Fidel


"Peor que los peligros del error son los peligros del silencio." Fidel Castro Ruz

viernes, 24 de julio de 2015

¿Sabe cuánto vale realmente su tiempo?

Por  SUE SHELLENBARGER 
Viernes, 24 de Julio de 2015 0:05 EDT


Andrew Bret Wallis/Stockbyte/Getty Images

¿Cuánto vale realmente su tiempo?


Es una negociación diaria. Enfrentamos constantemente oportunidades para ahorrar tiempo al pagar más dinero, y viceversa. ¿Debería mandar a lavar la ropa sucia? ¿Tomar el vuelo o tren más rápido y costoso? ¿Hacer más trabajo freelance o de consultoría? Ahora, más que nunca, con la creación del TaskRabbit y otros servicios de conserjería virtuales, hay oportunidades para tercerizar cualquier tarea.

Pero ponerle a su tiempo un valor en efectivo requiere más que dividir su salario por la cantidad de horas trabajadas. Requiere pensar en profundidad sobre los compromisos que está dispuesto a aceptar. Más investigadores y emprendedores están analizando de nuevas formas el valor del tiempo, obteniendo nuevas herramientas e ideas para ayudar a la gente a tomar decisiones mejor pensadas.

Reservar boletos aéreos es estresante para Uri Bram cuando debe elegir entre vuelos más baratos que llevan más tiempo u otros más costosos que lo llevarían más rápido a su destino. A menudo se ha conformado con conexiones más lentas, con escalas. “Voy a pasar toda la tarde volando, de todos modos”, dice Bram, un autor de libros de no ficción que vive en Tel Aviv.

Sin embargo, luego de usar una calculadora en línea para analizar el valor de su tiempo, hace poco eligió el vuelo más rápido a Europa en lugar de otro que requería una escala de dos horas, aún cuando el boleto costaba unos US$70 más. “Valoro esas dos o tres horas. Las puedo usar para escribir otro artículo”, dice.

La calculadora de tiempo y dinero que usó Bram, en ClearThinking.org (en inglés), les pide a sus usuarios que fijen una base, o valor de mercado, para su tiempo al dividir su salario total por las horas trabajadas. Los usuarios también responden preguntas sobre varias decisiones de tiempo versus dinero que estarían dispuestos a hacer, como cuánto dinero tendría que pagarles un empleo de medio tiempo adicional para que lo acepten, o cuánto estarían dispuestos a gastar en una herramienta o servicio para ahorrar tiempo.

La calculadora reporta inconsistencias en la forma de pensar de los usuarios. Por ejemplo, un usuario podría ganar US$50 por hora haciendo trabajo extra de medio tiempo pero negarse a pagarle a una empresa US$30 para realizar un trámite de rutina que dejaría libre una hora de su tiempo, a pesar de que podría embolsarse US$20 en el proceso, dice Spencer Greenberg, fundador de ClearThinking.org.

Greenberg, un matemático y co-fundador de un fondo de cobertura, dice que tuvo la idea de la calculadora luego de ver cómo una amiga que gana un sueldo de seis cifras “se rompía la cabeza intentando entender cómo usar un certificado de regalo de US$20”, dice. “Esencialmente perdió más valor tomando esa decisión que el valor del certificado de regalo”.



David Yaden, un científico de investigación en la Universidad de Pennsylvania notó que no daba suficiente valor a su tiempo libre luego de usar una calculadora en línea. Bonnie Arbittier

La calculadora no pregunta si la gente valora actividades por motivos más allá del dinero, como disfrutar de algo o ayudar a los demás. Sin embargo, obtiene todos esos valores de forma indirecta, al preguntarles a los usuarios sobre cuánto dinero haría falta para que renunciaran a su tiempo libre, y luego asignar un valor en efectivo a su tiempo libre, según las respuestas. La gente que quiere realizar más actividades no pagas que disfrutan o valoran por otros motivos suelen, de forma indistinta, darle un mayor valor a su tiempo libre y a exigir más dinero por hora de trabajo extra. Más de 21.000 personas han usado la calculadora desde que fue lanzada el año pasado.

Alrededor de 80% de los 8.401 usuarios que estudió Greenberg le dan más valor a su tiempo libre que su actual nivel de ingresos. La mitad dijo que su tiempo libre es al menos 42% más valioso, afirma.

