Fidel


"Peor que los peligros del error son los peligros del silencio." Fidel Castro Ruz

miércoles, 17 de abril de 2019

DECLARACIÓN DEL GOBIERNO REVOLUCIONARIO

La Revolución Cubana reitera su firme determinación de enfrentar la escalada agresiva de los Estados Unidos

Hoy 17 de abril se cumple un aniversario del inicio de la agresión militar de Playa Girón en 1961. La decidida respuesta del pueblo cubano en defensa de la Revolución y del socialismo, dio lugar, en solo 72 horas, a la primera derrota militar del imperialismo en América


17 de abril de 2019 21:04:10

Foto: Juvenal Balán


Declaración del Gobierno Revolucionario

Hoy 17 de abril se cumple un aniversario del inicio de la agresión militar de Playa Girón en 1961. La decidida respuesta del pueblo cubano en defensa de la Revolución y del socialismo, dio lugar, en solo 72 horas, a la primera derrota militar del imperialismo en América. 

Curiosamente, es la fecha escogida por el actual gobierno de los Estados Unidos para anunciar la adopción de nuevas medidas de agresión contra Cuba y reforzar la aplicación de la Doctrina Monroe.

El Gobierno Revolucionario rechaza en los términos más enérgicos la decisión de permitir en lo adelante que se tome acción en tribunales estadounidenses ante demandas judiciales contra entidades cubanas y extranjeras fuera de la jurisdicción de los Estados Unidos, y la de endurecer los impedimentos a la entrada en los Estados Unidos de directivos y familiares de las empresas que invierten legítimamente en Cuba, en propiedades que fueron nacionalizadas. Son acciones contempladas en la ley Helms-Burton que fueron rechazadas desde hace mucho por la comunidad internacional, que la nación cubana repudió desde su promulgación y aplicación en 1996, y cuyo fin fundamental es imponer la tutela colonial sobre nuestro país.

Repudia también la decisión de volver a limitar las remesas que residentes cubanos en los EE.UU envían a sus familiares y allegados, de restringir aún más los viajes de ciudadanos norteamericanos a Cuba, y la de aplicar sanciones financieras adicionales.

Rechaza enérgicamente las referencias a que en Cuba se hayan producido ataques contra diplomáticos estadounidenses.

Pretenden justificar sus acciones, como ya es costumbre, con la mentira y el chantaje.

El General de Ejército Raúl Castro expresó el pasado 10 de abril: “Se culpa a Cuba de todos los males, usando la mentira en el peor estilo de la propaganda hitleriana”.

Para esconder y justificar el fracaso evidente de la siniestra maniobra golpista de designar desde Washington a un “presidente” usurpador para Venezuela, el gobierno de los Estados Unidos acude a la calumnia.

Acusa a Cuba de ser responsable de la solidez y firmeza que han demostrado el gobierno bolivariano y chavista, el pueblo de ese país y la unión cívico-militar que defiende la soberanía de su nación. Miente descaradamente al alegar que Cuba mantiene en Venezuela a miles de efectivos militares y de seguridad, influyendo y determinando lo que ocurre en ese país hermano.

Tiene el cinismo de culpar a Cuba por la situación económica y social que enfrenta Venezuela tras años de brutales sanciones económicas, concebidas y aplicadas por Estados Unidos y varios aliados, justamente para asfixiarla económicamente y generar sufrimiento en la población.

Washington llega al extremo de presionar a gobiernos de terceros países para que intenten persuadir a Cuba de que retire este supuesto e inverosímil respaldo militar y de seguridad, e incluso para que deje de prestar apoyo y solidaridad a Venezuela.

El actual gobierno de los Estados Unidos es reconocido, en su propio país e internacionalmente, por la inescrupulosa tendencia a utilizar la mentira como recurso doméstico y de política exterior. Es un hábito que concuerda con viejas prácticas del imperialismo.

Aún están frescas las imágenes del Presidente George W. Bush, con el apoyo del actual asesor de Seguridad Nacional John Bolton, mintiendo indecorosamente sobre supuestas armas de destrucción masiva en Iraq, falacia que sirvió de pretexto para invadir a ese país del Medio Oriente.

La historia registra también la voladura del acorazado Maine en La Habana y el autoprovocado incidente del Golfo de Tonkín, episodios que sirvieron de pretexto para desatar guerras de rapiña en Cuba y Vietnam.

