Fidel


"Peor que los peligros del error son los peligros del silencio." Fidel Castro Ruz

viernes, 22 de marzo de 2019

La reforma sanitaria no debe ser una prueba de fuego

Estados Unidos es el único país avanzado que no garantiza atención sanitaria esencial a sus residentes legales



El demócrata Bernie Sanders en un mitin en Santa Mónica. JOHN LOCHER AP

Nos encontramos ahora en la absurda temporada de primarias demócratas, una temporada que, me temo, pueda durar hasta el momento mismo en que se nombre candidato. Hay muchas excepciones honrosas, pero una gran cantidad de la información parece de tercer orden: no trata de los candidatos, y no digamos ya de sus propuestas políticas, sino de opiniones de expertos sobre la opinión de los votantes acerca de la elegibilidad de los candidatos. Es un debate en el que básicamente nadie tiene ni idea de qué habla.

Sin embargo, también hay en marcha algún que otro debate político verdadero. No giran principalmente en torno a los objetivos: elijan a quien elijan, el candidato demócrata profesará fidelidad a un programa progresista encaminado a reducir la desigualdad, a reforzar el colchón social y a tomar medidas contra el cambio climático. Pero hay grandes diferencias respecto a la forma de alcanzar esos objetivos.

Y el tema que más divide es la atención sanitaria. Casi con seguridad, el programa definitivo defenderá la Medicare para X. Lo que no se sabe es qué palabra se escogerá al final para sustituir al parámetro de la X y, lo que es más importante, lo que eso signifique en términos de política efectiva será crucial tanto para las elecciones generales como para lo que suceda después si los demócratas ganan.

Por un lado, está el “Medicare para todos”, que ha llegado a identificarse con la posición de Bernie Sanders: sustituir todo el sistema de seguros de salud estadounidense por un programa de sanidad similar al aplicado a Medicare en el que el Estado paga directamente casi todos los gastos médicos.

Por otro lado, está el “Medicare para América”, originalmente una propuesta del Centro para el Progreso Estadounidense, ahora convertida en propuesta legislativa. Aunque ninguno de los aspirantes a candidato demócrata ha respaldado aún esta propuesta, es fácil suponer que la mayoría propondrá algo similar.

La gran diferencia con el plan de Sanders es que a los ciudadanos se les permitiría conservar su seguro privado si así lo prefiriesen, pero tanto ellos como sus empresas tendrían también la opción de suscribir una versión mejorada del Medicare, con subvenciones considerables para familias de rentas bajas y medias. Lo más importante que se necesita saber respecto a estos planes rivales es que ambos servirían.

Mucha gente es consciente, creo, de que somos el único país avanzado que no garantiza la atención sanitaria esencial a sus residentes legales. Pero supongo que son menos los que saben que los países alcanzan ese objetivo de diferentes maneras, y que todas ellas funcionan.

Cada dos años, el Commonwealth Fund publica un valioso sondeo sobre el sistema sanitario de los principales países. Estados Unidos siempre ocupa el último lugar; en la edición más reciente, los tres líderes son Gran Bretaña, Australia y Holanda.

Lo increíble de estos tres países es que sus sistemas son radicalmente distintos. Gran Bretaña tiene una medicina verdaderamente socializada: el Estado proporciona directamente la atención sanitaria. Australia tiene un sistema de pagador único: básicamente el sistema de Bernie aplicado al hemisferio sur. Pero los holandeses dependen de un sistema de empresas aseguradoras privadas fuertemente reglamentadas, con muchas subvenciones, pero que se parece más a una versión del Obamacare con más fondos que a un Medicare para todos. Y Holanda ocupa de hecho el primer puesto en las clasificaciones de Commonwealth Fund.

Entonces, ¿qué sistema deberían defender los demócratas? La respuesta, diría yo, es el sistema que tengamos más posibilidades de crear, aquel que mejor se sitúe en las elecciones generales, y que después tenga más probabilidades de ser aprobado por el Congreso en caso de que ganen los demócratas.

Y hay una gran verdad sobre el terreno que cualquier estrategia sanitaria realista tiene que tener en cuenta: 156 millones de estadounidenses –casi la mitad de la población– tienen ahora seguros proporcionados por sus empresas. Y la mayoría de estas personas están satisfechas con su cobertura. Un plan de Medicare para todos le diría de hecho a estas personas: “Vamos a quitarte tu plan actual, pero fíate de nosotros, el sustituto será mejor. Y vamos a implantar un montón de impuestos nuevos para pagar todo esto, pero fíate de nosotros, será menos de lo que tú y tu empresario pagáis ahora en primas”.

La cosa es que estas dos afirmaciones podrían muy bien ser ciertas. Un sistema de pagador único probablemente tendría menos costes totales que un sistema híbrido que conserve algunas formas de cobertura privada. Pero aunque las afirmaciones optimistas sobre el Medicare sean ciertas, ¿las creerán los ciudadanos? Y aunque la mayoría las crea, el que una minoría significativa de votantes no se fíe de las promesas de los que defienden el sistema de pagador único podría condenar a los demócratas en las elecciones generales o al menos imposibilitar la aprobación de su plan en el Congreso.

A mí, por lo tanto, el Medicare para América —que permite a los ciudadanos conservar sus pólizas sanitarias de empresa— me parece mucho mejor para alcanzar de hecho la cobertura universal que el Medicare para todos. Pero podría equivocarme. Y está bien pasarse los próximos meses debatiendo el tema.

