Fidel


"Peor que los peligros del error son los peligros del silencio." Fidel Castro Ruz

jueves, 5 de mayo de 2016

Confirman que Cuba no ha podido hacer ninguna operación bancaria con el dólar

Por: Rosa Miriam Elizalde

dolares1
Casi dos meses después del anuncio de la administración Obama de las regulaciones que permitirían a Cuba el uso del dólar a los cubanos a sus instituciones financieras para ciertas transacciones, la nación caribeña no ha podido realizar ninguna operación bancaria, confirmó a Cubadebate una fuente gubernamental.

“No hemos podido hacer ninguna operación bancaria”, ratificó un funcionario de alto nivel de la Cancillería a propósito de la medida anunciada por los departamentos del Tesoro y Comercio, que entró en vigor el pasado 16 de marzo.
Hoy, la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) emitió una declaración sobre el anuncio del Departamento de Estado de incluir el café en la lista de productos cubanos del sector no estatal, que se podrían importar en ese país.  La ANAP recordó que para ese comercio, entre otras condiciones, tendrían que producirse transacciones financieras en dólares, “que hasta ahora no se han podido concretar”.
La política de persecución financiera contra bancos de terceros países, que se ven frenados para operar con Cuba, ha generado multas por más de diez mil millones de dólares solamente en los últimos tres años. No se permite que las entidades financieras cubanas tengan bancos corresponsales en EEUU, encareciendo y alargando innecesariamente trámites, incluso cuando la Isla utiliza una moneda diferente al dólar.
En vísperas de la visita del Presidente Barack Obama a La Habana a finales de marzo, el Canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla aseguró que Cuba dejará de aplicar el gravamen de 10% al dólar a su entrada al país, pero solo cuando se compruebe que verdaderamente no hay persecución contra las transacciones de las finanzas cubanas en esa moneda.
Pero las sanciones siguen aplicándose, a pesar de la decisión del ejecutivo estadounidense. El 20 de abril pasado trascendió un litigio en un tribunal europeo contra la empresa estadounidense de pagos electrónicos PayPal, que bloqueó las cuentas de un cliente en Luxemburgo por hacer una transacción -comprar un boleto para ver una obra en cartelera que tenía la palabra Cuba en su título-, con el argumento de las sanciones estadounidenses.
En entrevista a un grupo de medios cubanos en marzo, el principal asesor en política exterior de Obama, Ben Rhodes, reconoció que no ha bastado con tomar la decisión de autorizar las transacciones con el dólar. Los bancos siguen expresando temor ante posibles sanciones. Rhodes dijo que, para cumplir su compromiso, la administración iba a “acudir a los bancos y entablar un diálogo con ellos para que entiendan; uno, que ya está permitido este tipo de transacción y dos, que no van a enfrentar ningún tipo de penalidad si toman esa medida”.
La inercia de las sanciones aplicadas por tan largo tiempo ha provocado que los bancos estadounidenses tienen en sus computadoras programado el rechazo a las transacciones con Cuba, dijo Rhodes, “por ello trabajamos para tener un diálogo con ellos, explicarles que esto es un cambio y que ellos tienen que implementar cambios a su vez para que pueda este tipo de transacción ocurrir. Y nos hemos comprometido a ello, y lo dijimos nuevamente, que vamos a tener ese diálogo para que los bancos entiendan los cambios y los cubanos tengan acceso al dólar”.
Economistas han estimado que solo el ahorro que supondría eliminar las pérdidas por la devaluación de las monedas que debe utilizar Cuba en las operaciones financieras del país en casos como el euro y el dólar canadiense, sumarían para la Isla cientos de millones de dólares al año.

Raíces de la crisis y de la gran recesión

Alejandro Nadal, La Jornada

En un artículo reciente, el economista en jefe del Fondo Monetario Internacional, Maurice Obstfeld, confiesa que el panorama económico global le parece difícil de entender. El funcionario examina las causas y efectos del colapso en los precios del petróleo y pregunta: ¿por qué los bajos precios del crudo no han sido un estímulo para la economía mundial? Su respuesta y análisis son evidencia de los limitados alcances de la teoría económica convencional para entender la crisis y la dinámica macroeconómica del capitalismo contemporáneo.