No debemos olvidar que Estados Unidos utilizó insignias cubanas falsas, pintadas en los aviones que realizaron los bombardeos en el preludio de la agresión de Playa Girón, para esconder que realmente eran norteameri-canos.

Debe quedar claro que las calumnias de los Estados Unidos descansan en una mentira total y deliberada. Sus servicios de inteligencia tienen evidencias más que suficientes, seguramente más que ningún otro Estado, para conocer que Cuba no posee tropas ni participa en operaciones militares ni de seguridad en Venezuela, si bien es un derecho soberano de dos países independientes determinar cómo cooperar en el sector de la defensa, lo que no le corresponde a EE.UU cuestionar.

Quien acusa mantiene más de 250 mil soldados, en 800 bases militares en el extranjero, una parte de ellas en nuestro hemisferio.

Su gobierno sabe además que, como Cuba ha declarado pública y reiteradamente, los cerca de 20 mil colaboradores cubanos, más del 60% mujeres, cumplen en esa nación latinoamericana las mismas tareas que actualmente realizan aproximadamente otros 11 mil profesionales de nuestro país en 83 naciones: contribuir a prestar servicios sociales básicos, fundamentalmente de salud, lo que es reconocido por la comunidad internacional.

Debe quedar también absolutamente claro que la firme solidaridad con la hermana República Bolivariana de Venezuela es un derecho de Cuba como Estado soberano y es también un deber que forma parte de la tradición y los principios irrenunciables de política exterior de la Revolución cubana.

Ninguna amenaza de represalia contra Cuba, ningún ultimátum ni chantaje del actual gobierno estadounidense va a desviar la conducta internacionalista de la nación cubana, pese a los devastadores daños humanos y económicos que el bloqueo genocida provoca a nuestro pueblo.

Conviene recordar que la amenaza y el ultimátum mafiosos ya se usaron en el pasado cuando el esfuerzo internacionalista de Cuba apoyaba los movimientos de liberación en África mientras Estados Unidos respaldaba al oprobioso régimen del apartheid. Se pretendía que Cuba renunciara a sus compromisos solidarios con los pueblos africanos a cambio de promesas de perdón, como si la Revolución tuviera que ser perdonada por el imperialismo.

En aquel momento, Cuba rechazó el chantaje, como lo rechaza hoy, con el mayor desprecio.

El General de Ejército Raúl Castro recordó el pasado 10 de abril: “En 60 años frente a las agresiones y amenazas los cubanos hemos demostrado la férrea voluntad para resistir y vencer las más difíciles circunstancias. A pesar de su inmenso poder, el imperialismo no posee la capacidad de quebrar la dignidad de un pueblo unido, orgulloso de su historia y de la libertad conquistada a fuerza de tanto sacrificio”.

El gobierno de Cuba hace un llamado a todos los miembros de la comunidad internacional y a los ciudadanos estadounidenses para detener la escalada irracional y la política de hostilidad y agresión del gobierno de Donald Trump. Los Estados Miembros de las Naciones Unidas con toda razón año tras año, reclaman de manera casi unánime el fin de esta guerra económica. Los pueblos y los gobiernos de nuestra región han de hacer prevalecer, en beneficio de todos, los principios de la Proclama de la América Latina y el Caribe como Zona de Paz.

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros Miguel Díaz-Canel Bermúdez declaró el pasado 13 de abril: “Cuba sigue confiando en sus fuerzas, en su dignidad y también en la fuerza y la dignidad de otras naciones soberanas e independientes. Pero sigue creyendo también en el pueblo norteamericano, en la Patria de Lincoln, que se avergüenza de quienes actúan al margen de la ley universal en nombre de toda la nación norteamericana”.

Una vez más, Cuba repudia la mentira y las amenazas, y reitera que su soberanía, independencia y compromiso con la causa de los pueblos de Latinoamérica y el Caribe no son negociables.

A dos días de conmemorar el 58 aniversario de la victoria de Playa Girón, histórico punto de la geografía nacional donde las fuerzas mercenarias impulsadas por el imperialismo mordieron el polvo de la derrota, la Revolución cubana reitera su firme determinación de enfrentar y prevalecer ante la escalada agresiva de los Estados Unidos.

La Habana, 17 de abril de 2019.

Declaraciones a la prensa .Departamento de Estado de los Estados Unidos. Comentario HHC


Departamento de Estado de los Estados Unidos
Oficina de la portavoz
Para su difusión inmediata
Declaraciones
Secretario de Estado Michael R. Pompeo
17 de abril de 2019
Sala de Prensa
Washington, D.C.

