Fidel


"Peor que los peligros del error son los peligros del silencio." Fidel Castro Ruz

viernes, 24 de abril de 2020

Coronavirus en Cuba, comparativo por provincias y el mundo 24.04.2020. Comentario HHC


Al cierre del día de ayer, 23 de abril, se encuentran ingresados en hospitales para vigilancia clínico epidemiológica 3 mil 393 pacientes. Otras 6 mil 727 personas se vigilan en sus hogares, desde la Atención Primaria de Salud.
Para COVID-19 se estudiaron mil 891 muestras, resultando 50 muestras positivas. El país acumula 36 mil 134 muestras realizadas y mil 285 positivas (3.55%). Por tanto, al cierre del día de ayer se confirman 50 nuevos casos, para un acumulado de mil 285 en el país.
Los 50 nuevos casos confirmados fueron cubanos. De ellos, 45 (90.0%) fueron contactos de casos confirmados y 5 (10.0%) no se precisa la fuente de infección. De los 50 casos diagnosticados, 29 (58.0%) fueron hombres y 21 (42,0%) fueron mujeres. Los grupos de edades más afectados fueron: menores de 40 años con 25 casos (50.0%), seguido del grupo de 40 a 60 años con 36.0 % (18). El 72.0% (36) de los casos positivos fueron asintomáticos.
La residencia por provincias y municipios de los 50 casos confirmados es:
  • Pinar del Río: 2 (del municipio San Luis)
  •  La Habana: 30 (7 del municipio Diez de Octubre; Habana Vieja, Habana del Este y San Miguel del Padrón con 4 cada uno; Guanabacoa, Regla y Cerro con 2 cada uno; Arroyo Naranjo, La lisa, Plaza de la Revolución, Playa y Boyeros con 1 cada uno)
  • Mayabeque: 3 (del municipio Batabanó)
  • Matanzas: 3 (de los municipios Cárdenas, Matanzas y Perico)
  • Villa Clara: 4 (2 del municipio Corralillo; Santa Clara y Camajuaní con 1 cada uno)
  • Cienfuegos: 4 (del municipio Cienfuegos)
  • Camagüey: 1 (del municipio Nuevitas)
  • Las Tunas: 1 (del municipio Puerto Padre)
  • Municipio Especial Isla de la Juventud: 2
( MINSAP)



Interesante que por primera vez desde que empezó la pandemia los casos activos descienden a pesar de que ha aumentado el números de confirmados COVID19.


Estamos en el día 15 que de modo consecutivo  crecen los casos  confirmados a menos del 10 % y de ellos los últimos 4 días con menos del 5 %. la linea de tendencia logarítmica  del gráfico  #2, plantea  que el día de 0% de crecimiento se daría sobre el 8,9 de mayo., pero reitero que es indicativo de una tendencia y no es multifactorial.

Hoy sin embargo, se confirmaron de parte de la autoridades dos importantes noticias . 1-  Que en los últimos días nos estamos moviendo en el escenario favorable. 2-  Que según los modelos, el  "momento más alto, los especialistas explicaron que según estimaciones del tiempo de supervivencia media- debe alcanzarse a los 77 días de evolución de la enfermedad en el territorio nacional, lo cual vendría ocurriendo para finales de mayo", esto quiere decir sobre el 25 de mayo aproximadamente.

Por otra parte el Dr.Ojeda , Viceprimer Ministro planteo que los " Modelos matemáticos corroboran la efectividad de las medidas implementadas por el Gobierno #Cuba para enfrentar #COVID19, debemos continuar cumpliendo con el aislamiento social, la pesquisa activa y reforzar medidas de bioseguridad en trabajadores e instituciones de  @MINSAPCuba ".
 

Observese en el gráfico # 3 que la tendencia media móvil   ( azul discontinua) a pesar de que se creció en relación al día de ayer , marca hacia la baja el comportamiento.


Por provincias se ha organizado por mayor tasa de confirmados por cada 100 k habitantes y vemos que las tres primeras provincias:  Isla de la Juventud, La Habana y Villa Clara son las de peores resultados, no por gusto fueron  convocadas   por las máximas autoridades para analizar sus casos.  La Habana estaba en 4to lugar hace unos días, ya está en segundo y es el mas peligroso porque tiene 2 millones de habitantes en su territorio.

-----------------------------------------------------------------------------------------
El mundo sigue aumentando casos ya llegó a 2 790 986 confirmados y 195 920 de fallecidos, los EEUU siguen siendo los " lideres" con el 31.9 y 26.0 % respectivamente del total.


Los mas alentador del último día, fueron los descensos de la tasa de fallecimiento / contagiados, en España  con -0.15 y los EEUU con -0.01.

Italia, Inglaterra e Iran siguen con la tendencia a la baja de confirmados, premisa para rebasar la enfermedad.

Mientras el Presidente de EEUU recomendaba " inyecciones de desinfestantes" y aunque ahora dice que era un sarcasmo , dijo muy serio ( ver los videos en las redes)  "Veo que el desinfectante lo noquea en un minuto, en un minuto. ¿Hay alguna manera de que podamos hacer algo como una inyección dentro o casi una limpieza? Como pueden ver, llega a los pulmones y alcanza una cifra tremenda en los pulmones, por lo que sería interesante comprobar eso", ha afirmado el mandatario estadounidense, dirigiéndose al director de la División de Tecnología y Ciencia del Departamento de Seguridad Nacional, Bill Bryan.

Un Presidente que ha ignorado la comunidad científica en varios temas, incluyendo en esta pandemia y esta es la consecuencia de tantas muertes estadounidenses, y que  además miente todos los días  también " seriamente" y que dice que él es un " genio estable". ¿ Se le puede  tener confianza de algo? .   
El  Sr. Trump tiene tres prioridades " reelegirse, reelegirse y reelegirse" y hará lo inverosímil para lograrlo, solo tenemos que sentarnos y verlo, pero también denunciarlo.

Ganarle tiempo a la COVID-19

Gobierno cubano priorizó en su agenda la batalla diaria contra la pandemia que ya ha alcanzado a 182 países, con más de dos millones 520 mil casos confirmados y una letalidad que ha ido aumentando hasta llegar al 7,01%.

Desde que a inicios del mes de marzo se confirmaran en la Isla los primeros casos de la COVID-19, el Gobierno cubano priorizó en su agenda la batalla diaria contra la pandemia que ya ha alcanzado a 182 países, con más de dos millones 520 mil casos confirmados y una letalidad que ha ido aumentando hasta llegar al 7,01%.

Siguiendo esa línea de trabajo, la jornada de este jueves en el Palacio de la Revolución estuvo marcada por tres reuniones, profundas y esperanzadoras, dedicadas al enfrentamiento del nuevo coronavirus: con expertos de Salud Pública, científicos de varios sectores y finalmente con los miembros del grupo de trabajo temporal creado para dirigir las acciones de Cuba ante el complejo escenario impuesto por la COVID-19.