Luego de usar la calculadora, David Yaden, de Filadelfia, decidió usar un servicio de lavandería y contratar a alguien para preparar las facturas para su negocio de consultoría de gestión. “Tuvo mucho sentido luego de que vi las cifras”, dice Yaden, un científico de investigación en la Universidad de Pennsylvania. “No valoraba lo suficiente mi tiempo libre”.

Con la hora y media semanal que se ahorra, está dedicándole más tiempo a sus caminatas diarias con su novia por los parques cerca de su casa, dice Yaden. “Mejoró mi vida”.

Varias calculadores para valorar el tiempo se consiguen en línea. Una disponible desde 2011, ofrecida por la plataforma de finanzas personales LearnVest, ha atraído más de 30.000 usuarios. Ajusta el valor en dólares del tiempo de los usuarios en base a cuánto ingreso disponible y tiempo libre tienen, y si su principal meta es ahorrar tiempo o recortar costos. El valor sube si su prioridad es ahorrar tiempo, y cae si es reducir costos.

Algunos investigadores dicen que asignarle un valor económico al tiempo genera el riesgo de dañar la calidad de vida de la gente. Quienes son alentados a centrarse sólo en el valor monetario del tiempo tienden a sentirse impacientes y bajo presión, dice Jeffrey Pfeffer, un profesor de comportamiento organizacional de la Escuela de Negocios de Stanford. Trabajan más y dedican menos tiempo en actividades gratificantes como hacer voluntariado o escuchar música.

Emily Oster alienta a los estudiantes en sus clases universitarias de microeconomía a tener en cuenta “el costo de oportunidad” en sus decisiones sobre cómo usar el tiempo. Al elegir usar el tiempo de cierta forma, tendrán que dejar de lado otras actividades, dice Oster, una profesora asociada de economía en la Universidad de Brown. Si contratar ayuda “le permite pasar media hora más en su empleo o con sus hijos, vale la pena, incluso si en principio lo podría hacer usted mismo”, dice.

De todos modos, para los estudiantes es un concepto difícil de comprender. Entienden que el dinero que se gasta en un lugar no se puede invertir en otro lado, dice Oster. Pero “cuando das otro paso y dices: ‘¿Esto es algo que deberías aplicar a tu vida, pensar en que tu tiempo tiene valor? Es difícil”.

Turoperadores norteamericanos aceleran preparativos para traer turistas a Cuba

Editado por Julio Pérez
MONCADA
La Habana, 17 jul (RHC) Viajar a Cuba apunta a convertirse en la más atractiva oferta para vacacionistas de Estados Unidos, a juzgar por los planes de venta de turoperadores, líneas aéreas y de cruceros.

“La Isla Prohibida”, nombre dado a un filme rodado unos meses antes del deshielo iniciado entre Washington y La Habana, el pasado 17 de diciembre pasado, parece ahora un paraíso situado a la vuelta de la esquina.

Algunos analistas piensan que muy pronto estará al alcance de todos, incluso los viajeros que no puedan afrontar una costosa visita en un lujoso crucero, expresa un artículo del periodista Leonel Nodal, de Prensa Latina.

Las ofertas de turoperadores y agencias de viajes adquieren proporciones inusitadas.

El asunto se ha tornado viral, una verdadera fiebre que contagia a todos los actores de la industria del ocio, quienes se inventan las más ingeniosas fórmulas para adaptarse –por ahora- a las restricciones vigentes impuestas por el Departamento del Tesoro.

En tanto, los más influyentes voceros de la Industria Turística afinan la puntería y lanzan sus dardos contra la impopular prohibición de viajar a Cuba impuesta a los ciudadanos norteamericanos hace 55 años.

En un ejemplo del alcance del movimiento a favor de un rápido inicio del redescubrimiento de la Isla, un titular recuerda que ASTA –la poderosa Asociación de Agencias de Viajes y Turoperados de Estados Unidos- se suma a los pesos pesados que combaten por la apertura o supresión de la restricción de viajar a Cuba (ASTA Joins Heavy Hitters in Fight for Open Travel to Cuba. Travel Pulse, 9 de julio 2015).

La temperatura de la “fiebre de los viajes a Cuba” va en aumento constante. Basta leer algunos de los titulares de periódicos especializados que cada día traen una nueva iniciativa para burlar o romper ese vestigio del bloqueo.