SECRETARIO POMPEO: Buenos días con todos. Bienvenidos. Estoy aquí para anunciar una decisión importante respecto a la política de Estados Unidos hacia Cuba.

En 1996, el Congreso aprobó la Ley de Libertad y Solidaridad Democrática con Cuba, también conocida como Libertad. Según el Título III de dicha Ley, los ciudadanos estadounidenses cuya propiedad había sido confiscada por el régimen de Castro tenían el derecho de iniciar un juicio contra aquellos que traficaban con sus propiedades.

Sin embargo, las oportunidades de justicia de esos ciudadanos han sido puestas fuera de su alcance por más de dos décadas. Hasta ahora, por más de 22 años, cada Presidente, cada Secretario de Estado, ha suspendido el Título III con la esperanza de que al hacerlo se pondría más presión al régimen cubano para una transición a la democracia.

Pero al igual que cuando trasladamos nuestra embajada a Jerusalén, la verdadera capital de Israel, o al designar a los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica por lo que son, una organización terrorista, el gobierno de Trump reconoce la realidad. Vemos claramente que la represión del régimen contra su propio pueblo y su exportación obstinada de la tiranía a la región solamente han empeorado, ya que los dictadores perciben la conciliación como debilidad, no como fortaleza.

El coqueteo del gobierno del presidente Obama con la junta de los Castro no los disuadió de continuar acosando y oprimiendo a las heroicas Damas de Blanco, un grupo de mujeres dedicadas a la protesta pacífica contra las violaciones de derechos humanos del régimen.

En forma más amplia, el régimen continúa privando a su propio pueblo de las libertades fundamentales de expresión, prensa, asamblea y asociación. En efecto, según los informes de ONG, los matones cubanos hicieron más de 2.800 arrestos arbitrarios solamente en el año 2018. En el proceso que condujo a la farsa del reciente referéndum constitucional del país, en el que se consagró al Partido Comunista como el único partido político legal de Cuba, el régimen acosó, golpeó y detuvo a líderes y activistas de la oposición. Trescientas diez personas fueron arbitrariamente detenidas según información de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional.

El comportamiento de Cuba en el Hemisferio Occidental socava la seguridad y estabilidad de los países de la región, lo cual amenaza directamente a los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos. El régimen cubano durante años ha exportado sus tácticas de intimidación, represión y violencia. Han exportado esto a Venezuela con su apoyo directo al exrégimen de Maduro. En la actualidad, los servicios de inteligencia militar y seguridad estatal cubanos mantienen a Maduro en el poder.

Lamentablemente, la exportación más significativa de Cuba en estos días no son los puros ni el ron, es la opresión. La distensión con el régimen ha fracasado. El congraciarse con los dictadores cubanos siempre será una mancha negra en el largo historial de defensa de los derechos humanos de esta gran nación.

Por estas razones, estoy anunciando que el gobierno de Trump ya no suspenderá el Título III. Con vigencia a partir del 2 de mayo, el derecho de iniciar juicio bajo el Título III de la Ley Libertad se implementará en su totalidad. Ya informé al Congreso mi decisión.

La implementación del Título III en su totalidad significa una oportunidad de justicia para los cubano-americanos que por mucho tiempo han buscado compensación por la expropiación sin compensación sufrida a manos de Fidel Castro y sus lacayos. Por primera vez, los reclamantes podrán iniciar juicios contra las personas que trafican en propiedades que fue confiscadas por el régimen cubano. Cualquier persona o compañía que haga negocios en Cuba debería prestar atención a este anuncio.

Además de ser vulnerables a juicios, ellos podrían estar colaborando con los abusos del régimen contra su propio pueblo. Aquellos que estén haciendo negocios con Cuba deberían investigar plenamente si existen conexiones con propiedad robada en servicio de un experimento comunista fracasado. Quisiera animar tanto a nuestros amigos como aliados a que nos sigan en nuestra iniciativa y defiendan al pueblo cubano.

Como declaré en mi viaje a Sudamérica esta semana pasada, el gobierno de Trump ha asumido el compromiso de ayudar a expandir la ola de la democracia, el buen gobierno y la apertura que firmemente están desarrollándose por todo el Hemisferio Occidental. En mi último viaje la semana pasada, vi estos cambios positivos de primera mano y les dije a nuestros amigos y aliados que estamos con ellos; estamos al lado de lo que es correcto y lo que es justo.