Cada uno de esos encuentros estuvo unido por un hilo conductor: ganar tiempo a esta enfermedad, engañosa y aún no conocida del todo, que en la mayor de las Antillas acumula mil 235 casos y 43 fallecidos.

SIN UN MINUTO PARA PERDER

Con prominentes intensivistas, pediatras, inmunólogos, virólogos, cardiólogos, epidemiólogos, nefrólogos…, que forman parte del grupo de profesionales de la Salud que intervienen directamente en la batalla contra el nuevo coronavirus, comenzó la mañana de esta jornada el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

En la segunda cita de este tipo que se realiza, el Jefe de Estado compartió con los expertos las mejores experiencias para seguir abordando, desde la eficiencia, el desafío a la COVID-19.

Al intercambiar sobre el protocolo empleado en Cuba con los pacientes de esta enfermedad, Díaz-Canel reiteró que la premisa tiene que seguir siendo la de trabajar fuerte para que las personas no lleguen al estado grave o crítico. Se trata de entrar con el tratamiento desde la fase de paciente con sospechas, para no perder tiempo.

Recordó que en los últimos ocho días consecutivos se ha tenido que lamentar el fallecimiento de varias personas, por lo cual valoró como fundamental adelantar los tiempos y hacer todo lo que se pueda con el paciente desde el primer minuto, para que no llegue al peor estado.

Al respecto, la doctora Ileana Morales, directora de Ciencia e Innovación Tecnológica del Minsap, explicó las premisas del protocolo para el manejo clínico utilizado en Cuba, el cual está en constante adecuación y lo caracterizan la integralidad, las intervenciones preventivas, la precocidad en las acciones, el adelanto a cada etapa, así como la atención y el manejo individualizado de las comorbilidades.

En ese protocolo que ha tenido varias versiones en el tiempo están incluidos productos cubanos como el Interferón Alfa 2b, la Biomodulina T, el CIGB 2020 y el CIGB 258, todos con prometedores resultados.

En el debate de los especialistas con el Presidente cubano, el doctor Ricardo Pereda González, coordinador del grupo de expertos clínicos, llamó la atención sobre lo complicado del manejo de este tipo de pacientes cuando llegan al estado crítico, no solo por el COVID-19 en sí, sino por los padecimientos colaterales que presentan.

Tiene que haber una vigilancia mantenida y extrema sobre el paciente, reflexionó, para adelantarnos a la llamada “tormenta de citoquinas”, causada por una respuesta inflamatoria sistémica.

Como parte de este interesante encuentro de trabajo, la doctora Lissette López González, jefa del grupo nacional de Pediatría del Minsap, detalló que hasta el momento se han tratado 136 pacientes pediátricos en el país, todos con una evolución favorable. Explicó el tratamiento utilizado, donde se incluye también el antiretroviral kaletra, la cloroquina y el Interferón, los cuales se ha administrado sin dificultad, ni complicaciones.

En la reunión se reconoció la solidaridad de las personas recuperadas de la COVID-19, que han aceptado ser donantes voluntarios de plasma hiperinmune, para que se use en la terapia de quienes están de cuidados, graves o tienen una evolución no favorable.

Sobre el tema, la doctora Consuelo Macías Abraham, directora del Instituto de Hematología e Inmunología, informó que un paciente que recibió ese tratamiento se recupera satisfactoriamente y durante este jueves serían transfundidos otros más.

Acerca de todos estos asuntos, el viceprimer ministro, Roberto Morales Ojeda, consideró vital ganar la batalla con el diagnóstico temprano de la enfermedad. La introducción de productos cubanos y toda la experiencia internacional, dijo, nos ponen en condiciones de lograr una mayor supervivencia de los que lleguen a las terapias intensivas.

Ello se decide, subrayó, haciendo las pesquisas en las comunidades con calidad, acudiendo al médico ante el menor síntoma y tratando cualquier caso sospechoso como COVID-19 hasta que se pruebe lo contrario.

CON LA CIENCIA COMO GUÍA

Científicos cubanos volvieron a confirmar que las medidas aplicadas por el Gobierno para contener la pandemia están dando resultados. Al evaluar, junto al Presidente Díaz-Canel, los modelos predictivos sobre los casos activos de la COVID-19, afirmaron que Cuba se ha movido durante los últimos días sobre el escenario más favorable, lo cual no puede ser motivo para la desmovilización, porque el pico de la enfermedad aún no ha llegado para la Isla.

Al respecto de ese momento más alto, los especialistas explicaron que - según estimaciones del tiempo de supervivencia media- debe alcanzarse a los 77 días de evolución de la enfermedad en el territorio nacional, lo cual vendría ocurriendo para finales de mayo.

En la reunión también se presentó un estudio sobre la movilidad de las personas luego de que se implementara el aislamiento social, realizado por la Facultad de Física de la Universidad de La Habana. Según expuso el doctor en ciencias, Alejandro Lage Castellano, el movimiento en todas las provincias ha ido bajando hasta cerca de un 50%, aunque en la semana anterior descendió un poco más, lo cual ratifica que las medidas de reducción de movilidad están funcionando.

Al respecto, especialistas de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) explicaron que esos datos sobre movilidad se obtienen a través del uso de los celulares. Sin embargo, aclararon, no se utiliza la identidad de las personas; por el contrario, se hacen análisis masivos o colectivos de la información, como sucede en el mundo entero.

En este encuentro con parte de la comunidad científica cubana, se presentaron otras investigaciones sobre los sistemas georeferenciados y el análisis espacial de la población vulnerable para la gestión sanitaria a nivel local; la localización espacial de enfermos, contactos y sospechoso de la enfermedad; y estudios que actualmente están en curso en comunidades, centros de aislamiento y hospitales, para las intervenciones profilácticas y terapéuticas ante el nuevo coronavirus.

De manera particular, se explicaron los estudios clínicos con el uso preventivo de la Biomodulina T en todos los hogares de ancianos del país; y la utilización del Interferón nasal combinado con la Biomodulina T, en los pacientes del Hogar de Ancianos No.3 de Santa Clara, donde ocurrió el evento abierto de transmisión, y los abuelos se mantienen estables hasta el momento.

También fueron detallados los tratamientos de pacientes graves y críticos con los productos cubanos AcM anti-CD6 itolizumab y el CIGB 258, ambos con resultados muy promisorios en este tipo de enfermos.

GRUPO TEMPORAL DE TRABAJO, EN LA BATALLA DIARIA

Como cada día al terminar la tarde, el Presidente de la República y el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, encabezaron la reunión del grupo temporal de trabajo para la prevención y el control del nuevo coronavirus.

