Fidel


"Peor que los peligros del error son los peligros del silencio." Fidel Castro Ruz

martes, 7 de julio de 2020

Presidió Raúl reunión del Buró Político. Comentario HHC

Durante la reunión se acordó, teniendo en cuenta la necesidad de no efectuar actividades que impliquen concentración de personas, no realizar el 26 de julio el acto central por el Día de la Rebeldía Nacional y en su lugar promover actividades acordes con la situación epidemiológica que presenta el país, tal como hicimos el pasado 1ro. de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores

Foto: Estudios Revolución
Presidido por su Primer Secretario, el General de Ejército Raúl Castro Ruz, en la mañana de este martes sesionó el Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, donde se analizó un conjunto de medidas para reanimar nuestra economía frente a las afectaciones ocasionadas por la epidemia de la COVID-19.
Durante la reunión se acordó, teniendo en cuenta la necesidad de no efectuar actividades que impliquen concentración de personas, no realizar el 26 de julio el acto central por el Día de la Rebeldía Nacional y en su lugar promover actividades acordes con la situación epidemiológica que presenta el país, tal como hicimos el pasado 1ro. de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores.
A pesar del actual escenario, este 26 de julio será una oportunidad más para que todo nuestro pueblo rinda merecido homenaje a la heroica gesta de 1953.
Comentario HHC: ¿ Cuales serán el conjunto de medidas para reanimar la economía?. Esperemos que se publique, el Presidente Diaz Canel había anunciado que para principio de Julio se darían a conocer.

La guerra de clases del COVID


ATENAS – Por mucho tiempo se ha descrito la crisis del euro que estalló hace una década como un choque entre el norte frugal y el sur derrochador del continente. En realidad, fue en esencia una cruda guerra de clases que dejó a Europa, incluidos sus capitalistas, muy debilitada frente a los Estados Unidos y China. Peor todavía, la respuesta de la Unión Europea a la pandemia, incluido el fondo de recuperación de la UE que se está debatiendo, no hará más que intensificarla y asestar otro golpe al modelo socioeconómico europeo.

Si algo hemos aprendido en las últimas décadas es que no tiene sentido centrarse aisladamente en la economía de un país determinado. Hubo un tiempo en que el dinero fluía entre países principalmente para financiar el comercio y la mayor parte del consumo beneficiaba a los productores locales, condiciones en las cuales se podían evaluar las fortalezas y debilidades de una economía nacional. Pero ya no es el caso. Hoy las debilidades de, por ejemplo, China y Alemania están entrelazadas con las de países como los Estados Unidos y Grecia.

La liberalización de las finanzas a principios de la década de los 80, tras la eliminación de los controles de capitales que seguían en pie en el sistema de Bretton Woods, posibilitó la generación de inmensos desequilibrios comerciales financiados por ríos de dinero creado por el sector privado mediante ingeniería financiera. La hegemonía de Estados Unidos creció a medida que pasaba de tener un superávit comercial a un enorme déficit. Sus importaciones mantienen la demanda global y se financian por el flujo de las utilidades extranjeras que se transan en Wall Street.

El banco central de facto del mundo, la Reserva Federal estadounidense, administra este extraño proceso de reciclaje. Y mantener una creación así de notable –un sistema global en permanente desequilibrio- precisa de la constante intensificación de la guerra de clases tanto en los países deficitarios como en los que cuentan con superávit.

Todos los países deficitarios se parecen en un aspecto importante: ya sean poderosos como Estados Unidos o débiles como Grecia, parecen condenados a generar burbujas de deuda mientras sus trabajadores contemplan impotentes cómo las áreas industriales se convierten en zonas oxidadas de fábricas en decadencia. Cuando las burbujas estallan, los trabajadores en el Medio Oeste o el Peloponeso quedan encadenados a sus deudas y sufren una brusca caída en sus niveles de vida.

