Fidel


"Peor que los peligros del error son los peligros del silencio." Fidel Castro Ruz

lunes, 21 de marzo de 2016

Empresarios de Cuba y EE.UU. exploran oportunidades de negocios


Empresarios de Cuba y Estados Unidos realizaron hoy un foro de negocios, en el que analizaron las oportunidades del mercado de la isla, y los obstáculos que subsisten, en particular el bloqueo económico, comercial y financiero

Empresarios de Cuba y EE.UU. exploraron hoy, en esta capital, posibilidades de negocios entre ambas naciones en un foro convocado por la Cámara de Comercio de la Mayor de las Antillas y en el que participó el presidente Barack Obama.

Representantes de empresas norteamericanas que integran la delegación del mandatario norteamericano en su visita oficial a la Isla, constataron las oportunidades existentes en la nación cubana y dialogaron con sus pares nacionales del sector estatal, cooperativo y trabajadores por cuenta propia. 

Durante la primera parte del foro, los empresarios estadounidenses conocieron acerca del impacto del bloqueo económico, comercial y financiero que impone EE.UU. a la Isla desde hace más de 50 años, además de la marcha de la actualización del modelo económico cubano. 

Orlando Hernández, presidente de la Cámara de Comercio de la República de Cuba, comentó a la prensa que este encuentro sienta las bases para lograr que el empresariado norteamericano incida en el levantamiento del cerco unilateral, a la vez que se propicie un comercio más abierto con todos los actores de la sociedad cubana.

Argumentó que la delegación visitante conoció de primera mano de la gestión de las empresas estatales, cooperativas agropecuarias y los cuentapropistas.

Ninguno de los empresarios cubanos, por leyes del bloqueo impuesto por Washington, pueden hacer negocios directamente con sus pares norteamericanos, acotó, al tiempo que agregó que esa política impide la venta de productos nacionales en EE.UU.

Argumentó que el cerco unilateral prohíbe a los norteamericanos viajar a Cuba como turistas, solo autorizados bajo las 12 categorías de licencias generales, contemplada en el último paquete de regulaciones dadas a conocer recientemente por la administración Obama. 

Mike Fernández, principal directivo de MBF Healthcare Partners, compañía dedicada a los seguros médicos, destacó el liderazgo de Cuba en América Latina y el Caribe, y ponderó el talento, las habilidades y los conocimientos de los cubanos.

Dijo que hay muchas oportunidades para el inversor foráneo, partiendo de que la Isla es una potencia en materia educacional, médica, las ciencias e ingenierías.

Entrevistado por la ACN hace algunos meses, Fernández se declaró a favor de que el Congreso de EE.UU. levante el bloqueo a Cuba, sobre el cual dijo que “no ayuda al comercio y las relaciones”.

Por su parte, Miriam Portuondo, empresaria de la salud cubana, le concedió gran importancia al encuentro entre hombres de negocios de los dos países para el intercambio de información y experiencias de Cuba en la exportación de los servicios médicos.

Hoy la Mayor de las Antillas cuenta con 17 programas de salud y en sus principales centros de investigación se desarrollan productos como el Heberprot-P para la atención de la úlcera del pie diabético, “experiencias que pudiéramos intercambiar con empresas norteamericanas”, señaló.

Abelardo Álvarez Silva, presidente de la cooperativa de crédito y servicios Antero Regalado, de Artemisa, visitada recientemente por el secretario de Agricultura estadounidense, Thomas Vilsack, dijo que vino a explicarles a los empresarios norteamericanos de la situación de las cooperativas cubanas, así como también el acceso a diferentes insumos de ese mercado.

Tenemos suelos fértiles y experiencia acumulada en nuestros campesinos, pero aún quedan potencialidades que se pudieran alcanzar si EE.UU. nos permitiera adquirir tecnologías y maquinarias en un mercado tan cercano como el de ese país, y que está limitado por las leyes del bloqueo, abundó.