En esta oportunidad rindieron cuenta de su situación las provincias de La Habana y Villa Clara, y el municipio especial de Isla de la Juventud, tres de los territorios que presentan las tasas más altas de incidencia de casos positivos de la COVID-19 por cantidad de habitantes.

Particularmente sobre la capital, sus máximas autoridades informaron que a partir de este viernes se reforzarán las medidas en el municipio de Centro Habana, un área de alto riesgo epidemiológico, donde se arreciará el enfrentamiento en cinco de sus consejos populares.

En Villa Clara se mantiene la atención diferenciada sobre los dos eventos abiertos de transmisión en el municipio de Camajuaní, y el del Hogar de Ancianos No.3. En este último, se han confirmado hasta el momento 61 casos, de ellos 43 ancianos y 18 trabajadores.

Isla de la Juventud, con 20 casos y un evento abierto de transmisión, también refuerza todas las medidas de contención.

En la reunión de este jueves, los ministros de Educación y de Educación Superior, Ena Elsa Velázquez Cobiella y José Ramón SaboridoLoidi, explicaron las propuestas que ambos organismos estudian para continuar el curso escolar cuando la situación epidemiológica lo permita y reorganizar también el etapa lectiva del 2020 al 2021.

Este tema de alta sensibilidad e interés para estudiantes y familias, se explicará con detalles la próxima semana en la Mesa Redonda.

(Opciones)

La colaboración médica de Cuba: una historia para no olvidar en tiempos de la COVID-19

abril 20, 2020 José Luis Rodríguez
La colaboración médica internacional brindada por Cuba a otros países es un tema generalmente ignorado por los medios en casi todo el mundo. Más recientemente es incluso objeto de un canallesco ataque por el gobierno de EE.UU., que pretende demostrar que Cuba utiliza sus médicos como trabajo esclavo.[i]
Desde que Cuba envió una brigada médica para ayudar a las víctimas del terremoto que azotó Chile en 1960 – aún en medio de la deserción masiva del 50% de los médicos que abandonaron sus pacientes-  hasta el pasado año 2019, el país colaboró con más de 600 000 especialistas en 160 naciones como ayuda en la esfera de la salud, mayormente de forma gratuita. De esa cifra en  2020 permanecían  trabajando 37 472 especialistas en 67 países.
Durante los primeros años la asistencia se otorgó prioritariamente a aquellos países que luchaban por su liberación y que –a su vez- presentaban situaciones sanitarias críticas. Así dos de las brigadas médicas más importantes se dirigieron a Guinea y Tanzania. Entre los años 70 y 80, el impacto mayor se concentraría en Angola y Etiopía.
En los años 90 se estableció el Programa Integral de Salud que dio un enfoque más efectivo a la asistencia brindada por Cuba incluyendo en el mismo los medicamentos, equipos médicos y preparación de personal.
El enfrentamiento de desastres naturales a partir de los huracanes que azotaron Centroamérica y Haití en 1998-99, contó con el despliegue de brigadas médicas integradas por cientos de especialistas que posibilitaron una mayor eficiencia en el trabajo asistencial.
La  estructura más especializada se creó con la Brigada Henry Reeve[ii] en el año 2005, que ofreció sus servicios al gobierno de EEUU para enfrentar los efectos del huracán Katrina en New Orleans, ofrecimiento que no fue aceptado. Pero la brigada cumplió hasta 2019 misiones en 22 países diferentes y en el 2014-15 jugó un importante papel en el control del Ebola en Africa.
Actualmente 21 brigadas compuestas por más de 1 200 especialistas están cumpliendo misiones de apoyo en 20 países en la lucha contra la COVID-19, desde Angola hasta Italia.
Por otro lado, para la preparación del personal médico por parte de especialistas cubanos, entre 1976 y el 2005 Cuba fundó diez escuelas de medicina, especialmente en África. A ello se añadiría la creación de la Escuela Latinoamericana de Medicina en 1999, que ha graduado —junto a otras universidades— 36 962 médicos de 149 países, a lo que se sumó el Programa de Formación de Médicos venezolanos en el 2012, entre los proyectos de mayor envergadura.
Los resultados de toda esta colaboración se expresan en la realización de más de 1 940 millones de consultas médicas y más de 14 millones 119 operaciones quirúrgicas, que han salvado la vida a millones de personas.
Este esfuerzo ha sido posible por la política desarrollada en Cuba que cuenta hoy con 95 000 médicos y 84 000 enfermeras, unido a una industria biotecnológica de nivel internacional. Los resultados del esfuerzo permiten que el país disponga de un médico por cada nueve habitantes, una tasa de mortalidad infantil de 4,9 x mil nacidos vivos y una esperanza de vida de 78.45 años, índices todos de un país desarrollado, superiores —incluso— a los propios Estados Unidos, a pesar del bloqueo que nos ha impuesto durante casi seis décadas.
Toda esta hermosa historia resume lo que durante los últimos 60 años nuestro pueblo ha sostenido: el principio de compartir lo que tenemos y no lo que nos sobra. Eso se ha logrado educando a nuestros compatriotas bajo el principio —enarbolado por nuestro Comandante en Jefe— de que la solidaridad no es más que el pago de nuestra deuda con la humanidad, algo que se ratifica día a día en la actualidad para vergüenza de quienes nos atacan.

[i] Según la USAID, se acusa a Cuba de “…explotar [a] sus profesionales médicos (…) usarlos para comprar apoyo financiero y político internacional y mantener a flote su economía en dificultades, mientras se embolsan la mayoría de los salarios de estos trabajadores y los someten a malas condiciones de vida, vigilancia constante, y amenazando a quienes desean abandonar su misión…”  Ver “The Guardian: Trump pone a los médicos cubanos en la línea de fuego cuando aumenta su ataque a la economía de la isla” CUBADEBATE, febrero 24, 2020 en www.cubadebate.cu  
[ii] Patriota norteamericano que combatió en la guerra de independencia de Cuba en el siglo XIX.

Fábrica de Las Tunas inmersa en procesamiento de vegetales


2404-CONSERVAS.jpg
Las Tunas, 24 abr (ACN) Liberación, la mayor fábrica de conservas y vegetales de Las Tunas, responde al llamado de las máximas autoridades, de incrementar la alimentación al pueblo en un período de severa sequía y necesaria respuesta a la seria amenaza de la Covid-19.
Fruta bomba, mangos y tomate, constituyen en estos momentos las principales materias primas de la artesanal industria, identificada por su vieja tecnología, pero con un colectivo de 20 trabajadores que procesa los vegetales –en conserva y a granel-- destinados a instituciones de la salud y a la venta a los lugareños.
Cada año en un punto de venta ubicado frente a Liberación, fundada en la década del 80 del pasado siglo, la población de Las Tunas adquiere productos diversos, pero el puré de tomate es el líder por su alta demanda, aunque la capacidad de oferta depende del nivel de cosecha de esta hortaliza.Años atrás, cuando la cantidad de vegetales que se cosechaba en la provincia estaba por encima de la capacidad de Liberación, el Sistema de la Agricultura enviaba sus producciones a otros territorios para que fueran procesados, fundamentalmente a la industria de Ceballos, en Ciego de Ávila.
Ahora Las Tunas acelera la construcción de una minindustria con avanzada tecnología en el municipio de Jobabo, la cual tendrá la alta responsabilidad de procesar las producciones que se generen en cualquiera de los municipios
Recientemente, y como respuesta a la actual coyuntura, en la Cooperativa de Créditos y Servicios Oscar Lucero, en la comunidad de Las Tapas, municipio de Jesús Menéndez, se abrió un centro de elaboración, con la aspiración de convertirlo en minindustria.
Allí se oferta a precio módico alimentos típicos como ajiaco criollo, caldosa, croqueta de yuca con carne, jugos y el conocido pan patato, que se elabora a base de yuca, boniato, coco y miel.