Si bien los países con superávit también se caracterizan por una guerra de clases contra los trabajadores, difieren entre sí de manera importante. Por ejemplo, China y Alemania. Ambos presentan grandes superávits comerciales con Estados Unidos y el resto de Europa. Ambos limitan el ingreso y la riqueza de sus trabajadores. La principal diferencia entre ellos es que China mantiene enormes niveles de inversión a través de una burbuja crediticia interna, mientras que las corporaciones alemanas invierten mucho menos y dependen de burbujas crediticias en el resto de la eurozona.

La crisis del euro nunca fue un choque entre los alemanes y los griegos (simplificación del supuesto y mítico choque entre norte y sur). En lugar de ello, se originó en una intensificación de la guerra de clases al interior de Alemania y Grecia a manos de una oligarquía sin fronteras que vive de los flujos financieros.

Por ejemplo, cuando el estado griego entró en bancarrota en 2010, la austeridad impuesta a la mayoría de los griegos hizo maravillas para restringir la inversión en el país. Pero hizo lo mismo en Alemania, al refrenar indirectamente los salarios alemanes en momentos en que la emisión de dinero del Banco Central Europeo hacía que se dispararan los precios de las acciones (y los bonos de los directores germanos).

Se supone que la guerra de clases es más brutal en China y Estados Unidos que en Europa. Pero la falta de unión política de Europa hace que esta bordee el sinsentido, incluso desde la perspectiva de los capitalistas.

No es difícil encontrar evidencias de cómo los capitalistas alemanes derrocharon la riqueza extraída a las clases trabajadoras de la UE. La crisis del euro provocó una masiva devaluación de un 7% de los superávits que el sector privado alemán había acumulado desde 1999, ya que los dueños del capital no tuvieron más alternativa que prestar estos billones a extranjeros cuyos problemas subsiguientes llevaron a sufrir grandes pérdidas.

Este no es un problema alemán solamente, sino uno que afecta a otros países con superávits de la UE. El periódico alemán Handelsblatt reveló hace poco un notable revés. Mientras que en 2007 las corporaciones de la UE ganaron cerca de €100 mil millones ($113 mil millones) más que sus contrapartes estadounidenses, en 2019 la situación se había revertido.

Más aún, se trata de una tendencia en aceleración. En 2019, las ganancias corporativas se elevaron un 50% más rápido en EE.UU. que en Europa, y se espera que la recesión causada por la pandemia las afecte menos, con una pérdida de 20% en 2020 comparada con un 33% en Europa.

El núcleo del enigma europeo es que, si bien es una economía con superávits, su fragmentación asegura que las pérdidas de ingreso de los trabajadores alemanes y griegos ni siquiera se conviertan en utilidades sostenibles para los capitalistas europeos. En pocas palabras, tras la narrativa de la frugalidad del norte acecha el fantasma de una explotación inútil.

Los reportes de que el COVID-19 hizo que la UE elevara sus apuestas son muy exagerados. La lenta muerte de la mutualización de la deuda europea garantiza que al gigantesco aumento de los déficits fiscales nacionales le siga una austeridad de proporciones equivalentes en cada país. En otras palabras, aumentará la intensidad de la guerra de clases que ya ha socavado los ingresos de las mayorías. “Pero ¿qué hay del fondo de recuperación de €750 mil millones que se ha propuesto?”, se podría preguntar. “¿No es un paso adelante el acuerdo de emitir deuda en común?

Sí y no. Los instrumentos de deuda en común son una condición necesaria pero no suficiente para aliviar la guerra de clases intensificada. Para desempeñar un papel progresista, la deuda en común debe financiar a los hogares y las empresas más débiles en toda el área económica común: tanto en Alemania como en Grecia. Y debe hacerlo automáticamente, sin depender de la buena disposición de los oligarcas locales. Debe funcionar como un mecanismo de reciclaje automático que traspase superávits a aquellos en déficit dentro de cada ciudad, región y estado. Por ejemplo, en los EE.UU. las estampillas de alimentos y los pagos de seguridad social apoyan a los más vulnerables en California y Missouri, al tiempo que reasignan recursos netos de un estado al otro sin la intromisión de los gobernadores estatales o los burócratas locales.