A la mayor de las Antillas la describen en folletos de reciente impresión como “un destino único, de sol y diversión, desconocido por los viajeros norteamericanos.”

Empresas del mayor porte, como la Apple Vacations una de las más grandes agencias de venta de paquetes para un público masivo, ya están ofreciendo sus excursiones, con fechas precisas y precios competitivos, sin temor a un cambio del viento, cancelaciones o imprevistos.

Los turoperadores actúan con la certeza de que no hay vuelta atrás en la ruta abierta hacia la isla situada a solo 90 millas, la cual se debe adquirir mayor solidez a partir del 20 de julio con la apertura de la embajadas cubana en Washington, que será seguida por la de Estados Unidos en La Habana.

Medios especializados citan en sus titulares nuevas ideas y planes que ilustran una gestación que verá la luz a más tardar (según ellos) dentro 40 semanas, como un bebé ansiosamente esperado.

Según el calificado periódico, “viajar a Cuba ingresa en una nueva era con la entrada en el mercado cubano de Apple Vacations, una de las mayores vendedoras de paquetes de viajes masivos.” Cuba –añade- está más cerca, aunque no de inmediato, debido a que “todavía no es legal para los norteamericanos ir a Cuba a tirarse en la arena de una playa y hacer lo que quieran”.

El mercado cubano –afirma el articulista David Cogswell- ha estado hasta ahora dominado por turoperadores especializados que aprendieron como operar dentro del complejo sistema de restricciones impuesto por el Departamento de Comercio.

Apple está ofreciendo paquetes de cinco y siete días, reporta. Para cumplir con los requerimientos vigentes, Apple trabajará en sociedad con Cuba Travel Services que fleta vuelos charter a Cuba desde Miami en aviones de American Airlines y Sun Country Airlines.

El programa, con un precio de 2 233 dólares por personas en habitación doble tiene marcadas sus próximas salidas para el 5 de septiembre y el 17 de octubre. La compañía tiene previsto un número mayor de salidas en 2016.

Por su parte, la operadora mundial de cruceros Carnival ya comenzó las ventas.

La naviera, que ya tiene la aprobación del gobierno norteamericano para operar viajes de cruceros a Cuba, anunció que prevé iniciar sus operaciones en mayo de 2016 en semanas alternas, y ya estudia los posibles itinerarios para visitar por lo menos tres destinos.

Esta será la primera vez en los últimos 50 años que un crucero pueda tomar pasajeros de Estados Unidos hacia Cuba y volver, en una línea de ida y vuelta, exclamó entusiasmado el presidente de Carnival, Arnold Donald. En declaraciones a la prensa, dijo con visible satisfacción: “será un acontecimiento histórico”. Esas y otras expresiones similares matizan el ambiente actual de las compañías turísticas que se disputan un puesto en el promisorio mercado cubano.

Avaricia, desigualdad y saqueo

John Saxe-Fernández 

El rechazo de la ciudadanía griega a la guerra de clase que se presenta como programa de austeridad y de reformas estructurales (saqueo de bienes y servicios públicos) resonó sobre una humanidad por tres décadas sometida a una mayor voracidad del alto capital que desde entonces acompaña a la crisis estructural, ambiental y de recursos que afecta sus cimientos. Elaborado por el Banco Central Europeo, la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI), ente de estado que junto al Banco Mundial (BM) y BID opera bajo el Departamento del Tesoro de Estados Unidos (DT) y la Casa Blanca, el recetario de austeridad y apropiación de la riqueza a favor del uno por ciento es el de siempre en centro y periferia: los resultados en términos de desigualdad, miseria y sufrimiento son desastrosos y alarmantes.

Están a la vista: Nicholas Hildyard, analista de The Corner House(thecornerhouse.org.uk), en un bien sustentado estudio presentado a la Escuela de Negocios Manchester (31/7/14) sobre mecanismos de extracción de riqueza como las Asociaciones Público/Privadas (APP) del BM, que se aplica en México y en 134 países de la periferia, encuadra su trabajo con datos esenciales sobre la desigualdad: según Credit Suisse las 3 mil 200 millones de personas más pobres (69 por ciento de la población mundial) tienen una riqueza individual promedio valorada en menos de 10 mil dólares y en conjunto poseen menos de 3 por ciento de los activos mundiales. En contraste, 32 millones de personas, menos de uno por ciento de la población adulta del mundo, tienen una riqueza estimada en 98.7 billones (trillions) de dólares, 41 por ciento de la riqueza mundial. Con datos de la ONG Oxfam publicados por The Guardian, apunta que los 85 más ricos del mundo, en su mayoría residentes de Estados Unidos y Europa, caben en un autobús de dos pisos y acumulan tanta riqueza como la mitad de la población mundial más pobre. Y los programas del BM no han hecho más que acentuar este proceso de inequidad, despojo y agresión a los más pobres, en su mayoría en la periferia capitalista.