Industria, ciencia y sector no estatal, en alianzas en tiempos de COVID-19

Por: Randy Alonso Falcón, Lissett Izquierdo Ferrer, Deny Extremera San Martín, Lisandra Fariñas Acosta

 
Mesa Redonda sobre la alianza entre la industria, ciencia y sector no estatal. Foto: Twitter/@PresidenciaCuba.
Las medidas implementadas por el Ministerio de Industrias ante la propagación de la COVID‒19 en Cuba, así como las alianzas con la ciencia y el sector no estatal, centraron este jueves el espacio televisivo Mesa Redonda. ¿Qué actividades se priorizan? ¿Cómo marcha la producción de recursos indispensables para enfrentar esta epidemia y garantizar los programas priorizados de la economía?
Estos y otros temas fueron tratados por el ministro Eloy Álvarez Martínez, quien comentó que ese organismo y el sistema empresarial que agrupa participan en el aseguramiento de las producciones y servicios para el enfrentamiento al nuevo coronavirus. 
De acuerdo con Álvarez Martínez, las acciones que corresponden, según las etapas, fueron instrumentadas priorizando las medidas que aseguran la protección a los trabajadores. 
En cada entidad, prosiguió, se han incrementado las medidas de desinfección del personal y los medios, así como la vigilancia epidemiológica mediante el pesquisaje diario y el control de casos sospechosos, dándoles seguimiento con el sistema de salud.
En un primer momento fueron pesquisados diariamente alrededor de 60 000 trabajadores, en la actualidad son 30 000, teniendo en cuenta los ajustes en el sistema de empleo ante la pandemia. 
Los trabajadores vulnerables o con alto nivel de riesgo, dadas sus patologías o avanzada edad, recibieron los tratamientos aprobados por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, incluida la posibilidad del trabajo a distancia.
Con el objetivo de apoyar el aislamiento social, se determinó el cierre temporal o total de aquellas actividades laborales que no resulten estrictamente imprescindibles ni estén relacionadas con el enfrentamiento a la COVID‒19, la producción de alimentos y medicamentos, materiales de la construcción y la zafra azucarera, informó el ministro.
De las 158 empresas que posee la industria, hoy se encuentran activas el 73%. Mientras laboran el 50% de los trabajadores, acotó.  
El titular explicó que también se evaluaron los medios de transporte imprescindibles que debían continuar presentando sus servicios, con el fin de garantizar el aislamiento y ahorrar recursos. 
Para dar respuesta a la demanda que genera la actual situación epidemiológica, la industria no solo ha tenido que reforzar las producciones tradicionales, sino incorporar otras a partir de necesidades del sistema de salud. 
Álvarez Martínez aseguró que diariamente se controla el cumplimiento de los productos que apoyan la asistencia médica y el aseguramiento epidemiológico. Hay una búsqueda constante de soluciones a los recursos necesarios por el Ministerio de Salud Pública (Minsap), BioCubaFarma y los centros de investigación. 
Por otro lado, la industria química prioriza la producción y entrega de oxígeno medicinal, cloro, hipoclorito y papel.
El ministro de Industrias señaló que las dos plantas de oxígeno existentes en Cuba mantienen su producción, mientras que la Empresa Gases Industriales distribuye el oxígeno medicinal en todos los centros asistenciales de Salud Pública, y asegura la disponibilidad del producto en todas las gasificadoras de las provincias
También mantiene un funcionamiento estable la empresa Electroquímica de Sagua, de Villa Clara, donde se prioriza la producción de hipoclorito y se asegura el balance previsto de cloro, sosa cáustica y ácido clorhídrico.
Las empresas del sector aseguran la demanda de cloro, hipoclorito y alúmina para la potabilización del agua. Existe un sistema de trabajo con el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos para mantener las coberturas en el país, puntualizó Álvarez Martínez. 
A su vez, se cumplen las entregas de hipoclorito al Minsap y se incorporan los pedidos para la desinfección de las calles en La Habana, así como las solicitudes de las provincias de Pinar del Río, Mayabeque, Matanzas, Camagüey, Holguín, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo.
Este producto, utilizado en la desinfección de superficies y manos, ha llegado además a los organismos de la economía, en particular a las entidades de comercio. En el mes de marzo recibieron más de dos millones de litros y en abril 1 800 000 litros. 
Producciones en la UEB Suchel Cetro. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate
La Industria Ligera continúa su línea de productos de aseo, e incorpora la demanda de gel hidroalcohólico, gasa quirúrgica, nasobucos, sobrebatas, gorros, pijamas, protectores faciales y delantales, entre otros surtidos.
Las entregas de productos de aseo tienen seguimiento por los ministerios de Comercio Interior y Transporte. “Hasta la fecha están cumplidos los compromisos del presente mes en el jabón de lavar, jabón de tocador y crema dental, y se adelantan las entregas comprometidas para el mes de mayo”.
Sobre el detergente líquido, especificó que en la actual semana y principios de la próxima debe concluir las entregas de los niveles comprometidos.
 “Existen las materias primas fundamentales en el país para la continuidad de la producción correspondiente a este mes de marzo”. 
Como parte del plan de enfrentamiento a la COVID-19, durante este mes de abril se han entregado alrededor de 300 mil unidades de gel hidroalcohólico con destino a las cadenas de tiendas.
El Minsap ha recibido más de dos millones de nasobucos y en este momento se comienza la producción de otros 300 000. 
La textilera Desembarco del Granma (Villa Clara) se encarga, fundamentalmente, de  la producción de la gasa quirúrgica. Mientras, se ha incorporado la confección de sobrebatas, gorros y pijamas en las textileras Alquitex y Ariguanabo, en Artemisa, y Tropicales, en Mayabeque. 
A esa tarea se sumarán este fin de semana los talleres Melissa (Las Tunas) y Ámbar (Guantánamo), con el objetivo de aumentar la producción. 
Otras de las producciones para el Minsap son los protectores faciales, de los cuales ya están entregados 18 300 y se prevé concluir este mes unos 28 000. A partir del completamiento de las materias primas, esperamos sumar a esta tarea 15 talleres de la Empresa Thaba. 
La planta de gasa quirúrgica de la Textilera Desembarco del Granma de Villa Clara. Foto: Yunier Sifonte/Cubadebate.
  • Industria del reciclaje: ha incrementado las entregas de frascos para medicamentos a las farmacias. En el mes de abril se han recuperado 394 000 y se acumulan 3 973 000 en el año.
  • Industria sideromecánica presta servicios de reparación y mantenimiento a las ambulancias y los ascensores, con prioridad a la atención a los ascensores en los centros seleccionados del Minsap y BioCubaFarma.
La Empresa de Servicios Automotores (EISA), que tiene talleres en todas las provincias, atiende 131 ambulancias de las marcas Hyundai y Gazelle, y asegura el mantenimiento del resto de los modelos.
  • Industria electrónica: presta servicios de mantenimiento y recuperación de las calderas de vapor y los sistemas de clima. Se prioriza la atención a 78 calderas de vapor en los centros seleccionados del Minsap y BioCubaFarma y se da seguimiento a los equipos que están trabajando. Existe un programa para la recuperación con los recursos disponibles entre los meses de abril y mayo.
“Entre los centros atendidos en estos momentos se encuentran el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kouri, el hospital Salvador Allende y de BioCubaFarma las Plantas 1 y 2 de Medsol, AICA, Instituto Finlay y Medilip de Granma”.
El ministro comentó que las industrias ligera y electrónica se integran con especialistas del grupo de trabajo que coordina el CNEURO de BioCubaFarma. 
“Esta interrelación constituye una fortaleza para el desarrollo de productos, la creación rápida de las cadenas productivas entre los diferentes actores de la economía, que ha permitido identificar materias primas y dar respuesta en el menor tiempo a los nuevos productos y servicios identificados”.
El ministro subrayó las prioridades de la Industria:
  • Controlar las medidas para el enfrentamiento a la COVID‒19 y la protección a los trabajadores.
  • Garantizar los productos para enfrentar la COVID‒19 y los programas priorizados de la economía (alimentos, medicamentos y zafra, entre otros).
  • Controlar las medidas para el ahorro de energía, combustible y de recursos en las entidades.
  • Potenciar la relación entre todos los actores de la economía.
Finalmente, el titular reconoció la participación de los trabajadores en la búsqueda de soluciones a las demandas de productos que se han presentado, y reiteró la necesidad de cumplir las medidas de protección y distanciamiento para garantizar la estabilidad productiva de la industria.
“Es importante tener una industria nacional que nos da soberanía, desarrollo e independencia y permite enfrentar el bloqueo de Estados Unidos, con nuestros propios esfuerzos, seguros de que en esta, como en otras batallas, con organización, disciplina y consagración, venceremos”, concluyó.