Lo que no estaría bien sería que los activistas convirtiesen una posición contraria a los seguros privados en una prueba de fuego, y declarasen que cualquiera que defienda un método más gradual no es un verdadero progresista, o que es quizá un cómplice corrupto del complejo médico/industrial. Como podrán imaginarse, mis preocupaciones no surgen de la nada; son cosas que ya estoy oyendo.

De modo que los demócratas deberían intentar convertir esto en un verdadero debate sobre la mejor estrategia para alcanzar un objetivo común. ¿Lo lograrán? Supongo que lo descubriremos.

Paul Krugman es premio Nobel de Economía. © The New York Times, 2019. Traducción de News Clips.

La Revolución no deja a nadie desamparado, abre esperanzas y cumple lo que promete






El Presidente cubano compartió con los estudiantes universitarios que donaron la residencia, y con los nuevos vecinos. Foto: Estudios Revolución
El compromiso de trabajo, el análisis profundo y la crítica constructiva oportuna tuvieron cabida en las dos jornadas que constituyeron la visita gubernamental a La Habana, encabezada por Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.
También hubo un momento de emotividad, en el acto donde este viernes recibieron las llaves de sus casas, 70 núcleos afectados debido a los derrumbes totales provocados por el tornado del 27 de enero.


Foto: Estudios Revolución

El Presidente cubano recorrió dos de los apartamentos y, siempre sonriente, aceptó dejar constancia gráfica del instante a petición de los estudiantes que antes habitaron esos edificios, su otrora villa universitaria, y de beneficiados de los nuevos hogares. Además escuchó el agradecimiento que con voz temblorosa le transmitió la joven Cristina Garbey, porque mañana, gracias a la Revolución, su niño festejará el primer añito de vida bajo un techo seguro.   
Antes, Díaz-Canel y las máximas autoridades del Partido y del Gobierno en la capital, habían felicitado a las fuerzas constructoras que repararon los inmuebles. Horas después el mandatario cubano reconocería lo alcanzado hasta el momento en la recuperación y la confianza demostrada por el pueblo.


Foto: Estudios Revolución




Por los 500 y más

Los resultados de esta visita no pueden separarse del importante esfuerzo de la capital para llegar con todas sus galas a su aniversario 500, aseveró el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros en la reunión de resumen de estas dos jornadas de trabajo, en la que informó participaron 20 ministros y dos vicepresidentes del Consejo de Ministros, uno de ellos también vicepresidente del Consejo de Estado.


Foto: Estudios Revolución

Reconoció que todo cuanto se hace garantizará llegar en buen momento a la celebración, pero como siempre recalca Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del Partido en la provincia, ese es un pretexto, pues hay que seguir trabajando de manera integral.
Señaló que el objetivo de la visita fue analizar el estado de solución de problemas planteados en la anterior y actuar sobre las prioridades, de ahí que mencionara, entre otras, dar seguimiento a las inversiones en acueducto, con vistas a que en dos años se elimine el abasto de agua por carros cisternas; y fomentar los centros de elaboración entre los ministerios del Comercio Interior y de la Industria Alimentaria.
Igualmente refirió la necesidad de la eficiencia en la operación de los puertos para evitar la sobrestadía de los barcos, y de la recuperación de museos municipales que están cerrados, partiendo de que la cultura, junto a la salud, la educación y el deporte, son conquistas a mantener.    
En una apretada síntesis de lo analizado en los recorridos y encuentros, subrayó que entre los temas estuvieron los cuadros y su actuación, el autoabastecimiento municipal, dado que en la capital hay potencialidades para desarrollarlo independientemente de las asignaciones de otros territorios; la urgencia de incrementar los encadenamientos entre las ramas agropecuaria e industrial, y el enfrentamiento a la corrupción y el delito.
Dijo que La Habana es de las provincias que empezaron bien el 2019 en la construcción de inmuebles, y debe aprovechar  la  pujanza de las acciones para restaurar los daños del tornado, en función de aumentar sus planes y no quedar en las poco más de 6 000 previstas a terminar este año, sino proponerse en el menor tiempo posible alcanzar las 10 000 cada 12 meses.
Para ello resaltó la urgencia de seguir organizando y desplegando la base de producción local de materiales de construcción y que cada municipio tenga, inicialmente, capacidad para fabricar  lo necesario  en la edificación de una casa, concepto a trasladar también a los consejos populares.
Respecto a las inversiones que se realizan a fin de resolver la problemática de la transportación de pasajeros y carga, en particular en la capital, puntualizó que deben acompañarlas la preparación y el rescate de la cultura en el sector, incluida la calidad y puntualidad del servicio.
Reconoció que en la capital existen avances en el ordenamiento del control económico y financiero en cuanto a la cadena de impagos, lo cual requiere seguirse consolidando, y al mismo tiempo desplegar programas de reanimación y proyectos de desarrollo local en vínculo con los de contribución territorial.  
Reiteró que la fábrica de helados Coppelia tiene que volver a ser la que inauguró Fidel, en producción, calidad de surtidos y tipos de sabores, y abrirse a la posibilidad de exportar.


