Fidel


"Peor que los peligros del error son los peligros del silencio." Fidel Castro Ruz

miércoles, 2 de septiembre de 2020

Richard Nephew reconoce que las sanciones causan dolor al pueblo. Comentario HHC


De acuerdo con el libro El Arte de las Sanciones, escrito por el estadounidense Richard Nephew

Entérate24.com.- El canciller venezolano, Jorge Arreaza, indicó que el asesor y experto en sanciones del Gobierno de Estados Unidos (EEUU), Richard Nephew, reconoció en su libro que las sanciones impuestas por ese país a Venezuela, tienen el objetivo de “causar dolor en el pueblo”.

“Fíjense como Richard Nephew, asesor y experto en sanciones del Gobierno de EEUU, reconoce que el objetivo de las sanciones es causar dolor al pueblo y que negarlo es sólo parte de una campaña política para mentir”, escribió Arreaza, en su cuenta en Twitter.


La publicación estaba acompañada de una imagen que contiene parte del libro El Arte de las Sanciones, escrito por Nephew, donde destaca que:

“Un sancionador siempre puede alegar que es responsabilidad del país sancionado manejar sus importaciones e incluso evitar toda confrontación. Esto no significa sin embargo que las sanciones no sean dolorosas, entre otros para los ciudadano de a pie, o que el sancionador es inocente de haber creado cualquier crisis resultantes. Lo más irónico de todo esto es que las sanciones persiguen, en últimas instancia, provocar dolor y cambiar una política…”, explicó Nephew, de acuerdo con Arreaza.

Comentario HHC: Es evidente que esta política de sanciones trasciende Venezuela y  alcanza a todos los países que EEUU se aboga el derecho de sancionar. Naciones soberanas trasgrediendo con ello, como mínimo, el derecho internacional. 

Esto explica los objetivos de las sanciones continuas contra Cuba de parte del gobierno de EEUU, que son mas que una acción de bloqueo Económico y Financiero, para convertirse en un deliberado acto de agresión genocida, con el propósito de destruir naciones no afines a los intereses de los EEUU.

El cinismo es mayúsculo al considerar este tipo de sanciones un "Arte", una copia mala, plagiada y burlesca del  titulo  e  importante libro " El  Arte de la Guerra" de Sun Tzu.

Amazon por otra parte  no tiene escrúpulos cuando se trata de vender y en la reseña del libro dice: 

"Aunque las sanciones se han utilizado cada vez más como una herramienta de política exterior, son ineficaces si se ejecutan sin una estrategia clara que responda a la naturaleza y el comportamiento cambiante del objetivo. En "El arte de las sanciones" , Richard Nephew ofrece un marco práctico muy necesario para planificar y aplicar sanciones que se centra no solo en la estrategia de sanciones iniciales, sino también, de manera crucial, en cómo calibrar en el camino y cómo decidir cuándo se han logrado con las sanciones máxima eficacia.

Sobrino, líder en el diseño e implementación de sanciones contra Irán, desarrollo pautas para interpretar las respuestas de los objetivos a las sanciones basadas en dos factores críticos: dolor y resolución. La eficacia de las sanciones radica en la aplicación de dolor contra un objetivo, pero los objetivos pueden tener una resolución significativa para resistir, tolerar o superar este dolor. Comprender la interacción del dolor y la resolución es fundamental para utilizar las sanciones de manera exitosa y humana. Prestando atención a estas dos variables clave y a cómo cambian en el transcurso del régimen de sanciones, los responsables de la formulación de políticas pueden señalar cuándo es probable que la intervención diplomática tenga éxito o cuándo es necesaria una escalada. Centrándose en las lecciones de las sanciones contra Irán e Irak, Nephew ofrece a los responsables de la formulación de políticas una guía práctica sobre cómo medir y responder al dolor y la resolución al servicio de regímenes de sanciones fuertes y exitosas."

https://www.amazon.com/Richard-Nephew/e/B073Z46FBD%3Fref=dbs_a_mng_rwt_scns_share

En nuestro país hay que seguir aplicando la máxima de Marti adecuada a estos tiempos : "A un plan obedece nuestro enemigo: -recordaba Martí en Patria el 11 de junio de 1892- de enconarnos, dispensarnos, dividirnos, ahogarnos. Por eso obedecemos nosotros a otro plan: enseñarnos en toda nuestra altura, apretarnos, juntarnos, burlarlo, hacer por fin a nuestra patria libre. Plan contra plan."

