Fidel


"Peor que los peligros del error son los peligros del silencio." Fidel Castro Ruz

jueves, 25 de abril de 2019

Acepta Cuba llamado de OIT para discutir futuro del trabajo (+ Fotos)

Publicado el 25 abril, 2019 • 18:30 por Francisco Rodríguez

“Muchos de los derechos por los que luchan hoy trabajadores en el mundo ya han sido ganados en Cuba, nos resta seguir protegiéndolos y hacer cumplir la ley laboral en cada centro de trabajo”, afirmó representante de la CTC al inaugurar este jueves en el Hotel Nacional una conferencia entre empleadores, gobierno y movimiento sindical solicitada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).


Ismael Drullet Pérez, miembro del secretariado de la central sindical, alertó sobre las complejidades que supone el envejecimiento demográfico y la importancia de estimular a la juventud y perfeccionar la atención a las personas jubiladas, al intervenir ante unos 80 representantes de instituciones y organizaciones de la sociedad civil.

En el encuentro presidido por Ulises Guilarte de Nacimiento, secretario general de la CTC, y la ministra de Trabajo y Seguridad Social, Margarita González; intervino también la Directora de la Oficina de la OIT para México y Cuba, Gerardina González, quien anunció que ese organismo debe evaluar en junio próximo el informe resultante de Comisión Mundial sobre el Futuro del Trabajo.

En ocasión del centenario de la OIT, esa iniciativa sugiere a las naciones miembros discutir acerca de los retos que supone para el mundo laboral el avance de las tecnologías, los cambios climáticos y demográficos, así como la globalización.

La atención a las capacidades de las personas, la inversión en las instituciones del trabajo y en su carácter decente y sostenible, son puntos centrales de ese debate encauzado “en composición tripartita, para a través del diálogo social transparente, constatar lo alcanzado y valorar lo que nos resta por hacer”, según razonó Marta Elena Feitó, viceministra primera del MTSS.

La alta funcionaria destacó que Cuba es un Estado miembro fundador de la OIT, el cual ha ratificado los 8 convenios considerados como fundamentales, y un total de 90 instrumentos internacionales, de los que 72 están en vigor. “Su contenido ha sido implementado en la legislación y son una realidad en la práctica nacional”, aseveró.

Una política de empleo que garantiza el acceso al trabajo en condiciones de igualdad, la prohibición del trabajo forzoso y el trabajo infantil, y una tasa de desocupación de 1,7 %, considerada como pleno empleo, fueron algunos de los aspectos resaltados por Feitó.

Añadió que en la Isla se protege el derecho a la seguridad y salud en el trabajo, las mujeres cubanas gozan de iguales derechos que los hombres y se protege a la mujer trabajadora en el ámbito del empleo y en la maternidad.

Como prioridades calificó además el empleo juvenil, al existir una protección especial a los jóvenes que se incorporan al trabajo, con el fin de garantizar su desarrollo integral; así como el sistema de Seguridad y Asistencia Social.

La Viceministra Primera resaltó igualmente las garantías del derecho al trabajo, el sistema de seguridad social y los sistemas públicos, universales y gratuitos de Educación y Salud, fruto de la política social de la Revolución.

Por otra parte, el presidente de la Organización Nacional de Empleadores Cubanos, Antonio Parra Rojas, evaluó que esta conferencia de dos días permite intercambiar ideas y conceptos en un proceso de actualización del modelo económico, que recibe un fuerte impulso con la adopción de una nueva Constitución, la cual introduce elementos novedosos que impactan en mundo del trabajo.

Destacó al respecto el impacto que las nuevas tecnologías deben tener en el crecimiento de la productividad del trabajo, para lo cual los empleadores deben crear y propiciar las condiciones adecuadas, fundamentalmente programas inversionistas bien concebidos y mecanismos de capacitación permanente de nuestro capital humano.

Elogió además las políticas y el marco regulatorio que se actualiza para potenciar el desarrollo empresarial e instó a asociar tales oportunidades con el óptimo aprovechamiento del capital humano que se forma en las instituciones docentes, generalizando las mejores prácticas.

En su primera jornada el encuentro repasó la política cubana de empleo, la formación profesional y las instituciones que garantizan la protección de los derechos de trabajo y seguridad social, así como el estado de la seguridad y salud en el trabajo, la solución de conflictos, la inspección del trabajo, el derecho a la sindicalización y los convenios colectivos.