Afirma Presidente cubano que:
  • En la capital hay entidades y fábricas donde es posible producir lo que nos propongamos, asegurándoles la materia prima. Se le puede encontrar solución a cualquier servicio y eso debe ser a partir de los encadenamientos. La Empresa Productora de Alimentos
    (Prodal) es un ejemplo.
  • Brascuba es casi el modelo de empresa mixta que necesitamos. «Lo único que se le puede pedir es que exporte más».
  • El centro de salud La Pradera es una de esas instituciones que enaltecen cuando uno la visita.
  • La población ha demostrado agradecimiento al esfuerzo de las autoridades del Partido y del Gobierno en la provincia y a las entidades por los resultados en la recuperación de los daños del tornado.
  • En La Habana hay que extender la experiencia del programa Sierra Maestra desarrollado por Fidel, a partir del empleo de plantas proteicas y vincularlo al desarrollo agropecuario y de la industria alimentaria.
  • Las capacidades en innovación e investigación de la Universidad Tecnológica de La Habana José Antonio Echeverría serán más aprovechadas a partir de los planes en marcha y otros por precisar de ministerios y entidades.
  • Los juristas de la capital y la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana tendrán que aportar mucho al ejercicio legislativo con el que hay que acompañar la nueva Constitución.
PRECISIONES

  • Se informó que para la etapa de verano serán inauguradas 3 000 obras en la capital.
  • En septiembre estarán resueltas en esta provincia las viviendas afectadas por eventos climatológicos (ciclones y tornado).
  • Etecsa incrementará este año el servicio de telefonía fija, sobre todo en territorios del sur y este habaneros, y elevará el enfrentamiento a ilegalidades que atentan contra el servicio en zonas wifi.
  • Capacidades productivas de minindustrias se aprovechan solo en un 40 %.
  • A principios de abril comienzan a operar los primeros 24 camiones colectores de residuos sólidos, del lote de cien provenientes de Japón, uno de los eslabones que contempla el tratamiento integral de esa actividad de servicios comunales.
  • La segunda y última jornada de la visita comenzó en la planta Prodal, con la más alta tecnología del país en la manufactura de salchichas y conformado, y potencialidades productivas y de surtidos posibles de aumentar, a través de los encadenamientos con otras industrias de la propia rama y la agropecuaria.


Foto: Estudios Revolución
Este viernes, 70 núcleos afectados debido a los derrumbes totales provocados por el tornado recibieron las llaves de sus casas. Foto: Estudios Revolución

LA ADVERTENCIA


Independientemente de que el tema del terrorismo ha sido debatido con mucha frecuencia, sobre todo a partir del 11 de septiembre de 2001, que destruyeron las Torres Gemelas en la ciudad de Nueva York, considero que es imprescindible, si queremos que los ciudadanos de nuestro mundo se conviertan en seres humanos conscientes de cómo la historia nos está llevando a fuertes conmociones sociales, que en este tema muy particular, rememoremos con insistencia para que se nos fije favorablemente, algunos pasajes increíbles pero reales de la forma en que se fomentaron estos macabros sucesos del 11-9, sus orígenes y los estragos y desgracias posteriores que provocaron los que estuvieron implicados de una forma u otra, en estos hechos que dieron inicio al nuevo siglo XXI.

En primer lugar, se conoce que se ha ocultado deliberadamente episodios inconcebibles y bochornosos para que estos terroristas hayan accionado con tanta impunidad, a pesar de las advertencias de unos cuantos mandatarios de otros países, en una nación que cuenta con las instituciones más poderosas y eficaces de inteligencia en el mundo, lo que dio lugar, y aún se sospecha, con lógica intuición, que el gobierno de los Estados Unidos sino tuvo una responsabilidad directa con los hechos, sí se involucró escandalosa y bochornosamente en que se dejara de hacer para que se  concretara esta infausta acción homicida.

Y es por eso que se está claro de que los atentados del 11-9 no modificaron la política de los Estados Unidos como muchos creen, simplemente sirvieron de pretexto para la extensión de una política guerrerista e intervencionista a la totalidad del planeta, y brindaron una débil justificación moral –la de un país herido con derecho a reaccionar.

Esgrimiendo una superchería deleznable, al suceder los terribles atentados, el gobierno de los Estados Unidos ordenó al gobierno Talibán que entregara al terrorista Osama Bin Laden. Al no aceptarlo, por una razón u otra, el gobierno de los Estados unidos decidió, inconcebiblemente, invadir con sus tropas a ese país, el 7 de octubre de 2001, o sea, menos de un mes posterior al crimen.

Un país de una gran extensión y una geografía extremadamente intrincada, que no participó en el derribo de las Torres Gemelas, para apresar un solo hombre Osama Bin Laden. Sin embargo, los terroristas que participaron en el atentado eran casi todos ciudadanos de Arabia Saudita, país que mantenía y mantiene estrechas y oscuras relaciones con los Estados Unidos, y no talibanes.

Pero como todo se sabe en este mundo, dos días antes del 11 de septiembre, apareció en los despachos del presidente George W. Bush y de Condoleezza Rice, Asesora de Seguridad Nacional, un plan para una guerra contra Afganistán (Le Monde, 17 de mayo 2002).

Las primeras advertencias que predominaron casi de inmediato de haberse conocido estos lamentables e injustificados actos, emanaron no de agrupaciones de naciones importantes, ni de la comunidad internacional como un todo dentro de las Naciones Unidas, sino de una pequeña isla del Caribe: CUBA. Veamos a continuación, dentro de varias declaraciones de nuestro gobierno en tal sentido, las siguientes:

·         Fragmentos del discurso  pronunciado por el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Fidel Castro Ruz, en San Antonio de los Baños, Cuba, el 22 de septiembre de 2001 (11 días después de los atentados)

“El 11 de septiembre fue un enorme error, una colosal injusticia y un crimen; sean quienes fuesen los organizadores y los responsables de tal acción. Pero en nombre de la justicia y bajo el singular y extraño título de “Justicia Infinita”, no se debe utilizar la tragedia para iniciar irresponsablemente una guerra, que en realidad podría convertirse en una MATANZA INFINITA de personas también inocentes.

