Fidel


"Peor que los peligros del error son los peligros del silencio." Fidel Castro Ruz

sábado, 30 de diciembre de 2017

ETECSA asegura que habrá servicio de internet para móviles en 2018 (+Video)

29 diciembre 2017 


La Empresa de Comunicaciones de Cuba (Etecsa) comercializará en 2018 el servicio de Internet a través de los móviles, aseguró Mayra Arevich, presidenta de la entidad, al referirse a los retos para el año venidero.

En conversación con el portal Cubahoy en la red social Youtube, Arevich dijo que el acceso a Internet a través de los celulares se suma a lo hecho este año con el servicio Nauta Hogar, que impactó favorablemente en la vida de los cubanos.

El 9 de septiembre se inició la comercialización de Nauta Hogar y ya sobrepasan los 11 mil accesos por esta vía y comienza a ser un servicio muy demandado, amplió.

Arevich señaló igualmente como un desafío para 2018 la ampliación del acceso a Internet del sector educacional en todos sus niveles y la implementación de la pasarela de cobros y pagos de conjunto con el Banco Nacional de Cuba.

La llamada banca móvil permitirá a los clientes realizar el pago a través del móvil de servicios de agua, electricidad, teléfono, e incorporar otros que la población vaya demandando, mediante el uso de la tarjeta de banco, puntualizó la funcionaria.

Tenemos un alto compromiso con la misión que la Revolución nos ha dado en las telecomunicaciones, para contribuir al desarrollo del país y al bienestar de la población, dijo al referirse a los proyectos de Etecsa.

Subrayó que el sector de las telecomunicaciones avanza muy rápido en Cuba y con un alto compromiso de sus trabajadores con el pueblo.

Etecsa continuó la expansión de sus servicios en el año que concluye, insertándose de forma más integral y dinámica en el proceso de informatización de la sociedad, a partir de los pasos para la implementación de la política aprobada en febrero de 2017.

Ratificó Arevich que la empresa es un eje fundamental de desarrollo del proceso de informatización en Cuba, al trabajar con armonía entre los servicios que se deben dar a los organismos y a la población, con el objetivo de contribuir al bienestar y desarrollo individual.

Se viene trabajando intensamente desde el 2015 en un grupo de proyectos que forman parte de la vida de los cubanos, ejemplificó, y añadió que solo en el presente año se han activado 600 mil líneas móviles, para un total de 4,5 millones en el país.

De acuerdo con la funcionaria, el objetivo es superar el 50 por ciento de la densidad telefónica en Cuba, con la ampliación del servicio móvil.

Explicó que existen ya más de 500 puntos de navegación pública wifi en todos los municipios para el acceso a Internet.

Otros servicios en los que laboró la empresa están relacionados con importantes redes de instituciones nacionales que marcaron también una pauta, porque implicó que esas entidades revirtieran las inversiones en bienestar para la población.

Argumentó que se conectaron todas las universidades a la fibra óptica y se les aumentó el ancho de banda, concluyó la conexión a los hospitales más importantes del país con sus facultades de medicina y se extendió el servicio a más de 200 policlínicos y 190 farmacias, 50 de ellas en la capital, para poder desplegar un programa más eficiente de localización de los medicamentos.

Arevich resaltó también el proceso de digitalización que impulsa en Ministerio de Justicia y que tendrá el próximo año un importante rol en acercar los servicios públicos que este ofrece a las necesidades de trámites de la población.

(Información de ACN)
Vea el video de la entrevista con la Presidenta de ETECSA

Viñales, uno de los 25 destinos turísticos elegidos por expertos mundiales de la industria de viajes

Por: Redacción de Cubadebate


El Valle de Viñales es conocido como el jardín de Cuba. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

La publicaciòn británica Business Insider consultó a los más importantes expertos mundiales de la industria de viajes sobre los lugares que recomendarían visitar en el 2018 y acaba de dar a conocer la lista de los 25 sitios elegidos. Entre ellos está el municipio pinareño de Viñales, en el occidente de Cuba.