Los cubanos confiamos en la fuerza de la verdad, del derecho y de la justicia

En conferencia de prensa en la sede de la cancillería cubana, el Ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, aseguró que esta mañana se amaneció con la noticia por parte del Departamento De Estado de la actualización de la llamada lista de empresas cubanas sancionadas que llegan a ser unas 200, en las que se incluyan 5 nuevas.
Recordó que el asesor de seguridad nacional de EE.UU. John Bolton dijo el pasado 17 de abril que «juntos podemos terminar lo que comenzó en esas playas – Playa Girón- y que la doctrina Monroe está viva y muy bien. «Nadie debiera olvidar que la Doctrina Monroe ha estado históricamente asociada al uso de la fuerza por parte del imperialismo norteamericano en la América Latina y el Caribe», precisó.
El canciller cubano señaló que como se sabe Bolton escogió como locación para los anuncios a Miami y a un público selecto de los remanentes de la brigada vieja, dispersa y derrotada hace 58 años en Girón, llamada 2506. «Solo ese público anquilosado y derrotado históricamente podría aplaudir sus palabras», señaló.
Rodríguez Parrilla aseguró que el que escuchó o vio el discurso ridículo y macabro de Bolton seguramente recordó el memorando del 6 de abril de 1960 en el que el entonces subsecretario de Estado norteamericano, Lester Mallory, afirma que el único medio para que el pueblo cubano dejase de apoyar a su gobierno es «provocar el desengaño y el desaliento mediante la insatisfacción económica y la penuria», y para ello debían poner en práctica rápidamente todo lo que debilitara la vida económica del país, provocando hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno.
Foto: Cubaminrex
«Parecen competir el asesor Bolton y el secretario Pompeo. Uno hace y el otro deshace. Uno se apura y el otro se demora. No siempre coinciden, curiosamente. Más que un juego de errores bien ensayado parece haber premura e improvisación», valoró el canciller cubano, pues casi una semana después de los anuncios nadie sabe de las regulaciones de aquellas criminales medidas.
«El Departamento de Estado, sin embargo, se afana en decenas de capitales en todas las latitudes del planeta en movilizar esfuerzos para agredir económicamente a Cuba».
Durante su intervención, el jefe de la diplomacia cubana informó que un documento desclasificado del gobierno de EE.UU. instruido a sus embajadas en semanas recientes, expresan como argumento de las medidas adicionales de bloqueo económico, político y comunicacional contra Cuba, la presencia de militares de servicios de inteligencia, de oficiales del ejército de la inteligencia cubanos que, según el documento, poseen un profundo arraigo en el estado venezolano.
«Es una vulgar calumnia que otra vez desmiento. Cuba no posee tropas ni fuerzas militares ni participa en operaciones militares ni de seguridad en la hermana República bolivariana de Venezuela», aclaró.
Rodríguez Parrilla calificó al asesor Bolton como un mentiroso patológico, por haber afirmado de forma desvergonzada el 17 de abril que el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba había reconocido recientemente la presencia de 20 mil matones cubanos en territorio venezolano, llamándole así al personal cubano de la salud compuesta por más de un 60 por ciento por mujeres.