·         Fragmentos del discurso pronunciado por el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Fidel Castro Ruz, en Ciego de Avila, Cuba, el 29 de septiembre de 2001.                                                                                                                                                 
·         Ninguno de los actuales problemas del mundo se pueden resolver por la fuerza (….) La comunidad internacional debe crear una conciencia mundial contra el terrorismo (….) solo la política inteligente de buscar la fuerza del consenso y la opinión pública internacional, puede arrancar de raíz el problema. Este hecho insólito pudiera servir para crear la lucha contra el terrorismo. El mundo no tiene salvación sino sigue una línea de paz y de cooperación internacional”.

Pienso que es necesario, esencial e indispensable, aunque se alargue este documento, ya que es parte fundamental para que se conozca los intersticios de este fenómeno imperial, exponer a continuación cómo ha sido parte de la historia y de los vínculos e intimidades de los gobiernos de los Estados Unidos con Afganistán, y sobre todo con los Talibanes.

  • ·         A finales de 1970, el gobierno de Afganistán mantenía relaciones con Estados Unidos.
  • ·         Comienza entonces la organización desde Pakistán, por un grupo de la CIA, el entrenamiento y capacitación de terroristas, y en la primavera de 1979, ya cuentan con 10 mil mujaidines que son trasladados al otro lado de la frontera para comenzar las operaciones guerrilleras.
  • ·         El gobierno de Afganistán pide ayuda a la Unión Soviética que envía su ejército en diciembre 1979. La Unión Soviética retira sus tropas el 15 de febrero 1989.
  • ·         En 1992, con la ayuda de los Estados Unidos, se instala en Afganistán un gobierno talibán.
  • ·         En enero 1998, los talibanes firmaron  un acuerdo con la compañía norteamericana UNOCAL, autorizando la construcción de oleoductos y gasoductos de Uzbekistán, atravesando Afganistán, hasta el mar de Pakistán y el Océano Indico.
  • ·         En noviembre UNOCAL invita a una delegación de talibanes para una visita de cortesía a Estados Unidos. Abren un centro de capacitación en la Universidad de Omaha, donde 136 afganos van a aprender tecnologías de la gestión de oleoductos.
  • ·         Ya en esa fecha, con la ayuda de Arabia Saudita y los Estados Unidos, los talibanes disponen de armas pesadas, tanques, una decena de aviones de combate, misiles Stinger antiaéreos y asesores militares estadounidenses.
  • ·         Selig Harrison, del Woodrow Wilson International Center por Scholars, especializado en Asia Central, advirtió que los Estados Unidos estaban creando un monstruo. ·        
  • Al transcurrir los meses, en los Estados Unidos se empieza a dudar cada vez más de la capacidad de los talibanes de termina la guerra interna. EL objetivo es conseguir la paz y la estabilidad para realizar el oleoducto.
  • ·         En el 2001, el mullah Omar tiene conversaciones con altos funcionarios de la CIA y el Dpto. de Estado; y el optimismo es tal que el Dpto. de Estado da la orden al FBI de abandonar las investigaciones sobre Bin Laden. (Gregg Palast de la BBC, Newright, 7 de noviembre 2001).
  • ·         Entre el 17 y 21 de julio 2001, tuvieron lugar nuevas negociaciones, pero definitivamente no se llega a acuerdos. El 11 de septiembre 2001, se produce el criminal atentado contra las Torres Gemelas, en Nueva York.

Pasando otro tema, como se había previsto, posteriormente a los acontecimientos relatados sobre Afganistán y los Talibanes, comenzó otra tragedia aún más pavorosa, engañosa y extremadamente criminal, concebida dentro de la estrategia elaborada en ocasiones astutamente, y muchas veces estúpidamente justificada, al participar de lleno o formando parte de la maquinación del 11 de septiembre, para que pareciera como si estuviesen obligados a perpetrar esos crímenes: LOS PLANES PARA LA INVASIÓN MILITAR A IRAQ.

En esa ocasión, fueron tan desalmadas y embusteras las justificaciones para estos hechos, que internacionalmente se expresaron declaraciones de importantes figuras, de gobernantes de naciones del mundo desarrollado y subdesarrollado, líderes religiosos, organizaciones no gubernamentales, sindicalistas, funcionarios de la ONU y otras autoridades y personalidades civiles y militares, así como manifestaciones y marchas populares realizadas en gran parte de los países, dando  a conocer sus preocupaciones y riesgos que para la humanidad y para la desestabilización del Medio Oriente y otras zonas del planeta, representaría una guerra unilateral del imperio contra Iraq, y mostrando su total rechazo a tal aventura bélica.

Por otra parte, el gobierno de los Estados Unidos fue creando una atmósfera guerrerista, presentando informaciones fraudulentas y mentirosas sobre la posesión de armas químicas bacteriológicas y de destrucción masiva por parte de Iraq, y su vinculación con la red terrorista Al Qaeda, en los atentados del 11 de septiembre, actuando unilateralmente y desconociendo la autoridad de la ONU y de su Consejo de Seguridad; para finalmente, el 21 de marzo de 2003, iniciar la invasión militar a eses país, sometiéndolo a una ola salvaje y masiva de bombardeos que fueron destruyendo su infraestructura y causando la muerte de cientos de miles de civiles inocentes.

