Fidel


"Peor que los peligros del error son los peligros del silencio." Fidel Castro Ruz

jueves, 9 de noviembre de 2017

China y EE.UU. firman contratos comerciales por más de 253.000 millones de dólares

Publicado: 9 nov 2017 09:57 GMT | Última actualización: 9 nov 2017 10:52 GMT

Los presidentes de ambos países han valorado los esfuerzos mutuos para conseguir tales logros en el ámbito económico y están listos para seguir cooperando en temas de política internacional.

China y EE.UU. firman contratos comerciales por más de 253.000 millones de dólares
El presidente de EE.UU., Donald Trump, con su homólogo chino, Xi Jinpin.
Jonathan Ernst / Reuters
Como resultado de la visita oficial del presidente Donald Trump a Pekín, Сhina y EE.UU. han firmado una serie de acuerdos comerciales por valor de 253.400 millones de dólares, ha declarado el presidente chino, Xi Jinping, en una conferencia de prensa conjunta este jueves. 
Entre las compañías que asociaron la visita de Trump a la firma de contratos comerciales bilaterales está Qualcomm Inc. Esta empresa estadounidense, que produce chips para equipos de telefonía móvil, ha firmado acuerdos por un valor de 12.000 millones de dólares con tres fabricantes chinos de 'smartphones'. 
También se informó de que China comprará a la empresa norteamericana Boeing 300 aviones por un valor total de 37.000 millones de dólares. La ceremonia de firma de los convenios tuvo lugar en el Gran Salón del Pueblo.

"EE.UU. realmente necesita cambiar su política"

Las relaciones entre China y EE.UU. son importantes para los dos países y el resto del mundo, por lo que la cooperación es la única opción correcta para Pekín y Washington, ha afirmado el mandatario chino a los periodistas.
"Creemos que las relaciones chino-estadounidenses afectan a los intereses de los pueblos de los dos países, pero también afectan a la paz, la estabilidad y el desarrollo en todo el mundo. Para China y EE.UU. la única opción fiable sigue siendo la cooperación", ha subrayado el líder chino.
Xi Jinping hizo hincapié en que "la visita oficial de Donald Trump ha sido exitosa e histórica".
El presidente chino, Xi Jinping, hace declaraciones ante prensa en el Gran Salón del Pueblo. Pekín, el 9 de noviembre de 2017 / Damir Sagolj / Reuters
Por su parte, el mandatario norteamericano ha expresado "un profundo respeto" hacia la manera como su homólogo trata los temas comerciales, salvaguardando los intereses de China.
"Sabemos que EE.UU. realmente necesita cambiar su política porque está muy atrasado en el comercio con China y, francamente, con muchos otros países", ha confesado el presidente Trump, al acusar a los expresidentes de EE.UU. del desequilibrio existente en el comercio entre Washington y Pekín.
"Es una pena que las administraciones anteriores hayan permitido que esto fracase", ha lamentado Trump, refiriéndose a las relaciones comerciales entre ambos países.
El presidente de EE.UU., Donald Trump, hace declaraciones ante prensa en el Gran Salón del Pueblo. Pekín, el 9 de noviembre de 2017 / Damir Sagolj / Reuters
Durante su campaña electoral a la Presidencia de EE.UU., Donald Trump criticó repetidamente a China por las condiciones "injustas" en los términos de comercio entre los dos países. El déficit comercial de EE.UU. con China durante el 2016 ascendió a 347.000 millones de dólares.

Pidiendo ayuda a Rusia

Respecto a la situación en torno a Corea del Norte, el presidente Trump pidió a toda la comunidad internacional, y a Rusia, en particular, ayuda para la resolución de la tensión en la península coreana.
Trump agradeció al presidente chino sus recientes esfuerzos por restringir el comercio con Corea del Norte, así como por romper todos los lazos bancarios con Piongyang.
"Sin embargo, el tiempo pasa muy rápido y tenemos que actuar con rapidez. Espero que China actúe de manera más rápida y eficaz que nadie respecto a este problema. También hago un llamamiento a Rusia para que ayude a reducir esta tensión, potencialmente muy trágica", declaró el líder de EE.UU.

Cómo la formación del ferrocarril en USA moldeó la Internet

Cómo la historia del Ferrocarril formó la historia de Internet

No es accidental que Iowa, donde comenzó el primer ferrocarril transcontinental, ahora albergue una enorme industria de centros de datos.