Según Tom McDermott, Editor del periódico y tienda digital Huckberry, las coloridas calles y el ambiente campestre de Viñales, Cuba, es un destino que debiera tomarse tiempo para visitarlo en el 2018.

“El campo que lo rodea es increíblemente hermoso, y el pueblo está lleno de música en vivo y bailes hasta tarde en la noche”, dice el experto.

“Visitar Casa Dovales para probar una de las mejores comidas caseras de los alrededores, caminar hacia el Mural de la Prehistoria para encontrarse casas pintadas de vivos colores ubicadas en las estribaciones de la montaña o invertir tiempo en jugar cartas en un café local y admirar los carros clásicos que cruzan la calle”, son algunas de las recomendaciones que hace McDermott en Business Insider.

La lista de los 25 lugares que los expertos recomiendan como los mejores a visitar en 2018 también incluyen sitios de Buthán, Japón, Estados Unidos, Portugal, Bosnia y Herzegovina, Malta, las islas del Caribe, Indonesia, Islandia, Suecia, Chile, Portugal, Túnez, Holanda y otros países.

(Con informaciòn de Business Insider UK)


El Valle de Viñales es conocido como el jardín de Cuba. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.


El Valle de Viñales es conocido como el jardín de Cuba. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

El Valle de Viñales es conocido como el jardín de Cuba. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.


El Valle de Viñales es conocido como el jardín de Cuba. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.


Valle de Viñales, Pinar del Río. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.


El Valle de Viñales es conocido como el jardín de Cuba. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.


Cueva del Indio en Viñales, Pinar del Rio. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.


El Valle de Viñales es conocido como el jardín de Cuba. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.


El Valle de Viñales es conocido como el jardín de Cuba. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Estados Unidos aún no está perdido

El país no va a caer tan fácilmente en el autoritarismo, pero se ha de reflejar en las urnas


Manifestación contra Donald Trump en EE UU GETTY


Muchos empezamos 2017 esperándonos lo peor. Y en muchos aspectos, lo hemos tenido. Donald Trump ha sido todo lo horrible que cabía esperar; día tras día, sigue demostrando que está completamente incapacitado para ejercer el cargo, tanto desde el punto de vista moral como desde el intelectual. Y el Partido Republicano, incluso los supuestos "moderados", ha resultado ser, en todo caso, peor aún de lo que cabía esperar. Sin duda, en este momento está compuesto por entero de perros fieles, dispuestos a vender cualquier principio –y cualquier ápice de dignidad– con tal de que sus donantes consigan grandes rebajas de impuestos. Por otra parte, los medios de comunicación conservadores han dejado hasta de fingir que hacen verdadero periodismo.

Pero acabo este año con un sentimiento de esperanza, porque decenas de millones de estadounidenses se han mostrado a la altura de la ocasión. Estados Unidos aún podría convertirse en otra Turquía u otra Hungría, un Estado que conserva las formas de la democracia pero convertido en la práctica en régimen autoritario; sin embargo, si eso ocurre no será con la rapidez o la facilidad que muchos nos temíamos.

A principios de año, el analista David Frum advertía de que la caída hacia el autoritarismo sería imparable "si los ciudadanos se encierran en su vida privada, si los críticos se callan, si el cinismo se vuelve endémico". Pero por el momento, eso no ha ocurrido.

Lo que hemos visto, por el contrario, es la aparición de una resistencia muy enérgica. Esa resistencia se hizo visible literalmente al día siguiente de la toma de posesión de Trump, con las enormes marchas de mujeres que tuvieron lugar el 21 de enero y que eclipsaron las escasas multitudes que acudieron a la ceremonia. Si la democracia estadounidense sobrevive a este terrible episodio, yo voto por que convirtamos los gorritos rosas en símbolo de nuestra liberación frente al mal.

La resistencia continuó con las muchedumbres congregadas en los ayuntamientos para oponerse a los legisladores republicanos que intentaban revocar la Ley de Atención Sanitaria Asequible. Y en caso de que alguien se pregunte si las ruidosas multitudes contra Trump y los sondeos enormemente contrarios a él se traducirían en acción política, toda una serie de elecciones especiales –que culminaron con una gigantesca oleada demócrata en Virginia y una inesperada victoria en Alabama– han eliminado esas dudas.