Ese propio Memorando del Departamento de Estado, asegura el despliegue de fuerzas militares cubanas hacia la frontera de Venezuela con Colombia para realizar acciones provocadoras. «Miente, lo invito a que presente evidencia. El infame documento dice que decenas de miles de cubanos residentes en Venezuela han penetrado las instituciones y los servicios de ese país. Lo invito a que presente pruebas», exhortó el canciller.
Foto: Cubaminrex
Refirió también que la calumnia que más indigna es la que atribuye haber dicho a los médicos cubanos que van de puerta en puerta repartiendo medicinas y advirtiendo a los residentes que si no votan por el gobierno, le serán negados los servicios médicos. Y el propio documento dice que los cubanos se han insertado en PDVSA desde donde desvían recursos petroleros hacia Cuba. «Disimula el Señor Bolton el robo desvergonzado de la filial Citgo de los dividendos de las exportaciones petroleras venezolanas y de sus activos en terceros países».
Rodríguez Parrilla aseveró que el mismo documento instruye a sus embajadores a que insten a los gobiernos a condenar públicamente la conducta de Cuba y los llama a utilizar todos los instrumentos económicos y diplomáticos a su alcance contra nuestro país, reclamando que se hagan declaraciones públicas en foros multilaterales, que se apele directamente al gobierno cubano en reuniones bilaterales, que se trabaje estrechamente con el gobierno de los EE.UU. para propiciar declaraciones e iniciativas conjuntas en el ámbito multilateral en la OEA y en las Naciones Unidas. «Y recaba a los gobiernos que ofende con vulgar intervención en sus decisiones internas, invitándolos a dar a conocer al Departamento de Estado sus ideas sobre cómo pudieran trabajar unidos para debilitar al régimen cubano».
Para el canciller cubano, es curioso que en la prensa de Brasil se publicara el día antes de la intervención de Bolton, sobre un documento clasificado de la cancillería de ese país dirigido a los embajadores brasileros en diversas ciudades que, según esa misma prensa, expresa que ambos gobiernos decidieron unirse para, de forma coordinada condenar el apoyo ofrecido por La Habana a Nicolás Maduro. Según esas fuentes de prensa el canciller cree que una campaña internacional sobre Cuba podrá cumplir ese objetivo.
«Es significativo que se haya instruido también con las mismas palabras instar a las autoridades extranjeras a condenar con vehemencia el protagonismo de Cuba en la prolongación de la situación venezolana en foros regionales o multilaterales o incluso, en conversaciones directas con el gobierno cubano. Esa instrucción indica que deberá ser cumplida en coordinación con la Embajada de los EE.UU. aunque aclara de una manera sorprendente y cito el documento “que las gestiones no deben ser necesariamente conjuntas”».
Rodríguez Parrilla recordó el enfoque calumnioso y ofensivo para el personal de la salud de Cuba que trabajaba en las zonas más remotas y pobres de Brasil y que prestaba servicios a las familias de menos ingresos,  y que fueron impedidas las condiciones para mantener la cooperación médica en ese país.
Foto: Cubaminrex
Señaló que una reciente declaración del gobierno cubano rechazó en los términos más enérgicos las medidas anunciadas el 17 de abril y reitera que el gobierno de EE.UU. acude nuevamente a las mentiras mas descarnadas para intentar justificar sus acciones. «Siempre lo ha hecho pero ahora lo hace de una manera más desvergonzada que nunca. Ha acusado a Cuba de atacar a sus diplomáticos, de violar los derechos humanos, de ser responsables por la situación que experimenta Venezuela, de constituir una amenaza para los EE.UU. y de representar los intereses de potencias extrarregionales en nuestro hemisferio».
Agradeció las expresiones de gobiernos de distintas partes del mundo y las voces que desde EE.UU. se han pronunciado claramente en rechazo a estas medidas, entre ellos muchos cubanos que allí residen. «Al igual que en el pasado, la política que ahora se endurece está condenada al fracaso y a acrecentar el aislamiento del gobierno de los Estados Unidos».
Para el canciller cubano, las restricciones de viajes anunciadas por Bolton, que se suma a la ya limitada posibilidad de viajar de los ciudadanos norteamericanos para el destino prohibido de Cuba, no tuvieron en cuenta la opinión de los electores estadounidenses, en particular los 650 mil ciudadanos norteamericanos que visitaron la Isla en 2018 ni la del medio millón de cubanos residentes en ese país que también lo hicieron. «Ignora deliberadamente la opinión de los ciudadanos de los EE.UU., de los sectores más diversos y crecientes que se interesan por una relación respetuosa hacia la normalidad en los vínculos entre ambos países».
Las restricciones a las remesas a las familias cubanas no solo lastiman los intereses y los ingresos de nuestro pueblo, de cada familia que tiene esos vínculos, también lesiona la libertad y el derecho de las personas en EE.UU. de enviar remesas a familiares, conocidos o allegados en Cuba y dañarán grandemente al sector cuentapropista de la economía cubana, reafirmó el canciller cubano.
Foto: Cubaminrex
Reiteró que la obligatoriedad de viajar a un tercer país para obtener visas de viajeros, debido al cierre de los servicios consulares en La Habana y hacerlo solo a un lugar para obtener visa de inmigrantes, con lo cual se incumple la obligación jurídica del gobierno estadounidense de conceder no menos de 20 mil visas anuales para migrantes y otros aspectos de los acuerdos migratorios vigentes y la suspensión de las visas temporales de entradas múltiples para las cubanas y cubanos, se lesionan los vínculos interfamiliares, los derechos de nuestros ciudadanos y de los residentes en los EE.UU.
Foto: Cubaminrex
Reafirmó que todas las medidas anunciadas castigan a las cubanas y cubanos, a todas las familias sin excepción, en Cuba y en EE.UU. y a todas las personas de buena voluntad en ese país, representan un incentivo a la migración irregular e insegura de ciudadanos cubanos, alientan el tráfico de personas, alimentan a las bandas que se dedican a la trata de personas y crea condiciones de riesgo que costarán vidas a personas que deseen utilizar esas vías.
«Las familias cubanas no debieran ser rehenes de las luchas políticas intestinas en los EE.UU., de la política inmoral y sucia que hoy prevalece en ese país, de los odios y rencillas que la política oficial atiza. No debieran ser rehenes de la competencia feroz entre republicanos y demócratas y Cuba, que no  tiene relación alguna, ni debiera tenerla con la lucha partidista, no debiera ser en modo alguno objeto de las pugnas entre un partido u otro, de destrucción, de avances, de creación de retrocesos o de pugnas con presidentes anteriores», valoró el Ministro de Relaciones Exteriores de la Isla.

