Fidel


"Peor que los peligros del error son los peligros del silencio." Fidel Castro Ruz

sábado, 7 de septiembre de 2019

APUNTES EN SEPTIEMBRE 2019 SOBRE EL TURISMO EN CUBA


Por Miguel Alejandro Figueras
Septiembre 7 2018

¿Que esta ocurriendo con el turismo internacional en Cuba)? Repasemos.

Debido al alto precio del jet fuel (2004 y años  sucesivos), la crisis financiera que exploto en el 2007 y otros problemas, a partir del 2005 Cuba perdió el 30% de sus turistas de Europa Occidental (284 mil). Ocho años despues, la turbulencia creada por la Primavera Árabe (que comenzó en el 2011) obligo a los grandes turoperadores europeos a reorientar cientos de miles de sus turistas hacia el Caribe, y en particular a Cuba.

Visitantes a Cuba provenientes de Europa Occidental
2005
2012
2014
2015
2016
2017
2018
972 963
689 061
707 093
931 371
1 237 463
1 296 124
1 150 000

En el 2016, por primera vez en los últimos ocho años, los viajeros de Europa Occidental superaron al número de canadienses. En el 2017 llegaron a Cuba casi el doble de  turistas europeos  que en el 2012.

Fue en el 2016 cuando la Administacion Obama aprobo’ que los cruceros americanos  podían incluir a Cuba en sus itinerarios  y ocho lineas aéreas fueron autorizadas a volar  a la Isla desde Estados Unidos. Al año siguiente, 2017, volaron a Cuba 448 mil estadounidenses (turistas de estancia).  Con el incremento de europeos y estadounidenses, Cuba supero los cuatro millones de turistas de estancia.

Mas de medio millón de emigrados cubanos visitaron su pais de origen, lo cual implico  otro importante aporte para alcanzar esos cuatro millones.

Pero, la situación ha cambiado.

Europeos occidentales

Si se compara el primer semestre el 2017 con su igual en 2019, en dos años el número de turistas  europeos se ha contraído en una cuarta parte.   De quince mercados, solamente Portugal no decreció.

ARRIBOS EUROPEOS OCC. 1ER SEMESTRE
2017
2018
2019
2019-2018
2019-2017
% 19/17
FRANCIA
127368
121876
109301
-12575
-18067
85.8%
ALEMANIA
139686
118020
105706
-12314
-33980
75.7%
R.U
113904
103922
85436
-18486
-28468
75.0%
ITALIA
125457
98128
74339
-23789
-51118
59.3%
ESPANA
75071
74401
63271
-11130
-11800
84.3%
HOLANDA
26634
22461
19947
-2514
-6687
74.9%
SUIZA
20650
16487
15362
-1125
-5288
74.4%
PORTUGAL
12789
13672
14732
1060
1943
115.2%
AUSTRIA
14132
12147
9985
-2162
-4147
70.7%
BELGICA
13166
10072
9548
-524
-3618
72.5%
SUECIA
13435
9767
7054
-2713
-6381
52.5%
DINAMARCA
9235
7677
6246
-1431
-2989
67.6%
NORUEGA
7421
5906
5714
-192
-1707
77.0%
FINLANDIA
4908
5418
4611
-807
-297
93.9%
IRLANDIA
5330
4688
4353
-335
-977
81.7%
TOTAL EUR OCC
709186
624642
535605
-89037
-173581
75.5%
Fuente ONEI y Jose Luis Perello

Puede estimarse que entre 2018 y 2019 se recibirán menos turistas  europeos occidentales (221 menos) en comparación con el 2017[1]. Considerando una estancia media de once días para cada uno de estos turistas y un gasto diario por los servicios turísticos en Cuba de 120 cuc, se infiere que se dejaran de ingresar - en esos dos años - 290 millones de cuc provenientes de esta área de mercados.

