Fidel


"Peor que los peligros del error son los peligros del silencio." Fidel Castro Ruz

jueves, 24 de mayo de 2018

La destrucción del Partido Republicano

Por J. BRADFORD DELONG

BERKELEY – Ha pasado un año y medio desde que Donald Trump fue elegido presidente de Estados Unidos, de modo que es un buen momento para que los norteamericanos respiren hondo y contemplen su sistema político quebrantado.

Sin duda, Estados Unidos no ha experimentado ninguna catástrofe importante, aunque en el horizonte siempre parecen asomar enormes errores políticos. Pero el país ha estado sufriendo una muerte por mil cortes que lo ha dejado más débil y más pobre a medida que avanzaba la presidencia de Trump.

Gran parte de la responsabilidad les cabe a los republicanos, que han cerrado filas con Trump por razones que todavía son difíciles de entender. Trump fue elegido con más de 60 millones de votos -unos tres millones menos que su oponente, Hillary Clinton-. Pero ganó respaldo público de parte de un amplio conjunto de mandarines, asesores políticos y activistas republicanos que, en su totalidad, sabían que una presidencia de Clinton plantearía un riesgo menor para el país.

¿Por qué lo hicieron? La hipótesis más convincente es que -al igual que el ex director del FBI James Comey y Dean Baquet, el editor ejecutivo de The New York Times- ignoraron las encuestas que no subestimaban el riesgo de una victoria de Trump. Los republicanos tradicionales supusieron que tenían poco que perder, y quizás algo que ganar, si se oponían a Clinton, porque esa es la lección que aprendieron de las experiencias de Richard Nixon y Ronald Reagan.

Vale la pena recordar que, en 1964, Nixon respaldó al candidato presidencial republicano Barry Goldwater, mientras que otros republicanos, como el entonces gobernador de Michigan George Romney, no lo hicieron. Nixon entonces siguió adelante hasta convertirse en el candidato presidencial del partido en 1968, superando a republicanos que habían alienado a la base activista del partido al oponerse a Goldwater.

De la misma manera, Ronald Reagan respaldó a Nixon hasta el final, inclusive cuando el juicio político a Nixon era inminente, mientras que republicanos como el senador Howard Baker de Tennessee concluyeron que Nixon tenía que irse. Reagan avanzó hasta convertirse en el candidato presidencial del partido en 1980, superando a republicanos que se habían desmarcado de la base activista del partido.

En 2016, los republicanos que respaldaron a Trump muy probablemente lo veían como una manera barata de promover su futuro en el partido. Lo que no tuvieron en cuenta fue que, en realidad, Trump se convertiría en presidente, y que ellos tendrían que seguir mirándose en el espejo todas las mañanas. Ahora que los votantes republicanos de base se consideran más seguidores de Trump que republicanos, las figuras descollantes del partido deben decidir qué hacer a continuación.

Algunos ya han tomado una decisión. El portavoz de la Cámara, Paul Ryan, se retira al final de este mandato. Excepto por la improbable posibilidad de que se lance a una carrera presidencial en algún momento futuro, efectivamente está abdicando a uno de los cargos más poderosos del gobierno de Estados Unidos, y abandonando a su país al liderazgo de un cleptócrata desequilibrado e incompetente. Y Ryan no es el único: según los datos más recientes, 43 miembros republicanos de la Cámara han decidido no buscar una reelección en noviembre.

Más allá de en qué se convierta el Partido Republicano, el pueblo norteamericano tiene el poder de mitigar parte del daño ocasionado por las políticas domésticas de Trump a nivel local. Eso es precisamente lo que California y otros estados demócratas ("azules") han venido haciendo -y con mucho éxito hasta el momento.

Pero en Kentucky, Alabama, Mississippi, Nebraska y otros estados rojos, a la base de votantes republicanos se la sigue estafando fácilmente. Los agricultores de Iowa y otros estados del centro apoyaron fuertemente a Trump en 2016, sólo para descubrir que él los considera víctimas aceptables en la guerra comercial que quiere iniciar contra China, y quizá también contra México. Uno debería sentir pena por esos votantes, pero no por los políticos republicanos que han seguido engañándolos al respaldar a Trump.

¿Qué se puede hacer? Por empezar, tenemos que educar a los votantes, y prestarle atención a las políticas que van en contra de sus intereses. La normalización no es una opción. Señalar la estupidez y el poder de destrucción de las políticas de Trump, y presentar argumentos para que se reviertan de inmediato, debería ser cosa de todos los días.