 

Un boceto de 1882 del depósito ferroviario en Council Bluffs, Iowa British Library / Wikimedia

Ingrid Burrington | The Atlantic

Council Bluffs es una ciudad de tamaño medio en Iowa, justo en la frontera de ese estado con Nebraska. Aunque es más conocido por cultivar candidatos presidenciales que por racks de servidores, Iowa es un sitio bastante popular para los centros de datos, especialmente los nuevos centros de datos construidos por las principales compañías tecnológicas. Microsoft, Google y Facebook han construido centros de datos personalizados en el estado durante los últimos siete años, y los tres se están expandiendo en la región.

Muchas fuerzas se han unido para dar forma a la industria del centro de datos de Iowa (que se analizará con más detalle en otra historia), pero es la historia del estado como un cruce de otra gran red de ferrocarriles que la coloca en el primer lugar de mi lista. Visita a la nube

Mi parte favorita de buscar infraestructura de red en Estados Unidos es realmente todos los fantasmas. Las redes tienden a seguir a las redes, y las redes de telecomunicaciones y transporte tienden a acumularse una encima de la otra. Las historias de estos lugares no siempre son inmediatamente obvias, pero están ahí, formando una especie de palimpsesto infraestructural, con nuevas tecnologías para aniquilar el espacio y el tiempo que heredan la promesa idealizada y el desorden político de sus predecesores.

Iowa no es una excepción. Es casi imposible hablar de infraestructura de Internet estadounidense sin hablar de ferrocarriles, y Iowa es un estado rico en historia del ferrocarril. Llegamos a Council Bluffs porque la ruta ferroviaria Union Pacific para el primer ferrocarril transcontinental comenzó en Council Bluffs, un punto de partida seleccionado por razones tanto físicas como políticas.

La selección de Council Bluffs como el inicio de la ruta de Union Pacific se acredita principalmente a Grenville Dodge. Dodge se convertiría más tarde en el ingeniero jefe de la UP, pero primero recomendó la ruta en 1859, en una reunión informal con el entonces candidato presidencial Abraham Lincoln. A Dodge le gustaba la ruta principalmente por el grado uniforme del paralelo 42 que se dirigía a las Montañas Rocosas: era una ruta de menor resistencia en las llanuras (excepto, por supuesto, toda la resistencia que proviene de inviernos brutales y las poblaciones de nativos americanos que no t particularmente cautivado por la promesa retórica del ferrocarril).

Entre esa reunión con Lincoln y la selección oficial de Council Bluffs en 1864, Dodge sirvió en la Guerra Civil (una guerra que dio forma al futuro de los ferrocarriles en Estados Unidos tanto como los ferrocarriles dieron forma a su resultado). En un giro de resonancia histórica, el ingeniero jefe detrás de la ruta occidental del ferrocarril transcontinental también fue un pionero de la inteligencia militar, liderando un pequeño cuerpo que luego sería absorbido por la Oficina de Información Militar, la agencia de inteligencia formal más antigua del gobierno estadounidense . Una historia de inteligencia de la Guerra Civil de la CIA señala el feroz compromiso de Dodge con opsc: "Sabiendo que los cables del telégrafo podían ser interceptados, cifraba sus despachos y los enviaba por un mensajero ... Sus precauciones de seguridad eran tan completas que aún se sabe poco sobre sus operaciones o el nombres de la mayoría de sus agentes. Cuando el comandante de Dodge, el general Stephen A. Hurlbut, exigió esos nombres, Dodge se negó. Hurlbut luego amenazó con cortar los fondos de espionaje de Dodge. [Ulysses S.] Grant respaldó a Dodge ".

Dodge fue a trabajar para Union Pacific en 1866, trabajando con Charles Durant, quien es el tipo de figura histórica que se describe incluso en los textos más secos como "Mephistophelean" y "un manipulador nato". Dodge y Durant habían trabajado juntos durante la Guerra Civil para contrabandear el contrabando de algodón desde el sur, pero Durant es probablemente mejor conocido por instigar el escándalo de Crédit Mobilier, un esquema de corrupción masivo que aprovechó los subsidios del gobierno de los Estados Unidos para la construcción del ferrocarril transcontinental.