Resaltó también que de la misma manera que la voluntad invariable y permanente de Cuba de sostener relaciones basadas en los principios del derecho internacional, la absoluta igualdad soberana de los estados, el respeto mutuo y el beneficio reciproco, no está al alcance del vaivén de los partidos en ese país.

Dijo que la esencia de las medidas anunciadas implican,  obviamente, un reforzamiento del bloqueo económico, comercial y financiero mediante la estricta aplicación de la ley Helms Burton que venía siendo aplicada ya brutalmente, pero ahora se incrementa al poner en aplicación a un titulo que había permanecido por varias décadas suspendida por su insensatez, su brutal agresión a intereses y soberanía de terceros estados y ser el resultado de acuerdos adoptados por gobiernos aliados.


«Esta ley, junto con las acciones especificas que ahora se anuncian, crearan necesariamente, efectos financieros, dañarán a las entidades cubanas y generarán mayores dificultades y carencias a nuestro pueblo. La meta declarada es asfixiar la economía y castigar al pueblo cubano en su conjunto con la finalidad de arrancar concesiones políticas a nuestro gobierno. Así ha sido siempre, parece que ahora lo será aún más», ratificó.

El diplomático cubano resaltó que a pesar del indudable impacto económico que estas medidas tendrán, no podrán mover un ápice la firme determinación de resistencia de las cubanas y cubanos ni acercarán en lo absoluto el viejo anhelo, el espejismo de derrocar a la Revolución Cubana y controlar los destinos de Cuba.

Aseguró que Cuba garantizará las condiciones jurídicas y honrará todos sus compromisos en esta materia y se mantendrá el rumbo ya asumido de acercamiento y ampliación de los vínculos entre la nación y los cubanos que residen en otros países, incluyendo los que viven en EE.UU., buscando maneras de superar obstáculos, de acercarlos a la Patria, de impedir que las acciones de un gobierno hostil y soberbio obstaculicen el vinculo natural entre nuestros nacionales y se continuará abriendo espacios de comunicación de intercambio y comunicación con ciudadanos de instituciones estadounidenses de toda su vasta geografía y los que han viajado a Cuba en los últimos años o deseen hacerlo, recibirán la calidad hospitalidad de nuestro pueblo, con los que se desea una relación de respeto, incluyendo el sector académico y el vinculado a las ciencias.

De igual forma, continuará el acercamiento con todos los que han promovido intereses comerciales y han establecido líneas de intercambio económico  comercial de beneficio mutuo, ya sean residentes en los EE.UU. o en cualquier lugar del mundo.


«Quienes hoy tienen a su cargo la política exterior de los EE.UU no poseen la capacidad de borrar los profundos vínculos culturales que atan a las culturas de Cuba y norteamericana. Les podrá mortificar el espectáculo formidable de la jornada de las artes cubanas organizado en Washington entre abril y mayo del pasado año bajo el auspicio del Kennedy Center de Washington. Podrá molestarles pero carecen de fuerza para frenar el movimiento y el intenso metabolismo espiritual del arte entre las dos naciones», refirió.

Calificó a la política exterior de EE.UU. como una real amenaza sobre nuestro hemisferio, sobre una región declarada zona de paz, aunque quienes hoy conducen la política exterior estadounidense están empeñados en convertirla en una zona de conflicto, y son ellos quienes amenazan la paz y la seguridad internacionales.
«Esperamos prevalezca la posición serena, profesional, responsable y seria de las mentes lúcidas y honestas que actúan en el gobierno estadounidense o que ejercen influencia sobre este», significó.