Ya el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ en inglés) ha denunciado las prácticas abusivas e inadmisibles de los préstamos del BM, ilustrándolas con casos de Etiopía, Kenya y Perú y hay más sobre Kosovo, India y Honduras. Se trata, sólo en la década pasada, del desplazamiento de 3.4 millones de personas para realizar proyectos del BM, gente lanzada de su hogar, de su tierra comunal, a las calles de las ciudades, sin protección, víctimas de abusos de derechos humanos según llamada de atención de Oxfam. Esa ONG denuncia los desplazamientos, agresiones y muertes, así como la opacidad del manejo de préstamos por parte de la International Finance Corporation (IFC) parte del Grupo BM, y deja manifiesto su rechazo ante el uso de intermediarios que neutralizalas salvaguardas sociales y ambientales del BM. ¿Cuáles salvaguardas? El BM mira al otro lado mientras la IFC hace lo suyo, que son los negocios de las corporaciones. Es el caso de un préstamo a la Corporación Interamericana para el Financiamiento de Infraestructura para una represa en Santa Cruz, Guatemala, que generó gran indignación y oposición de parte de la población local, incluidos maltratos y represión contra la resistencia por parte de la fuerza pública, declarándose un estado de emergencia en la región. Ante la crítica de Oxfam, avalada con casos concretos, la IFC se mantiene impertérrita, es decir, en BAU, (“business as usual”) y, en apariencia los dueños del BM –el Tesoro de Estados Unidos–, también: que siga el festín privatizador, como acá con el agua, la electricidad, el petróleo, el gas y la tierra indígena y campesina. Oxfam, que trabaja cerca del BM, luego de hecha la crítica, en verdad puntual y severa, pese a todo, se manifiesta a favor de los préstamos al sector privado de la IFC, por serimportantes para el desarrollo (sic).

La profundización de la guerra de clase inherente a la explotación capitalista y a su despliegue global imperialista, fenómeno de importancia mayor a toda reflexión sobre la inequidad, se explicita en un estudio sobre las APP como mecanismo de saqueo de lo público y comunal. Hildyard acude ahttp://therulesblog.org/money, movimiento que se manifiesta contra la inequidad, para recordar que “(D)urante el periodo colonial, la brecha entre los países más ricos y los más pobres, aumentó de 3:1 a 35:1, conforme las potencias europeas extraían cantidades masivas de riqueza y recursos de sus colonias. En la post-independencia la brecha no ha disminuido. Aumentó: hoy es de 80:1“ (Ibid).

Como en nuestra América, revirtamos aquí lo que es un incalificable desastre humano. En palabras de Yanis Varoufakis, ministro de Finanza griego que denunció el terrorismo fiscal y buitre contra Grecia y renunció al cargo por presión de latroika, “el esfuerzo sobrehumano de honrar al gran pueblo de Grecia y su famoso oxi (no) que otorgó a los demócratas del mundo entero, apenas comienza”.

En su valioso estudio sobre Las Asociaciones Público Privadas (APP), la extracción financiera y el crecimiento en la brecha de la riqueza (thecornerhouse.org.uk), Nicholas Hildyard muestra los vericuetos a los que recurren el FMI y el Grupo Banco Mundial (BM) para poner en marcha el traspaso a privados de activos, recursos fiscales y servicios públicos. Más que gimnasia linguística, las múltiples modalidades de diseños de contratos en torno a las APP semejan el conjunto de trucos, distracciones y habilidades asociados a la prestidigitación para invisibilizar esa extracción de riqueza hacia el uno por ciento. Según se deriva de los escasos estudios de evaluación del BM, no hay evidencia dura de derrame hacia la población, de bienestar y empleo. Con la financiarización capitalista los proyectos de infraestructura tipo APP van a gran escala, pero además van por el resto de lo público: infraestructura social” (salud, hospitales, educación, seguridad, etc).