TURISMO (I) Destino seguro, sin prisa ni pausa

Por Lilian Knight Álvarez

La industria sin humo poco a poco retoma sus servicios con clientes nacionales y extranjeros –en menor medida– quienes ahora se benefician de las inversiones y los mantenimientos que se ejecutaron aprovechando el confinamiento motivado por la COVID-19.


Foto: PASTOR BATISTA VALDÉS

Por LILIAN KNIGHT ÁLVAREZ y PASTOR BATISTA VALDÉS

Viernes 17 de julio de 2020, 9:45 de la mañana y decenas de habaneros se agolpan en el parque de la vetusta Sala Polivalente Ramón Fonst, frente a la Terminal de Ómnibus Nacionales. Desbordan alegría porque hacen un guiño a las medidas de aislamiento físico aun cuando La Habana mantiene la primera fase frente a un coronavirus empecinado en no retroceder. Todo por ir a Varadero.

Luego de tres meses de cuarentena en casa, como medida principal para evitar el contagio, muchos se manifiestan desesperados por salir de sus “cuatro paredes” y cambiar de ambiente. Por lo que ni cortos ni perezosos se lanzan tras las ofertas turísticas que reabren sus puertas. En pos de retomar sus servicios, y en correspondencia con la etapa recuperativa, el Ministerio del Turismo (Mintur) diseñó planes de viajes, ocio y recreación en algunas de sus entidades, basados en protocolos de bioseguridad.

Lamentablemente, no siempre se cumplen al pie de la letra. En la citada escena de la polivalente del céntrico municipio de Plaza de la Revolución –también en otros puntos de recogida de la capital– varias personas se aglomeran, conversan sin guardar las distancias y hasta abordan el ómnibus sin nasobuco. Parecen olvidar los más de 3 000 contagiados y las 88 vidas que hasta el momento ha tomado la COVID-19 en el país.

Por ese motivo, el Mintur exige a los turistas nacionales la realización de un test rápido, 48 horas antes del viaje. Este examen debe solicitarse en el policlínico con la reserva de la instalación hotelera y completará la declaración jurada del estado de salud del cliente, el cual no puede proceder de un área de riesgo o en cuarentena. Además, las agencias de viaje son responsables de tomar la temperatura a todos los viajeros que salen desde La Habana.

El mayor balneario de Cuba vuelve a despertar con los primeros clientes, y aunque por ahora solo reabrieron 15 de los 52 hoteles que tiene la península, el bullicio de la gente y las construcciones le devuelve parte de la vida que tuvo antes. Solo que la nueva normalidad es diferente.

En el emblemático hotel Kawama todos están conscientes de ello. Los trabajadores se las arreglan para atender en el reducido lobby la vorágine de clientes, que lo convierte en el segundo hotel con mayor ocupación en Varadero, después del Tuxpan.

En la recepción del hotel Kawama el personal de salud y el de carpeta se imbrican para garantizar el pesquisaje inicial y el flujo continuo de los clientes. (Foto: GILBERTO RABASSA VÁZQUEZ)

Se desinfectan maletas, bolsos, manos y zapatos; controlan temperaturas corporales, buscan síntomas, pesquisan…

“Al principio fue difícil. Si coincidían más de un transfers de entrada o salida la recepción colapsaba. Afortunadamente, contactamos con los operadores para lograr llegadas escalonadas”, comenta Alina González, una de las carpeteras del Kawama, el hotel más antiguo de Varadero.

Agrega que igualmente ha ayudado la disciplina de los clientes y el hecho de que sean recibidos previamente por porteros, la enfermera y la especialista de Relaciones Públicas. Ese proceso permite el flujo a carpeta de uno en uno, donde se le colocan las manillas e inician inmediatamente el disfrute de los servicios.