Seamos claros: Estados Unidos sigue estando, como todos sabemos, en peligro mortal. Los republicanos siguen controlando todas las palancas del poder federal, y nunca en el transcurso de la historia de nuestro país hemos estado gobernados por personas menos dignas de fiar.

Esto obviamente hace referencia al propio Trump, que es claramente un aspirante a dictador, sin respeto alguno por las normas democráticas. Pero también a los republicanos del Congreso, que han demostrado una y otra vez que no van a hacer nada por limitar las acciones del presidente. Lo han respaldado pese a utilizar su cargo para enriquecerse él y para enriquecer a sus compinches; a pesar de que fomenta el odio racial, y a pesar de que ha puesto en marcha una purga a cámara lenta del Departamento de Justicia y del FBI.

De hecho, a lo largo de los últimos meses, hemos observado una extraña dinámica: cuanto peor parecen irle las cosas a Trump, más se atan a él los republicanos. Habría sido de esperar que las recientes derrotas electorales diesen a los moderados del Partido Republicano un poco más de agallas. En cambio, senadores como John McCain y Susan Collins, que se ganaron grandes elogios por oponerse a la revocación de Obamacare el pasado verano, han aceptado sumisos una ley tributaria monstruosamente horrible.

Y las pruebas cada vez más numerosas de que los organizadores de la campaña electoral de Trump actuaron en connivencia con Rusia no parecen haber inducido a ningún republicano destacado que no estuviese ya contra Trump a tomar postura.

De modo que no podemos contar con que la conciencia de los republicanos nos proteja. En concreto, debemos ser realistas respecto a los probables resultados de la investigación que Robert Mueller está llevando a cabo. La mejor apuesta es que, encuentre lo que encuentre Mueller, por muy condenatorio que sea, y haga lo que haga Trump –aunque suponga una descarada obstrucción a la justicia–, las mayorías republicanas en el Congreso respaldarán a su presidente y seguirán alabándolo. En otras palabras, mientras los republicanos dominen el Congreso, los controles y equilibrios constitucionales serán de hecho letra muerta.

De modo que va a depender de los ciudadanos estadounidenses. Es posible que vuelvan a hacerse oír en las calles. Ciertamente tendrán que hacer que su fuerza se sienta en las urnas. Va a ser difícil, porque el juego está definitivamente amañado. Recuerden que Trump perdió la votación popular pero acabó de todas formas en la Casa Blanca, y las elecciones de mitad de mandato serán cualquier cosa menos justas. E incluso aunque el electorado se alce efectivamente en contra de las horribles personas que ocupan actualmente el poder, nos quedará un largo trecho hasta restaurar los valores estadounidenses básicos. Nuestra democracia necesita dos partidos decentes, y en este momento el Republicano parece irremediablemente corrupto.

En otras palabras, incluso en el mejor de los casos, hará falta un esfuerzo muy prolongado para volver a convertirnos en la nación que supuestamente deberíamos ser. Y sin embargo, como ya he dicho, me siento mucho más optimista que hace un año. Estados Unidos no está perdido aún.

Paul Krugman es premio Nobel de Economía.
© The New York Times Company, 2017.
Traducción de News Clips.

Varadero cierra 2017 con récord de un millón 700 mil visitantes extranjeros




Iberostar Bella Vista, en Varadero. Foto: Archivo.

El Ministerio del Turismo (MINTUR), dio a conocer hoy a través de una comunicación, que el balneario de Varadero recibió en los últimos doce meses la cifra récord de un millón 700 mil turistas.

El texto resaltó que por décimo año consecutivo la localidad acogió más de un millón de turistas foráneos, y mantiene el ritmo de crecimiento del turismo nacional, el cual se ubica entre los primeros segmentos emisores.

Canadá mantuvo su liderazgo como el principal mercado de vacacionistas, mientras Alemania consolida su presencia, y países como Rusia, España y Francia destacan con crecimientos en la llegada de clientes, señaló la fuente.