Hacer en Cuba medios de protección, ventiladores para las terapias y más

Mitchell Valdés refiere cómo se han encadenado centros científicos, productivos y cuentapropistas, para la reparación de equipamiento médico, producción de medios de protección y de diagnóstico. Foto: Twitter/@PresidenciaCuba.
El director general del Centro de Neurociencias (CNEURO), Mitchell Valdés Sosa, al intervenir en el espacio televisivo, explicó que todos los centros de investigación que se han aislado con la industria y los trabajadores por cuenta propia, lo que han hecho es redireccionar tecnologías que estaban dedicadas antes a otros temas y que ahora se han puesto a disposición del país para enfrentar la COVID-19.
“Hay que tomar en cuenta que se nos han planteado varias tareas importantes, y la primera de ella es la necesidad de medios de protección, pues sin estos nuestro personal de la salud estaría en grave peligro y es un tema que inquieta a los distintos países”, dijo el Doctor en Ciencias.
Por otra parte, refirió, se ha planteado la necesidad de garantizar los ventiladores para los casos que evolucionan al estado crítico que tienen dificultad respiratoria. “Esto es un problema tecnológico que en algunos países no se ha garantizado y ha contribuido a elevar la mortalidad debido a la epidemia”, señaló.
En Cuba, dijo, el  bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de Estados Unidos ha tenido un efecto negativo para la reparación de algunos equipos que estaban deteriorados. 
Asimismo, se ha insistido en garantizar los medios que se requieren para hacer las pruebas diagnósticas, dijo Valdés Sosa.
En ese sentido, comentó que un amplio número de instituciones científicas, junto con la industria y los trabajadores por cuenta propia, se han unido para enfrentar este problema.
La situación en el mundo, comentó el reconocido científico, es un escenario donde hay una demanda muy superior a la oferta, donde las capacidades de producción no alcanzan. A la vez,  se han elevado de modo extraordinario los precios, alcanzando en algunos productos el valor de cuatro veces su costo real. 
A ello se suman restricciones gubernamentales en determinados países, donde hay productos que no se pueden exportar. Por ejemplo, Alemania restringió la salida de distintos tipos de ventiladores. Existen, además, limitaciones en el trasiego de materiales, porque los gobiernos están evaluando la situación que tienen dentro de su país, dijo.
Hay también, prosiguió, demora en las entregas, ofertas de productos de baja calidad, e incluso estamos ante una situación donde aparentemente hay productos que cuando las compras se van a ejecutar, desaparecen.
El director general del CNEURO explicó que todo ello está condicionando la necesidad de que nuestra industria nacional, nuestro sector científico nacional le den un apoyo y garantía al país en enfrentar estas situaciones.
Al respecto, dijo que el grupo de trabajo que se creó con este fin, no solo respondió a una directriz central, sino que ha tenido un proceso de autoorganización lateral y desde abajo.
“Los propios trabajadores, los científicos comenzaron a hacer propuestas y se fue ensamblando a una gran velocidad un colectivo que integra compañeros de BioCubaFarma, el Ministerio de Salud Pública que ha jugado un rol decisivo, en especial la sección de tecnología médica y sus distintos grupos científicos, del Ministerio de Industrias, las Fuerzas Armadas Revolucionarias y las industrias militares, y los trabajadores por cuenta propia”, refirió el académico. 
Dichos colectivos y equipos de trabajo, puntualizó Valdés Sosa, son un ejemplo de cómo en breve tiempo se establecen nuevas colaboraciones y cadenas productivas.
Sobre los medios de protección, un tema vital, expuso que se ha estado trabajando en tres áreas fundamentalmente:
La primera de ella son los protectores faciales, donde los trabajadores por cuenta propia dieron una respuesta inmediata con la utilización de sus equipos de impresión 3D. Se trabajó buscando los mejores modelos internacionales y discutiendo con la industria su realización. Se incorporó a esta tarea el grupo de la electrónica (CEDAI), la UIM y la industria ligera con GEMPIL.
Son productos que no se hacían en el país y ya los trabajadores por cuenta propia han entregado miles. Antes de distribuirse, dijo, se han validado por el Ministerio de Salud Pública.
Otra de las áreas de trabajo, mencionó el científico, son los trajes y delantales. Se desarrollaron prototipos por la Unión de Industria Ligera, las industrias militares y ya se ha entregado un grupo y en las próximas semanas se incrementará la producción.
“Los modelos se obtuvieron de diversas fuentes internacionales, se conversó con investigadores de universidades y una vez que se construyeron los prototipos, antes de pasar a la producción, fueron validados por el grupo de tecnología médica del Ministerio de Salud Pública”, señaló Valdés Sosa.
El tercer elemento en el cual se labora, mencionó, son las cajas protectoras para el trabajo en cuidados intensivos. Estas cajas, que se hacen de acrílico, permiten que se pueda entubar, manipular al paciente sin descuidar la protección.
Uno de los grandes problemas que existen es la emisión de partículas virales de los enfermos hacia el personal de salud que lo atiende, lo cual constituye un riesgo.
En este caso, la empresa extranjera Agostini, que radica en Cuba, hizo un diseño de los primeros prototipos, que ahora GEMPIL y Cimex producirán. Ya se han entregado seis de estas cajas, pero se confeccionarán hasta 60 en las próximas semanas. Se trata de una producción nueva para el país, dijo.
“Todos estos elementos estamos constantemente estudiándolos en comunicación con universidades de prestigio, para continuar su perfeccionamiento y actualización. Esto llegó para quedarse, porque no sabemos la duración que tendrá esta pandemia, distintos países serán afectados y todos estos medios de protección seguirán estando escasos. Por tanto debemos prepararnos”.
Sobre el tema de los ventiladores pulmonares, el científico expuso las vivencias de naciones como Italia, España, Estados Unidos, en particular en New York, donde los sistemas de salud han sido rebasados, pues no lograron aplanar la curva y, por tanto, el número de pacientes que fueron a unidades de cuidados intensivos al mismo tiempo saturaron el sistema.
En Cuba, destacó, hemos estado trabajando con las directrices que nos ha dado el grupo nacional de medicina intensiva y la autoridad reguladora, el Centro Estatal para el Control de Medicamentos, Equipos y dispositivos Médicos (CECMED) en cómo enfrentar este problema.
De acuerdo con Valdés Sosa, los pacientes con COVID-19, algunos desarrollan dificultades respiratorias, los casos menos graves van a ventilación no invasiva, mientras que los casos más graves necesitan invasión. 
En este segundo aspecto, dijo, hay dos variantes en discusión en el mundo: los ventiladores tradicionales, donde la meta fundamental para Cuba es reparar todos los ventiladores que se han ido deteriorando en estos años de bloqueo y falta de acceso a piezas, y por otra parte estudiar la situación de los llamados ventiladores emergentes.
Estos, refirió, tienen entre sus opciones ventiladores más económicos, elementales o de tránsito, que pudieran contribuir a la falta de equipos. Agregó que al final, en el proceso llamado destete de ventiladores, también se puede utilizar la ventilación no invasiva para ayudar a liberar ventiladores y que las personas se vayan recuperando.
Un lugar clave en este sentido lo tiene el Centro Nacional de Electromedicina, la Empresa COMBIOMED de Tecnología Médica Digital, el Grupo de la Electrónica GELECT, empresas de la Unión de Industrias Militares como Grito de Baire, Xetid, CID5 y el Centro de Neurociencias.