Ileana Hernández, especialista de Calidad de la instalación, recalca la conformidad de los usuarios con las exigencias higiénico-sanitarias no solo en el arribo, sino también durante toda la estancia. Entre las medidas, la directiva menciona el servicio asistido al buffet y a la barra, la limitación a tres capacidades por mesa, el uso del nasobuco en áreas cerradas o concurridas, la desinfección de superficies y accesorios de uso común, así como la restricción del horario y de la cantidad de personas en las piscinas.

Quizás no existan tantas libertades como antes, pero aun así vale la pena cumplir las disposiciones sanitarias establecidas para el beneficio de todos. Bien lo sabe el pinareño Francisco Cobas, quien eligió ese hotel tres estrellas de la cadena Gran Caribe, para celebrar su cumpleaños junto a la familia.

Un poco más al centro de Varadero, en el Ocean Vista Azul, Frank David Morfa también celebra un año más de vida. Su intenso trabajo como cuentapropista y el simple hecho de resistir emocionalmente este 2020 bien lo ameritan. Frank y su esposa Melissa Ramírez destacan el excelente servicio del hotel, aunque señalan que la falta de personal en el buffet en más de una oportunidad les ocasionó esperas desesperantes.



En el hotel Meliá Internacional Varadero, con un 40 por ciento de ocupación los fines de semana, casi tres cuartos de la clientela es repitente. (Foto: GILBERTO RABASSA VÁZQUEZ)

El matrimonio añade que contrario al viaje de ida, en el de regreso el guía exigió el uso del nasobuco y el debido distanciamiento social. Y de eso se trata, de persuadir sin regañar, como dice Armando Acosta, subdirector general del majestuoso Meliá Internacional Varadero, “al fin y al cabo la gente viene de vacaciones”.

A lo largo y ancho del lobby que distingue a este cinco estrellas emerge del piso recién pulido el polvo propio de estas labores. Asimismo, predominan las pantallas con audiovisuales promocionales sobre las exigencias y los cuidados en tiempos de pandemia, que hacen del hotel y del país en general un destino seguro.

Además, la instalación acogió conferencias de médicos especialistas para la preparación del personal, implementó un sistema de información digitalizado, realizó test rápidos a los clientes (hasta el momento todos negativos) y vigila constantemente la aparición de síntomas respiratorios y digestivos, apunta la enfermera Mirneydis Hernández.

Pero para quien no puede o no quiere hospedarse en un hotel, quizás quede la opción de las casas de renta. Al decir de Ivis Fernández, delegada de Turismo en Matanzas, de los 300 arrendadores privados que existen en el principal destino de sol y playa del país, 215 fueron capacitados y certificados por el Mintur y el Ministerio de Salud Pública. Tanto la preparación como las medidas de bioseguridad fueron requisitos indispensables para autorizar el reinicio de las operaciones en el sector no estatal.

“Solo en la primera semana de reapertura unas diez casas fueron rentadas. Hoy entre instalaciones estatales y por cuenta propia, Hicacos alberga más de 1 000 turistas”, informa la delegada provincial.

En el campo o la ciudad



El Viejo y el mar, insertado en el complejo Marina Hemingway, reabrió las puertas el pasado 24 de julio con sus habitaciones remozadas. (Foto: viejo-y-el-mar.havanacityhotels.com).

Otros prefieren las vistas de La Habana, donde las líneas de las piscinas se pierden entre edificios de la ciudad o se trastocan con el horizonte en el mar. Para ellos instalaciones como el Hotel Nacional ofrecen servicio de piscina y snack-bar.

Yamila Fuste, jefa de Relaciones Públicas y Calidad de la icónica entidad considera que si bien el Nacional solo abrirá completamente a partir de noviembre (con la temporada alta), nada impide que ofrezcan servicios para el mercado interno durante el verano.

“Esta actividad implica de igual manera protocolos de salud que incluyen la desinfección continua de tumbonas, sillas, mesas y los bordes de las piscinas. La era poscovid nos obliga a priorizar e incrementar la digitalización del comercio de nuestra instalación, así como el manejo de redes sociales y otras plataformas de promoción, venta y pago como puede ser Transfermóvil”, enfatiza Fuste.