En contraste, la asignación fija del fondo de recuperación de la UE a los estados miembros hará que se enfrenten entre sí, ya que la cantidad fija de dinero que se dé a Italia o Grecia se presenta a la clase trabajadora alemana como un impuesto. Más todavía, la idea es transferir los fondos a los gobiernos nacionales, lo que en la práctica equivale a confiar su distribución a la oligarquía local.

Fortalecer la solidaridad de los oligarcas de Europa no es una buena estrategia para empoderar a las mayorías del continente. Muy por el contrario. Cualquier “recuperación” que se logre con esa fórmula defraudará a los europeos y lanzará a la mayoría a un sufrimiento mayor.

Traducido del inglés por David Meléndez Tormen


YANIS VAROUFAKIS, a former finance minister of Greece, is leader of the MeRA25 party and Professor of Economics at the University of Athens.

Museos azucareros

SINE DIE  130

SD2
juan m ferran oliva                                           Julio 6 de 2020


Qué bueno es no hacer nada y luego echarse a descansar.

Estoy saliendo de mi crisis de pereza senil. Es una nueva categoría médica que acabo de inventar en flagrante intrusismo profesional. Quizás exista la dolencia y algún geriatra le haya dado su nombre al síndrome. No importa. Simplemente me ataca de vez en cuando. Dicha holganza no es completamente responsable de la dilación en la salida de SINE DIE; alterno su elaboración con el ensayo Cuba y las Españas,  otro proyecto al que dedico intermitentemente mis parcas energías. Intento una interpretación realista de algunas patrañas tejidas alrededor de los 400 años de vida común entre Cuba y su metrópoli hispana. Trato de poner al derecho la historia, sin hacerla.No soy historiador de carrera, sino a la carrera.

En mi época de asesor insistí en numerosas ocasiones en la necesidad de crear un museo azucarero inexistente en aquellos tiempos. Finalmente se hizo realidad y no creo que en ello incidieran mis catilinarias. Recuerdo que incluso disponía de una relación de equipos museables. El más notable era una máquina de vapor Fawcet de la primera mitad del siglo XIX que aun molió  su última zafra en 1970: la de los diez millones. Funcionaba en el central Elena, rebautizado Juan M. Quijano en Arcos de Canasí[1], y posteriormente demolido.

A fin de cuentas, lo importante es que actualmente hay varios de esos  templos dedicados a la que durante más de dos siglos fue nuestra locomotora económica.

Hubo una suerte de espontaneidad en la conservación de piezas.Hasta hace algunos años aún era frecuente el empleo de las pailas de concentración como  bebederos para el ganado. Fueron los antecesores de los equipos al vacío de la casa de calderas. La engorrosa casa de purgas era la sección que le seguía y no fue eliminada hasta la introducción de las centrifugas que en minutos separaban el grano de la meladura. El último cuello de botella fue el  transporte. Resultó superado con la aplicación del ferrocarril cañero en el último cuarto del siglo XIX. No debe confundirse con el de uso general tendido desde La Habana hasta Bejucal y luego a Güines en 1837. Aquél fue el primero cubano pero también en las posesiones hispanas, incluida la metrópoli. Acarreaba los pesados cajones de azúcar primitivo hacia el puerto habanero, los abastecimientos para las zafras y el no menos importante pasaje.
  
Además de su intención patriótica, la circulada imagen del ingenio La Demajagua, resulta también una estampa tecnológica. Situado a unos 13 kilómetros de Manzanillo, fue en el año 1843 un trapiche cercano al mar por el que embarcaba sus azucares primitivos. En esa fecha Céspedes terminaba sus estudios de Derecho en Cataluña a donde había llegado en 1840 con 21 años de edad.Tras varios cambios de dueño la instalación se modernizó y en 1860 fue dotada de una máquina de vapor que movía los molinos. El resto se mantuvo tradicional con 3 trenes jamaiquinos, cada uno con 5 calderas abiertas, de mayor a menor, a las que se transfería la meladura a medida que el calor la concentraba. La última era denominada tacho, también abierta, y en ella se efectuaba la cristalización. En 1866 Carlos Manuel de Céspedes, a sus 46 años de edad, adquirió la instalación mediante créditos hipotecarios. Como es conocido, el ingenio, casi central, fue escenario del levantamiento independentista del 10 de octubre de 1868. A los pocos días las autoridades españolas lo destruyeron como represalia. Es notoria la imagen del árbol creciendo entre los radios de la gran catalina que perteneció a la máquina de vapor. Quizás era una Fawcet.