Bruno Rodríguez Parrilla describió que el Producto Interno Bruto (PIB) es mas de 200 veces el de Cuba, su territorio multiplica por 89 veces el de la Isla, su población es 30 veces mayor, allí hay 87 veces más teléfonos celulares que en Cuba, 38 veces mas usuarios de redes que en la Mayor de las Antillas y ese país que alberga un cuarto de millón  de soldados en 800 bases militares en 80 países y ejerce hoy como super potencia en el planeta amenaza a una Isla pequeña pero resguardada por el valor y la unidad de su pueblo y el extraordinario simbolismo de su historia.

Hizo un llamado a la comunidad internacional a detener la insensatez y la irresponsabilidad, a actuar antes de que sea demasiado tarde y a detener esta peligrosa escalada por el bien de los pueblos de Cuba, de los EE.UU., de la región y de todos los del planeta. «El mundo no puede permitirse permanecer impasible mientras se convoca a destrozar a países impunemente como ha ocurrido en otras regiones del planeta u ocurre hoy, incluso, en la actualidad».

«Los cubanos confiamos en la fuerza de la verdad, del derecho y de la justicia. Apelamos a los gobiernos, parlamentos, fuerzas políticas, movimientos sociales, populares, reivindicativos, indígenas, a los representantes de la sociedad civil, a los escritores y artistas, académicos, científicos, periodistas, intelectuales. Esperamos la acción de la Asamblea General de las Naciones Unidas, de la Organización Mundial de Comercio y de otras instancias multilaterales».

«Esperamos solidaridad del Movimiento de Países no Alineados, del Grupo de los 77, de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y caribeños, de toda la comunidad internacional y de la opinión pública mundial», concluyó.

¿Por qué?


Texto tomado de “Sine Die”,  Dr. Juan M. Ferrán Oliva, distribuida mediante correo electrónico. Número SD 37, Publicado el 20 de abril de 2019.

Alejandro Gil Fernández, Ministro de Economía y Planificación expuso el Plan de Desarrollo hasta 2030[1] En lugar de quinquenios abarcó 3 etapas. La primera se extiende hasta 2021 y la siguiente a los 5 años hasta 2026; la tercera, cuatrienal, va hasta 2030. Fue una comunicación objetiva y didáctica que, exenta de liturgia política, expuso en 92 minutos las dificultades derivadas de la actual coyuntura.

La primera etapa acaparó la exposición: Se afrontan fuertes restricciones financieras agravadas por atrasos en el cobro y la presión del embargo. El plan de importaciones se incumple y puede empeorar. Algunos impagos restringen la obtención de créditos. Las inversiones no siempre se amortizan con resultados. Es necesario erradicar la mentalidad de importación y  diversificar las exportaciones. El envejecimiento poblacional es otro factor negativo. El desabastecimiento de la oferta minorista alcanza niveles graves. El capital extranjero no llega en la medida necesaria. Incluso hay descapitalización en algunas ramas. Se consideran prioritarios el turismo, la biotecnología, la cuestión energética, los  alimentos, los servicios al extranjero y la construcción. Estos 6 sectores disponen de la mayor potencialidad para generar exportaciones y sustituir importaciones. La aplicación del plan no es una camisa de fuerza.  Se recomienda flexibilidad ante eventuales mejoras no planificadas.  Será revisada la situación de las empresas con esquema cerrado de divisas[2]. En alimentos y combustible se importarán más de $5.000 millones. Hay reservas internas que es preciso movilizar.

Este es, sucintamente, el contenido del informe. La lectura entre líneas permite otras consideraciones.

El crecimiento no implica desarrollo pero es condición necesaria.  Incrementar el PIB en un 5% o más requiere una tasa bruta de acumulación elevada. En términos monetarios significa alrededor de US$ 2.000 a US$ 2.500 millones anuales[3]. Algo muy superior a las posibilidades del país. Sólo sería viable con la inversión extranjera. La Ley 118 de 2014 amplió las ventajas en tal sentido, pero la respuesta no ha sido suficiente. La agudización del bloqueo puede incidir también negativamente. En consecuencia no hay crecimiento ni desarrollo. Lo planificado perpetua la penuria y apenas alcanza para la reproducción simple. Si se cumple. Las deficiencias en la economía nos llevan a un callejón sin salida.

Persiste la preeminencia de una mentalidad de asignación propia de las entidades burocráticas, pródiga en funcionarios y rara en gerentes. La economía estatal, debatida entre la rigidez  y la flexibilidad, representa el 70% del total. En el sector cooperativo los controles limitan la creatividad productiva. Apenas difieren de las estatales y es probable que esa sea su mentalidad.

La aberrada paridad entre el peso y el dólar anula los análisis de factibilidad[4]. Lo peor es que muchas inversiones nuevas se contaminan con la ineficiencia generalizada y no se redimen.

