Fidel


"Peor que los peligros del error son los peligros del silencio." Fidel Castro Ruz

miércoles, 10 de febrero de 2016

Consejo Empresarial Estados Unidos-Cuba elige a Carlos Gutiérrez como Presidente. Malmierca a EE.UU

WASHINGTON, DC- El Consejo de Administración del Consejo de Negocios Estados Unidos-Cuba (USCBC), una filial de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, anunció hoy la elección del ex secretario de Comercio Carlos Gutiérrez, co-presidente de Albright Stonebridge Group, como primera silla del Consejo. Además, el Directorio del Consejo eligió a Frank del Río, CEO de Norwegian Cruise Lines; Mike Fernández, presidente y CEO de MBF Healthcare Partners; Candace Matthews, presidente de las Américas en el Amway; y Tom Nides, vicepresidente de Morgan Stanley, como vicepresidentes. 

"Esta es una oportunidad histórica para presionar por una nueva relación bilateral, y la elección de la Junta de Secretario Gutiérrez como presidente señala su disposición a toda la fuerza del sector privado a las tareas por delante", dijo el presidente de USCBC Jodi Hanson Bond. 

Como Presidente, Gutiérrez dirigirá el Consejo en su trabajo para instar a la reforma económica ambiciosa en Cuba y construir una relación comercial más fuerte y estratégica entre Cuba y los Estados Unidos. El 16 de febrero, Gutiérrez y el Consejo dará la bienvenida a Rodrigo Malmierca, ministro de Comercio Exterior y la Inversión de Cuba, a Washington para una visita con los líderes del sector público y privado de los Estados Unidos. A lo largo de 2016, el Consejo seguirá al frente de las delegaciones a Cuba con el fin de ayudar a las empresas interesadas en hacer negocios en Cuba de Estados Unidos, fomentando al mismo tiempo los dos gobiernos para ampliar aún más las áreas en las que los usuarios pueden operar actualmente. 

"La próxima visita del Ministro Malmierca, junto con los cambios en la regulación de Estados Unidos anunciaron hace unas semanas, crear oportunidades sin precedentes para los Estados Unidos y Cuba, particularmente en materia de viajes y el crecimiento de la pequeña empresa", dijo Gutiérrez. "A través de la mejora de nuestras relaciones y asociaciones, continuaremos nuestro trabajo para asegurar que nuestros miembros son capaces de participar de manera efectiva en el mercado cubano, fomentando al mismo tiempo fuertes lazos bilaterales entre nuestros dos gobiernos". 

Gutiérrez es actualmente el co-presidente de Albright Stonebridge Group, una firma de estrategia global.Se desempeñó como Secretario de Comercio de Estados Unidos bajo el presidente George W. Bush 2005 a 2009, y como presidente y CEO de Kellogg Company antes de eso. 

El USCBC trabaja con el Congreso de Estados Unidos, respectivos sectores públicos y privados, y otros actores clave para eliminar las barreras al comercio y la creación de empleo, el crecimiento y la prosperidad en ambos países. Además, el Consejo insta al gobierno cubano a continuar haciendo cambios en las políticas para disminuir el control o la propiedad de las empresas cubanas gobierno.

La Cámara de Comercio de Estados Unidos es la mayor federación del mundo de los negocios que representa los intereses de más de 3 millones de empresas de todos los tamaños, sectores y regiones, así como las cámaras estatales y locales y asociaciones de la industria. Su división de Asuntos Internacionales incluye más de 70 expertos de la región y de política y 25 país- y los consejos y las iniciativas de negocio específicos de la región. La Cámara de Estados Unidos también trabaja en estrecha colaboración con 117 Cámaras de Comercio Americanas en el extranjero.

Cebollas en el semidesierto cubano

Marciano Cala Matos es un usufructuario que con sus resultados reafirma la máxima martiana de que la tierra sirve si el hombre sirve

Autor: Jorge Luis Merencio Cautín | merencio@granma.cu


Exitosa ha sido la primera incursión de Marciano en el cultivo de la cebolla. Foto: del autor

SAN ANTONIO DEL SUR, Guantánamo.— Cosechar hermosas cebollas blancas en pleno semidesierto cubano es privilegio en estos días de Marciano Cala Matos, usufructuario que con sus resultados reafirma la máxima martiana de que la tierra sirve si el hombre sirve.