En Europa muchas localidades tienen su origen en un castillo feudal. En Cuba en un ingenio generalmente desaparecido. Mi difunta esposa María Begoña fue maestra en San Pedro, un insignificante poblado en el linde de las entonces provincias de Matanzas y Las Villas. Un fin de semana fui a buscarla. Llegué hasta el entronque de La Paloma en la Carretera Central después de Los Arabos y tome el terraplén que me conduciría hacia el norte hasta  San Pedro.Una vez allí, visité la escuela y me asombró conocer el listado de los alumnos. ¡Casi todos se apellidaban Ferran[2] y eran pardos y morenos! La explicación es simple. El poblado era el antiguo batey de  un ingenio llamado San Pedro Ferrán, propiedad de una familia en nada emparentada conmigo[3]. Con  la abolición, los antiguos esclavos adoptaron el apellido de sus ex amos.

En el último cuarto del siglo XIX se produjo la transformación tecnológica de la industria azucarera cubana. Los  1850 ingenios primitivos se concentraron en 168 centralesoperados a vapor[4]. Desaparecieron los ingenios pero quedaron los poblados.Ahora, según me cuenta alborozado Aurelio Alonso, hay un proyecto para convertir en museo al batey del esfumado central Camilo Cienfuegos, antes Hershey. Pero esa es otra historia de la que hablaré en un próximo SINE DIE.
Fin


[1] Arcos de Canasí pertenecía a la antigua provincia de Matanzas, ahora a  la  de Mayabeque.
[2] Ferran es un apellido de origen catalán. Significa Fernando en castellano, y no se acentúa. Respeto el origen y tampoco empelo la  tilde, pero es palabra aguda.
[3] Los Ferran Rivero, que entre otras propiedades lo eran del Diario de La Marina. Acérrimos españolistas, por supuesto.
[4] Pedrosa Puertas, Rafael. Cinco Siglos de Industria Azucarera Cubana. Minaz 1966


Las cuatro tipologías de poder: ¿cuál es la suya?

A muchas personas les motiva el poder o influir en terceros, aunque no lo reconozcan. Veamos una clasificación para identificar el lugar que ocupamos según dicha motivación.




El poder está presente en nuestro día a día. No podemos verlo ni tocarlo, porque es un elemento intangible. El poder significa la posibilidad de hacer cosas, de influir en otras personas o conseguir resultados. No solo está presente en la política o en las empresas, sino en nuestra vida cotidiana. Existen juegos de poder dentro de las parejas, entre los hermanos o en las comunidades de vecinos (si no, piense en alguna discusión aburrida que se mantiene por el mero hecho de demostrar quién tiene razón).

David McClelland, profesor de la Universidad de Harvard, defiende que el poder es también una motivación social, porque lleva a la acción a un gran número de personas, aunque no se suela reconocer. Las decisiones de algunas abuelas, a las que les gusta mandar, no dejan de ser una motivación de poder. McClelland explica que existen varios tipos de poder, dependiendo de la finalidad. Hay quien quiere tenerlo solo por salirse con la suya (poder individualista) o quien lo busca para conseguir un bien común (poder socializante).