Canadienses

El mercado canadiense crecía todos los años, pero comenzó a descender.
Arribos de visitantes canadienses  a Cuba (miles)
2010
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
945
1072
1106
1175
1300
1206
1134
1109
Fuente: ONEI Anuarios Estadísticos de Cuba
En Cuba estuvieron, en el 2015, un millón trescientos mil turistas canadienses de estancia.  En comparación con esa cifra, la contracción en de canadienses entre 2016, 2017 y 2018 suma 450 mil turistas menos.

Después de tres años descendiendo, en el primer semestre del 2019 se observa una pequeña recuperación con un crecimiento del 1%. Extrapolando esa modesta tasa a todo el año 2019, el número de esos turistas oscilara alrededor de 1.1 millones, cifra inferior en 200 mil al nivel del 2015. Sumando esta caída en el 2019 a las otras tres despejadas anteriormente, habrán dejado de venir a Cuba, en esos cuatro años - con relación al nivel de arribos del 2015 - unos 650 mil canadienses. Los  ingresos turísticos dejados de captar  para Cuba, debido a esa prolongada caída (2016 – 2019) del  mercado canadiense, pudieran estar en el orden de 500 millones de cuc[2].

¿Por qué esta caída con esa enorme pérdida en momentos tan críticos?

No disponía de muchas respuestas convincentes. Aproveche una visita de un profesor canadiense muy amigo de Cuba, autor de catorce libros sobre las relaciones entre ambos países. En ocasiones es asesor del gobierno canadiense en temas sobre Cuba o para acompañar alguna visita oficial de alto nivel.

Le presente la misma pregunta y sus consideraciones fueron:

Cuba se ha convertido en un mercado caro. Los canadienses sacan muchas cuentas para sus vacaciones, maxime ahora que el CAD se ha devaluado.  Les resulta mejor vacacionar en Puerto Vallarta o Puerto Plata que en  un hotel Todo Incluido en Holguin o en alguno de los Cayos. .
Se produjo una tremenda elevación de precios con la ola de americanos y de europeos. Despumes la ola se atenuó, pero los hoteleros cubanos no bajaron los precios. Los turoperadores no estuvieron de acuerdo y promovieron otras ofertas”.

Si estas consideraciones fuesen correctas, parece necesario revisar la política de precios con ese mercado.

Tiempo atrás, se alerto que de abrirse el mercado americano, hábilmente debería cuidarse no afectar al mercado canadiense y otros mercados.

Vino a mi mente una frase de Clemeceu: “ La guerra es un problema muy serio para dejarla en manos de los militares”.

En nuestro  caso diría  que “la comercialización es un problema muy serio para dejarla en manos de las empresas hoteleras”.

Estadounidenses

Un crecimiento explosivo de turistas  de estancia estadounidenses ocurrió desde el 2016 , pero mayor fue el crecimiento  en cruceristas. Son dos tipos de visitantes diferentes. Se introducen distorsiones y espejismos si se suman las dos cifras. Realmente eso es lo que se ha estado haciendo.  

Según las definiciones internacionales, el crucerista que solamente visita un destino o puerto por unas cuantas horas, y no pernocta, no debe considerarse turista. Es un visitante. Pero, al  manejar las cifras inadecuadamente, se suman “plátanos y mangos”. No es lo mismo un turista que pernocta por cinco días y cada día gasta 150 dolares que un  crucerista que baja a tierra por 6 – 8 horas y gasta unos dolares.

Estados Unidos turistas de estancia
2016
2017
2018
2019 (Ier Semestres
154 552*
448475
297360
172672
*Estimado
Fuentes para los restantes años ONEI – MINTUR y Jose Luis Perello

Las medidas agresivas tomadas por la Administración Trump han afectado el flujo de los turistas de ese pais a Cuba. En el primer semestre del 2019  ese flujo aumento un 17%, con relación al primer semestre del 2018.  Extrapolando ese crecimiento al resto del 2do semestre, arrojaría una cifra anual de llegadas de 350 mil turistas americanos de estancia, cien mil menos que en el 2017. Sumándole a esta ultima cifra la reducción de 150 mil turistas de estancia en el 2018, se obtendría un  cuarto de millón de  turistas menos que en el 2017. La estancia media estadounidense es menor a la europea, pero el gasto por día es mayor[3].