Varadero se consolida como destino turístico con un balance favorable en su gestión en el 2017 a pesar de los embates y las afectaciones del poderoso huracán Irma, totalmente recuperadas, destacó el Mintur.

“Con la apertura del Iberostar Bella Vista explotado por la Cadena Hotelera Gaviota, en asociación con Iberostar, la planta hotelera del Polo acumula 21 mil 388 habitaciones, más del 80 por ciento concentradas en instalaciones de alto estándar”, detalló.

La transparencia de las aguas, la blancura de la arena, así como la combinación de matices de azul y la pendiente submarina muy ligera hacen de la playa de Varadero el mayor atractivo, precisó la nota.

En este año -amplió la comunicación- se destacan además como razones de viajes a este sitio de descanso el intercambio con el pueblo, el patrimonio y la seguridad que perciben los clientes.

Continúan en la preferencia de los vacacionistas las excursiones desde el balneario hacia la capital cubana y la visita a las ciudades del centro del país, Santa Clara, Cienfuegos y Trinidad.

También las opcionales a la Ciénaga de Zapata, al sur de la provincia de Matanzas, un importante humedal y sitio idóneo para el ecoturismo, y a la cabecera homónima territorial, ciudad que en el 2018 celebrará su 325 aniversario.

Sobresale en el año que cierra, acotó el Mintur, la contribución de los trabajadores del sector no estatal, lo cual ha favorecido elevar los estándares de calidad que se ofertan a los veraneantes.

Importante los progresos en la infraestructura con destaques a las mejoras en viales y aceras, iluminación de las áreas comunes a la par de la imagen visual del destino, unido a acciones de recuperación de la duna y mayor confort en las instalaciones hoteleras.

El 31 de diciembre arribará al Aeropuerto Internacional Juan Gualberto Gómez de Varadero un vuelo inicial de la aerolínea Andes de Argentina, que abrirá una frecuencia semanal entre la nación suramericana y esa terminal aérea.

Este vuelo quedará inaugurado con un avión Boeing 737/800 y estará comercializado por varios turoperadores del mercado argentino que trabajan con los receptivos locales Havanatur, Cubanacán y Cubatur.

“El turismo, inmerso en la temporada alta 2017-2018, ratifica el compromiso de seguir avanzando en materia de eficiencia, calidad y sostenibilidad”, subrayó el Mintur.


(Con información de Prensa Latina)

Cuba por productos y servicios nanotecnológicos de muy alto valor agregado

El objetivo general consiste en contribuir con las potencialidades de la nanociencia y la nanotecnología al cumplimiento del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030

Mucho más que crecer


OnCuba


El crecimiento del PIB de un 1,6 por ciento en 2017 es sin dudas sorprendente y supera con ventaja el crecimiento del 1,1 por ciento del primer semestre de este mismo año. Teniendo en cuenta las difíciles condiciones en que se alcanzó, donde la combinación de restricciones financieras, impagos de deuda de corto plazo, evolución insatisfactoria de precios de algunos productos de exportación, el huracán Irma y las tensiones generadas de forma intencionada por el nuevo gobierno estadounidense, han tenido indiscutible impacto. Haber podido alcanzar un desempeño positivo es una muy buena noticia.

Salir de los números rojos en el crecimiento económico es positivo, comparado incluso con el crecimiento esperado en América Latina. Pero esa tasa de crecimiento sobre un decrecimiento del 0,9% en el año 2016 no nos permite elevar la tasa de crecimiento anual promedio del período por encima del 2%, muy lejos aun del crecimiento necesario.


Ese crecimiento se alcanza con déficit del 11 por ciento. Es lo planificado, pero no lo deseado, ni lo más saludable para una economía. Habría que decir que a las presiones que ejercen las restricciones financieras externas, debe sumársele esta otra, la del déficit interno que afecta los equilibrios monetarios y los precios, aun cuando al sistema bancario cubano compre bonos del Estado por la mitad del monto del déficit y con ello se alivie esa presión sobre el equilibrio monetario interno. Ese déficit es también de alguna manera la medida del esfuerzo de crecimiento en condiciones tan difíciles.