 

Formado en 1864 (el mismo año en que se seleccionó a Council Bluffs como el punto de partida del ferrocarril y el mismo año en que Durant adquirió de manera ostensible una gran cantidad de terrenos que pronto serían valiosos en Omaha, el vecino de Council Bluffs), Crédit Mobilier la compañía pantalla a través de la cual Union Pacific ejecutaba contratos para la construcción del ferrocarril. A su vez, Crédit Mobilier compró y vendió bonos de Union Pacific en el mercado, canalizando las ganancias a sus propietarios de Union Pacific como Durant. Para cuando se reveló la estafa en 1872, la compañía fantasma logró cosechar $ 72 millones en ganancias de un ferrocarril que solo valía $ 53 millones. Durant había sido expulsado de Crédit Mobilier y Union Pacific mucho antes de eso, renunciando a sus cargos poco después de la finalización del ferrocarril transcontinental en 1869.

Las historias, sinvergüenzas y escándalos del ferrocarril transcontinental no se pueden ver en los dos centros de datos de Google en Council Bluffs, Iowa. De los dos centros de datos, el segundo (actualmente en construcción) es un poco más espectacular. Mientras que el primer centro de datos está rodeado de servicios industriales sencillos a lo largo de una intersección bastante concurrida, el segundo está literalmente en un campo de maíz, en un área donde casi todas las casas que pasamos tenían una bandera estadounidense en exhibición.

Google no vino a Council Bluffs debido a la resonancia histórica. Vinieron por la fibra, que corre paralela a muchos ferrocarriles y carreteras interestatales de Iowa. La infraestructura ferroviaria ha configurado el lenguaje de la red (como se señala en el trabajo de David A. Banks sobre la historia del término "en línea"), la constelación de empresas que forman la red (la más famosa es Sprint que emerge de la red interna del Ferrocarril del Pacífico Sur). red de comunicaciones) y, lo más relevante de esta historia, las rutas reales que las redes de fibra óptica ejecutan.

El gobierno de EE. UU. apoyó la construcción de ferrocarriles con muchos de los mismos motivos que respaldaron el desarrollo de Internet.
Las empresas de telecomunicaciones reconocieron rápidamente el valor del derecho de paso ferroviario como bienes inmuebles para el funcionamiento de redes de cable mucho antes de Internet: el primer uso sustancial de redes ferroviarias para redes de telecomunicaciones comienza con telégrafos. Es muchísimo más eficiente utilizar un cable a lo largo de una sola toma de propiedad directa que negociar las servidumbres con cada propietario de tierra, por ejemplo, entre Denver y Salt Lake City.

En el caso de los ferrocarriles, esto fue beneficioso para todos, ya que los acuerdos de derecho de paso generan ingresos pasivos, y las redes podrían utilizarse para las operaciones internas de los ferrocarriles. A medida que se expandió la primera burbuja de las puntocom, cada vez más las telecomunicaciones se apresuraron a colocar sus cables a lo largo de las rutas ferroviarias. Esta historia del New York Times de 2000 documenta bien el momento; también utiliza el encantador (y hoy, lamentablemente infrautilizado) término "cibernético" y menciona a un nuevo y emocionante jugador en la escena de las telecomunicaciones, Enron Broadband Services. Algunas compañías ferroviarias siguieron el ejemplo de Sprint en este período, creando sus propios servicios de telecomunicaciones, como CSX Fiber Networks.


Los marcadores de esta carrera por el derecho de paso a lo largo de las rutas ferroviarias (y las autopistas, que tienen un atractivo de paso similar para las telecomunicaciones) no son especialmente impresionantes, pero son bastante difíciles de ignorar. Por lo general, toman la forma de postes blancos de punta naranja, o signos de metal naranja, espaciados a unos metros de distancia que corren paralelos a los rieles. La parte naranja generalmente tiene una etiqueta que advierte a las personas a llamar antes de excavar, un número de teléfono para llamar, y a veces el nombre de la empresa o agencia gubernamental que posee el cable enterrado. Etiquetados de esta manera, los marcadores de fibra se convierten en un testamento de la historia de las telecomunicaciones, con los nombres de las compañías que cayeron en el estallido de la primera burbuja, absorbidas hace mucho tiempo en redes de telecomunicaciones más grandes. Aparentemente, los nuevos propietarios no se molestan en reemplazar los postes con sus nombres o logotipos, presumiblemente porque realmente no vale la pena enviar a alguien para colocar pegatinas de nivel 3 sobre miles de logotipos de Global Crossing o Williams Communications en señalización que está más o menos diseñada para ser ignorado por el 99 por ciento del público, como la mayoría de la infraestructura de red.


