Fidel


"Peor que los peligros del error son los peligros del silencio." Fidel Castro Ruz

sábado, 16 de abril de 2016

La ley del pastrami


Hace un par de meses, Jeb Bush (¿se acuerdan de él?) publicaba en Twitter una foto de su revólver, con un monograma grabado, y el pie “América”. Bill de Blasio, alcalde de Nueva York, respondía con la imagen de un inmenso bocadillo de pastrami, también con la leyenda “América”. Punto para De Blasio, digo yo.

Permítanme ahora que le quite un poco la gracia hablando de lo que realmente significa. La publicación de Bush era un torpe intento de explotar la idea común entre los republicanos de que solo determinadas personas —ciudadanos blancos, con armas, de pueblos o ciudades pequeñas— encarnan el verdadero espíritu de la nación. Es una idea cuya mayor defensora ha sido Sarah Palin, que les dijo a los habitantes de las pequeñas ciudades del sur que ellos representaban el “Estados Unidos verdadero”. Vemos lo mismo cuando Ted Cruz habla con desdén de los “valores de Nueva York”.

La réplica de Blasio, glorificando un manjar típicamente neoyorquino, era una declaración de que los demás también son estadounidenses; que todo el mundo cuenta. Y esta, sin duda, es la visión de Estados Unidos que debería imperar. Por eso resulta inquietante ver los intentos palinescos de deslegitimar a gran parte del electorado que afloran entre algunos demócratas.

Hay bastante gente que parece confusa ante la actual situación de la carrera por la candidatura demócrata. Pero los fundamentos son sencillos: Hillary Clinton lleva una ventaja considerable tanto entre los delegados como entre el voto popular. (En las primarias demócratas, el reparto de delegados es casi proporcional a los votos). Si se preguntan cómo es eso posible —¡Bernie Sanders acaba de ganar en siete estados de golpe!—, tienen que tener en cuenta que esos siete estados suman una población total de unos 20 millones de personas. En cambio, Florida por sí sola tiene también unos 20 millones de habitantes (y Clinton ha ganado allí por 30 puntos de ventaja).

La campaña de Sanders quiere engañar a sus seguidores para que sigan llegando dinero y voluntarios

Para superarla, Sanders tendría que ganar las votaciones que faltan con una ventaja media de 13 puntos, cifra que seguramente subirá después de las primarias de Nueva York, aun cuando a él le vaya mucho mejor de lo que dan a entender los últimos sondeos. No es algo imposible, pero sí muy improbable.

Por eso la campaña de Sanders sostiene que los superdelegados —personas, sobre todo de dentro del partido, no elegidas mediante primarias ni por asambleas, y que actúan como delegados en virtud de las normas electorales demócratas— deberían otorgarle la candidatura aunque no obtenga el voto popular. Por si creen que no han leído bien: sí, hace no mucho, muchos defensores de Sanders despotricaban porque Hillary iba a apropiarse de la candidatura haciendo que los superdelegados la ayudaran aunque perdiese las primarias. Ahora la estrategia de Sanders consiste en ganar haciendo exactamente eso.

Pero ¿cómo puede la campaña defender el argumento de que el partido debería ir en contra de la voluntad expresa de los votantes? Insistiendo en que muchos de esos votantes no deberían contar. A lo largo de la última semana, Sanders ha declarado que Clinton va en cabeza solo porque ha ganado en el “sur profundo”, que es una “zona del país bastante conservadora”. El total que hay hasta ahora, según él, “distorsiona la realidad” porque abarca muchísimos estados sureños.
Se da la casualidad de que eso no es cierto; el calendario, que hizo que al principio votasen algunos estados muy favorables a Sanders, no ha sido un factor importante en esta competición. Además, el estado bisagra de Florida no es el sur profundo. Pero da igual. El gran problema de este argumento debería resultar evidente. Clinton no ha obtenido una victoria aplastante en el sur gracias al poder de los votantes conservadores; ha ganado consiguiendo el apoyo mayoritario de los votantes negros. Esto da al asunto un cariz diferente, ¿verdad?