Hoy estamos exigiendo que el gobierno cubano rinda cuentas por haber expropiado activos de ciudadanos estadounidenses. Estamos ayudando a aquellas personas que han sido robadas por el régimen a obtener compensación por la propiedad que legalmente les pertenece. Y estamos haciendo avanzar los derechos humanos y la democracia en nombre del pueblo cubano.

Ahora quisiera darle la palabra a la subsecretaria para Asuntos del Hemisferio Occidental, Kim Breier, para que responda a algunas de sus preguntas esta mañana. Gracias a todos.

Sesión Informativa de Atribución Subsecretaria para Asuntos del Hemisferio Occidental, Kimberly Breier

FacebookTwitterEmailEnglish

Departamento de Estado de los Estados Unidos
Oficina de la Portavoz
Para su divulgación inmediata
Subsecretaria para Asuntos del Hemisferio Occidental, Kimberly Breier
17 de abril de 2019
Sala de Prensa
Washington D.C.



MODERADOR: Buen día a todos.


SUBSECRETARIA BREIER: Buenos días a todos.

MODERADOR: Empezamos con Matt.

PREGUNTA: Muchas gracias. Sra. Secretaria, incluso antes del anuncio de ahora, los canadienses, los europeos y… se han expresado contra esto y han manifestado su determinación de proteger sus empresas, es decir, las empresas europeas y canadienses que podrían ser demandadas a raíz de esta decisión. Y me pregunto en qué medida esto inquieta al Gobierno y si acaso habrá excepciones. Como sabe, no solo Europa y Canadá tienen empresas allí. Hay muchas inversiones israelíes en Cuba. Me pregunto cómo van a responder a su descontento, por decirlo de algún modo. Muchas gracias.

SUBSECRETARIA BREIER: Muchas gracias. Gracias por la pregunta, y buenos días a todos. Creo que lo primero a destacar es que, obviamente, hemos mantenido un contacto muy estrecho y directo con nuestros aliados en Europa y Canadá, y en todo el mundo, al consultar sobre esta decisión en los últimos meses, a medida que el Secretario había abreviado el período de suspensión en sus decisiones anteriores. Creo que resulta claro, si se considera lo macro, que tenemos un acuerdo amplio con nuestros aliados en Europa y Canadá, y en todo el mundo, en cuanto al objetivo en materia de política, que consiste en promover la democracia en Cuba y liberar al pueblo cubano de la tiranía en la que vive.

Tenemos un amplio acuerdo sobre esto. En lo que a veces no estamos de acuerdo es en cómo lograrlo. Y creo que, en definitiva, tendrán que hablar con la Unión Europea y con nuestros aliados para conocer su respuesta, pero quisiera destacar que las empresas europeas que realizan actividades en Cuba no tendrán que preocuparse si no están operando con bienes que se hayan expropiados a estadounidenses luego de la revolución. Entonces, creo que la amplia mayoría de las empresas europeas no tendrán inquietudes con respecto a realizar actividades en Cuba.

MODERADOR: Lesley.

PREGUNTA: Sí, buen día. Entonces, ¿cómo van a lidiar con los europeos disconformes? Han amenazado con llevarlos a ustedes a la OMC. ¿Cómo van a manejar eso? ¿Y en qué medida ustedes… cómo se relaciona esto con la interrupción de fondos a Maduro, o cómo esto contribuye a la compaña contra Maduro?

SUBSECRETARIA BREIER: Gracias por la pregunta. En primer lugar, le sugiero que consulte a los europeos para conocer su respuesta. Ellos sin duda… hoy tomamos una decisión basada en nuestras leyes y nuestras consideraciones soberanas en relación con los bienes de los ciudadanos estadounidenses, y los europeos van a responder del modo que consideren pertinente, y seguiremos trabajando en estrecha colaboración con ellos con respecto a esta política y la política sobre Venezuela.

Creo que es importante señalar que la decisión de hoy forma parte de la trayectoria iniciada por el Memorando Presidencial 5 de Seguridad Nacional del Gobierno de Trump, que se anunció en junio de 2017. El objetivo de esto fue, ciertamente, apoyar al pueblo cubano y negarle recursos al régimen, sobre todo a los servicios de seguridad de Cuba. Entonces, esto forma parte de una trayectoria. Desde entonces, hemos publicado una Lista sobre Entidades Cubanas Restringidas. También hemos modificado varias veces la lista sobre entidades restringidas, y esto es parte de la trayectoria del gobierno, intentando asegurar que apoyemos al pueblo de Cuba, y no al régimen de Cuba.