“El país no tiene crisis con los ventiladores pulmonares”

Valdés Sosa sostuvo que el país no tiene crisis con los ventiladores, tenemos per cápita una situación incluso más favorable que algunas naciones de las que han enfrentado mayores dificultades, pero la idea es recuperar el máximo número posible para adelantarnos a un escenario determinado.
“Se han hecho múltiples acciones que van desde la sustitución de monitores, fuentes de energía, hasta la fabricación de válvulas. Hemos estado trabajando con los trabajadores por cuenta propia, y aquí es donde entra la tecnología que tenemos y normalmente se utiliza en otros temas”, apuntó.
Puso de ejemplo las impresoras 3D que se habían introducido al país para la fabricación de las prótesis auditivas, y que hoy se utilizan en la producción de modelos de válvulas. 
En cuanto a los ventiladores de emergencia, dijo que hay un grupo que está estudiando las propuestas que se han presentado. “Estos son los ventiladores más profesionales, y los cuales eran vendidos a Cuba por dos empresas que anunciaron no podían seguir suministrando los equipos al país, pues fueron compradas por una compañía norteamericana”, señaló el científico.
“Se han hecho maquetas, hemos tenido videoconferencias con universidades avanzadas en este tema como la de Bruselas, Montreal, California, Los Ángeles, e incluso de Inglaterra para saber cómo se está trabajando. Estamos preparados para enfrentar este problema, donde la ciencia burla el bloqueo”, dijo.
Este grupo de trabajo, puntualizó, no solo repararía los ventiladores ya deteriorados, sino aquellos que por el uso intensivo puedan romperse. En las últimas semanas se han arreglado más de 28 equipos, informó.
Valdés Sosa se refirió, además, a los marcadores biológicos que pueden utilizarse para diagnosticar la enfermedad. Aclaró que sobre los test inmunológicos, los cuales buscan saber si la persona se enfrentó al virus y miden la respuesta del cuerpo, hay un grupo de trabajo del Centro de Inmunoensayo y el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, que está desarrollando tecnología en ese sentido.
En cuanto a la determinación de los virus, el Doctor en Ciencias indicó que el PCR es mucho más efectivo en los primeros siete días. Sobre esta prueba diagnóstica, dijo que el grupo conformado también trabaja en la obtención de la muestra y el transporte del material viral hacia el laboratorio, lo cual requiere un hisopo especializado y un frasco con un medio.
“En siete días el Centro Nacional de Biopreparados (BIOCEN) desarrolló, fabricó y evaluó el medio, en estrecha coordinación con el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK). Este elemento es donde se coloca la muestra para ser trasladada. Tiene el frasco que tener un sello que demuestra la inviolabilidad del producto y posibilita su empleo. El hisopo se coloca dentro del frasco y se lleva al laboratorio”, explicó.
Este es uno de los elementos necesarios para la realización del PCR, cuyo valor se ha disparado a nivel mundial. “Solo el hisopo, que no se trata de un palito con algodón el cual inhibiría la reacción, puede costar desde medio dólar hasta siete euros, sin contar el medio de cultivo, el frasco entre otros elementos”, ejemplificó.
Si pensamos que en el país se hacen miles de determinaciones al día y que esta es una situación que se prolonga en el tiempo, económicamente esto es algo esencial.
Por otra parte la seguridad del suministro no siempre está garantizada, los intermediarios también elevan los precios. Con este aporte del BIOCEN, que ha cumplido con todas las garantías y protocolos para su producción,  el país tiene la posibilidad de resolver una parte de estos productos completamente, dijo Valdés Sosa.
De acuerdo con el especialista, frente a la dificultad con el hisopo, lo primero que se hizo fue buscar qué centro tenía y readaptarlos, en una cadena productiva que estuvo lista en cuestión de días.
Comentó que en el Centro Nacional de Investigaciones Científicas y en el Instituto Finlay tenían hisopos que eran para otro propósito, que se obtuvieron, se empaquetaron y prepararon por el CNEURO y el CIGB y se llevaron al Centro de Aplicaciones Tecnológicas y Desarrollo Nuclear (CEADEN) y la Industria alimenticia para esterilizarlos con rayos gamma para su posterior entrega al IPK.
“Se trataba de medios almacenados en el país que pudimos redirigir hacia el enfrentamiento a la pandemia”, dijo.
Hoy tenemos en prueba otros modelos de hisopos, hechos con impresión 3D y con el apoyo de la industria textil, que están en proceso de evaluación por el IPK, dijo.
“La experiencia de integración y de crear lazos rápidamente laterales ha llegado para quedarse, porque estamos afectados ahora por la pandemia de la COVID-19, pero el mundo viene viviendo la pandemia del neoliberalismo, y nosotros sufriendo el bloqueo desde hace mucho tiempo”, señaló.
Cuba tiene una potencialidad grandísima, usando toda la capacidad que tenemos científico-técnica para resolver problemas. Creo que esta integración puede acelerar, además, la solución de múltiples problemas que tenemos en nuestra economía, aseveró Valdés Sosa.