Más allá de esto, los norteamericanos deberían intentar persuadir al vicepresidente, Mike Pence, de que es hora de invocar la Sección 4 de la Enmienda 25, que estipula la destitución de un presidente al que una mayoría de su gabinete ha considerado incapaz de ejercer sus funciones.

La presión pública también debería aplicarse a Rupert y Lachlan Murdoch, los copresidentes de 21st Century Fox, que es dueña de Fox News. Muchas de las decisiones políticas y los tuits de Trump reproducen cualquier cosa que dicen sus analistas favoritos de Fox News un día determinado. Sin embargo, a la larga, los cleptócratas tienden a convertir a los plutócratas en su presa. Si a los Murdoch les importan sus fortunas de largo plazo, su mejor opción quizá sea hacer que su cadena le dijera al presidente: "Usted ha hecho un gran esfuerzo, pero está cansado y claramente disconforme con su empleo, ¿entonces por qué simplemente no se va a jugar al golf, por el bien de su salud?"

Finalmente, se les debería hacer entender a los republicanos que éste el momento "Pete Wilson" de su partido. Pete Wilson es un ex gobernador republicano de California que en los años 1990 consignó a su partido a una condición de minoría permanente en el estado al calificar a los latinos de amenaza. Hoy, la gran población latina de California -que incluye a muchos feligreses devotos y socialmente conservadores- no tiene ninguna vinculación con los republicanos. (Tampoco la tienen muchos hombres blancos mayores en California, porque hasta ellos son capaces de sentir vergüenza).

Trump podría hacer por el Partido Republicano a nivel nacional lo que Wilson le hizo en California. Los líderes del partido -que ya enfrentan la posible pérdida de la Cámara, y posiblemente el Senado, en noviembre- necesitan actuar antes de que sea demasiado tarde.



J. Bradford DeLong is Professor of Economics at the University of California at Berkeley and a research associate at the National Bureau of Economic Research. He was Deputy Assistant US Treasury Secretary during the Clinton Administration, where he was heavily involved in budget and trade negotiations. His role in designing the bailout of Mexico during the 1994 peso crisis placed him at the forefront of Latin America’s transformation into a region of open economies, and cemented his stature as a leading voice in economic-policy debates

Antes la echaban a la basura: La cáscara del café vale seis veces más que sus granos

Publicado: 24 may 2018 03:08 GMT | Última actualización: 24 may 2018 11:18 GMT
Si el producto no se queda en ser solo un fenómeno de moda y su demanda sigue creciendo, con el tiempo reemplazará al café, cree una agricultora salvadoreña.
Antes la echaban a la basura: La cáscara del café vale seis veces más que sus granos
Pixabay / robertosn73
Aida Batlle cultiva café en una granja familiar, sobre las colinas que rodean el volcán Santa Ana, en El Salvador. Al igual que ocurrió por generaciones anteriores, en su finca se le daba poco uso a la cáscara que recubre los granos de café: como mucho, se le utilizaba como un fertilizante barato o, con mayor frecuencia, se botaba como basura.
No obstante, un día, al pasar junto a unas cascaras que se estaban secando al sol, la mujer sintió un buen olor a hibisco y otros aromas florales. Entonces se dio cuenta de que podía extraer algún valor de lo que durante tanto tiempo había considerado basura. Batlle empapó las cáscaras en agua caliente y obtuvo un sabor. "Inmediatamente comencé a llamar a mis clientes para que lo probaran", cuenta la agricultora a la agencia Bloomberg.  

Reconocimiento mundial

Pero el momento estelar para la cáscara del café –que contiene poca cafeína y tiene un sabor menos pronunciado que sus granos– no llegó sino más de una década después del descubrimiento de Batlle. Así, recientemente, la célebre red de cafeterías Starbucks introdujo nuevas bebidas endulzadas con jarabe de cáscara, y ofrece en EE.UU. y Canadá un 'relleno de azúcar' hecho con ese producto. Sus competidores, como Stumptown Coffee Roasters y Blue Bottle Coffee, también empezaron a agregar la sustancia a sus menús, como té y como bebida carbonatada.
Gracias a la demanda de estas cadenas, la cáscara de café alcanza a menudo un precio más alto que el propio grano. Batlle afirma que recibe siete dólares por cada libra (450 gramos) de cáscara, mientras que el precio promedio del café es de 1,20 dólares por libra, el más bajo en los últimos dos años, debido a un exceso de oferta de la variedad arábica en el mercado. Resulta entonces que hoy en día las cascaras de café cuestan seis veces más que sus granos.
Según Bloomberg, para el momento es imposible calcular el volumen de ventas de este novísimo rubro, pero es obvio que todavía son pequeñas. Al mismo tiempo, Battle afirma que vende miles de libras de cáscaras de café por año. Si el producto no se queda en solo un fenómeno de moda y su demanda sigue creciendo, con el tiempo reemplazará al café, cree la agricultora. "Especialmente cuando el mercado tiene precios tan bajos [para los granos de café]", señala Battle.