También en la costa oeste capitalina, en el complejo Marina Hemingway, el hotel El viejo y el mar, de la cadena Cubanacán abre sus puertas con imagen renovada. A esto se añaden ofertas de day pass (pasadía) en la piscina y en la Isla Paraíso, esta última con servicio gastronómico que estimula el consumo en familias o grupos de ocho a 15 personas, asegura Yanara García, jefa del Departamento Comercial de Cubanacán en la Marina.

Para los que prefieren el contacto directo con la naturaleza, el olor de la tierra húmeda y el dulzor del río, Campismo Popular sigue siendo una mejor opción.

Tras desinfectar y acondicionar las instalaciones que fueron empleadas como centros de aislamiento, los burós de reservación de la empresa reiniciaron la captación de solicitudes desde la misma fecha de reapertura, aunque ahora ofrecen solo el 60 por ciento de las capacidades habitacionales.

En un reportaje publicado a inicios de julio en el diario Juventud Rebelde, clientes de cuatro provincias (Artemisa, Matanzas, Las Tunas y Holguín) aseguraron recibir un buen trato, una oferta recreativa y alimenticia variada y un continuo seguimiento por los grupos básicos de salud en las instalaciones.

Entre las opciones más demandadas se ubican, al decir de la publicación, las excursiones a sitios históricos, playas, ríos y otros accidentes geográficos, así como senderismo y deportes.



Las opciones de turismo en contacto con la naturaleza también son demandadas por cubanos este verano. (Foto: PASTOR BATISTA VALDÉS)

Entretanto, las ocho instalaciones de Campismo en Camagüey, que recibieron en julio más de 3 000 campistas, no solo exigen el cumplimiento de las normas sanitarias a los clientes, sino también a trabajadores, quienes planifican las tareas, la circulación de personas y los procesos de trabajo de forma que se garantice la distancia establecida entre personas, según refiere Ana García, especialista de Comunicación Promocional de Campismo Popular.

En sus marcas, listos, a los cayos

Agosto de 2020. Desde lo alto, la cayería situada al norte de Villa Clara, Ciego de Ávila y Camagüey semeja una postal inerte. En aparente mutismo, 42 instalaciones hoteleras con más de 22 000 habitaciones aguardan aptas para volver a recibir turistas de todo el mundo.

Aunque se reconoce a Cuba como destino seguro, en la mayoría de los países existe todavía una mezcla de cautela y temor que mantiene en jaque fronteras y aeropuertos.

Pero el esfuerzo siempre es reconocido y se ve recompensado, y justo el día uno del octavo mes llegan los primeros visitantes extranjeros tras meses de cuarentena.

Más que un impacto económico o trascendencia numérica, el arribo de los primeros turistas foráneos a Cuba, por el aeropuerto internacional Jardines del Rey, al norte de Ciego de Ávila, evidencia la preparación del sector del ocio y la intensa labor del país en el control de la pandemia.

La inesperada visita de un reducido grupo procedente de Nassau, Bahamas, puso sobre “las armas” a todos los eslabones humanos de la cadena de atención al cliente, como si se hubiera tratado de un Boeing 747 repleto y no de cuatro pasajeros y tres tripulantes en dos pequeñas aeronaves.

Explica Iyolexis Correa, delegada del Turismo en Ciego de Ávila, que el tiempo transcurrido entre la solicitud de alojamiento desde allá y la llegada a la cayería norte cubana fue de apenas unas horas.

Lo real es que cuando irrumpieron en la pulcra terminal aérea comenzaron a funcionar con precisión cronométrica y alto rigor no solo los procedimientos normales de chequeo y supervisión inherentes a la rutina de cualquier aeropuerto, sino también todo lo que establecen los protocolos higiénicos y sanitarios para la etapa recuperativa.

Sorprendidos –así lo reconocerían después– los visitantes fueron objeto de una cordial bienvenida (prueba rápida incluida) sin que para nada apreciaran la menor duda, desconocimiento o “corre corre” de última hora.



Jardines del Rey recibió a los primeros turistas extranjeros luego de la reapertura poscovid del turismo. (Foto: PASTOR BATISTA VALDÉS).