Aporte del sector no estatal: Son momentos de dar el paso al frente

Repuestos de equipos y componentes de medios de protección impresos en 3D. Foto: Foto: Twitter/@PresidenciaCuba.
Desde hace seis años Abel Bajuelos Rizo gestiona un taller que ofrece servicios de fabricación digital en 3D. Como coordinador del Grupo de Trabajo de Fabricación Digital, ha apoyado proyectos de otros cuentapropistas, cooperativas y de empresas estatales, según comentó al intervenir en la Mesa Redonda
A partir del avance de las tecnologías en el país, se crearon de manera autónoma redes descentralizadas y distribuidas de fabricación, basadas en impresoras 3D de bajo costo. De ahí devino la asociación que hoy impulsa este emprendedor 
“El sistema de salud, que antes era reticente a utilizar este tipo de producciones, ahora las emplea con éxito total”, planteó.       
Su grupo se reúne a través de un canal creado en Telegram, red social que le ha permitido, además, interactuar con asociaciones similares de otros países.  
En la actualidad, y ante la situación con la COVID-19, este proyecto se involucra en la fabricación de medios de protección. Ha producido, por ejemplo, varios modelos de protectores faciales, a partir del estudio de los diseñados en países como España.   
Hay integrantes que laboran desde otras provincias. “No todos somos cuentapropistas, también hay trabajadores estatales, ´entusiastas de la tecnología´. Todos los que han querido aportar, han apoyado”, comentó Bajuelos Rizo y dijo que esos trabajos han sido posibles por el acceso a las tecnologías. 
También influyen “las interacciones ágiles y fluidas con las instituciones estatales”, argumentó y contó sobre los vínculos con empresas como CNEURO y el Centro de Neurociencias.
Las impresoras 3D de ese grupo de emprendedores han fabricado, además, válvulas para el sistema de respiración asistida. Esas materias primas, empleadas en otros países, fueron puestas a disposición del sistema de salud cubano para su posible uso.  
Bajuelos Rizo expuso otras bondades de la impresión en 3D, como la posibilidad de ofrecer soluciones y generar piezas de repuesto ya obsoletas en el país.  
En nombre de su equipo, este cuentapropista resumió que “son momentos de trabajo, de dar el paso al frente”, porque con su aporte ayudan a resolver problemas del país ante una situación sanitaria que golpea a todo el mundo. 