A este jubilado de la entonces empresa municipal de Aco­pio, hace unos años se le entregó el área mediante el Decreto-Ley 300 en la agreste zona de Los Ciguatos, a unos dos kilómetros al oeste de la cabecera del municipio, con la encomienda de desarrollar la actividad forestal y en lo posible la producción de cultivos varios y la crianza de carneros.

“La rehabilitación de la finca, antes perteneciente a la ganadería, exigió templar bien hachas y machetes para poder eliminar el aroma y otra planta no menos espinosa (conocida aquí como rosa de potrero), presentes en todo el espacio”, cuenta Marciano, quien agradece el apoyo de la familia y amigos en la ardua tarea de desmonte.

Pero hacer una finca en esos predios, donde la lluvia se ausenta casi todo el año, también requería garantizar el agua para el riego de las plantaciones y el consumo familiar.

Entonces la solución fue acudir al pico y la pala, entre otros implementos rústicos, y emprender la excavación de un pozo. “Nos empeñamos en buscar el agua, donde estuviera, y con esa decisión picamos y seguimos picando hasta que la encontramos a 12 metros de profundidad, no sin antes vencer la resistencia de las piedras, que aparecían en cada picada”, relata el campesino.

Asegurada el agua, el nuevo problema era almacenarla. Para lograr ese objetivo Marciano construyó un tanque a base de bloques de hormigón, con capacidad para 29 metros cúbicos.

Desde la existencia de ambas obras nunca más el preciado líquido ha sido un problema en La Cúrbana, nombre que el labriego puso a la finca por la identificación en ella de 14 ejemplares de esa planta medicinal.

Conocida también como canela blanca, esta especie, en peligro de extinción en la zona, se usa como condimento, como tónico y macerada en alcohol en fricciones contra el reumatismo, explica Mireya Noa Moreira, esposa del campesino, y según él, su mano derecha en la finca, a la cual el Grupo Na­cional de Agricultura Urbana y Suburbana le concedió en el 2013 la condición de Referencia Nacional.

Además de en la cocina, Mireya es decisiva en la atención a los animales (carneros, pavos, gallinas y cerdos en menor nú­mero), aunque también chapea y siembra hortalizas y árboles maderables y frutales, encomia nuestro entrevistado, quien agrega que solo durante el pasado año el desempeño de su esposa permitió vender al Estado 40 carneros.

De las 13,4 hectáreas de área total de La Cúrbana, 12,6 están dedicadas a la actividad forestal, con énfasis en la siembra de especies autóctonas como el guayacán y el gavilán. La otra prioridad la tiene el fomento de los frutales (guayaba, guanábana, anón, aguacate, coco y ciruela).

El resto de la posesión (0,8 hectárea) se consagra a los cultivos varios, esencialmente a la producción de hortalizas, con preferencia para la lechuga, habichuela, pepino, remolacha y ahora la cebolla, cultivada por primera vez y vendida directamente a la población en las ferias sabatinas del municipio, a un valor de cinco pesos el mazo de dos libras.

Interrogado sobre su experiencia agrícola antes de concedérsele el área, Marciano asegura que prácticamente ninguna, a no ser la adquirida cuando muchacho en Puriales de Caujerí junto a su padre Marcelino Cala Ramírez, delegado por esa zona al Congreso Campesino en Armas, celebrado en Soledad de Ma­yarí Arriba, el 21 de septiembre de 1958.

Los conocimientos del campo los he logrado sobre la marcha, trabajando duro, siguiendo las experiencias de otros campesinos y prestándole el mayor interés a los consejos de los especialistas agrónomos, concluye este integrante de la unidad básica de producción cooperativa 28 de Enero.

Universidades de La Habana y Berlín se unen a favor de la innovación

En el encuentro fue lanzada la convocatoria a la segunda ronda de proyectos.