El estimado de ingresos turísticos turísticos dejados de ganar por Cuba en dos años, en el mercado estadounidense, seria de 190 millones de cuc.

 Resumen: Las disminuciones  de turistas de estancia, de los mercados europeos, canadiense y estadounidense, pueden haber afectado los ingresos turísticos de Cuba en  980 millones de cuc, entre 2016  y 2019. 
  
En el 2018 entraron en explotación más de 3000 nuevas habitaciones, cifra solamente alcanzada en 1998 y 1999. Veinte años atrás, casi todas las empresas de la construcción se encontraban semi paralizadas y el único sector que invertía era el turismo. Por ello, fue posible concentrar gran cantidad de constructores y recursos en la edificación de hoteles.

Actualmente se escuchan muchas opiniones que argumentan a no continuar haciendo tantos hoteles. Si se añaden más capacidades a las ya existentes, y el flujo de turistas desciende, la tasa de ocupación se eleva, se incrementan las perdidas, las inversiones no se recuperan.

En momentos de contracción del número de turistas de estancia, que se alojan en hoteles estatales, no parecen erróneas esas opiniones.

Sin embargo, busquemos  un sano equilibrio. 

No deben hacerse giros agudos. No se trata de un automóvil que puede doblar con celeridad en la esquina de una calle, en 90 grados. 

Se trata de la dirección de un proceso complejo, en el cual participan decenas de empresas, algunas de ellas extranjeras, decenas de miles de constructores, proyectistas, ingenieros, especialistas turísticos. Lo que se desmantele ahora, precipitadamente, después tomara mucho tiempo para volver a ser armado,

Todos tenemos experiencias y algunas nos recuerdan que en la economía las decisiones extremas y absolutas casi nunca son las mejores.

La Habana se estancó con doce mil habitaciones hoteleras estatales desde la década pasada. Agravo la situación que algunos de sus mejores hoteles cerraron para largas e ineficientes reparaciones generales (Capri, Comodoro, parcialmente el Riviera).

Solo fue necesario que el mercado estadounidense se abriese un poquito y en breve tiempo el flujo de sus turistas creció varios cientos de miles.

El turista estadounidense no viene a Cuba buscando sol y playas El principal interés de esos turistas es la Habana.

Los hoteles habaneros no daban abasto en el 2017. Se dispararon los precios de sus habitaciones. En las informaciones de Airbnb, se manejaba el destino cubano como uno de los más dinámicos. Fue necesario ampliar rápidamente la cantidad de licencias de alquiler de habitaciones por el sector privado. 

Después se redujeron los flujos de americanos por medidas agresivas y no por razones comerciales. Si en enero 2021 una Administración demócrata ocupase el gobierno en Estados Unidos, probablemente las medidas anticubanas de Trump serán derogadas y volverían a crecer los flujos turísticos desde ese país.

¿Construir hoteles lujosos para operarlos al 20% - 30% de ocupación, dando pérdidas o no construirlos al riesgo de ser sobrepasados, nuevamente? Incertidumbres como esas son parte del precio que se paga por la cercanía de un poderoso, abusador y hostil vecino, con sus vaivenes de política exterior. Donde reducir la construcción de hoteles y donde no, requerirá inteligencia y mentes hábiles para tomar esas decisiones.


[1] Extrapolando el año 2019 completo, sobre la base del comportamiento durante el primer semestre.
[2] 650 mil turistas con una estancia media de 7.75 días y un gasto diario de 100 cuc.
[3] Variables estimadas por el autor -  estancia cinco días; gasto por día 150 cuc.