Los centros de datos de Iowa de Google no están completamente diseñados para ser ignorados. Dada su escala masiva, en realidad no se mezclan tan bien con el paisaje, y dado que Google se define a sí mismo como abierto y accesible, tienen que llamar la atención sobre sí mismos con acentos del esquema de color y la señalización tradicionales de la compañía. Los centros de datos de Google se ocultan con mayor frecuencia a través de opciones de diseño de paisaje y una lógica de seguridad a través de la oscuridad. Colocados debajo de crestas colinas o a lo largo de vías públicas que no tienen fácil acceso a los hombros, son difíciles de detener y mirar, edificios industriales desconocidos que siempre se vislumbraban apenas por el rabillo del ojo mientras se conduce.

Si bien Google ofrece un recorrido en línea pulido y cuidadosamente comisariado de sus centros de datos, no suelen dar a conocer sus direcciones o hablar en gran detalle sobre lo que hacen dentro. Y hacen todo lo posible para proteger esa información cuando aparece inadvertidamente, como se vio en el incidente de Pluto Switch en 2012.

Al final, estaba un poco decepcionado por el aparente pragmatismo de la decisión de Google de colocar sus centros de datos de Iowa en el punto de partida del ferrocarril transcontinental. Seguramente alguien en la compañía tenía un sentido de ironía, o al menos un sentido de legado. La historia de las redes estadounidenses siempre ha sido la historia de fantasmas, injertos, trabajo cuestionable y cadenas de suministro, y la conquista territorial, mucho antes de que Internet adquiriera su historia plagada de fantasmas, injertos, trabajo cuestionable y cadenas de suministro, y la conquista territorial. También es una historia que, a pesar de las narrativas bootstoping meritorias del Valle, siempre ha sido impulsada por el apoyo financiero y la influencia del estado. El gobierno de los EE. UU. Subsidió y apoyó fuertemente la construcción de ferrocarriles por las mismas razones que subsidió y apoyó el desarrollo de Internet en sí misma: estrategia militar, desarrollo económico y una visión entusiasta y romántica del potencial liberador y unificador de poder atravesar o desafía los límites de distancias cada vez mayores.

 
Sam Kronick

Sigo volviendo a un ejemplo muy temprano de esta fe en las redes, un pasaje de Bloodgood vs. Mohawk y HRR, un caso de servidumbre de 1837. En él, el juez describe el valor inherente de los ferrocarriles por lo tanto: "... tienden aniquilar la distancia, trayendo en efecto lugares distantes unos de otros: tendiendo su influencia mágica a la extensión del conocimiento personal, la ampliación de las relaciones comerciales, y consolidando más firmemente el vínculo de comunión y unión entre los habitantes de los Estados . "Es difícil leer este pasaje esperanzador y no recordar a JP Barlow en Davos exaltando la liberación de la" transmisión global del pensamiento "en 1996.

Nuestra peregrinación a Council Bluffs no incluyó demasiados momentos obvios de resonancia (no ayudó que pasáramos el día en que el Museo Ferroviario Union Pacific se cerró). Pero los parpadeos del tren de mercancías y los marcadores anaranjados junto a las autopistas nos seguían por Iowa, manteniendo los fantasmas de distancia aniquilada si no siempre en mente, al menos por el rabillo del ojo, mientras conducíamos hacia la peregrinación más inesperada que jamás haya tenido hecho: una visita a un centro de datos de Facebook.

Rubio dice que los “burócratas” del Departamento de Estado limitaron las restricciones a Cuba

Alex Leary • 9 de noviembre, 2017


El senador Marco Rubio no está del todo satisfecho con las nuevas noticias sobre la política hacia Cuba, pues ha afirmado que las restricciones se detuvieron debido a “burócratas en el Departamento de Estado” que se oponen a los cambios traídos por el presidente Trump.

“Los cambios regulatorios anunciados (ayer) por el Departamento del Tesoro y el Departamento de Comercio comienzan a implementar la política del presidente Trump de junio de 2017 para hacer cumplir las leyes de sanciones de Estados Unidos contra el régimen de Castro”, dijo Rubio en un comunicado.