Sucede que, anteriormente, luego de una sólida preparación, el aeropuerto había vencido rigurosos requisitos que lo certifican como apto para un turismo higiénico y seguro, bajo la égida de autoridades especializadas, pertenecientes a los ministerios de Salud y de Turismo.

Idéntica “historia” se repetiría durante el traslado y alojamiento en el Hotel Pullman, perteneciente a la cadena Gran Caribe y administrado por la firma francesa Accor Hotels, igualmente certificado.

Días antes, Jean-Luc Grossin, director general de este hotel, refería el interés de personas de diversas latitudes por llegar a la instalación, tras ver fotos publicadas en las redes sociales, lo cual quedó reflejado en numerosos mensajes y llamadas.

Estas mismas redes sociales han dado cuenta del disfrute de los visitantes bahameses en el delfinario o el centro comercial, sitios que como toda la red extrahotelera, están sujetos a normas no menos estrictas en función de la salud y seguridad para la vida.

Por su parte Luis Báez, comercial de la Agencia de Viajes Ecotur, también destacaba los ranchones, las opciones de excursión, pesca y buceo; los paseos en bote, a caballo, en moto, jeeps y bicicletas; las visitas a cuevas, el contacto con la fauna y la observación de puestas del sol en Jardines del Rey, como otras opciones recreativas del polo.

Los primeros extranjeros en romper el estambre poscovid han retornado a su lugar de origen muy animados con la idea de regresar a Cuba, y quién sabe si hasta embullen a otros coterráneos para que vengan también y ayuden así a aliviar los perjuicios que esta crisis ha ocasionado al turismo nacional y mundial (este último con pérdidas aproximadas a los 87 billones de dólares).


Hoteles cubanos, como el Pullman, certifican la higiene y seguridad de sus servicios. (Foto: PASTOR BATISTA VALDÉS)

No hubo descanso

Los rastros del trabajo se aprecian por doquier en Varadero. El olor a pintura, el perfecto corte en los jardines y el retoque de las cabañas han rejuvenecido al Kawama.

Durante el confinamiento y a la par de la labor del Centro de aislamiento instalado en el hotel, la administración emprendió una batalla para recuperar habitaciones fuera de orden, reparó taquillas, bombas de piscinas y luminarias.

En el Internacional Varadero aún se mueven entre clientes y personal de servicio, constructores e ingenieros a cargo de la reconstrucción del piso de la extensa recepción.

Entretanto, Sol Palmeras exhibe una significativa reducción de su consumo de agua gracias a la renovación casi total de la red hidráulica.

Y es que, si bien los pobladores y clientes de Varadero advirtieron una pausa y posterior reinicio de las actividades, lo cierto es que muchos trabajadores permanecieron en sus puestos durante la cuarentena, ejecutando obras de mantenimiento e inversión.

Ivis Fernández, delegada del Mintur en el territorio matancero, explica que esas acciones tenían tres direcciones: la primera en función del desarrollo turístico, luego las concernientes a la Feria Internacional de Turismo (FitCuba, que este año tendría sede en la península y se dedicaría a los destinos de sol y playa) y por último las relativas a las mejoras en el servicio, la imagen de las instalaciones y las habitaciones fuera de orden.

Dentro del grupo inicial destacan las obras en la parcela Oasis, justo al inicio del balneario, donde la inmobiliaria del grupo Gaviota erige dos nuevos edificios turísticos.


Las obras del Bulevar de Varadero constituyen una de las inversiones prioritarias del sector. (Foto: GILBERTO RABASSA VÁZQUEZ).

En cuanto a las labores de cara a FitCuba, la directiva destaca la reparación del Centro de Convenciones Plaza América, las obras del Boulevard y otras en el parque Josone, la Mansión Xanadú, el Delfinario…

Eladio Hernández, quien dirige el proyecto del Boulevard por la Inmobiliaria del Turismo, asegura que más que una típica calle, la intervención de estos espacios urbanos constituye una plaza cultural que imbrica a disímiles organismos y actores sociales, y casi 70 instalaciones.