Resulta necesario destacar que durante todo el año 2002 y principios 2003, antes de la invasión, la mayoría de las noticias más predominantes tuvieron que ver con los anuncios de las posibilidades de una invasión militar de los Estados Unidos a Iraq.

Para que se tenga una idea de este aspecto, a continuación expongo una mínima parte de las personalidades e instituciones mundiales, y otras figuras que mostraron su oposición a la guerra que estaba  engendrándose, así como las prepotentes, obscenas, infames y belicosas amenazas del inepto mandatario estadounidense y sus principales delincuentes; pero mucho más oprobioso fue conocer los que tuvieron la nauseabunda osadía de ligarse con el imperio para estas tropelías: JOSE MARIA AZNAR, presidente de España, y TONY BLAIR, primer ministro del Reino Unido.

Mandatarios y Personalidades Mundiales:
  • A.Fogh Rasmussen, Primer Ministro de Dinamarca
  • Vladimir Putin, Presidente de Rusia
  • Jiang Zenin, Presidente de China.
  • Jacques Chirac, Presidente de Francia.
  • Gerhard Schroeder, Canciller de Alemania
  • Papa Juan Pablo II, Jefe de la Iglesia Católica
  • Ricardo Lagos, Presidente de Chile
  • Kofi Annan, Secretario General de la ONU
  • Luis Inacio Lula DaSilva, Presidente de Brasil
  • Mahathir Mohamed, Primer Ministgro de Malasia
  • Atal Behari Vajpayee, Primer Ministro de la India
  • Goeran Persson, Jefe del Gobierno de Suecias
  • Jimmy Carter, Ex -presidente de los Estados Unidos
  • Meter Striuck, Ministro de Defensa  de Alemania
  • Joschka Fischer, Ministro del Exterior de Alemania.


Declaraciones escogidas de algunos de estas personalidades.

  • ·         La guerra es siempre la peor de las soluciones
  • ·        Ni un solo militar de mi país será enviado para apoyar cualquier eventual ataque a Iraq
  • ·         Las guerras preventivas matan por las dudas no por las pruebas.
  • ·          Estados Unidos no tiene el derecho a cometer este acto de locura en Iraq. La prioridad debe darse al desarme en paz.
  • ·         Una guerra en el Golfo Pérsico tendría consecuencias inimaginables y prevengo que haría crecer la vocación de un gran número de Bin Laden.
  • ·         Estados Unidos se quedará solo como en Viet Nam.
  • ·         Una eventual guerra en Iraq que promueve Estados Unidos, puede provocar agitación en el Medio Oriente y agravar las tensiones presentes en este milenio.
  • ·         Un ataque a Iraq sin la aprobación el Consejo de Seguridad, violaría la Carta de las Naciones Unidas.
  • ·         Llamo a los pueblos del mundo a buscar y promover la paz, la justicia y la fraternidad en estos tiempos amenazados por el odio y la violencia.
  • ·         Alerto que el mundo vive una situación de generalizado peligro.
  • ·         La verdad era evidente, pero la Administración Estadounidense prefirió no verla. Estados Unidos fue a la guerra de una forma deshonesta. Que alienó a los aliados claves, dividió y debilitó a la ONU, enfureció a la Comunidad Internacional, nos hizo más odiados en el mundo y convirtió a la guerra contra el terrorismo en una contienda muy difícil de ganar.

INSTITUCIONES:

·         Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa.
·         Centro  Carter
·         Países No Alineados
·         Unión Europea
·         Caricom
·         Consejo de la Alianza Atlántica.

Algunas declaraciones:

Sería un error para Estados Unidos y para la paz en la región de Oriente Medio, si se ataca a Iraq sin el respaldo de la comunidad internacional.

Deben ser las Naciones Unidas las que tomen una decisión al respecto.

Es preocupante las resoluciones que abren la posibilidad a un Estado miembro a usar la fuerza contra otro.

Llamamos a la Comunidad Internacional para que afronte la eliminación de armas a través de la negociación y las verificaciones y no de la guerra.

Los Inspectores de Armas

  • ·         Hans Blix, Jefe de Inspectores de Armas de la ONU
  • ·     Mohamed El Baradei, Jefe de Inspectores de la Org.Int.de Energía Atómica.
  • ·       Scoutt Ritter, Jefe del Grupo de Inspectores de Armas de la ONU en 1998.


Algunas declaraciones:
  • Aseguro que Iraq quedó desarmado desde hace una década.
  • Se lograron progresos con los responsables iraquíes en las negociaciones.
  • Las inspecciones progresan en Iraq. No hay pruebas de que Iraq lleve adelante un programa de desarrollo de armas de exterminio masivo.
  • No se ha encontrado señal alguna de armamentos nucleares en Iraq.
  • Desmiento una serie de acusaciones lanzadas por Estados Unidos contra Iraq y aseguro que no están respaldadas por ningún hallazgo de sus equipos en el terreno.
  • El informe presentado por mí ante el Consejo de Seguridad de la ONU no justifica el desencadenamiento de una guerra.


LOS INVASORES Y SUS SECUACES

  • ·         George W. Bush, presidente de los Estados Unidos.
  • ·         Colin Powell, Secretario del Dpto. de Estado de los Estados Unidos.
  • ·         Donald Rumsfeld, Secretario de Defensa de los Estados Unidos
  • ·        Paul Wolfowitz,  Adjunto al Secretario de Defensa de los Estados Unidos.
  • ·        JOHN BOLTON, Vice-secretario del Dpto. de Estado de los Estados Unidos
  • ·         José Ma. Aznar, Presidente de España
  • ·         Tony Blair, Primer Ministro del Reino Unido.