“Desafortunadamente, sin embargo, los burócratas en el Departamento de Estado que se oponen a la política del presidente hacia Cuba se negaron a implementarlo completamente, cuando omitieron de la Lista Restringida de Cuba a varias entidades y subentidades que están controladas o actúan en nombre del ejército, la inteligencia o servicios de seguridad cubanos, entre las que se incluyen Gran Caribe Hotel Group y Cubanacan. Confío en que este esfuerzo de parte del Departamento de Estado para socavar la directiva del presidente se aborte”.

Rubio ayudó a diseñar la política, junto con el representante Mario Díaz-Balart, republicano de Miami. La declaración de Rubio no proporciona ningún detalle para la afirmación.

Mientras tanto, el grupo Engage Cuba, que defiende los lazos abiertos con el país, jugó con las preocupaciones de que Rusia pueda ver una oportunidad.

“La administración Trump ha mostrado una vez más su enfoque hipócrita de los derechos humanos. La gran ironía de publicar estas regulaciones mientras el presidente Trump se encuentra en la China comunista es desconcertante, pero no sorprendente”, dijo el grupo en un comunicado.

“Es profundamente desafortunado que esta política haya sido guiada por la agenda personal de dos miembros del Congreso, y no por una preocupación genuina por el pueblo cubano que apoya abrumadoramente las relaciones con Estados Unidos”.

“Parece que hemos pasado nuestra política hacia Cuba a las manos de Vladimir Putin. Volver a nuestra política de aislamiento es un regalo para el Kremlin, mientras el pueblo cubano y las empresas estadounidenses pierden. Rusia está expandiendo rápidamente su presencia en Cuba, buscando recuperar su esfera de influencia que alguna vez fue disminuida en nuestro patio trasero. Abandonar a Cuba y permitir que Rusia llene un vacío de liderazgo es, sin duda, una amenaza para nuestra seguridad nacional “.

Aquí está lo que dijo la Representante Kathy Castor, D-Tampa:

“Las regulaciones anunciadas (ayer) son parte de la política retrógrada de la administración Trump para regresar a las políticas aislacionistas fallidas de la Guerra Fría hacia Cuba y el pueblo cubano. En cambio, Estados Unidos debería centrarse en apoyar al creciente sector privado de Cuba alentando a más estadounidenses a viajar a Cuba en lugar de agregar restricciones onerosas a los estadounidenses, los intercambios culturales y las empresas.

“Desde que Estados Unidos restableció las relaciones diplomáticas con Cuba, miles de estadounidenses han visitado numerosas empresas y han explorado nuevos mercados. Estas actividades no solo han abierto nuevas oportunidades económicas para estadounidenses y cubanos por igual, sino que son una parte integral de nuestros esfuerzos para promover la difusión de la democracia y garantizar la seguridad de nuestra región. Estoy decepcionada de que las regulaciones actuales no hagan nada para promover los derechos humanos y el crecimiento económico en Cuba y solo dañarán aún más al creciente sector privado en la Isla.

“También estoy decepcionada por la falta de progreso y recursos dedicados a la investigación de los episodios inexplicables que involucran los problemas de salud sufridos por nuestro personal diplomático en La Habana. Los funcionarios del gobierno de Trump me informaron en octubre que los investigadores estadounidenses se habían marchado sin determinar la naturaleza o la causa de estos incidentes. Además, cada día que pasa sin personal adecuado en la embajada disponible para procesar visas daña a las familias cubanas y estadounidenses. Estados Unidos ya ha terminado de manera efectiva con los viajes de cubanos para visitar a sus seres queridos en este país bajo la visa de no inmigrante. Esto es cruel y desgarrador para muchas familias que veo en mi oficina de Tampa regularmente”.

Foto de portada: Bajo un balcón decorado con banderas cubanas y estadounidenses, varios policías llegan a un lugar que visita Barack Obama después de su llegada a Cuba, el domingo 20 de marzo de 2016 / AP Photo / Ramon Espinosa.

(Tomado de Tampa Bay Times)

Traducción de Progreso Semanal.

Comentario de HHC: El Marco Rubio no puede ser mas cínico e HP, porque no puede serlo mas.