Otra tipología depende de su procedencia. En la Roma clásica existían dos categorías: las potestas o la auctoritas. El primer poder proviene de la jerarquía (potestas), mientras que el segundo nace de la capacidad de influencia gracias a las habilidades personales (auctoritas). Y como es de suponer, no siempre coinciden las auctoritas y las potestas, de ahí que existan tan malos jefes habitando en las organizaciones. Si tomamos en cuenta estas divisiones y nos centramos en el trabajo sobre la inteligencia del poder de la autora Julie Diamond, podemos sugerir una nueva tipología para clasificar a aquellos individuos que anhelan tener poder dentro de una organización (aunque también podría ser aplicable a la vida personal). Se trata de una adaptación personal inspirada en las propuestas de Diamond y que se dividiría en cuatro puntos:

Jefes mediocres. Tienen jerarquía, pero poca capacidad de influencia. Se caracterizan, según Diamond, por la parálisis o por la falta de acción. Ocultan los errores y, por supuesto, no piden ayudan ni se apoyan en expertos. Les preocupa más aparentar y suelen tener una actitud protectora y defensiva. Como es de suponer, evitan tomar riesgos o asumir decisiones difíciles.

Burocráticos o quisquillosos. Son aquellas personas que codician el poder, pero que ni tienen posición jerárquica ni habilidades personales de influencia. En las organizaciones, suelen atenerse a las normas, de ahí que puedan caer en la burocracia. Suelen ser muy quisquillosos ante los cambios con la finalidad de hacerse notar.

Líderes. Tienen jerarquía y, además, habilidades personales de influencia. Son los jefes o aquellos individuos que dejan una huella positiva entre quienes les rodean, porque inspiran confianza y se orientan a la acción por el bien común. Asumen riesgos y están abiertos al aprendizaje.

Agentes del cambio (líderes informales): Por último, nos encontramos a aquellas personas que no ostentan ningún cargo, pero que tienen una fuerte capacidad de influencia o de poder personal. Debido a sus actitudes, actúan como líderes informales y son agentes del cambio gracias a su estilo persuasivo.

Lo interesante de esta clasificación es analizar el lugar que ocupamos nosotros. Cuál es nuestra motivación del poder porque, como propone Diamond, este se puede medir y desarrollar con inteligencia.

Once preguntas sobre el “misterio” a los hombres de buena voluntad

Sergio P. Páramo | 7 julio, 2020 | Opinión |


1?- Nada es un misterio.

2?- Desvelar el misterio es traicionar a la humanidad.

3?- Los genios son magos del misterio: unos embaucadores.

4?- El misterio nos trata a todos por igual.

5?- Nadie debería venerar el misterio.

6?- El misterio acabará, tal vez, en el futuro.

7?- Unos odian el misterio más que otros.

8?- El misterio está más cerca de la belleza que del fraude.

9?- El misterio lo precede a todo.

10?- No hay mayor misterio que uno mismo.

11?- La única esperanza que nos queda es desentrañar el misterio.

Imagen: Sergio Algora. Zaragoza, 17 de enero de 1969 – 9 de julio de 2008.

Nueva variedad de piña promete aumento en las exportaciones cubanas


0707-piña-perola.jpg

La Habana, 7 jul (ACN) La agricultura en Cuba trabaja con una nueva variedad de piña con la que aspira a alcanzar niveles de exportación en ese rubro superiores al 2019, pese al impacto económico de la COVID-19 en el comercio internacional.

El Ministerio cubano de Agricultura especificó en Twitter que la especie, nombrada Perola, es de origen brasileño y entre sus ventajas se pueden nombrar una mayor resistencia a las plagas y mejores posibilidades de uso industrial.

Se caracteriza por rendimientos de entre 60 y 70 toneladas por hectárea, aporta más cantidad de jugo y menos acidez, características que incrementan el rendimiento del fruto y por tanto aseguran resultados significativos.

En comparación con la Española Roja y la Cayena Lisa, bromeliáceas más usadas, la Perola tiene un menor tiempo de cultivo y una mayor masa, aseguró el Ministerio en un tuit.

La obtención de esta variedad corrió a cargo del Centro de Bioplantas de la Universidad de Ciego de Ávila Máximo Gómez Báez, cuyos científicos obtuvieron 13 mil 500 vitroplantas con una mayor adaptabilidad a las condiciones del suelo, el comportamiento de las plagas y el clima, refirió el periódico Juventud Rebelde.