Comentario de HHC: ¿ Que hacemos en Cuba con nuestra cascara del café ?


Comercio electrónico en Cuba: ¿misión imposible?

El sector estatal cubano parece decidido a iniciar uno de los servicios online más extendidos en todo el mundo: el comercio electrónico.



El comercio electrónico avanza en Cuba pero a paso lento.

Foto: Tomada de www.islalocal.com

Por lo dilatados y complejos que resultan los procesos de informatización en el país caribeño, cualquier neófito pudiera pensar que se tratase de operaciones de extrema dificultad. “Pruebas pilotos”, “etapas experimentales”, “fases de implementación” y otros tantos eufemismos constituyen la retórica que se acopla a cada una de las “novedades” que, con mucha pausa y poca prisa, arriban a la isla caribeña en el ámbito de las tecnologías de la informática y las comunicaciones.

La noticia de que a partir del próximo verano se implementará un nuevo recurso de ventas a la población mediante el comercio electrónico en moneda nacional (CUP), constituyó un ejemplo más de este fenómeno.

Según el portal estatal Cubadebate, el país desarrolló, en julio de 2016, una prueba piloto para implementar la pasarela de pago que facilitara el despliegue de plataformas web para el comercio en la red. Ahora, tras dos años, llega el anuncio de que a partir de una fecha aún no detallada en la etapa estival, la Cadena de Tiendas Caribe a través de su Centro Comercial 5ta y 42, ubicado en la capitalina zona de Miramar, posibilitará la compra de algunos de sus productos (específicamente de electrónica, alimentos, bebidas y licores) a través de Internet.

Los requisitos para hacer uso de dicho servicio son simples: tener acceso a la red nacional, disponer de una tarjeta magnética en CUP, así como poseer una tarjeta del servicio de banca electrónica (Telebanca). Para realizar la compra en dicha tienda virtual, el usuario debe acceder a la url http://5tay42.xetid.cu, la cual ya se encuentra online, pero sin posibilidades de ingreso.

En este sitio web, el usuario deberá registrarse (ofrecer datos personales y sobre la compra), efectuar la compra, registrarse en la pasarela de pago (datos de la tarjeta magnética y de Telebanca) y confirmar (por correo electrónico se envía la factura y el comprobante de la transacción realizada).

Como todo lo relacionado con las nuevas tecnologías en Cuba, el servicio afrontará una primera fase, donde, además de la limitada oferta, existirá otra importante limitación: el producto no se entregará al usuario en su propio domicilio, una de las mayores ventajas que tiene comprar en la red. El cliente necesitará buscarlo en la propia tienda 48 horas luego de haber realizado el pedido.

O sea, más que una compra, es una “reserva” del producto.

Y es que el hecho de emplear tiempo para trasladarse hasta un punto público de acceso Wifi (vía más disponible en la actualidad), conectarse una vez allí por un precio nada módico para adquirir un producto por el mismo valor de la tienda y luego tener que buscarlo en ella, parece una opción poco lógica. ¿Para qué comprar un artículo que por si solo se encarece, aunque de forma indirecta, con la propia conexión a Internet y que además se tiene que recoger personalmente dos días después?

Refleja la nota publicada en Cubadebate que habrá que esperar hasta una “segunda fase” para la consumación del servicio de entrega. El sector estatal, con todos los recursos que posee, no es capaz de resolver un obstáculo ya sobrepasado con experiencias positivas por el sector privado, algunos sin vinculación con el e-commerce, como los sistemas de entrega de restaurantes y otros más inmersos en comercio en línea, como el caso de Bulevar Cubano, el canal de ventas online para los emprendedores privados estrenado el 14 de febrero, que igualmente entrega a domicilio.

Es cuestionable, además, que este servicio de comercio electrónico en moneda nacional, al parecer busca sacar provecho de un gran problema que afecta al país: la escasez de insumos. A través de la tienda online, el usuario, en teoría, puede “adelantarse en la cola”, ya que compra en cualquier horario y conoce los productos que hay disponibles, evitando así las acostumbradas filas y el galimatías que constituye encontrar hasta el más simple de los artículos. Es decir, si nuestras tiendas contaran siempre con todos sus suministros, nadie perdería su tiempo con esta variante de comercio electrónico.

