1986.

El Hotel Riviera se encuentra en la Calle Paseo y Malecón, Vedado, frente al Malecón habanero.

Los planos originales y el proyecto del hotel fueron creados en Estados Unidos por la compañía Fedelman Construction Corporation y por el Arquitecto Facultativo en Cuba Manuel Carrera Machado.

Su construcción se inició en 1956, por el proyecto de Obras de la Construcción Corporation S.A.integrada por Charlie Bacón, Arthur Fedelman, y Bartolomé Bastard.

El hotel lo inauguraron el 10 de diciembre de 1957, con una revista musical presentada en el Cabaret Copa Room con Ginger Rogers y junto a ella estuvieron los comediantes Abbot y Maurice Costello y el cantante Vic Damonte, bajo la dirección de Jack Cole.

tgj/rfc