Especialistas estiman poder superar los niveles de exportación del fruto para finales de año, cuando el clima de Cuba favorece la producción, lo cual coincide con un aumento la demanda de ese alimento en el mercado europeo.

Decretan cierre de cuatro manzanas en el municipio habanero del Cerro


7 julio 2020 

El Consejo de Defensa de La Habana sesionó este martes para analizar la situación epidemiológica de ese territorio. Foto: Joyme Cuan/Tribuna de La Habana.
Con la presencia del General de División Ramón Pardo Guerra, jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, sesionó este martes el Consejo de Defensa de La Habana, donde se actualizó sobre el enfrentamiento a la COVID-19.
El doctor Carlos Alberto Martínez Blanco, director provincial de Salud, informó que de los 14 casos confirmados en el día, cuatro están relacionados con el evento del municipio de Cerro, del área de salud Abel Santamaría y ocho con el control de foco del municipio de Centro Habana, del área de salud Reina (7) y Van Troi (1). Un caso es del municipio de La Habana Vieja, del área de salud R. Zulueta y uno del Cotorro, del área de salud Cuatro Caminos.
Martínez Blanco presentó la propuesta de abrir el evento de transmisión local con medidas de refuerzo en el consejo popular Pilar Atarés, en el área de salud Abel Santamaría, del municipio de Cerro. El evento acumula 19 casos confirmados, con contactos en San Miguel del Padrón y La Habana del Este.
A partir del incremento de casos confirmados, se decide aplicar medidas de aislamiento reforzado en cuatro manzanas del área de salud policlínico Abel Santamaría en el consejo popular Pilar Atarés, del Cerro, compuesta por una población de 2042 habitantes.
En el día de ayer se procesaron 2377 PCR y la provincia presenta una tasa de incidencia acumulada de 62,4 por 100 000 habitantes, con los municipios de Cotorro, Centro Habana, Cerro, Regla, La Habana del Este, La Lisa y La Habana Vieja por encima de la media provincial.
La provincia cumple el índice reproductivo (Ro) al mantenerse por debajo de 1 (0,53) y cumple además con los cinco indicadores, incumpliendo de manera particular los municipios de Cerro y Cotorro.
Se realizaron 76 inspecciones sanitarias y como resultado se impusieron 70 multas. Se pesquisaron 784 813 personas y fueron identificados 71 presuntos de Infección Respiratoria Aguda, de los cuales 11 resultaron sospechosos.
Dentro del territorio se asegurará la atención médica y el pesquisaje al 100 % de los residentes, así como el abastecimiento de alimentos y artículos de higiene personal.
Además, serán habilitados con medidas de contención, cinco puntos de acceso peatonal y vehicular, en los cuales se aplicarán medidas de control. La estrategia a realizar incluye estudios concluidos en el control de foco, realizar PCR en las manzanas aledañas y reforzar la pesquisa con termometría dos veces al día.
Se propone el cierre del servicio de venta de los centros de trabajo que se encuentran ubicados en las cuatro manzanas que provoquen aglomeraciones; además, el traslado de la parada de ómnibus fuera de la zona para evitar la permanencia de personas.
En el caso de comunales, garantizar la sostenibilidad de la recogida de los desechos sólidos diario a domicilio y especializadas. Se puntualizó que las cuatro manzanas tienen 15 contenedores de recogida de desechos sólidos y un camión colector con una frecuencia de recogida de cuatro veces al día.
Además se analizó la situación del abasto de agua en la capital, salideros potables soterrados y vertimientos de aguas albañales, específicamente en el municipio de Regla. Persisten insatisfacciones en cuanto a irregularidades con la canasta básica y al desabastecimiento de mercados agropecuarios.
Se deberá garantizar el abasto de agua potable a la población con calidad, suprimir los salideros y dar mantenimiento a la red de alcantarillado; además, el suministro estable de gas manufacturado, el alumbrado público y los servicios primarios.
(Con información de Tribuna de La Habana)