Más grave aún es el desabastecimiento minorista, quebranto endémico que dura más de medio siglo. Hace crisis en estos momentos. La oferta minorista es una de las más pobres del mundo, quizás la peor[5]. El verdadero estímulo no es el dinero sino lo que pueda hacerse con él. La oferta interna debería añadirse a las 6 prioridades establecidas. Es muy probable que sea la llave de la eficiencia.

El inmoral bloqueo es rechazado universalmente. Afecta al PIB en algo menos de un 1%, lo cual tiene importancia dados nuestros ínfimos crecimientos[6].

C
La mayoría de los analistas piensa que las soluciones van más allá de la economía. La nueva dirección realiza grandes esfuerzos dentro de sus potestades. No pueden ir más allá. Como es sabido, el Buró Político constituye la máxima instancia de poder[7]. Así lo patentiza el articulo no.5 de la Constitución[8]. Me faltan información y talento para sugerir soluciones en tal campo que no domino y está minado por la Doctrina Monroe. Pero tengo derecho a meditar y expresarme[9]. El Partido cuenta con tanques pensantes y con su propia experiencia. Los graves problemas de la economía exigen grandes remedios. Si se puede.


El ser humano ha de ser el objetivo de un buen gobierno. No valen argumentos doctrinarios de repertorio. Los casos de China, Viet Nam y Laos impresionan. Partieron de niveles ínfimos. Al igual que Cuba son Estados monopartidistas. El primero, a partir de 1978 logró crecimientos superiores al 9% anual, quizás subestimados. Viet Nam adoptó su reforma en 1986 y alcanzó aumentos parecidos. Laos va por el mismo camino. Coinciden en que el modelo soviético no es reformable[10]. Sus circunstancias son diferentes a las nuestras y no es posible clonarlos, pero debemos seguir su  pragmatismo e iconoclastia. El caso ruso es diferente  pero no menos milagroso.

¿Porqué Cuba no obtiene resultados similares? El Poder tiene la palabra.
Fin

Citas

[1] Dentro de la  IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, foro centrado en temas económicos y, entre ellos el Plan e Desarrollo hasta 2030. Miércoles 10 de abril de 2019
[2] Son aquellas que se quedan con parte de las divisas que adquieren
[3] Datos aportados por Marino Murillo,en la argumentación de la necesidad de la Ley de Inversión Extranjera. No.1118 Sesión Extraordinaria de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Marzo de 2014.
[4] Ver La recurrente dualidad monetaria. SINE DIE 35 de marzo 24 de 2019
[5] Ver El cuartico está igualito. SINE DIE 23 de enero 6 de 2019
[6] Ver Al Bloqueo lo que es del bloqueo. SINE DIE 25 de Enero 13 de 2019.
[7] Ver ¿Quién tiene la llave?  SINE DIE 19 de diciembre 24 de 2018
[8] CONSTITUCIÓN. ARTÍCULO 5. El Partido Comunista de Cuba, único, martiano, fidelista, marxista y leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, sustentado en su carácter democráti­co y la permanente vinculación con el pueblo, es la fuerza política dirigente superior de la so­ciedad y del Estado.
[9] CONSTITUCIÓN. ARTÍCULO 54. El Estado reconoce, respeta y garantiza a las personas la libertad de pensa­miento, conciencia y expresión. Lo de pensamiento es una perogrullada.
[10] Díaz Vázquez, Julio A.   ¿Es Aplicable el Modelo Chino  o Vietnamita en Cuba? Centro de Investigaciones Económicas d la Universidad de la Habana. Marzo 2011

Preguntando honestamente

Por Dr. Julio Carranza 

Cuando leo y releo estos magníficos textos de los compañeros que por aquí intercambiamos veo, a la vez que un debate honesto y culto, una gran coincidencia en ideas y planteamientos esenciales que son cada vez más enriquecidos con datos, experiencias, consideraciones históricas, propuestas concretas, etc. Todos con un alto nivel de compromiso con la justicia social, con la independencia del país, con la participación popular, con la revolución cubana, todos preocupados por la falta crónica de eficiencia del modelo económico, todos abogando por cambios necesarios para superar los problemas y poder recuperar y mantener lo alcanzado y avanzar más, todos con un sentido objetivo de la realidad actual y sus desafíos, todos corresponden esencialmente con documentos políticos fundamentales como la Conceptualización y la nueva Constitución, todos conectan con las preocupaciones y aspiraciones que se aprecian en la calle cuando se habla con las más disimiles personas de nuestra sociedad, muchos publicados en diferentes blogs y otros medios públicos; sin embargo todos con un bajo nivel de incidencia, atención, consideración y aceptación en lo que se discute en los espacios oficiales (reuniones de gobierno, sesiones parlamentarias, medios de comunicación, etc). 