Otro aspecto fundamental será lidiar con la confianza de las personas.

Al acceder a la web de la tienda 5ta y 42, esta genera una advertencia sobre navegación no segura, un aspecto muy sensible en la percepción de los clientes, ya que se trata de un espacio donde se almacena información privada y activos monetarios.

XETID, la empresa estatal encargada de la creación de esta pasarela de pago, asegura que los datos están protegidos con certificados de transacción segura, autorizada por el Ministerio del Interior, aunque esta no es una entidad reconocida por los navegadores, ya que los protocolos estandarizados son imposibles de obtener debido al bloqueo estadounidense.

Muchas barreras aún separan a la población cubana de los verdaderos beneficios del comercio electrónico. (2018)

Cumple Díaz-Canel intensa agenda de trabajo en la capital

24 mayo, 2018 

El Presidente cubano participó en la sesión inaugural del Encuentro Internacional Justicia y Derecho; visitó la feria de Alimentos Cuba 2.0 en el recinto ferial Pabexpo, y compartió con artistas cubanos que participaron en la Cumbre de los Pueblos, en Perú, y en el Festival de las Artes de Cuba, en el Kennedy Center de Washington DC.


23 de mayo de 2018 22:05:03


Foto: Estudios Revolución

El Presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez cumplió este miércoles una intensa agenda de trabajo en la capital que agrupó temas tan importantes como la impartición de justicia, la producción de alimentos y la cultura como defensora de la identidad de la Isla.

La jornada comenzó en la mañana con la sesión inaugural del IX Encuentro Internacional Justicia y Derecho 2018, en el Palacio de las Convenciones; continuó más tarde en la feria Alimentos Cuba 2.0, en Pabexpo; y concluyó ya entrada la tarde en el Centro Cultural La Plaza de 31 y 2, en el municipio de Plaza de la Revolución, donde sostuvo un emotivo encuentro con los artistas que participaron en la Cumbre de los Pueblos, en Perú, y en el Festival de las Artes de Cuba, en el Kennedy Center de Washington DC.

ENCUENTRO INTERNACIONAL JUSTICIA Y DERECHO

La cita de los juristas, que se desarrolla desde el 23 y hasta el 25 de mayo, cuenta con la participación de más de un centenar de delegados e invitados de 27 naciones, además de 315 cubanos, entre ellos los mejores estudiantes de Derecho de siete universidades del país.

Convocado por el Tribunal Supremo Popular de Cuba, con el auspicio de la Unión de Juristas de Cuba y la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana, el encuentro se ha convertido en un espacio de prestigio, tanto en el ámbito nacional como internacional.

Así lo consideró el presidente del Tribunal Supremo Popular de la Isla, Rubén Remigio Ferro, al dar la bienvenida al evento que convoca al debate, a la reflexión y al intercambio entre los distintos operadores de los sistemas judiciales que hoy se reúnen en La Habana.

Con un pensamiento de consternación y pesar de los órganos de justicia cubanos ante las muertes provocadas por el accidente aéreo del pasado 18 de mayo comenzó su intervención, en la que destacó además la misión de los jueces, tarea que implica una noción e incentivo de lo justo, además de sinceridad, humildad, cortesía y prudencia. «No será buen juez, quien no sea virtuoso», señaló.

Con un programa científico amplio y diverso, Cuba se apresta a compartir sus saberes y a escuchar sobre nuevas experiencias, en medio de un proceso de actualización económica y social al cual nuestros juristas no permanecen ajenos, sino que se atemperan a la situación, valoró Remigio Ferro.

Como parte del programa científico, Díaz-Canel asistió a la primera conferencia magistral de la jornada, impartida por Roberto Viciano Pastor, catedrático de la Universidad de Valencia, sobre la aplicación del derecho constitucional del juez.


«Sigan apoyando a la Revolución», instó el Presidente a los artistas cubanos. Foto: Estudios Revolución

UNA FERIA MUY OPORTUNA

Más tarde, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros visitó la segunda edición del salón Alimentos Cuba 2.0, Feria Internacional de Alimentos, Bebidas y Tecnología alimentaria, que sesiona desde el 22 de mayo en el recinto expositivo de Pabexpo –ubicado en las cercanías del Palacio de las Convenciones–, con la participación de 115 expositores procedentes de 22 naciones, de ellos, unos 25 dedicados exclusivamente a producir equipos para la industria alimentaria.