¿Es posible que Sanders no lo sepa, que se imagine a Clinton cabalgando sobre la ola de los apoyos del viejo partido demócrata del sur, anticuados que ondean banderas confederadas, y no por, digámoslo sin rodeos, los descendientes de los esclavos? Tal vez. Como quizás ya habrán notado, no es un hombre que repare mucho en los detalles. Sin embargo, es más probable que esté siendo intencionadamente engañoso, y que su intento de deslegitimar a gran parte del electorado demócrata sea una estratagema cínica.

¿Quién es el blanco de esa estratagema? Está claro que no los superdelegados.Piensen en ello: ¿se imaginan a la propia gente del Partido Demócrata tomando la decisión de negarle la candidatura a la persona que obtenga la mayoría de los votos, basándose en que los votantes afroamericanos no cuentan tanto como los blancos?

No. En realidad, la afirmación de que las victorias de Clinton en el sur no deben tenerse en cuenta tiene por objeto engañar a los seguidores de Sanders y ofrecerles una visión poco realista de las opciones de victoria que aún tiene su favorito (y así lograr que sigan llegando el dinero y los voluntarios).

Para que quede claro, no pretendo decir que Sanders deba abandonar. Tiene derecho a seguir haciendo campaña, con la esperanza de dar una enorme sorpresa en las primarias que quedan, o de ejercer cierta influencia durante la convención. Pero tratar de sacar adelante la campaña engañando a sus seguidores no está bien. Y hablar con desdén de millones de votantes ya pasa de castaño oscuro, sobre todo tratándose de un progresista.

Recuerden la ley del pastrami: todos somos estadounidenses. Y los afroamericanos son, sin lugar a dudas, verdaderos demócratas que merecen respeto.

PAUL KRUGMAN ES PREMIO NOBEL DE ECONOMÍA.

© THE NEW YORK TIMES COMPANY, 2016.

TRADUCCIÓN DE NEWS CLIPS.

Dualidad monetaria: complejo asunto en los actuales cambios


La muestra más elocuente de la complejidad del proceso de implementación de los Lineamientos Socioeconómicos radica en la dualidad monetaria y cambiaria, aseguró hoy el General de Ejército Raúl Castro, Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC).

En la lectura del informe central del Séptimo Congreso de la organización, que sesiona en el capitalino Palacio de Convenciones, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros dijo que ese resulta un asunto en el que no se ha dejado de trabajar en estos años, y cuya solución "no quedará para las calendas griegas". 

Expresó que aunque la unificación de las monedas no representa la solución mágica a todas las distorsiones estructurales de la economía, significará un impulso fundamental para avanzar en el resto de las tareas de cara a la actualización del modelo nacional. 

Ante delegados e invitados a la cita partidista, Raúl ratificó la decisión de garantizar los depósitos bancarios en divisas extranjeras, pesos cubanos convertibles (CUC) y pesos cubanos (CUP), así como el efectivo en manos de la población y las personas jurídicas nacionales y foráneas. 

Subrayó que el ordenamiento monetario facilitará crear las condiciones requeridas para superar los efectos nocivos del igualitarismo, y hacer realidad el principio socialista de cada cual según su capacidad y a cada cual según su trabajo, y rectificar el fenómeno de la llamada pirámide invertida. 

Consideró que en el escenario dual, la empresa estatal, principal actor de la economía, se encuentra en una posición desventajosa en comparación con el creciente sector no estatal, el cual se beneficia por trabajar en un circuito monetario basado en la tasa de cambio de un CUC por 25 CUP, mientras las entidades se rigen por la paridad de ambos pesos. 

El Presidente cubano afirmó que tal distorsión deberá ser solucionada en la brevedad posible, pues esa anomalía, sumada al discreto desempeño de la economía, no ha permitido avanzar sustancialmente en la implementación de los lineamientos vinculados a la eliminación paulatina de las gratuidades indebidas y los subsidios excesivos. 