Hasta la fecha, más de 20 empresas cubanas han identificado intereses comerciales de importación en el mercado norteamericano y se han pactado acuerdos de negocios en el sector de las telecomunicaciones, correo postal, y otros asociados a la actividad hotelera, comercio de equipos y componentes. (Tomado de ACN)

La realidad cubana modera los sueños de las empresas



La cadena Starwood Hotels & Resorts Worldwide firmó un acuerdo multimillonario para administrar dos hoteles de lujo en La Habana y gestionar un tercero. PHOTO: REUTERS

Por DUDLEY ALTHAUSlunes, 21 de marzo de 2016 19:55 EDT, WSJ

La visita del presidente Barack Obama a Cuba ha servido para reforzar las esperanzas de que una ola de inversiones y turistas cruce el estrecho de Florida e impulse la prosperidad y la libertad de los habitantes de la isla comunista.

No obstante, empresarios y consultores que llevan años tratando de lograr las mismas metas dicen que esos planes podrían derrumbarse cuando choquen con la dura realidad del país, a pesar de la precavida búsqueda de financiación externa por parte del gobierno cubano.

Un obstáculo es el ADN revolucionario de los líderes comunistas del país, quienes albergan sospechas y algunas veces son abiertamente hostiles a las empresas con fines de lucro. De igual importancia es el embargo comercial estadounidense, que a pesar de la relajación de Washington durante los últimos 15 meses, sigue ejerciendo límites estrictos sobre el comercio y la inversión estadounidense en la isla.

Muchos de los empresarios estadounidenses que le han dado un vistazo a Cuba en medio de los primeros pasos hacia la normalización de las relaciones planean seguir en compás de espera, por el momento, según un sondeo entre 437 ejecutivos realizado recientemente por el Consejo Económico Comercial EE.UU.-Cuba, que aboga por un fin del embargo.

“No es solamente la burocracia. Es la visión del gobierno cubano de su sistema económico, social y político”, dice John Kavulich, presidente del grupo con sede en Nueva York. “Los cubanos no están muy entusiasmados”.

ENLARGE


El gobierno de la isla espera captar cerca de US$2.000 millones al año en inversión extranjera en los próximos años. En la actualidad están buscando ofertas para casi 250 proyectos por un valor de US$9.000 millones, desde la construcción de hoteles y puertos deportivos hasta campos de golf y plantas biotecnológicas y farmacéuticas.

Starwood Hotels & Resorts Worldwide Inc.anunció el sábado que había conseguido un acuerdo multimillonario para administrar dos hoteles de lujo en La Habana y que había firmado una carta de intención para asumir la gestión de un tercero.

Starwood, cuyas marcas incluyen las cadenas Westin, W y Sheraton, es la primera compañía hotelera de EE.UU. en ingresar al mercado cubano desde la revolución de 1959. El acuerdo encaja con el deseo expresado por el gobierno cubano de mejorar drásticamente la oferta turística de la isla.

Hasta ahora, no obstante, y a pesar de los empresarios que han aterrizado en La Habana, apenas unos 35 proyectos de un total de 200 han sido aprobados desde que el país adoptó una nueva ley de inversión en 2014, dicen funcionarios cubanos.

“El objetivo no es vender el país, no se trata de hacer cualquier proyecto que interese a cualquier inversionista extranjero”, recalcó al diario Granma Deborah Rivas, directora general de Inversión Extranjera del Ministerio del Comercio Exterior. “No estamos haciendo un proceso de privatización acelerada de la economía cubana”, agregó.

Esa reticencia choca con quienes han aterrizado en La Habana en busca de acuerdos, diceMark Entwistle, quien en los años 90 fue embajador de Canadá en la isla.

Hoy quedan muy pocas de las empresas canadienses que invirtieron en la isla en la década de 1990, según Entwistle, cuya empresa Acasta Capital, con sede en Toronto, asesora a inversionistas que quieren entrar a Cuba. Las empresas conjuntas con compañías cubanas fueron cerradas por falta de financiación o ganancias.

Algunos extranjeros bien conectados y con una extensa experiencia en la isla han sido encarcelados y condenados bajo cargos que aseguran fueron fabricados. Entre los incidentes más notables figura el arresto en 2011 por presunta corrupción de Cy Tokmakjian, varios ejecutivos canadienses y una decena de socios cubanos.

Tokmakjian, de 75 años, había hecho negocios en la isla durante más de dos décadas, suministrando al gobierno equipos de transporte, minería y construcción y forjando empresas conjuntas con compañías controladas por varios ministerios.

El empresario fue encarcelado bajo acusaciones de sobornar a algunos empleados de aquellas compañías con vacaciones, cenas en restaurantes, televisores y bonificaciones que funcionarios cubanos dicen que fueron sobornos. A pesar de proclamar su inocencia, Tokmakjian fue sentenciado en 2014 a 15 años de prisión y los otros acusados también recibieron sentencias severas.