Que sucede para que se tropiece con esta incomunicación, con esta falta de innovación y audacia política?, da la impresión de estar atrapados en una “parálisis paradigmática” y en “zonas de confort” que no se rompen. 

Habrá suficiente conciencia de que, como bien argumenta este último artículo de Jorge Ricardo Machado, estamos ante una nueva encrucijada en nuestra historia que solo se puede superar en el sentido de los interese más legítimos de la nación con una salida revolucionaria y ágil que no incluye la parálisis, ni la falta de imaginación, ni la falta de audacia política, ni el dogmatismo, ni la falta de conocimiento acerca de las lecciones de la historia y de las características y condiciones del mundo actual lo cual va desde las agresiones como las que se renuevan con mayor agresividad desde los Estados Unidos hasta los impactos de las nuevas tecnologías en todas las dimensiones de la vida, pasando por el cambio climático y todo lo demás. 

El fantasma de la “improvisación” no puede ser un argumento para prolongar indefinidamente cursos de acción que están más que estudiados y fundamentados.

La historia de la revolución cubana es también la historia de una gran imaginación, dinamismo, audacia y antidogmatismo para enfrentar en cada momento histórico lo que cada momento histórico ha planteado como desafío. Sobre todo eso también hemos argumentado muchos por este espacio.

Puerto, transporte, economía interna: otra vez

CUBA

Por Rachel D. Rojas Actualizado Abr 24, 2019


LA HABANA. Hace unas semanas el Ministro de Economía, Alejandro Gil, presentó ante el parlamento cubano un resumen del crítico estado actual de la economía del país, algo que desde la agobiante cotidianidad de la vida en Cuba la gente ya conoce muy bien, pero que un detallado inventario de problemas concretos, acompañado de las posibles soluciones y planes a largo plazo, les pone aún más de frente. De ahí que los próximos pasos que propuso el funcionario vendrían a ser las manos que alivian la presión de la soga al cuello.

La economía, como todo sistema, no puede ser analizada en parcelas, como si cada elemento no estuviera intrínsecamente relacionado con los demás, e influyera, directamente o no, en que los números no se pinten de rojo; y en que alcancen, además, los niveles de una seguridad nacional que incluya a todos.

“Realmente son los sectores, planteados desde hace algunos años, en los que Cuba debe enfocarse, aquellos que pueden generar crecimiento sostenido de una forma rápida”. Así valora el economista y profesor cubano Omar Everleny las seis actividades económicas propuestas como prioridades para los próximos tres años, correspondientes a la primera etapa del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social (PNDES) para el 2030. Un plan, tres etapas, seis sectores, una nación soberana y sus millones de hijas e hijos.

En palabras del profesor, existen problemas internos relacionados, entre otros factores, con la planificación centralizada, por lo que el estado de cosas amerita también un análisis de estos obstáculos de fondo que llevan años frenando eficiencia de las dinámicas económicas. “No es la primera vez que se plantean ideas y proyectos de largo plazo —agrega Everleny—, pero hay problemas macroeconómicos, deformaciones de la economía interna que no se resuelven solo con darle prioridad a determinados sectores”.

Los sectores escogidos

Uno de los principales problemas que presenta el turismo tiene que ver con las inversiones extra hoteleras, un punto de atención que no pasa desapercibido para las autoridades y en el que coincide el profesor Everleny.

“El tema es de eficiencia; la calidad de lo que recibe un turista que viene a Cuba está muy por debajo de la que obtiene ese mismo turista en la región, como por ejemplo en Punta Cana. La capacidad hotelera haría falta, pero en estos momentos todavía tenemos un nivel de ocupación bastante bajo comparado con los del área —38,5 por ciento en 2018, según cifras de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información—, por lo que habría que pensar también en las actividades que dan apoyo al turismo y permiten la entrada de más ingresos al país”.

Según su análisis, el tema de la infraestructura vial, de producción de alimentos o de abastecimiento de agua en algunas zonas de los municipios Centro Habana y Habana Vieja es también vital para el crecimiento de esta actividad. “Habría que destinar más recursos a esa infraestructura física. Eso ya ocurrió cuando se invirtió en Varadero. Muchas de esas inversiones que se hicieron en Matanzas y en la carretera que unía a la provincia con la península salieron de fondos destinados al turismo”, explica.