Hildyard muestra la gran variación de arreglos o contratos de APP sobre quién diseña, construye, financia, es dueño, desarrolla, opera o administra, sea un activo, empresas públicas, concesiones de recursos naturales (petróleo, gas, minerales, agua, foresta) añadiéndose amplia gama de servicios públicos vitales a la población como los mencionados, más los de asesoría en asuntos tan centrales a lo público como seguridad, logística militar, vigilancia del espacio aéreo y marino, explotación del régimen carcelario. Las APP primero se orientaron a grandes proyectos de infraestructura, por lo que sus promotores dicen que son para distribuir la riqueza hacia los de menor ingreso (downwards) y que están para ayudar a eliminar la pobreza por medio del involucramiento del sector privado en la infraestructura. Las evaluaciones del BM ofrecidas por Hildyard muestran que las modalidades de APP tienen algo en común: otorgan a las empresas privadas derechos contractuales sobre flujos de dinero público o el monopolio de flujos de ingresos por servicios en los que el público depende de manera crítica, como el abastecimiento de agua u hospitalarios, o el uso clasista de infraestructura vial en espacios públicos concesionados a privados. “Para nosotros –dice el vocero de una firma de inversión– la infraestructura es una fuente estable de flujo de caja, con garantía contractual, de largo plazo”. Es el tipo de flujo diario de efectivo que disfrutan los dueños de la Supervía que va de Santa Fe al sur del Distrito Federal, por lo visto con tarifas que pueden variar al alza ¿según arreglos entre las firmas y la autoridad que las regula?

Hildyard llama la atención a la importancia de los derechos contractuales de las APP porque “…a diferencia de los subsidios, como las exenciones de impuestos, los derechos contractuales no pueden ser cancelados a discreción gubernamental. Una vez formalizados, deben cumplirse por el período asignado, que usualmente son varios años, o varias décadas” (ibid, p 7). El asunto no es menor porque las APP ofrecen a las firmas gravámenes sobre el estado con garantía contractual de largo plazo, es decir derechos legales de explotar la infraestructura hasta que el estado haya saldado sus deudas con las empresas. Y en algunas APP, si no hay suficientes usuarios, el estado subsidia las firmas en su expectativa de ganancia. Es lo típico de las APP: lo público en función de la ganancia privada.

El estudio de Hildyard es oportuno y relevante ante dos tendencias: por un lado la invalidación de los sistemas judiciales de los Estados nación en centro y periferia capitalista, un asunto discutido desde estas páginas gracias a las fugas de información sobre los ultra-secretos Acuerdo TransPacífico (TPP en inglés) y el de Servicios (TISA en inglés) obtenidas por Public Citizen y Wikileaks, avecinándose el manejo empresarial y discrecional de tribunales internacionales a modo, para la relación de las corporaciones y los estados firmantes que implica la neutralización de derechos sindicales, de protección al consumidor, a la salud y al medio ambiente y cancelar la urgente regulación de las emisiones de gases con efecto invernadero.

Los de infraestructura son diseños a gran escala en energía (liderada por combustibles fósiles) agua, alimentos con aumentos históricos (60-70 billones –trillions– de dólares en 15 años). Es inversión de los grandes bancosmultilaterales y privados como Citigroup, recién multado con 700 millones de dólares por prácticas comerciales engañosas (BBC), Goldman Sachs, Morgan Stanley et al acompañados de hedge funds, fondos soberanos, fondos de pensión y no hay evidencia de que la financiarización de las APP, no socializará los costos y privatizará los beneficios. Enfrentamos a una tanática plutocracia que especula con una acelerada expansión capitalista: un 0.01 por ciento que actúa como si los límites planetarios (biológicos, de recursos, atmosféricos, climáticos) a la acumulación capitalista, no existieran.

Santiago fulgura como sus vitrales

Cinco siglos de historia, cultura y tradiciones auténticas marcan uno de los patrimonios más genuinos de Cuba
Santiago de Cuba trasciende con fama original. Su voluntad de amanecer ha hecho girar las manecillas del reloj en sentido contrario como una odisea, pasado y horizonte a la vez en una ciudad que es historia, cultura, rebeldía y sueños para que luzca como nueva en su aniversario 500.