Tokmakjian y dos ejecutivos canadienses fueron dejados en libertad y deportados el año pasado. De regreso en el negocio familiar en Canadá, el empresario trata de que le devuelvan decenas de millones de dólares en propiedad confiscada.

“Las leyes en la isla cambian a diario, y no hay una definición clara de lo que es legal y legítimo”, asevera. “Quiero que los futuros inversionistas sepan que Cuba es un negocio riesgoso”.

Voceros del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba en La Habana y de la embajada del país en Washington no respondieron a solicitudes de comentarios.

En declaraciones a la prensa la semana pasada, Bruno Rodríguez, el ministro de Relaciones Exteriores, dijo que la actitud y las políticas del gobierno hacia los inversionistas extranjeros están cambiando de forma radical. “Cuba es un país en permanente cambio, en permanente transformación”, manifestó. “¿Hacia dónde cambia? Hacia una economía más competitiva, más productiva”.

La mayoría de los acuerdos, especialmente en el sector de turismo, que serían rentables para las entidades controladas por el Estado siguen siendo prohibidos por el embargo estadounidense. El Ejército de Cuba, en particular, controla las cadenas de hoteles, las agencias de alquiler de autos y otros segmentos de la industria del turismo.

De todas formas, hay empresarios que ven a Cuba como una buena oportunidad de negocios. Un par de septuagenarios planea hacer historia al convertirse en los primeros emprendedores estadounidenses en establecer una planta manufacturera en Cuba en más de medio siglo.

Saul Berenthal, de 71 años y quien huyó de la isla en la adolescencia durante la revolución de Fidel Castro, y Horace Clemmons, un infante de marina retirado de 72 años, recibieron en febrero luz verde de EE.UU. para ensamblar 1.000 tractores al año en una planta ubicada en las afueras de La Habana. Las máquinas serán vendidas a agricultores privados en Cuba. Los empresarios aguardan la aprobación final de Cuba.

“Somos el mejor ejemplo de estadounidenses y cubanos trabajando juntos”, dice Berenthal, de Cleber LLC, la firma del dúo.

—José de Córdoba contribuyó con este artículo

Comentario HHC: En cualquier país meten preso al ladron y al corrupto ¿ Por qué en Cuba debe ser diferente?

Cuba y EEUU firman memorando de entendimiento para cooperación en agricultura (+ Videos)