A partir de junio del 2014 el precio de petróleo sufrió una caída de más de 60 por ciento (unos 70 dólares estadounidenses). Pero en ese lapso se siguió frenando el crecimiento de las principales economías del planeta. Obstfeld señala que esa combinación (precios de crudo a la baja y estancamiento) ha confundido a los economistas del FMI.

En el pasado los cambios bruscos en el precio del crudo siempre han tenido efectos contracíclicos: cuando hay incrementos en esos precios, el crecimiento se frena y viceversa. Según Obstfeld los precios bajos debieran conducir a menores costos de producción y mayores niveles de actividad, mayor contratación de fuerza de trabajo y menor inflación. Lo que sucede es que los economistas del FMI se quedaron con las explicaciones superficiales de la estanflación, es decir, de la coexistencia de estancamiento con inflación, que marcó la década de los años 1970. La tesis estándar sobre aquél episodio es que los altos precios del crudo se tradujeron en altos costos de producción, reducción del nivel de actividad y altos precios para cubrir los costos crecientes.

Por eso los economistas del Fondo siempre han pensado que una reducción en el precio del principal insumo energético debería estar actuando como un poderoso estímulo económico. Y sin embargo la reducción de precio coincide con la actual fase de lento crecimiento. Pregunta Obstfeld: ¿cómo es eso posible?

La explicación la encuentra en el límite cero de la tasa de interés. Hoy los bancos centrales ya no pueden reducir más la tasa de interés (aunque Obstfeld prefiere ignorar el tema de la tasa de interés negativa) y la reducción en la inflación debido a la disminución de costos de producción tiene un efecto inesperado porque provoca un aumento en términos reales de la tasa de interés. Según Obstfeld eso comprime la inversión y la demanda y contrarresta el efecto de la disminución de costos. De manera simétrica, dice Obstfeld, el aumento de precios del petróleo podría tener un efecto expansivo al reducir la tasa real de interés.

En pocas palabras, para los economistas del FMI el nuevo villano es el límite cero de la tasa de interés. Esto estaría provocando el efecto perverso de que el descenso en los precios de crudo no actúa como un estímulo para la actividad económica. Y si los bajos precios de petróleo persisten podríamos ver un tsunami de quiebras en las empresas petroleras que apostaron a que los precios altos se mantendrían por largo tiempo, lo que podría dislocar todavía más al sector financiero. Obstfeld concluye que se necesita un apoyo a la demanda (vía la política fiscal), además de introducir más reformas estructurales (el tema de siempre en el FMI).

Son muchos los economistas que insisten hoy en las dificultades que entraña el límite cero de la tasa de interés. Lo cierto es que después de siete años de tasas de interés cercanas a ese límite la economía mundial no sólo no puede recuperarse de la crisis, sino que parece querer instalarse en un estancamiento secular. Como dice Thomas Palley, ahora resulta que el problema de las economías capitalistas es el del límite cero de la tasa de interés, como si todos los problemas estructurales del capitalismo no tuvieran nada que ver con el estancamiento.

En realidad, esta discusión ignora un punto fundamental: las economías capitalistas caminan por un sendero de contracción inexorable de su ritmo de crecimiento desde hace ya varias décadas. Esto es algo que se puede comprobar fácilmente con cualquier serie de datos. Lo más importante es que este proceso ha venido acompañado de una tendencia a la baja en las tasas de rentabilidad sobre el capital invertido. Los estudios de Michael Roberts, Andrew Kliman y Peter Jones, por ejemplo, revelan que la tasa de ganancia (calculada a costos históricos) pasó de 45 por ciento, su nivel más alto en 1948, a 32 por ciento en 2011. Esta tendencia histórica a la baja ha tenido un efecto importante sobre la inversión porque en una economía capitalista el factor determinante clave de la inversión es la rentabilidad. Y esto es lo que explica la tendencia inexorable hacia el estancamiento.

Desde esta perspectiva, ni la inestabilidad financiera, ni la desigualdad o el subconsumo son lo que explica la crisis de 2008. Y si bien la deflación y la austeridad son factores importantes detrás de la extensión de la gran recesión, la crisis y su profundidad se explican por las contradicciones intrínsecas del capitalismo. Sin duda el régimen neoliberal ha intensificado algunas de estas contradicciones, pero las raíces de la crisis son más profundas.