La ancianidad ha trascendido el tiempo desempolvando recuerdos, haciendo caminos. Y hoy lo bello y auténtico invitan a caminar sus calles de lomas, a visitar los museos, a arrollar en una conga o a conocer a su gente sencilla y hospitalaria, de la mano de Omar López Rodríguez, un santiaguero apasionado que disfruta con orgullo los encantos de esta provincia oriental, viva mezcla de razas, tradiciones y ritmos caribeños.

"Santiago ha escrito la historia a través del tiempo y para nosotros conservarla es un reto y un compromiso extraordinario, porque es la ciudad de la historia en Cuba".

Como historiador y director de la Oficina del Conservador de la Ciudad, rememora que desde su fundación, en el verano de 1515, Diego Velázquez la nombró villa principal y fue capital de la Isla durante la primera mitad del siglo XVI. "Desde Santiago se expidió el escudo de Cuba, fue sede del Obispado y de los gobernadores de entonces, y desde aquí salió Hernán Cortés, primer alcalde de la ciudad, para la conquista de México".

Luego, en el siglo XVII, siendo La Habana capital, esta bella urbe adquiere un papel más vinculado con el Caribe. España se protegía porque Inglaterra estaba en Jamaica, había otras potencias merodeando y para fortificarla se construye esa obra meramente extraordinaria que es el Castillo del Morro, San Pedro de la Roca, hoy Patrimonio de la Humanidad.

Omar López atribuye a los acontecimientos de finales del siglo XVIII (las revoluciones Francesa y de Santo Domingo, el nacimiento de la República de Haití) la llegada de emigrantes a Santiago, "tantos que ven en las montañas el lugar propicio para sembrar ese aromático grano y convertir la zona en un emporio del café mundial, huella relevante en la historia, pues se transformó con el tiempo, en lo que es hoy el Patrimonio Arqueológico Cafetalero, también Pa-trimonio de la Humanidad".

Resalta el protagonismo santiaguero en la Guerra de los 10 Años, en la Guerra Chiquita, en la de Martí, o la Guerra Necesaria y ahí hay nombres que no puede dejar de mencionar como el Lugarteniente General Antonio Maceo, paradigma de nuestras epopeyas independentistas, o Moncada, Flor Crombet y otros tantos y tantos generales que tuvo Santiago en ese acontecer, así como la Protesta de Baraguá, una de las páginas más gloriosas de nuestra historia al decir de Martí, y escenario del fin del dominio español en América.

Y afirma con vehemencia el Historiador que "el hundimiento en nuestras costas del Cristóbal Colón, último barco de la armada española de Cervera, significó el fin del imperio colonialista, pero también surge el nuevo imperialismo en aguas santiagueras, y eso tiene que ver con la historia universal y fue escrito en nuestras tierras".

De Cuba mediatizada resalta cuando Fidel, al frente de un grupo de jóvenes, asalta la segunda fortaleza militar del país, el cuartel Moncada. "Solo una ilusión, un pensamiento tan extraordinario como no dejar morir al Apóstol en el año de su centenario, fue capaz de movilizar a tanta juventud para una osadía como esa que sabemos que no fue un triunfo militar, pero sí levantó el espíritu de todos los cubanos hacia un hecho revolucionario que terminó como etapa el 1ro. de enero de 1959, también en Santiago, en su Plaza Mayor, cuando el líder histórico de la Revolución, desde el balcón central del Ayuntamiento, declaró el triunfo del Ejército Rebelde.

Eso hace que Santiago sea la ciudad de la historia, y por eso el propio Fidel, en 1983, decidió otorgarle la condición de Héroe de la República de Cuba, es la única en el país que ostenta tal condición.

Y López Rodríguez continúa su diálogo: "¿Qué puede significar eso para un simple restaurador como yo? Una enorme responsabilidad, un orgullo muy importante tocar con nuestras manos el lugar sagrado donde descansa José Martí, o donde nacieron Antonio Maceo, Heredia, el primer poeta romántico de América, ir al cementerio donde está la tumba de Compay Segundo, Miguel Matamoros, Ñico Saquito. Cuánto de cultura, de historia, ahí está el Padre de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes, Mariana Grajales, el autor de nuestro himno nacional, Perucho Figueredo…

"Eso es lo que significa conservar la historia de Santiago. Somos muchos, un enorme equipo, solo la Oficina del Conservador tiene a 1 200 personas que se dedican día a día el trabajo de hacer nuestro patrimonio visible, de ponerlo para que el mundo entienda, lo conozca, claro que no lo hacemos solos, aquí hay un empuje, no hay entidad que no preste su grano de arena, que no apoye esa motivación importante para conservarla como la ciudad de la historia".