El director de desarrollo de Turismo Daniel Alonso informó en marzo que para este 2019 se prevé la construcción de 3805 habitaciones en todo el país, cifra que tampoco alcanza el ritmo de 5000 cada año propuesto en noviembre pasado por el ministro del ramo Manuel Marrero.

“Sería muy factible para el país pensar en dedicar parte del dinero planificado para la construcción de esa gran cantidad de habitaciones a mejorar la infraestructura de la que hablamos”, opinó Everleny.

Respecto a la industria biotecnológica y farmacéutica, el profesor cubano concuerda con los buenos resultados que históricamente ha tenido, especialmente por la calidad de sus producciones. No obstante, “se pensaba que con la mejoría iniciada en la época de Obama podría haber mayor intercambio con Estados Unidos en ese sentido. Ahora, lamentablemente la mayor parte de las empresas en el mundo de la biotecnología son trasnacionales, y muchas de ellas son norteamericanas. Se comenzó un buen acuerdo para trabajar en la vacuna contra el cáncer de pulmón con un instituto de ese país, pero las recientes medidas del gobierno de Trump no están en la línea de favorecer este tipo de acuerdos”. Ese, valora, sería en el actual escenario el principal obstáculo de este sector escogido. “Tampoco es tan fácil —añade— aprobar para su comercialización un producto cubano, aunque tenga la calidad, porque estamos hablando de una industria muy costosa”.

El caso de la producción de alimentos es otro, aunque el recrudecimiento del bloqueo estadounidense contra Cuba es una afectación común para la economía cubana toda. “Si en un área económica se han hecho grandes reformas en los últimos años es precisamente en la agricultura. Pero pasan muchas cosas. Lo primero es que los precios son fijados por Acopio, y en ningún lugar del mundo el que compra fija el precio, sino el que vende. Esta entidad en la etapa revolucionaria ha tenido momentos de auge y de declive, pero sobre todo de lo último, y aun así se sigue apostando por ese modelo centralizado”, estima Everleny.

El declive sigue presente hoy, evidenciado en el incumplimiento del plan del pasado marzo que explicó el ministro Gustavo Rodríguez Rollero en la Asamblea, concretamente un monto de 12 mil toneladas de viandas, hortalizas, granos y frutas que no se lograron acopiar. Lejos de disminuir la burocracia y la centralización de esa y otras estructuras, una de las medidas anunciadas por Rollero fue precisamente que la unión de Acopio deberá “convertirse próximamente en Organización Superior de Dirección Empresarial, con entidades en cada provincia y una nueva en La Habana”. Mientras, en Cuba se importan este año “más de cinco mil millones de dólares en alimentos y combustibles”, según informó el ministro Alejandro Gil.

Para Everleny, en ese sentido otra de las posibilidades es que los productores puedan acceder directamente al comercio internacional a buscar insumos y tecnologías con sus propios recursos, algo que de todas formas el estado tampoco ha podido garantizar de manera estable y sostenible por muchos años. “La mayor parte de la producción agrícola del país, excepto la de caña, está en manos de productores privados”, sostiene.

“Pienso que más que identificar sectores (y no estoy diciendo que no se haga, creo que es válido también), se debe pensar en una mayor apertura interna —añade el economista—. Los factores externos para el país son complejos, pero Cuba no tiene la fuerza suficiente para incidir demasiado en esas cuestiones. Lo que sí está al alcance del gobierno es poner en vigor lo que ya se había discutido y aprobado, que no es nada nuevo”.

Se refiere el profesor a documentos programáticos como los Lineamientos, con un muy bajo porcentaje de implementación desde su puesta en marcha en 2013; la Conceptualización del Modelo Económico, en la cual requirió más de cinco años de discusiones para lograr una versión final; y en la nueva Constitución cubana, donde se reconocen, por ejemplo, todos los tipos de propiedad.

“¿Por qué no aprobar las pequeñas y medianas empresas si no se estaría violando ninguna prohibición? ¿Por qué no permitir que ese sector no estatal importe?”, se pregunta.

“La velocidad de la toma de decisiones tiene un tiempo al parecer distinto al de los cubanos de a pie —concluye—. Creo que es hora de sincronizar los relojes, porque la población cubana no salió del primer período especial. No todo el mundo pudo reponerse de lo que perdió”.


Progreso Semanal/ Weekly autoriza la reproducción total o parcial de los artículos de nuestros periodistas siempre y cuando se identifique la fuente original y el autor.