Por: María del Carmen Ramón


Gustavo Rodríguez Rollero (D), Ministro de Agricultura de la República de Cuba y Thomas Vilsack (I), secretario del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, suscriben memorando de entendimiento entre ambas entidades para la cooperación en la agricultura y otras esferas afines. Foto: ACN.
Gustavo Rodríguez Rollero (D), Ministro de Agricultura de la República de Cuba y Thomas Vilsack (I), secretario del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, suscriben memorando de entendimiento entre ambas entidades para la cooperación en la agricultura y otras esferas afines. Foto: ACN.
El Ministerio de la Agricultura de Cuba y el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos acaban de firmar un Memorando de entendimiento para la cooperación en la agricultura y otras esferas afines, que toma como punto de partida lasconversaciones sostenidas con el secretario de Agricultura Thomas Vilsack el 12 de noviembre del pasado año.
Por la parte cubana firmó el documento Gustavo Rodríguez Rollero, Ministro de Agricultura de Cuba, mientras que por la estadounidense estuvo Vilsack. Se trata de un documento cuyos beneficiarios finales son los productores cubanos y estadounidenses, así como los consumidores de ambos países.
“La agricultura tiene un lenguaje común que nos permite facilitar las relaciones entre los dos países, por lo que este memorando permitirá que ambos países continúen esa relación”, aseguró Vilsack.
Por su parte, Rodríguez Rollero valoró como positivas las medidas tomadas por Estados Unidos, pero manifestó que no tendrán un impacto significativo en el sector, mientras se mantenga el Bloqueo contra Cuba.
“Durante la pasada visita el secretario Vilsack pudo ver el esfuerzo que hacen nuestros campesinos, cooperativistas, hombres y mujeres de nuestros campos, a pesar de las limitaciones impuestas por el Bloqueo, como consecuencia de la falta de acceso a insumos y las tecnologias más modernas”, añadió.
Vilsack coincidió con el ministro en que “el embargo (Bloqueo) crea una barrera que impide la plena colaboración”, pero aseguró que la visita del presidente Obama demostraba sus creencias de que debía terminar esta política cuanto antes.
“La colaboración en la agricultura será con el tiempo la presión política suficiente para poner fin al embargo (Bloqueo)”.  Hasta que el Congreso tome ese paso tan importante,  debemos seguir buscando oportunidades de colaboración”.
Apoyar la cooperación para impulsar los avances en el  comercio agrícola, la productividad en la agricultura, la seguridad alimentaria, el manejo sostenible de los recursos naturales; así como facilitar la cooperación en asuntos relacionados con la agricultura y los alimentos, son algunos de los objetivos de este memorando, uno de los tantos pasos que van demostrando la necesidad de poner fin al Bloqueo contra Cuba.
Thomas Vilsack, Secretario de Agricultura de los Estados Unidos: "La colaboración en la agricultura será co el tiempo la presión politica suficiente para poner fin al embargo". Foto: Rodolfo Blanco/ ACN
Thomas Vilsack, Secretario de Agricultura de los Estados Unidos: “La colaboración en la agricultura será co el tiempo la presión politica suficiente para poner fin al embargo”. Foto: Rodolfo Blanco/ ACN
El Ministerio de la Agricultura de la República de Cuba y el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos de América acaban de firmar un Memorándum de entendimiento para la cooperación en la Agricultura y otras esferas afines. Foto: Rodolfo Blanco/ ACN.
El Ministerio de la Agricultura de la República de Cuba y el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos de América acaban de firmar un Memorándum de entendimiento para la cooperación en la Agricultura y otras esferas afines. Foto: Rodolfo Blanco/ ACN.

Vea en video, declaraciones durante la firma del memorando



Doctor Fidel Castro Díaz-Balart expone en EE.UU. avances de la ciencia cubana

Durante su intervención, el destacado científico cubano expuso los antecedentes de la física y los físicos en Cuba, los avances en el desarrollo de la física nuclear y la biotecnología; así como los retos y oportunidades que representa para el país la nanotecnología

Juventud Rebelde 
21 de Marzo del 2016 12:00:43 CDT

El Doctor en Ciencias Fidel Castro Díaz-Balart realizó una conferencia invitada sobre el desarrollo de la física nuclear y la nano-física en Cuba, durante la sesión del Foro Internacional de Físicos, celebrado este 18 de marzo en EE.UU., en el marco de la reunión anual de la Sociedad Estadounidense de Física (APS, por sus siglas en inglés).

Durante su intervención, el destacado científico cubano expuso los antecedentes de la física y los físicos en Cuba, los avances en el desarrollo de la física nuclear y la biotecnología; así como los retos y oportunidades que representa para el país la nanotecnología. Como miembro del panel en el que expuso el DSc. Castro Díaz-Balart se encontraba, además, el Dr. David Gross, premio nobel de Física en el año 2004.

Una vez concluida la sesión, se efectuó una conferencia de prensa en la que participó también la Dra. Frances Colon, Vice-asesora científica del Departamento de Estado, y la Dra. María Spiropulu, quien presidió dicha sesión.

Fue una conferencia de prensa con medios acreditados y otros medios en línea. El DSc. Castro Díaz-Balart, también Vicepresidente de la Academia de Ciencias de Cuba, comentó sobre las potencialidades de la ciencia en Cuba, su desarrollo a pesar de los limitados recursos con que cuenta el país —en parte, por el impacto del bloqueo impuesto por Estados Unidos a la isla hace más de 50 años—; así como sobre las potencialidades existentes para un mayor intercambio y colaboración entre instituciones científicas de Estados Unidos y Cuba.

La reunión anual de la Sociedad Estadounidense de Física tuvo lugar entre el 14 al 18 de marzo, en el Centro de Convenciones de la ciudad de Baltimore, en el estado de Maryland. El evento, considerado el mayor y más prestigioso encuentro internacional de especialistas en Física, contó con la presentación de más de 8 000 ponencias.

La APS, fundada en 1899, es la segunda mayor organización de físicos del mundo, después de la Deutsche Physikalische Gesellschaft, y cuenta con más de 48 000 miembros asociados.