Algunas declaraciones:

Sadam Hussein se ha burlado de nuestros esfuerzos y continúa desarrollando armas de destrucción masiva.

ESTADOS UNIDOS NO NECESITA DE LA ONU PARA DECIDIR CUALQUIER ACCIÓN BÉLICA CONTRA LA NACIÓN ÁRABE.

Reitero que prescindiré de la ONU para atacar a Iraq.

ASEGURO QUE DIOS ESTÁ A MI LADO EN LA CONQUISTA DE IRAQ.

Sabemos que Iraq dispone de al menos siete fábricas móviles de agentes biológicos.

NOS RESERVAMOS EL DERECHO SOBERANO DE INICIAR UNA ACCIÓN MILITAR CONTRA IRAQ, SOLO O CON UNA COALICIÓN.

Sabemos donde están. Están en los alrededores de Tikrit y Bagdad, y un poco al este, al oeste, al sur y al norte.

Estados Unidos está listo para llevar adelante dos guerras simultáneamente.
Informe este lunes al gobierno de Rusia que los Estados Unidos actuará de manera independiente a la aprobación del máximo órgano de la ONU. Ustedes no deciden si va a haber una guerra en Iraq o no. La decisión la tomamos nosotros y eso ya ha sucedido. (JOHN BOLTON).

De nuevo desde CUBA surgieron las prevenciones sobre estas acciones irreflexivas, arriesgadas y peligrosas de una poderosa nación, dispuesta a cualquier locura con tal de demostrar su hegemonía y su disposición a no respetar ningún derecho que pueda inmiscuirse en sus aventuras guerreristas.

Veamos a continuación una de las exposiciones de nuestro país:

Fragmentos del discurso pronunciado por el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Comandante Fidel Castro Ruz, en la clausura del V Encuentro sobre Globalización y Problemas de Desarrollo, el14 de febrero de 2003:

“La paz no vive sus mejores días de gloria y esperanza. Una guerra está a punto de estallar. No se trataría de un enfrentamiento entre fuerzas equiparables.(…) La inmensa mayoría de la opinión pública mundial rechaza con unánime oposición la nueva guerra. No acepta en primer lugar la decisión unilateral del gobierno de los Estados Unidos que ignora las normas internacionales y las facultades que comprenden a las Naciones Unidas, que ya de por sí son bastante pocas.”Se trata de una guerra innecesaria, bajo pretextos nada creíbles ni probados (…) Aunque el presidente Bush expresa su convicción  de que Dios no es neutral, lo cierto es que el Papa Juan Pablo II y casi todos los jefes religiosos del mundo están contra esa guerra. ¿Quién interpreta realmente los designios del Señor?.

CONCLUSIONES:

Como se ha descrito en este documento y todos conocemos, hace dos décadas nuestro mundo se vio inmerso en conflictos, como siempre bajo las ínfulas de la nación más poderosa del mundo, que dejaron miles de víctimas inocentes y efectos desestabilizadores que aún se perciben en nuestras sociedades.

Sin embargo, en aquellos momentos hubo un LEVANTAMIENTO GENERAL CONTRA LAS ACCIONES UNILATERALES DE LOS QUE SIEMPRE HAN QUERIDO SOMETER A LA HUMANIDAD A SUS OSCUROS DESIGNIOS.

Fue destacada la intervención de la mayoría de las personalidades y mandatarios que decididamente se opusieron a aquellas arbitrariedades y atropellos del cavernícola de turno en la presidencia de los Estados Unidos.

Al contrario, ahora en que esa misma poderosa nación vuelve a ser noticia por su actuación peligrosamente prepotente, arrogante y neofacista, hay un SILENCIO SEPULCRAR.

La ONU y su Asamblea General con 198 países, NO SE SIENTE. El Consejo de Seguridad solo se reúne para tratar de legalizar lo que en sus documentos oficiales es una tremenda transgresión. PARECIERA QUE EXISTIERA UNA ATMÓSFERA DE MIEDO Y DE TEMOR.

Países desarrollados se unen al retrogrado mandatario de turno y sus secuaces. Insólito es que naciones de la Patria Grande se confabulan con él para destruir a uno de sus hermanos, ignorando o no, lo que les sobrevendría si lograran éxito en el macabro y traidor accionar.

Esto nos hace presentir lo que qué se nos a vecina. El nuevo siglo parece predestinado a soportar guerras y violentos acontecimientos. 

Hay que denunciar con inteligencia, agresividad y constancia, y sobre todo con mucha URGENCIA, las recientes manifestaciones ofensivas y reaccionarias del conjunto de asesores y funcionarios de esta Administración estadounidense, como se hizo por la comunidad internacional en el 2001, ADVIRTIENDO que si no se frena esta situación, posiblemente el mundo se verá enfrascado en graves conflictos de incalculables consecuencias.

HAY QUE DESTERRAR EL MIEDO Y EL TEMOR, PUES DE OTRA FORMA PREDOMINARÁN LOS NUEVOS FASCISTAS Y LA HISTORIA SE REPETIRÁ

La Habana, Cuba, 21 de marzo de 2019. “Año 61 de la Revolución”.