Villa Clara, el enfrentamiento colectivo al duro desafío

El colectivo de trabajadores del Laboratorio de Biología Molecular de Villa Clara, donde se analizan las muestras de los casos sospechosos. Foto: Ramón Barreras Valdés/Vanguardia.
Alberto López Díaz, gobernador de Villa Clara, informó que en esa provincia se han alistado y funcionan cuatro instituciones hospitalarias para atender a pacientes enfermos, a sospechosos y a los que están bajo vigilancia.
“Dos de nuestros hospitales, el Hospital Militar y el Celestino Hernández, atienden también a pacientes de Sancti Spíritus. Se han creado condiciones en la filial pedagógica de la Universidad Central de Las Villas para un hospital con 200 capacidades que atiende a casos sospechosos de bajo riesgo”, precisó.
Además, se adecuó y se mejoraron las condiciones en la escuela especial Marta Abreu para establecer un centro de aislamiento para dar atención al evento de transmisión local en el hogar de ancianos No. 3 de Santa Clara
La provincia ha instalado 34 camas de atención al paciente grave en UCI y cuenta con 59 centros de aislamiento que suman más de 3 900 capacidades en todos los municipios. Actualmente, hay más de 630 médicos y enfermeras dedicados directamente a la emergencia por la COVID‒19 en centros de aislamiento y hospitales, y más de 700 personas de otros organismos brindan apoyo a esa tarea.
“Dondequiera que hay centros de aislamiento, el personal de las instituciones donde radican apoya a los trabajadores de la salud para atender a la población”.
En Villa Clara está uno de los laboratorios territoriales para pruebas PCR. López Díaz informó que este atiende también las necesidades de los territorios desde Camagüey hasta Cienfuegos, y hasta la fecha se han realizado allí más de 5 000 pruebas. “Es un colectivo que está trabajando 24 horas, y la mayoría son mujeres”.
Específicamente para Villa Clara, se han realizado allí unas 2 880 pruebas, con un total de 182 casos confirmados (6.4% de los estudiados) y una tasa de incidencia de 22.5, una de las más altas en el país.
“El 62.1% de los casos confirmados han sido asintomáticos, lo que ha complejizado la situación”, apuntó. Hasta la fecha, ha habido en esa provincia seis fallecidos por la enfermedad, para una letalidad de 3.3, y ya se acumulan 55 pacientes recuperados y dados de alta.
“En este momento hay en los centros de aislamiento para contactos 1 241 pacientes. Están allí bajo vigilancia y atención médicas, y hay otros 323 pacientes en las cuatro instituciones hospitalarias dedicadas al enfrentamiento a la COVID‒19 en el territorio. Hasta la fecha han sido atendidos 22 000 pacientes/ día, incluidos más de mil pacientes en las instituciones hospitalarias”.
De los 13 municipios villaclareños, solo dos no han reportado casos. Los municipios de Santa Clara (113), Camajuaní y Cifuentes reportan el 89.5% de los casos en la provincia. En UCI han debido ser atendidos 12 pacientes, el 6.9% de los 182 casos confirmados.
La provincia reporta hoy 27 focos de casos positivos y se han cerrado 18. Seguimos trabajando en este proceso. Se han registrado tres eventos de transmisión local: dos en Camajuaní y el ocurrido en el hogar ancianos No.3 de Santa Clara. El consejo popular No. 2 de Camajuaní está en cuarentena, con diez casos confirmados. Allí se han detectado 263 contactos, 154 han resultado negativos y el resto está pendiente de resultados”, explicó el gobernador villaclareño.
“Si se sigue comportando así y se sigue controlando, podremos cerrar el evento el 30 de abril. En esa cuarentena están involucradas 1 247 viviendas y 3 202, se les llevan alimentos, se atiende a sus necesidades de salud y se realiza pesquisaje activo dos veces cada día. Estamos concentrados para proteger a esa población y darle la mejor atención”.
También ese municipio, otro evento ha afectado al consejo popular rural José María Pérez, donde hay seis casos confirmados y 171 contactos, de los que 104 han resultado negativos hasta ahora. “Si se controla, el cierre del evento (con 151 viviendas y 443 personas involucradas) puede ser el 4 de mayo”.
Sobre el evento de transmisión en el hogar de ancianos de Santa Clara, señaló que la dirección del país, el presidente y el primer ministro han estado al tanto. “En ese hogar tenemos 125 ancianos, nueve internos, y 156 trabajadores. Se reportaron cuatro casos este jueves y ya son 61 casos confirmados: 43 ancianos y 18 trabajadores. Hoy se encuentran ingresados en hospitales 50 ancianos y hay 74 reubicados en el centro que habilitamos, con un sistema de atención priorizada, 34 médicos y enfermeros, para poder desinfectar el hogar donde ocurrió la transmisión y crear mejores condiciones”.
De ese evento, todos están reportados de cuidado y este jueves no hay ningún anciano reportado de grave. “Lamentablemente, este evento ha provocado dos fallecidos. Mantenemos vigilados a 148 contactos asociados a los trabajadores. Han sido estudiados todos los empleados y, con el acompañamiento del Minsap se implementó un plan de 38 medidas. Se está tratando con Prenvengho-Vir a ancianos y trabajadores, y se ha incorporado el tratamiento con Biomudulina T e interferón alfa 2B recombinante a los abuelos, además de un reforzamiento en la alimentación y las condiciones higiénico sanitarias”.
Entre las medidas de enfrentamiento a la COVID‒19, en Villa Clara se han habilitado 81 puntos de venta de cloro en todos los municipios y poblados importantes, y se han comercializado más de 700 000 litros de ese producto.
“La industria local ha producido más de 436 000 nasobucos (más de 220 000 para el sistema de salud) y 27 000 conjuntos de ropa sanitaria, y se ha contado con el apoyo de los artesanos y creadores del Fondo de Bienes Culturales.  
“Hoy la provincia tiene 115 unidades del sistema de atención a la familia que atienden a más de 8 100 ancianos. Se les lleva alimentación a la casa, y se han abierto otros cinco para acercar el servicio a sus lugares de residencia”, dijo López Díaz, quien destacó el apoyo de trabajadores sociales, la FMC, los CDR, los jóvenes, delegados del Poder Popular y diputados en las visitas a  más de 31 000 abuelos que viven solos.
“A través de los CDR hemos trabajado para acercar el medicamento a los ancianos, pero no lo hemos logrado en las 173 farmacias, pero hay intención de seguir perfeccionando esa labor”.
El sector del transporte es decisivo en la actual situación. En Villa,  se han destinado 431 medios de transporte a funciones relacionadas con la pandemia, incluidos 14 taxis de Taxi Cuba al servicio de las altas hospitalarias, 84 ómnibus trasladando a más de 7 000 trabajadores de la salud a diario, 20 ómnibus trasladando a personas con enfermedades crónicas y tratamiento oncológico, 61 taxis para pacientes de hemodiálisis y otros 80 vinculados a centros de aislamiento.
“Estamos trabajando para mejorar el distanciamiento social. Se ha creado un contingente de más de 900 jóvenes identificados con pulóveres para organizar colas y contribuir con el Minint. Se ha actuado contra más de 7 900 infractores y se han señalado más de 3 200 contravenciones a quienes no usan nasobuco y cometen indisciplinas, a lo que se suman 13 procesos por violación de medidas higiénico-sanitarias con 28 acusados. Ya tenemos ocho privaciones de libertad por delitos vinculados con esta circunstancia”, informó el gobernador de Villa Clara.
La producción de alimentos ha sido una prioridad en la provincia, que tiene un peso importante en la zafra. “Ya logramos 147 000 toneladas de azúcar, de un plan de 177 000, y aspiramos a llegar al Primero de Mayo con el 90%. El mes de abril ha sido bueno en producción y rendimiento, y consideramos que vamos a cumplir el plan”.
La industria pesquera ha producido alimentos. “Villa Clara tiene un polo turístico importante, hoy parte de la alimentación que iba a ese destino se dedica a la población. Este mes se han producido 178 toneladas de productos de pescado. La pesca está jugando un papel en la alimentación del pueblo, aunque sabemos que los números no son suficientes para cubrir las necesidades, más aún cuando se ha limitado la entrada y comercialización de otras fuentes de proteínas”.
Se han vendido en los mercados villaclareños más de 4 200 toneladas de viandas y hortalizas, además de asegurar el suministro a hospitales y centros de aislamiento. Están activos 39 centros de elaboración de comercio y gastronomía que han elaborado más de 599 toneladas de alimentos, mientras que la industria cárnica ha producido más de 500 toneladas, incluidas 212 dirigidas a la canasta básica.
En la agricultura, una de las prioridades es el plan de siembra de la campaña de frío, de más de 34 000 hectáreas, de las que se han plantado más de 9 000. “Nuestros campesinos han dado respuesta, están donando recursos para hospitales y centros de aislamiento, y se han comprometido a sembrar más de 5 300 ha de cultivos de ciclo corto”.
En cuanto a la situación de la sequía, los embalses están al 45% de su capacidad y 38 000 personas reciben aguas en pipas.
El gobernador de Villa Clara reconoció el esfuerzo de “los miles de personas que en esa provincia y en toda Cuba están trabajando hoy anónimamente, al personal de salud, a técnicos, estudiantes, agricultores, trabajadores de la educación... Los villaclareños hemos estado trabajando con la filosofía que nos planteó Fidel el 30 de septiembre de 1996, cuando nos llamó vencedores de obstáculos y dificultades. Estoy seguro de que vamos a vencer esta dura batalla”.

En video, la Mesa Redonda