La misión de InCuba.UHHU es identificar las ideas viables con potencial comercial en la Universidad de La Habana.
La misión de InCuba.UHHU es identificar las ideas viables con potencial comercial en la Universidad de La Habana. Foto: Archivo/ IPS
La Habana, 10 feb.- Ideas innovadoras e investigaciones de estudiantes y profesores pueden encontrar una puerta a su realización en forma de negocio mediante el proyecto InCuba.UHHU, que desarrollan las universidades de La Habana (UH) y Humboldt, de Berlín.
La iniciativa, lanzada oficialmente en diciembre pasado, tiene como objetivo fomentar la innovación y la creación en aras de desarrollar nuevos negocios y fortalecer vínculos entre las empresas alemanas, como mentoras, y los potenciales socios, inversores y empresarios cubanos.
La misión de InCuba.UHHU es identificar las ideas viables con potencial comercial en la UH, capacitar equipos con talento para transformar sus ideas en productos viables y fomentar una comunidad que permita acelerar el impacto de la innovación en la más importante universidad cubana.
incuba 2
“Se trata de un experimento, pues este tipo de iniciativas, llamadas incubadoras, son una tendencia mundial que el país debe comenzar a ajustar a sus prácticas”, explicó a la prensa Vilma Hidalgo, vicerrectora de la UH durante el primer Pitching Day, donde se presentaron las propuestas de la primera ronda del proyecto.
“Como experimento, tiene el valor de crear y fomentar una mentalidad innovadora en toda la comunidad científica universitaria y servir de interfaz entre ese conocimiento y el sector productivo cubano, cuya ventaja competitiva fundamental es justamente el conocimiento”, dijo, en la cita celebrada el pasado 5 de febrero, en la Casa Balear.
Se trata de que ese conocimiento se aplique en la práctica y se convierta un innovación, en el sentido de productos, servicios o procesos de mayor valor agregado, consideró.
Por su parte, el mentor alemán Jan Ehlers destacó cómo desde 2007 hasta 2015, este tipo de experiencia de incubadora ha crecido en el mundo un 400 por ciento.
InCuba provee soportes técnicos como conexión wifi a Internet de forma permanente, un ambiente donde se promueve la creatividad y áreas de trabajo confortables, donde se realizan talleres de retroalimentación entre los equipos y se recibe asesoría por parte de mentores extranjeros.
Entre las propuestas presentadas por estudiantes, profesores y equipos mixtos, con potencial para convertirse en servicios o productos que generen ingresos, se encuentran una consultoría especializada en desarrollo de productos de innovación, un material para la restauración ósea, la consultoría UH Solar Solutions para ofrecer soluciones para aplicaciones fotovoltaicas y la creación y montaje de sistemas fotovoltaicos.
Una de las ideas que despertó mayor interés fue InDrone, que se propone brindar servicios de inspección aérea de extensas zonas a partir de la utilización de drones y sistemas de análisis de imágenes.
De acuerdo con David Darias, uno de los integrantes del equipo, ya disponen de un equipo adquirido a partir de la colaboración con los mentores alemanes, lo que podría beneficiar a sectores como la agricultura, la salud pública y la vivienda, al permitir analizar con menos personal el estado de las cubiertas de las edificaciones, entre otros perfiles.
La idea de crear una aplicación portátil y un servicio para indicar cómo llegar de un punto a otro de la ciudad utilizando rutas urbanas y proveer localización de servicios públicos, es la propuesta Metro, de un dúo de estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Computación.
Otros equipos presentaron Micro cluster, para la construcción de un dispositivo de cómputo portable, eficiente y poco costoso; un software para el diagnóstico en imagen del cáncer y un servicio de diseño y fabricación de prototipos, piezas únicas y series pequeñas.
En todos los casos, los participantes compartieron inquietudes, preguntas y recomendaciones, dirigidas principalmente a afinar el tiro en lo que persigue cada equipo, con vistas a convertir sus ideas en productos y servicios de éxito.
En declaraciones a la Redacción IPS Cuba, Ehlers indicó que hace unos 15 años se retomaron los vínculos entre las universidades y desde hace un año existen escuelas de verano para la Facultad de Economía, entre otros proyectos de innovación y transferencia de tecnología.
“Con la incubadora queremos llevar ideas innovadoras a proyectos de negocios. Pienso que existen muy buenas ideas y proyectos con verdadero potencial, pero se trata de desarrollarlos, con poco presupuesto, sobre la base de discusiones y trabajo en red. Es ideal para el caso de Cuba, donde aún no hay muchos inversionistas locales y extranjeros”, consideró el mentor alemán.
“Lo que más me gusta del proyecto”, dijo, “es que no se trata de un alemán que viene a Cuba a decir qué hacer, sino que se enseña el método para que los proyectos sean creados por personas de aquí, para el mercado y la economía cubana”.
En el Pitching Day se presentó la convocatoria a la segunda ronda, que establece que los equipos multidisciplinarios interesados deberán presentar sus proyectos en una cuartilla junto a otra con los datos de sus integrantes, al comité de selección: incuba@rect.uh.cu, antes del viernes 4 de marzo de 2016. (2016)