La psicología del santiaguero como heredero de tantas culturas

"Santiago es un lugar espectacular del Caribe, y el Caribe en general es dado a las migraciones. Está casi en el centro geométrico de ese mar y entonces teníamos nuestros aborígenes, llegan los españoles en 1515, pocos años después desembarcó el primer barco negrero, le siguen las emigraciones francesa y la china, o sea, la cultura santiaguera es, como la cubana, un enorme ajiaco, donde se suman lo mejor de cada una de esas y cuando se revuelven y se mezclan dan un sabor único, especial, y esa unión nos coloca en un estadio más alto.

"Si lo llevamos a lo cultural, yo digo que Santiago es también un emporio musical extraordinario, aquí nació la música cubana con la obra de Esteban Salas, en la capilla de nuestra catedral. También Pepe Sánchez escribe el primer bolero, y surge la trova con Sindo Garay, el son con Matamoros. ¿Qué se podría hablar de cultura si no tocamos y analizamos en detalles la santiaguera?

Y hasta el ron de esta tierra es de inmensa calidad, sin chovinismo de este auténtico santiaguero, y asegura: "No hay nada que ligue mejor que el son y el ron. Y en el plano universal contamos con la tumba francesa, la Caridad del Oriente, que es la primera joya de la cultura inmaterial cubana, aprobada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

"¿Qué decir entonces de la conga oriental o de la carabalí olugo, la carabalí suama o el carnaval santiaguero, que es la fiesta por excelencia, extraordinariamente participativa y popular. Muchos cubanos esperan esa fecha para venir, no para mirar, sino para disfrutar, sentir lo que es el carnaval. Y no recuerdo haber visto una persona que se quede tranquila cuando pasa una conga, es parte del sentimiento interno del ser humano salir detrás arrollando. Todo cubano nace sabiendo arrollar".

Antes y después de su aniversario 500

Estos cinco siglos de la Ciudad Heroína marcan, sin dudas, una diferencia. Para su Conservador, una ciudad con tanta historia y patrimonio necesariamente ha vivido por estos días un momento de reflexión, de mirar atrás. "Muchas personas me dicen que estoy escribiendo los 500 años de la Pedagogía en Santiago, o del desarrollo de la salud o de la literatura y así están totalizando la historia, tan importante para identificarse los pueblos y tenerlo como herencia. Ese ha sido el momento del aniversario 500, una revisión de la historia para tener los pies firmes, y visualizar el futuro", afirma Omar López.

Hace dos años pasó por Santiago un ciclón terrible: el Sandy, que prácticamente arrasó con muchos sitios y calles. Los santiagueros rápidamente se recuperaron y fueron a la carga porque ni uno solo quería que la ciudad llegara a los 500 años en malas condiciones y el esfuerzo ha sido titánico. Muchos cubanos y amigos de otras partes han venido a apoyar el renacer de la ciudad, con un proyecto integrador aprobado por el Consejo de Ministros en el plan de ordenamiento urbano de Santiago. Vamos de la ciudad que tenemos a la que soñamos, porque después del aniversario la seguiremos construyendo y afianzando su cultura, su historia, y todos los elementos que la configuran, especialmente para que el santiaguero tenga una mejor calidad de vida y aquellos que nos visiten, vean a un Santiago renovado que tiene pasado, presente y que construye su futuro".

Hacer de esta también la capital de todos los cubanos

Un hombre erudito, apasionado de la historia y categórico en sus planteamientos, siente como cubano orgullo de la capital que tenemos: " La Habana es una ciudad maravilla del mundo, y deseo que siempre esté así, pero también que Santiago tenga una posición especial en el ámbito nacional, caribeño y americano. ¿Cómo lograrlo? Tenemos una ciudad con un rico patrimonio, que poco a poco se ha ido recuperando y queremos mostrarlo al mundo.