También ha ocasionado la imposibilidad de generalizar el incremento de los ingresos de los trabajadores y asegurar la oferta estable de determinadas mercancías, añadió. 

En otro momento de su intervención se refirió al elevado índice de envejecimiento de la población cubana, la cual migra del campo a las ciudades, se concentra y eleva su nivel de calificación, lo que representa un problema estratégico.

Para enfrentar esa situación, comentó que fue elaborada una política que contempla 76 medidas y 252 acciones, cuya aplicación será gradual en dependencia del comportamiento de la economía.

Como otro resultado del último quinquenio, Raúl aludió a la aprobación de la Ley de Inversión Extranjera, reconocida como una fuente importante en pos del progreso del país, que preserva la soberanía nacional, la protección del medio ambiente y el uso racional de los recursos naturales. 

Destacó la constitución de la Zona Especial de Desarrollo Mariel con ventajas adicionales, y el aseguramiento de un marco jurídico y la infraestructura para el asentamiento de proyectos que generen exportaciones, promuevan la sustitución de importaciones, la trasferencia de tecnologías y se conviertan en una fuente de empleo y de financiamiento a largo plazo. 

En tal sentido, resaltó que si bien en ese camino incide la aplicación del bloqueo norteamericano, resulta necesario dejar atrás prejuicios arcaicos referentes a la importancia de la inversión extranjera. 

A pesar de que se mantienen no pocas tensiones en el aseguramiento, manifestó que en los procesos inversionistas subsisten la improvisación y superficialidad y falta de integralidad, lo cual conduce a dilatados plazos de ejecución y afecta la calidad.

Raúl trató, además, las transformaciones que se ejecutan con el propósito de fortalecer a la empresa estatal socialista, y aseveró que hoy los directivos cuentan con mayores facultades, no obstante, es un trayecto que no se recorre en un día, que madurará a mediano y largo plazos. 

Remarcó que está en fase de implementación para su posterior materialización el experimento en Artemisa y Mayabeque, en cuanto a la separación de funciones en las Asambleas del Poder Popular y los Consejos de la Administración. 

La aplicación del nuevo modelo ha conducido a una notable reducción de los cargos sin generar inestabilidad en su funcionamiento, favoreciendo la autoridad, añadió.

No obstante, reconoció que han existido deficiencias en la conducción y control de las políticas autorizadas, como en la capacitación de los diferentes niveles de dirección; “ha faltado sentido de la urgencia, contrario al espíritu de las medidas aprobadas”, indicó. 

Como un ejemplo citó el comportamiento de los precios de los productos agropecuarios, y la aparición del fenómeno del acaparamiento en detrimento de la población, y recalcó que en esa situación es clave la producción e influyen factores objetivos y subjetivos.

No podemos quedarnos con los brazos cruzados en el manejo inescrupuloso de los precios por individuos que buscan enriquecerse cada vez más, aseguró, al insistir en que el reconocimiento del mercado en el funcionamiento de la economía no implica que el Partido, Gobierno y las organizaciones de masas dejen de cumplir su papel de enfrentar las problemas injustos que afectan a la población.

Al respecto, calificó de positivas las actuales experiencias encaminadas a lograr un mayor control estatal en la comercialización para influir en la rebaja de precios, un asunto que requiere de seguimiento. (Tomado de ACN)

Arabia Saudí lanza torpedo a la cumbre petrolera de Doha de este domingo



Cumbre petrolera en Doha este fin de semana en la que se reúnen países que representan cerca del 60% de la producción mundial petrolera para debatir si congelan su producción en los niveles de enero para así intentar estabilizar los precios del petróleo. A la cumbre asisten, países OPEP y no OPEP entre ellos Rusia, Arabia Saudita, Qatar, Venezuela Angola, Argelia, Azerbaiyán, Colombia, Ecuador, Indonesia, Irán, Irak, Kazajstán, Kuwait, México, Nigeria, Omán y los Emiratos Árabes Unidos.