Julio Sergio Alcorta Fernández

Intercambio entre Pedro Monreal, Julio Carranza y Humberto Perez


Estimados Benavides, Julio, y Humberto Pérez:

Me parecen muy buenos los textos de Benavides y de Julio, así como los comentarios de Humberto al trabajo de Nova. Han hecho precisiones de gran utilidad para abordar el tema. También son muy útiles los elementos que Humberto Herrera nos ha recordado sobre el reciente pasado del tema.

Hay algo sobre lo cual quizás sería útil reflexionar: ¿en qué fase del proceso de política pública se encuentra el país en estos momentos respecto a la unificación monetaria y cambiaria?

Tratar de responder esto pudiera ser un ejercicio interesante.

Dicho de manera rápida, hacia principios de 2014 se había logrado avanzar hasta la fase “decisión”. Se había seleccionado un curso de acción y se había transformado en normas. El proceso se detuvo y se regresó a una fase de formulación de políticas (identificación de variantes), que parece que todavía es la fase en la que estamos. Pero pudiera ser -eso no lo sabemos con certeza- que se hubiera llegado de nuevo a una fase de decisión sui generis, muy distinta a la de 2014, pues esta vez la decisión pudiera ser adoptar un curso de “no acción”.

En ese sentido pudieran hacerse cinco preguntas:

¿Es razonable pensar que pudiera hacerse un anuncio, en el corto plazo, sobre una decisión para implementar la unificación cambiaria en breve, sin contar con el sistema empresarial, de planificación, de precios y de salarios que se requiere para que una devaluación no conduzca a una situación peor que la actual?

¿Hasta que punto puede funcionar una combinación de devaluación de y creación simultánea de condiciones básicas (empresa, plan, precios, salarios) que hoy no están ni remotamente creadas?

¿Qué es lo que impide que esas condiciones que no se han creado hasta ahora, de pronto se abordas en al unísono en medio de un proceso tan desestabilizador como una devaluación? 

¿Qué datos y análisis necesitaría el gobierno que le dieran los especialistas para poder tomar una decisión para actuar?

¿Acaso estaríamos en una situación tal que no importaría lo que digan los datos y los análisis?

Creo que es muy difícil argumentar a favor de una devaluación si no se ponen en la mesa los estimados de incrementos de precios (o el costo del subsidio para no hacerlo, o el costo de los impactos negativos que saldrán por alguna parte del sistema económico si los precios internos no reflejan los precios internacionales), si no se estima (en un rango) la respuesta de capacidad de exportaciones y de importaciones frente a la devaluación, si no se estima con precisión aproximada el efecto de irrentabilidad sobre las empresas y si no se hacen estimados claros sobre el potencial desempleo y su efecto en la productividad y en el costo de los programas de compensación.

Sin ese tipo de datos, va a ser difícil tomar decisiones.

¿No van a modificarse los precios de una economía abierta si cambia sustancialmente el precio relativo más importante de la economía? ¿Puede responderse esa pregunta solamente a partir de suposiciones o solamente desde la teoría?

Creo que el asunto está claro. O nos movemos hacia un análisis mas “fino” sobre el asunto (con evidencia convincente), o los argumentos que podamos ofrecer no van a tener fuerza explicativa suficiente como para poder ser considerados por quienes deben tomar las decisiones.

Un abrazo,

Pedro
----------------------------------------------------------------------------------
Estimado Pedro:

A mi me parece muy razonable lo que dices, sin embargo supongo que si el interlocutor que buscamos es aquel (aquellos) que pueden tomar las decisiones concretas, estos seguramente cuentan con la información necesaria para hacer
los cálculos y responder a las pertinentes preguntas que tú has presentado .

Haciendo algunos comentarios a cada una de tus 5 puntos:

1-En mi opinión no sería razonable que se anuncie a corto plazo la unificación monetaria sin contar con el sistema empresarial, de planificación, de precios y de salarios que se requiere precisamente porque de esa manera desconectada la

devaluación podría conducir a una situación peor que la actual, pero la respuesta a eso no sería la no acción, si no el avance integral de la reforma, cuestión sobre la cual hemos insistido tanto, en artículo reciente yo hablaba de los principios de simultaneidad y secuencialidad que deben regir en la reforma.


2-Efectivamente esas condiciones no están ni remotamente creadas, pero tampoco parece que se está en el curso de su creación, lo cual me remite a lo que decía en el punto anterior .

3-Sobre el tercer punto, en mi opinión la clave está en la expresión “al unísono”, eso habría que discutirlo más en detalle y con datos, pero la devaluación no tiene que ser necesariamente al unísono, depende, puede ser inmediatamente antes de algunas medidas e inmediatamente después de otras y a la vez de otras, depende de la integralidad que exige la reforma. Pero aquí de nuevo algo en lo que creo estamos de acuerdo, no hacer nada o casi nada no sería la opción adecuada. No olvidar que estamos en presencia de una economía estancada, con bajos niveles de eficiencia y desplegando nuevas contradicciones de consecuencias desconocidas en un contexto internacional difícil. Yo pondría otras preguntas, acaso es posible recuperar el crecimiento y la eficiencia de la economía con una decisión de no acción?, lo dudo, acaso es sostenible una situación de estancamiento en el mediano plazo, también lo dudo.

4-Respecto a la cuarta pregunta se me ocurren algunos puntos, sin embargo es algo que básicamente deberían explicar los que deben tomar las decisiones. 


Sobre eso en estos debates se ha aportado bastante, o sea casi hasta dónde se puede sin todos los datos necesarios.

5-Y sobre la 5ta pregunta, tengo las mismas dudas, solo se me ocurre decir: ojalá que no!