Los sectores que contribuyeron de forma decisiva a esa tasa de crecimiento fueron, turismo (4,4 %); transporte y comunicaciones (3,0 %); agricultura (3,0 %) y la construcción (2,8 %) fundamentalmente. Esos sectores tenían un peso ponderado en el PIB de 2015 del 25,9 %.

En la estructura del PIB de Cuba los sectores de mayor peso ponderado (en 2015) eran Comercio y reparación de efectos personales 19,7%, Salud Pública y Asistencia Social 16,9% y la Industria Manufacturera 12,7%. En el reciente informe rendido por el Ministro de Economía no es posible conocer si el sector industrial cubano creció en el año 2017.

No se divulgaron datos de las exportaciones totales, en especial de las exportaciones de servicios, las cuales también deben jugar un rol positivo en el crecimiento alcanzado del PIB.

La relación entre lo coyuntural y lo estructural es decisiva para entender las debilidades del crecimiento económico de Cuba. Los problemas coyunturales de nuestro sector externo tienen un componente estructural de mucho peso. La dependencia de las importaciones para poder exportar es solo la manifestación de causas más profundas, asociadas a una debilidad de larga data de nuestro sector productivo (atraso tecnológico, falta de complementariedad entre las diferentes ramas de la economía, débil impacto de la innovación, concentración productiva en sectores de media y baja tecnología, patrón energético poco eficiente, etcétera) que impactan de forma negativa en la inserción de nuestros productos en el comercio internacional, en la “calidad exportable” de estos y en su competitividad.

Por esas razones es que uno de los ejes estratégicos definidos en las bases del plan hasta 2030 es la transformación productiva del país. Es cierto que es un asunto de mediano y largo plazo, pero es cierto también que nuestras políticas al respecto deben ser mucho más agresivas o, mejor aún, mucho más revolucionarias, en el sentido estricto del término.

A lo anterior habría que sumar que aún nuestras instituciones –“las reglas del juego”– no generan suficientes incentivos para las empresas (las llamadas exportadoras) y para aquellas otras que no lo son.

Todavía la estrategia exportadora sigue estando fundamentalmente concentrada en el sector estatal y no parece existir de momento ninguna intención de sumar al sector no estatal al esfuerzo exportador, aun cuando es cierto que todavía su aporte puede no ser significativo.

Nuestra aspiración exportadora aún se debate entre la distorsión cambiaria, incentivos deficientes e inadecuados y procesos burocráticos paralizantes que incluyen una larga “permisología” altamente centralizada que, como afirmara el Presidente Raúl Castro, al referirse a los problemas monetarios y cambiarios, “nadie puede calcular, ni el más sabio de los sabios que tengamos nosotros, el elevado costo que ha significado para el sector estatal…”Podemos hacerlo extensivo a estos otros males endémicos de nuestra economía que está en manos cubanas poder cambiar radicalmente.

Un solo ejemplo puede ilustrar el punto anterior en cuanto a las trabas burocráticas. Hace unas semanas se anunció en la prensa cubana la colocación de la primera piedra de la futura empresa mixta entre Nestlé y el grupo Coralsa del Minal. En esa misma información se hacía público que el proceso de negociación se inició en el año 2014 y que la empresa comenzaría a producir en 2019: 5 años después de iniciada la negociación.
“Por ejemplo, señaló el presidente de Coralsa, entre los años 2011 y 2016, se han dedicado anualmente alrededor de 26 millones de dólares a la importación de 8 000 toneladas de café, y un promedio de 4,6 millones para la compra en el mercado foráneo de 7 400 toneladas de galletas. A ello se suma la adquisición en el extranjero de más de 1 000 toneladas de sazones, cifra que ha mantenido un crecimiento continuo”. (Granma de noviembre 26 Nescor S.A., otra mezcla cubana con Nestlé)
Es una empresa que ahorrará importaciones al país, que generará puestos de trabajo, que modernizará la tecnología… Pues bien, nos hemos demorado tres años en comenzar este negocio y dos años más (si todo sale bien) en ponerla a producir. O sea, 5 años para poner a producir una fábrica de galletas. Aquí es más fácil sacar el costo, sólo multiplicar el valor de lo importado en los años de demora innecesaria y tendríamos un aproximado. De este tipo hay otros muchos ejemplos.