Si pensáis que el acuerdo para llegar congelar la producción de petróleo será fácil. De hecho, hoy mismo, 24 horas antes de la cumbre Arabia Saudí ha lanzado un torpedo.

Según declaraciones del príncipe Saudí Mohammed bin Salam, su país bombeó 10,2 millones de barriles diarios de petróleo el mes pasado y tiene capacidad de aumentar de forma inmediata la producción hasta los 11,5 millones de barriles diarios y en caso de ser necesario lograr, en un periodo de 6 a 9 meses, aumentar la producción de petróleo hasta los 12,5 millones de barriles. Irán tampoco parece estar muy por la labor en aceptar congelar su producción de petróleo ahora que tras años de embargo por fin puede vender su petróleo en los mercados internacionales y recuperar cuota de mercado.

De todos modos, aunque participantes en la reunión de Doha alcancen un acuerdo, tampoco queda nada claro que puedan lugar una subida de los precios del petróleo que vaya más vaya de ser puntual. A la que el precio del crudo vuelva a subir por encima de los $55 el barril los productores de shale de los EEUU que pueden trabajar a esos precios volverán a enchufar sus pozos añadiendo de nuevo más oferta al mercado que volverá a presionar a la baja los precios.

Para entender un poco la batalla que se está librando os dejamos un gráfico elaborado por el WSJ donde podéis ver el desglose del coste de producir un barril de petróleo entre los principales países:


En verde tenéis los costes de producción directos, lo que cuesta sacar un barril, en gris la suma de todos los costes que soporta un barril de petróleo (producción, costes de transporte, amortización inversión e impuestos).

Viendo el gráfico es más fácil entender la postura que están teniendo Arabia Saudí, Irán e Iraq. Están aprovechando la ventaja competitiva que les da sus bajos costes de producción para ganar cuota de mercado y así expulsar a los competidores con costes más elevados y sobretodo evitar la entrada de nuevos participantes o aumentos de la capacidad productiva.

Falta de confianza:

Por si la diferencia de intereses o visión estratégica de los países petroleros no ayuda precisamente a alcanzar un acuerdo, la falta de confianza en la fiabilidad entre los diferentes países para mantener los pactos acordados es patente. La última vez que se firmó un acuerdo entre proveedores rivales fue finales de 2001 cuando Rusia, México, Omán, Angola y Noruega prometieron reducir el suministro 50 mil barriles diarios. Medio año después Rusia seguía aumentando su producción y las únicas reducciones se dieron en México y Noruega y fueron más bien porque son dos países que han llegado a su peak oil y el rendimiento de sus pozos ya entrado en fase descendente.

El Banco del BRICS aprueba el primer préstamo de 811 millones de dólares

Publicado: 16 abr 2016 09:18 GMT | Última actualización: 16 abr 2016 11:29 GMT

Los préstamos se destinarán a los proyectos en el campo de la energía verde y renovable y ayudarían a reducir las emisiones nocivas en cuatro millones de toneladas al año.

Sputnik

El Consejo de Administración del Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS aprobó el primer paquete de préstamos por valor de 811 millones de dólares, que será destinado a financiar cuatro proyectos en el campo de energía renovable en Brasil, China, India y Sudáfrica, informa RIA Novosti.

Los proyectos fueron presentados durante la reunión de primavera de los órganos de gobierno del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional en Washington.

Según los datos del banco recogidos por RIA Novosti, Brasil recibirá 300 millones de dólares; China, 81 millones; la India, 250 millones y Sudáfrica, 180 millones de dólares. En el banco estiman que los proyectos en el campo de la energía verde y renovable en total ayudarían a reducir la cantidad de emisiones nocivas en cuatro millones de toneladas al año.

El Nuevo Banco de Desarrollo creado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica comenzó sus operaciones en julio de 2015, con un capital inicial de 100.000 millones de dólares. El banco, con sede en Shanghái, sirve para financiar proyectos de infraestructura en las economías emergentes para el desarrollo sostenible.