- See more at: http://mamvas.blogspot.mx/2016/05/raices-de-la-crisis-y-de-la-gran.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed:+blogspot/KwAmj+(Jaque+al+Neoliberalismo)#sthash.MoW79f5J.dpuf

Nos afecta a todos: ¿Qué fue lo que se discutió en una reunión secreta en Wall Street?

Publicado: 4 may 2016 23:21 GMT | Última actualización: 5 may 2016 01:26 GMT

En la cita participaron representantes de compañías como Nasdaq, Citigroup, Visa, Fidelity, Fiserv y Pfizer, entre otras. ¿Qué están 'tramando' estas empresas?

Imagen ilustrativaBrendan McDermidReuters

Una reunión secreta marcó un momento clave en la evolución de la 'cadena de bloques' o 'blockchain', un sistema o base de datos que hace las veces de 'libro de contabilidad pública' de todas las transacciones de bitcoines. El evento no solo fue importante por lo que consiguieron, sino también por la cantidad de firmas participantes, indica la agencia Bloomberg.

Hemos estado trabajando en silencio durante años junto a un gran grupo de gente

Más de 100 ejecutivos de algunas de las instituciones financieras más grandes del mundo se reunieron para la mencionada reunión privada el pasado 11 de abril en la oficina de Nasdaq en Times Square. No se congregaron allí para hablar solo de la 'cadena de bloques', esta nueva tecnología que algunos predicen que transformará las finanzas, sino para construirla y experimentarla.
¿En qué consiste este nuevo sistema de 'cadena de bloques' o 'blockchain'?

Fundamentalmente, la tecnología de 'cadena de bloques', excluye la necesidad de mediadores para realizar operaciones financieras. La misma permite a todos los usuarios controlar en tiempo real el valor de las operaciones realizadas y que cada transacción se registre públicamente.

Esta herramienta permite el intercambio de dinero y activos de manera más rápida y barata, sin que se dependa de una larga cadena de intermediarios.

¿Por qué las empresas están interesadas en esta nueva tecnología?

Al final del día, estos empresarios pudieron apreciar algo revolucionario: dólares estadounidenses convertidos en activos digitales puros, capaces de ser utilizados para ejecutar y liquidar una transacción al instante. Esa es la promesa de la 'blockchain', a diferencia del sistema actual que resulta engorroso, proclive a generar errores y que toma días para realizar transacciones de dinero en todo el mundo.

El evento fue creado por la compañía Chain, con base en San Francisco, EE.UU. y que tiene la finalidad de brindar sus servicios a partir de la 'blockchain', para que el mercado se transforme y se adapte a una nueva manera de hacer negocios. En la reunión también participaron representantes de Nasdaq, Citigroup, Visa, Fidelity, Fiserv y Pfizer, entre otras.

La compañía Chain ha recibido el apoyo de muchas empresas que quieren evolucionar mientras avanza la tecnología.

¿Qué fue lo que ocurrió en esta reunión secreta?

Algo que resulta innovador para la industria es la trasformación del efectivo a una forma digital. En ese sentido, Marc West, director de tecnología de la compañía Fiserv, una empresa de transacciones y pagos indica: "Hemos creado un dólar digital".

Dicha creación fue utilizada para mostrar a los participantes de la mencionada cumbre el significado de trabajar con débito y crédito instantáneo en la 'blockchain'. "Esta es la primera vez que el dinero se ha movido", subrayó.

El potencial de esta tecnología ha cautivado a los ejecutivos de Wall Street, ya que ofrece una manera de dispensar miles de millones de dólares y acelerar transacciones que en la actualidad pueden tomar días.

"Hemos estado trabajando en silencio durante años junto a un gran grupo de gente", indica Adam Ludwin, CEO de la compañía Chain. "Las 'blockchains' son redes, es por eso que creemos que la colaboración es importante, pero lo que es aún más importante es conseguir que el modelo sea el adecuado", subrayó.

Finalmente, Ludwin informó que el evento se mantuvo en secreto debido a que "cuanto más prensa, menos calidad en el diálogo y en la resolución de problemas".