Acompañado por la ministra del sector, María del Carmen Concepción González, recorrió varios de los stand allí montados y compartió con empresarios cubanos y extranjeros, que se han reunido en La Habana para potenciar la producción de alimentos en el país.

En estas jornadas de la Feria se realizan varias rondas de negocios, un foro de inversiones, la presentación de la Cartera de Oportunidades de Inversión Extranjera en la rama alimentaria, así como espacios de intercambios de conocimientos y experiencias.

En declaraciones a la prensa, el Presidente cubano consideró que «la Feria es muy oportuna porque estamos en un momento que queremos relanzar, modernizar y potenciar la industria alimentaria cubana.

«Incluso, en el Plan de la Economía de este año está como una prioridad dentro de las prioridades y muy potenciada como eje estratégico en las bases del desarrollo económico y social del país».

Refirió además que «este intercambio permite que los extranjeros vean las potencialidades de la industria alimentaria cubana. Aquí tenemos presente la producción, pero también la ciencia y la innovación en función de la industria alimentaria. Eso nos da un buen complemento para ir avanzado en las cosas que nos hemos propuesto.

«Este año hay un proceso inversionista grande. Yo diría que el más grande en los últimos diez años en la industria alimentaria; y poco a poco vamos a ir recuperando producciones que estaban muy deterioradas.

Sobre todo nos vamos a proponer nuevos productos, nuevos surtidos y también una ampliación de la producción, importante esto también para satisfacer necesidades alimentarias en nuestra población», concluyó.

LA CULTURA CUBANA ES NUESTRA MEJOR EMBAJADORA

Ya entrada la tarde, el Presidente cubano sostuvo un emotivo encuentro con los artistas que participaron en la Cumbre de los Pueblos, realizada en abril de este año en Perú, y en el Festival de las Artes de Cuba, en el Kennedy Center de Washington DC., en mayo, dos espacios en los que quedó demostrado que la cultura es la mejor embajadora de la Isla caribeña.

En el impresionante centro cultural La Plaza, de 31 y 2, ubicado en el popular barrio de la Timba en el capitalino municipio de Plaza de la Revolución, ocurrió la amena conversación en la que los artistas, con la emoción a flor de piel, citaron palabras como agradecimiento, experiencia única, excelente acogida de público, aplausos prolongados, soberanía, orgullo, cubanía… todas ellas muestras del impacto tremendo que tuvo la «batalla ganada» en Perú con la espada de la cultura y la instalación de un puente espiritual en el mismísimo corazón de Estados Unidos.

Sobre las presentaciones en el Kennedy Center se habló de que habían actuado más de 200 artistas cubanos de todas las manifestaciones; que durante dos años se estuvo preparando este colosal evento; que los auditorios estuvieron abarrotados; y que la organización y la atención mostrada por la prestigiosa institución norteamericana habían sido únicas.

De Perú se rememoró el difícil contexto del evento, donde también desde el arte se defendió nuestra soberanía y prestigio con el compromiso que a lo largo de nuestra historia han mantenido los artistas.
No por azar el Presidente cubano, en sus palabras, partió de la emoción que emanaba al ver a los artistas cubanos defendiendo la identidad de la Isla. Este encuentro, dijo, más que un reconocimiento oficial del Partido y el Gobierno, es un reconocimiento desde el sentir.

En ambos lugares, consideró Díaz-Canel, nuestros artistas se presentaron de una manera creativa, comprometida y elevada, lo cual es fruto de nuestro sistema de enseñanza artística, de su efectividad, eficiencia y grandeza, un sistema que mantenemos bajo una situación económica muy difícil, agregó.

Estos son espacios de comunicación entre los pueblos que no pueden ser sustituidos por nada y demuestran que a pesar de las diferencias ideológicas se pueden construir puentes desde el respeto, comentó.
Igualmente, reflexionó sobre lo útil que sería para nuestro pueblo que los artistas que estuvieron en Perú y Washington presentaran su arte en el país, en una especie de festival que los reúna a todos, idea que fue acogida con entusiasmo por ellos.

Sigan apoyando a la Revolución, sigan participando y mejorando nuestro proyecto social; sigamos unidos y aportando a la Revolución desde el arte, les dijo. Y junto al ministro de Cultura, Abel Prieto Jiménez, se despidió de cada uno con un fuerte estrechón de manos.