Y en lo sucesivo, diría que la decisión… la decisión del Secretario tuvo que ver con las acciones del régimen cubano; por cierto, las acciones del régimen cubano en Venezuela forman parte del contexto del momento que estamos viviendo. Y somos muy claros, y creo que nuestros aliados —y esto es algo muy importante—, el Grupo de Lima, que es un grupo de 12 países del Hemisferio Occidental, por primera vez esta semana anunciaron su preocupación por el rol de Cuba en Caracas e hicieron pública esta inquietud, e instaron además al régimen cubano a apoyar la transición en Caracas. Creo que, además, es también un momento sumamente importante en nuestras relaciones con el hemisferio.

MODERADOR: Rich.

PREGUNTA: Cuánto… gracias. ¿Cuánto más está considerando el Gobierno mantener su política sobre Cuba, y si hay deliberaciones con respecto a la lista de terrorismo… es decir, es una trayectoria que prevén que vaya a continuar?

SUBSECRETARIA BREIER: Creo que es una muy buena pregunta. Quisiera ubicarla en el contexto de adónde hemos estado los dos últimos años, con respecto a la evolución del Memorando Presidencial 5 de Seguridad Nacional, y considerando las distintas herramientas con las que contamos para implementar la visión del Presidente acerca de cómo ejecutaríamos esta política. Creo que van a ver mucho más de nuestra parte, y este es el principio de un nuevo proceso sobre esto, que reconoce la realidad en Cuba, y es que en los últimos 20 años o más, la realidad subyacente en Cuba no ha cambiado para el cubano promedio.

MODERADOR: Nick.

PREGUNTA: Subsecretaria, podría hablar… para dar seguimiento a la pregunta de Matt sobre las exenciones, ¿hay exenciones en la decisión anunciada hoy, específicamente con respecto a alguna empresa estadounidense que esté haciendo negocios en Cuba?

SUBSECRETARIA BREIER: No habrá ningún tipo de exenciones.

MODERADOR: Bien. Kim, ¿tiene tiempo para una más?

SUBSECRETARIA BREIER: Claro.

MODERADOR: Bien. Adelante.

PREGUNTA: ¿De qué volumen de bienes estamos hablando, en términos de valor, dinero y cantidad de bienes?

SUBSECRETARIA BREIER: Permítanme pasar a… esta es una de esas preguntas en las que puedo decirles lo que sé, y luego lo que no sé es en verdad algo más… lo que entendemos, es que la Comisión de Resolución de Reclamaciones Extranjeras (Foreign Claims Settlement Commission) —que es una agencia independiente del Departamento de Justicia— ha certificado cerca de 6.000 reclamos de bienes confiscados en Cuba, por un valor total de cerca de US$ 2.000 millones. Con intereses, creemos que ese valor es cercano a los US$ 8.000 millones. La estimación más reciente que tenemos, que corresponde a 1996, cuando se promulgó la ley, es que podría haber hasta 200.000 reclamos no certificados que no certificó la Comisión de Resolución de Reclamaciones Extranjeras, y ese valor podría ascender a decenas de miles de millones de dólares. Pero dependerá, obviamente, de si los reclamantes deciden impulsar acciones o no.

PREGUNTA: ¿Podría pedirle que aclare lo que acaba de decir? ¿A qué correspondían los US$ 8.000 millones….?

SUBSECRETARIA BREIER: Los 8.000 millones son con intereses.

PREGUNTA: Con intereses.

PREGUNTA: Entonces, 2.000 millones de bienes efectivos o de lo que valían cuando fueron quitados.

SUBSECRETARIA BREIER: Al tiempo en que fueron confiscados, correcto.

PREGUNTA: Y con intereses eso asciende a 8.000 millones.

SUBSECRETARIA BREIER: Así es.

PREGUNTA: Entonces el total sería de 8.000 millones.

SUBSECRETARIA BREIER: Reclamos certificados por 8.000 millones, sí.

PREGUNTA: Y entonces, con respecto a los 200.000 reclamos no certificados, no han sido rechazadas, ¿verdad? ¿Todavía podrían ser certificadas?

SUBSECRETARIA BREIER: Podrían serlo, si la ventana estuviera abierta.

PREGUNTA: Y eso significaría cientos de miles de millones.

SUBSECRETARIA BREIER: Posiblemente.

PREGUNTA: Muchas gracias.

PREGUNTA: Decenas.

PREGUNTA: Oh, decenas.

SUBSECRETARIA BREIER: Decenas de miles de millones. Sí, perdón.