Ivis Fernández recalca la importancia de las más de 9 000 mejoras en la planta hotelera, que impactaron positivamente en el ahorro y la operatividad, y de las intervenciones en el 90 por ciento de las instalaciones extrahoteleras.

Tampoco fueron de inactividad los meses de enfrentamiento nacional a la pandemia en la cayería norte. Lo afirman Sergio Ramón Ricaño, representante del gobierno de Cuba en esa extensa zona e Iyolexis Correa, delegada del Turismo en Ciego de Ávila, al considerar que “hoy los hoteles están en mejores condiciones que antes de la COVID-19”.

También lo creen miles de trabajadores, entre ellos el joven Arley Mena, del hotel Pullman, quien recibió “una capacitación al dedillo acerca de los protocolos para la atención a clientes a partir de ahora”, y se afincó duro en labores de mantenimiento.

Mientras en La Habana, la mayoría de los centros hoteleros aún exhibe andamiajes propios de las reparaciones y los montajes de elementos de carpintería, refrigeración y remodelación en general; obras en las cuales las brigadas Elpidio Sosa desempeñan un papel fundamental.


En La Habana, el hotel 3a y 70 no detuvo su crecimiento durante el confinamiento. (Foto: GILBERTO RABASSA VÁZQUEZ).

También es válido destacar la labor de algunos centros turísticos y de campismo como centros de aislamiento, y la de muchos de sus profesionales reubicados en hospitales o labores de apoyo en la comunidad.

Pero si existen personas que pueden atestiguar el buen trabajo del sector durante el período de aislamiento, son los clientes varados en territorio nacional producto a la cancelación de los vuelos internacionales. Entre ellos Yohannes Demsie, de Etiopía, y Stevan Ljovic, de Serbia.

Aunque llegaron a Cuba por motivos diametralmente opuestos (el primero por una operación de su brazo izquierdo y el segundo por un recorrido turístico) ambos reconocen la fraternidad de Cuba y de los trabajadores del complejo Neptuno-Tritón, los que en innumerables ocasiones también han tenido que desempeñar el papel de intermediarios ante sus respectivas embajadas.

Y es que, el quehacer del sector ha sido la mejor evidencia de su compromiso con el país y la humanidad. Tarde o temprano, los visitantes foráneos volverán a llenar las playas y los hoteles vacacionales, y junto al turismo nacional, impulsarán la recuperación de la llamada locomotora de la economía cubana.

Air Canada Vacations anuncia vuelos a Cuba a partir del próximo 4 de septiembre

2 septiembre 2020 



El turoperador Air Canada Vacations confirmó que realizará esta semana su primer viaje desde Montreal a Cayo Coco, en Cuba, país que se posiciona hoy como destino turístico seguro al implementar estrictas medidas de seguridad.

Según anunciaron, el próximo 4 de septiembre Air Canada Vacations regularizará sus vuelos al aeropuerto de Jardines del Rey, en Cayo Coco, una vez a la semana desde Montreal, y a finales de mes lo harán desde Toronto también.

Algunos de los hoteles con reservas confirmadas hasta la fecha son Memories Caribe Beach Resort, y Memories Flamenco Beach Resort Playa Paraíso - Cayo Coco Beach Resort.

En el contexto de la pandemia de COVID-19 que golpea al mundo, esas instalaciones en Cuba fueron certificadas con la condición Turismo más Higiénico y Seguro, y están listas para recibir a viajantes foráneos, informaron las autoridades de la isla caribeña.

Los hoteles poseen las condiciones para asegurar el distanciamiento físico, la desinfección de las manos y medios para informar al turista, sobre las medidas sanitarias que deben cumplir durante su estancia en Cayo Coco.

El mes pasado, el aeropuerto internacional Jardines del Rey, en Cayo Coco, recibió los primeros turistas extranjeros con estrictas medidas de seguridad y protección, desde el cierre de las fronteras en Cuba.

Lo anterior comprende protocolos higiénico-sanitarios establecidos para detectar cualquier síntoma respiratorio de los viajeros, en aras de prevenir algún brote de la COVID-19.