Para avanzar en un análisis más fino como con total razón tú planteas serían necesario más datos de los disponibles, o no? Cómo presentar “los estimados (precisos) de incrementos de precios (o el costo del subsidio para no hacerlo, o el costo de los impactos negativos que saldrán por alguna parte del sistema económico si -como tú dices- los precios internos no reflejan los precios internacionales), si no se estima (en un rango) la respuesta de capacidad e exportaciones y de importaciones frente a la devaluación”, el desempleo potencial, los costo de los programas de compensación etc, etc, etc. Aquí vienen mas preguntas, están disponibles o es posible tener acceso a esos datos para hacer cálculos más precisos sin la participación directa en estos debates de los que los poseen?, difícil. Hay voluntad para ese diálogo?

Creo que en cualquier caso esto no descalifica ni hace inútil lo que “desde la teoría” se puede  contribuir, considero que a pesar de las posibles insuficiencias que por falta de información o de análisis más precisos puedan tener estos intercambios en los que ustedes han aportado tanto hay propuestas que se pueden argumentar y defender al menos en sus trazos más gruesos, también creo que estos análisis se pueden y se deben seguir profundizando. Pero de lo que creo estar convencido es de, más allá de cualquier dato adicional que no poseemos, que la necesidad del avance de una reforma integral es esencial y la unificación monetaria y cambiaria es parte de ella. 

Un abrazo
Julio Carranza

--------------------------------------------------------------------------------------

Estimados compañeros,
Estoy al ciento por ciento de acuerdo con las respuestas de July a los planteamientos del compañero Pedro y a sus  valoraciones  de las razonables y pertinentes preguntas que este se hace y nos hace para ayudarnos a concluir lo más sensato en este momento acerca del tema que nos ocupa.
Solo quiero recordar que en las propuestas que hago en el artículo que escribí y se publicó en junio de 2018 titulado “Reforma monetaria y cambiaria con aumentos de salarios y pensiones”, se plantea y se deriva un cronograma de acciones que comprende, después de iniciado, un primer año por lo menos en que solo habría unificación monetaria sin aplicar aun la unificación cambiaria, que es la que generaría los posibles efectos y consecuencias vinculadas a las preguntas que hace Pedro.
En ese primer año (pudiera ser algo más) según  propongo se elaboraría la reforma de precios mayoristas y comenzaría a elaborarse la reforma salarial y se harían los cálculos y pronósticos de lo que deberá ocurrir en la práctica cuando se aplique la unificación cambiaria, los cuales se basarían en todos los datos que nosotros no tenemos pero que si tendrían los compañeros de los organismos y empresas implicados en hacer los estudios, análisis y pronósticos mencionados utilizando las técnicas de cálculo y las tecnologías adecuadas para ello.  A partir de los resultados obtenidos se harían las correcciones y adecuaciones pertinentes al programa de acción a ser aplicado a partir de los supuestos teóricos de mis propuestas, programa que ya incluiría sobre una base fundamentada y más confiable, los antídotos a ser utilizados para contrarrestar los efectos más riesgosos previsibles.
Durante ese primer periodo, a la vez, se podría comenzar a ejecutar la reforma empresarial propuesta, aunque no termine dentro del mismo y se podrían aplicar todas las propuestas relacionadas con el sector no estatal para lo cual solo hace falta la decisión política y la voluntad de llevarlas a vías de hecho.
Solo después de realizados estos estudios y adecuaciones, durante un año o más, es que se procedería a la aplicación de la unificación monetaria lo que deberá ocurrir al comienzo de un año-plan dado confeccionado y a ejecutar ya con los nuevos precios mayoristas, y se iniciaría el proceso de aumentos de salarios y pensiones y de aplicación gradual de la reforma salarial elaborada, así como se daría continuación a la implementación de la reforma empresarial emprendida y al perfeccionamiento de las medidas tomadas en relación con el sector no estatal y con la inversión extranjera.
Naturalmente que los compañeros que “estamos fuera del agua” no disponemos de la información y los datos necesarios para que nuestras propuestas puedan ir mas allá de lo que la lógica y el sentido común nos permiten, a partir de la preparación académica y experiencia práctica añeja que podamos tener y de los datos disponibles, que se insuficientes.
En lo que sí coincido con July es en que podemos sentirnos con razones suficientes para entender que el dilema está en hacer algo o no hacer nada ante una situación de atraso en la aplicación de los acuerdos tomados no solo evidente para todo el mundo sino reconocida por la alta dirección del país que ha llamado la atención sobre su importancia y urgencia.
Por nuestra parte solo nos está dado cumplir nuestro deber revolucionario y responder al llamado de Díaz Canel para que hagamos nuestros modestos aportes y puedan ser valorados y articulados, según se entienda, por los organismos superiores de decisión y, en la medida de lo posible, no solo proponer que hacer sino como hacerlo, de acuerdo a nuestras capacidades, experiencias y fuentes de información. .es lo que por mi parte he tratado y trato de hacer.
El compañero Barrera, en su artículo de enero de 2018 sobre la unificación monetaria y cambiaria, utilizó como exergo dos proverbios chinos a ser tenidos en cuenta por los organismos decisores en estos momentos, aun en las circunstancias actuales más complejas:
El viaje más largo comienza con el primer paso
Aquel que lo piensa mucho antes de dar un paso se pasará su vida completa en un solo pie
Fraternalmente,
Humberto Pérez
22 de marzo de 2019