Sin crecimiento no habrá desarrollo en el largo plazo, sin crecimiento nuestras aspiraciones de mantener y mejorar aquellas que son la columna vertebral del edificio social de nuestro país, la educación, la salud, la equidad, se verán comprometidas seriamente, aun cuando en el corto plazo podamos mantenerlas vivas.

Es cierto que Cuba hoy no es una plaza para la inversión extranjera tan deseada como hace un par de años. Pero es cierto también que la tasa de creación de nuevas empresas con inversión extranjera es muy baja si la comparamos con la cantidad de intenciones de negocios que mes a mes llegan a Cuba.

Aun este año, cuando los negocios firmados han tocado montos nunca antes alcanzados, siguen estando lejos de nuestras necesidades.

Todavía en sectores decisivos para nuestro crecimiento y desarrollo las ofertas de nuevos negocios que aparecen en la Cartera de oportunidades de 2017 son insuficientes o parecen alejadas de nuestras necesidades.Tal es el caso del sector de la construcción, donde es evidente la insuficiencia en la producción de cemento y de áridos, y no existe propuesta alguna sobre este último en la nueva Cartera de negocios. ¿Podremos hacerlo con capital propio a la celeridad que necesita nuestro déficit en vivienda, en infraestructura y nuestro plan de expansión turística?

Cartera de oportunidades de inversión extranjera en Cuba 2017 -2018 from Janet Fernandez 

Pasa otro tanto en la agricultura. El año pasado se aprobó una política para la creación de empresas mixtas con las cooperativas de producción agropecuarias. Hoy no tenemos noticia de sus resultados, pero el país sigue destinando más de 1500 millones a la importación de alimentos parte de los cuales podría producirse nacionalmente.

Solo en carne de pollo se importaron 753 795 toneladas por un valor de 828 950 000 dólares entre los años 2013 y 2016. Sin embargo en la Cartera de Oportunidades de 2014 aparecían ya nueve proyectos de inversión para la producción de carne de pollo, con una capacidad de producción entre los nueve de 21 900 toneladas anuales (24 000 pollos diarios) que a los precios que se pagaron en 2016 (según el anuario de 2016) serían más de 21 millones de dólares. Hasta el momento no se ha hecho público que se haya concretado alguno de ellos. ¿Por qué tanta demora? ¿Quién paga esa demora?

El crecimiento es un fenómeno complejo, crecer es más que el mero aumento de la riqueza que tenemos hoy y mucho más que cumplir con un plan anual. Por eso es importante no sólo el crecimiento y dónde se crece, sino también cómo se crece.

Es decisivo crecer de manera sana, crecer en los sectores que son determinantes para la transformación productiva del país, hacerlo de forma tal que ese crecimiento repercuta positivamente en ganancias de productividad, y que ese crecimiento genere el del empleo en sectores de mayor complejidad tecnológica, que permitan y produzcan una mayor complementariedad de nuestra economía.

Que ese crecimiento permita una mejor integración de todos los actores económicos, desde los territorios y los sectores y desde los estatales y no estatales, es determinante. Porque Cuba es una sola con muchas realidades diferentes.

Por y para eso se discutió y aprobó el documento de los ejes estratégicos de desarrollo, por eso y para eso es necesario avanzar en la concreción de nuestro programa de desarrollo de largo plazo que ya va siendo de mediano plazo.

No podremos cambiar el entorno que nos rodea, pero sí podemos cambiar sustancialmente todo aquello que traba nuestras aspiraciones y depende de nosotros mismos.

Para llegar al largo plazo debemos hacer bien las tareas de 2018, que será difícil, complejo y con retos enormes.

Fuente: http://oncubamagazine.com/columnas/mucho-mas-crecer/