Actualmente, los 10 aeropuertos internacionales de Cuba poseen la certificación necesaria para el reinicio de las operaciones en el contexto de la actual situación epidemiológica.

La toma de la temperatura, la desinfección de las manos, la limpieza frecuente de las áreas, la fumigación de los equipajes y el distanciamiento interpersonal forman parte de los protocolos establecidos.

El destino turístico Jardines del Rey, ubicado en los cayos del litoral norte en el centro del archipiélago, figura entre los más populares de Cuba.

Recientemente, el Ministerio de Turismo de esa nación certificó a varios hoteles de la cayería como instalaciones seguras y listas para recibir huéspedes, con condiciones sanitarias que incluyen la realización de pruebas PCR y el seguimiento médico en cada alojamiento.

Según explicó esa cartera, se decidió abrir al turismo internacional los destinos de Cayo Coco, Cayo Guillermo, Cayo Cruz y Cayo Santa María, por tratarse de algunos de los principales polos del turismo de playa en Cuba y por encontrarse en zonas aisladas.

De hecho, los turistas internacionales no podrán realizar actividades fuera de los cayos con el fin de evitar cualquier riesgo de propagación de la COVID-19.

A inicios de agosto, Cuba recibió a sus primeros turistas extranjeros desde que cerró sus fronteras, en abril de este año, para evitar la expansión del nuevo coronavirus en el país caribeño.

(Con información de Prensa Latina)

Favorable marcha de Industria Arthis S.A. en la ZED Mariel

ACN 30 AGOSTO 2020
0-30-arthis.png
La Habana, 30 ago (ACN) La empresa mixta Industria Arthis S.A. destinada a la fabricación de productos higiénico - sanitarios y otros similares inició en marzo último sus operaciones en la ZED Mariel, y de acuerdo con la creciente demanda de esos artículos en el mercado nacional, se augura un buen comportamiento en su actividad comercializadora.

Constituida por la compañía cubana Industrias Nexus y la italiana L.R. Moroni Cellulose Converting Machinery S.r.l., la entidad fue aprobada en 2017 para establecer en ese enclave una planta de producción de pañales desechables rectangulares, informa Opciones, Semanario Económico y Financiero de Cuba.
Hasta la fecha ya se han producido 516 209 unidades, y para el cierre de 2020 prevén lograr más de 1.200 000 pañales, cuyos surtidos se comercializan en las cadenas de tiendas Caracol, TRD y CIMEX, en las cuales tienen una alta demanda y aceptación popular, expresada en el mercado presencial y en las solicitudes realizadas por los usuarios de las plataformas nacionales de comercio electrónico, con una tendencia al incremento paulatino.
Un futuro promisorio se augura para esa empresa mixta, enfrascada en la elaboración de pañales desechables que resultan mucho más sencillos y menos costosos, con la intención de que puedan, según sostienen los especialistas, ser adquiridos a precios asequibles por la población, afirma la publicación.
ZED Mariel es la primera zona de su tipo en Cuba y cuenta con una posición geográfica privilegiada, en el centro del Mar Caribe y en el cruce de las principales rutas del tráfico marítimo de mercancías en el Hemisferio Occidental.
La ZED Mariel brinda una plataforma productiva y logística de primera clase, que facilitará un mayor nivel de producción nacional a la vez que reduce costos de importación, impulsa el crecimiento, crea puestos de trabajo y facilita la inversión extranjera directa.
Localizada en el norte de la occidental provincia de Artemisa, a 45 km al oeste de La Habana, la Zona ofrece regímenes y políticas especiales, muy atractivas a la inversión foránea para la producción de bienes y servicios de valor agregado, mediante el conocimiento y la innovación, el uso de tecnologías limpias y amigables con el medio ambiente, además de generar una concentración industrial que favorezca la sustitución de importaciones, el fomento de las exportaciones y nuevas fuentes de empleo, así como la articulación con el resto de la economía nacional.
La Zona se concentra en la diversificación de los servicios y hoy cuenta con más de 40 negocios establecidos que representan un monto de inversión superior a los 2 200 millones de dólares y provienen de una veintena de naciones además de la Mayor de las Antillas.
Entre los principales resultados de la Zona en estos primeros años destacan el aumento del número de proyectos del sector industrial que inician operaciones, tras la culminación de los procesos inversionistas de sus plantas. Esto lo ejemplifican entidades como Devox Caribe S.A., Profood Service, S.A., Richmeat de Cuba, S.A. y Thai Binh Global Investment Corporation.
Asimismo, se suman a la lista otros usuarios como la torrefactora Cimex Mariel, S.A., la planta de pañales desechables de la Industria Arthis, la fábrica de pinturas metálicas del Grupo TOT Color y la industria para productos alimenticios de NESCOR, S.A.
La ZED Mariel tiene establecido el Programa de desarrollo y negocios que en su implementación exhibe importantes resultados para la primera fase, instaurada hasta 2022, y que muestra estabilidad en el ritmo de captación de inversiones, y sobre todo, ha logrado la diversificación en los países de procedencia.
Con vistas a perfeccionar el procesamiento de licencias, permisos y autorizaciones en términos ágiles, el Sistema de Ventanilla Única de la ZED Mariel trabaja en la informatización de todos sus procesos, y continúa incorporando entidades implicadas en la tramitación requerida para las inversiones.
Se establecieron en el enclave servicios de correos, de consultoría, asistencia legal y notarial, y Etecsa perfecciona su cartera de prestaciones con énfasis en la implementación de la tecnología 4G. Sobresalen las actividades de algunos usuarios que contribuyen a esta diversificación, como es el caso de Newrest Catering Mariel con la limpieza y lavandería, y Resa Caribe que ofrece mantenimientos industriales y constructivos.
ViMariel, S.A., concesionario de la Zona, inició el proceso constructivo del parque industrial de unas 156 hectáreas, y ya concretó el establecimiento de su primer usuario, la empresa de capital portugués Ecoplast, S.A., que fabricará artículos plásticos y moldes de inyección.
Para dinamizar el establecimiento de usuarios, el Grupo BM Interinvest Technologies Mariel, S.L.U. construirá y operará una plataforma con oficinas y naves para uso industrial y de servicios, la cual permitirá a otras empresas establecer sus sedes, sin asumir la construcción de una planta.