"En ese empeño hay tres elementos básicos: el conocimiento, se ha estudiado la ciudad por muchos especialistas, en ámbitos diversos y eso nos permite no equivocarnos en el camino de qué es lo más importante, lo esencial; qué es lo que nos identifica; dónde están los parámetros de identidad de los santiagueros, por eso Santiago hoy es una ciudad que sabe dónde están sus puntos principales. Tenemos, además, clara conciencia de nuestro territorio patrimonial. ¿Qué se puede hablar de una ciudad con un paisaje fortificado -existe un Castillo del Morro con la condición de Patrimonio de la Humanidad-; qué se puede hablar de una ciudad que tiene un centro histórico de 3,2 kilómetros cuadrados con un conjunto extraordinario de monumentos y con una vida cultural activa; qué podemos hablar de una ciudad en las montañas que la rodean radique un Monumento Arqueológico Cafetalero, declarado Patrimonio de la Humanidad; qué podemos hablar de una ciudad que tiene pegada a ella un pequeño pobladito minero del siglo XVI que es hoy el Santuario Nacional, donde está la Virgen de la Caridad del Cobre, que es además de las antiguas minas de América y uno de los puntos significados por la Unesco en la ruta del esclavo por América; qué podemos hablar de una ciudad que tiene un cementerio patrimonial el cual es un museo a cielo abierto - sin dudas uno de los sitios más visitados para rendir honor a tantos héroes y mártires que hay allí- ; y qué podemos decir de ese patrimonio tan novedoso y raro que es el patrimonio sumergido? Santiago tiene una flota española de Cervera completa hundida en su litoral, lo que deriva en una página de la historia universal.

"Cuando sumas te das cuenta de que tenemos un potencial extraordinario que el mundo debe conocer, en esa visibilidad hemos trabajado, en lo que llamamos la puesta en valor, ¿para qué?, para el desarrollo turístico, el nacional y el internacional, para que todo el que venga a Santiago tenga adonde ir y con las condiciones creadas de estancia y de movimiento. Porque tú llegas a Santiago y dices: me voy para El Cobre o para las Ruinas cafetaleras, o para el sitio Castillo del Morro. De hecho funciona como una base de operaciones hacia distintos puntos, todos cercanos y en media hora estás allí en cualquiera de esos y puedes dedicarle un día, o una estancia con extraordinario placer".

Y por último menciona ese clima muy especial. "Es un eterno verano. Mirar el Mar Caribe desde la Gran Piedra es un hecho extraordinario".

Un enorme potencial turístico

Más que un apasionado es un visor de futuro: "El Ministerio del Turismo ha hecho un esfuerzo extraordinario en la recuperación de obras como el hotel Imperial, una joya de nuestra arquitectura. Nace el paseo litoral en la Avenida del Puerto, con una cervecera al aire libre para que todos vean ese proceso del líquido que tanto nos gusta, además de un hermoso complejo de nueve parques y un malecón, convertido de hecho en un lugar apropiado para el arribo de cruceros.

"Nuestra bahía es preciosa, extraordinaria. Desde que llegas a Santiago te das cuenta de que es una ciudad paisaje, que se ubica entre el mar y las montañas. Los santiagueros somos marineros y montañeses: siempre se está subiendo o bajando. Yo digo que, en parte, el cuerpo de nuestras mujeres hermosas, llenas de curvas, se lo deben a esta situación singular. La arquitectura nuestra es muy especial, antisísmica, no ahora que ya existen estudios y experiencias de cómo poner los aceros para eso, sino desde que se construyeron las primeras casas en el siglo XVI se buscó la manera de que sobrevivieran.

"Nuestra catedral, que es la Santa Basílica Metropolitana, es de madera, sin embargo la miras y parece que no es así. Entras y al caminar por sus techos, ves que es un bosque y todo está soportada por mazos de horcones de madera que son los que le permiten moverse cuando la tierra tiembla, y parte también de esas singularidades que tiene nuestro urbanismo nos convierten en una ciudad mirador, algo que siempre llama la atención como paisaje caribeño y americano Eso es lo que encuentra en este rincón de la isla de Cuba".

Y del calor ni hablar

"En Santiago el calor es un símbolo por el clima y por su gente. No por gusto le llaman la tierra caliente. Es curioso como aquí se aprende a caminar buscando la sombra, huyendo del sol intenso que quema. Esquivamos esa sofocación, pero a la vez el calor del pueblo santiaguero es por naturaleza cordial, hospitalario, amistoso y esa cualidad humana es parte de la idiosincrasia de hombres y mujeres sencillos y notablemente orgullosos de haber nacido donde el sol calienta la tierra".