MODERADOR: Gracias, Matt.

PREGUNTA: Muchas gracias.

SUBSECRETARIA BREIER: Muchísimas gracias. Gracias a todos.

Comentario HHC: Así no mas, mienten, hablan como si todo fuera respaldado conforme a Derecho cuando todo es una violación burda del mismo y lo dicen sin sonrojarse.

Y lo que está demostrado es que por ejemplo, los " arrestos" que mencionan son números inventados en su mayoría, por la mencionada comisión de derechos inhumanos que han inventado los apátridas asalariados. El gobierno cubano nunca se ha pronunciado oficialmente sobre esto, pues es hora que desmientan esto como se hizo con los ataques "sonicos-extraterrestes" de los grillos.

Hay que soportar que digan además, que todo lo hacen porque  quieren "ayudar"  al pueblo cubano,  cuando es el mayor afectado de esta historia, así ha sido durante toda esta  confrontación de 60 años. El gobierno cubano tiene el deber de proteger al pueblo de esta envestida, no se trata solo de resistir, rechazar y condenar, hay que actuar, ser mas enérgicos y contundentes y sobre todo pro-activos para vencer. Basta ya de estar jugando al estratega victima frente a esta gente, pareciera que hay  que aceptar, hasta que se cansen los fascistoides,  todo tipo de sanciones contra el bienestar del pueblo cubano que se les ocurra.

Recordemos lo que decía Fidel: Cada cubano es un Comandante en Jefe, eso significa no solo para la defensa , es también para la Economía.  ¿ Cuándo vamos a liberar plenamente las fuerzas productivas ?. Los EE:UU podrán sancionar y perseguir a 200 o mas empresas estatales cubanas y tener algo de éxito y afectarnos, pero no lo podrán hacer si tenemos cientos de miles, millones entre minindustrias, pymes, cooperativas ( sin el mote de no agropecuaria) en todos los sectores, con amplia independencia para actuar incluyendo importar y exportar con todos los países que quieran hacerlo incluyendo Estados Unidos.

La Troika Empresa Estatal- Inversionista extranjero- empresas privadas cubanas acorde a lo aprobado por la Constitución socialista, la Conceptualización y los Congresos del PCC, con sentido de urgencia, con pragmatismo, sentido común, independencia en la toma de decisiones y CIENCIA, nos hará invulnerable en lo económico, y con el capital político del SI por la nueva Constitución, nos hará mas socialistas  y derrocaremos definitivamente toda la patraña injerencista de vecino del Norte. 

Mogherini rechaza aplicación plena de la Ley Helms-Burton

La alta representante de la UE para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, y la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström rechazan la nueva medida.
Por EFE
17/04/2019


Federica Mogherini, jefa de la diplomacia de la Unión Europea. Foto tomada de su cuenta de Twitter.

Declaración conjunta de Federica Mogherini y Cecilia Malmström sobre la decisión de los Estados Unidos de aplicar el Título III de la Ley Helms Burton (Ley Libertad)

Bruxelles, 17/04/2019 - 16:38, UNIQUE ID: 190417_14
Joint Statements

A la luz de la decisión de la Administración de los Estados Unidos de no renovar la exención de aplicación del Título III de la Ley Helms-Burton (Ley Libertad) de 1996, la Unión Europea reitera su más firme oposición a la aplicación extraterritorial de medidas unilaterales relacionadas con Cuba por ser contrarias al derecho internacional. Esta decisión supone también una violación de los compromisos asumidos por los Estados Unidos en los acuerdos UE-EE.UU. de 1997 y 1998, que ambas partes han respetado sin interrupción desde entonces. En dichos acuerdos, EE.UU. se comprometió a renunciar a aplicar el Título III de la Ley Helms-Burton y la UE, entre otras medidas, suspendió su recurso ante la Organización Mundial de Comercio contra EE.UU.

La UE evaluará todas las posibilidades a su alcance para proteger sus intereses legítimos, incluidos sus derechos en la OMC y el uso del Estatuto de Bloqueo de la UE. Dicho Estatuto prohíbe la ejecución de sentencias judiciales de los EE.UU. relacionadas con el Título III de la Ley Helms-Burton dentro de la UE, y permite a las empresas de la UE demandadas en los EE. UU. recuperar a través de tribunales europeos cualquier daño sufrido como consecuencia de procesos legales iniciados en los EE.UU.

España rechaza aplicación por EE.UU. de ley Helms-Burton contra Cuba