Encadenamientos productivos: un engranaje necesario en la informatización de la sociedad

Urge promover nuevos modelos de negocios a partir del uso de las tecnologías de avanzada y la contratación de especialistas y estudiantes, fortaleciendo así la relación universidad-empresa. Foto: Ismael Batista Ramírez
La realidad que ha impuesto la COVID-19 en casi todos los escenarios de la vida social, política o económica, nos ha conducido a desplazar ciertas rutinas y asumir otras nuevas. En este contexto, no han sido pocas las actividades laborales que han tenido que transformar su campo de acción y encontrar vías alternativas y mecanismos no tradicionales para garantizar la operatividad de ciertas labores.
Más que nunca, se ha puesto de relieve la necesidad de acelerar los procesos de transformación digital. Quizá, por ello, el sector de las telecomunicaciones ha sido una de las áreas que en medio de la pandemia no ha parado de gestionar e impulsar la política de informatización de la sociedad.
Como parte de esa estrategia, fueron publicadas recientemente seis normativas –de carácter multisectorial– relacionadas con la Empresa Estatal de Aplicaciones y Servicios Informáticos (EASI) y el nuevo modelo de gestión que implementarán paulatinamente, con el propósito de incentivar los encadenamientos productivos y la actividad de investigación-desarrollo e innovación, entre otros aspectos.
«Estas resoluciones salen un año después de la puesta en vigor de un grupo de instrumentos jurídicos, que definen qué es la informatización de la sociedad, regulan los aspectos de la ciberseguridad, y también otorga un espacio de atención para la industria del software y de aplicaciones informáticas.
«En tal sentido, el Decreto Ley 370 fue la antesala a la conceptualización de este marco legal, que ha permitido cambiar los modos de hacer preestablecidos, y dotar de mayor facultades a las empresas asociadas al ramo, para que realmente puedan aportar a la sustitución efectiva de importaciones, así como al incremento de la productividad y mejora en la calidad de los procesos», comentó a Granma Luis Guillermo Fernández Pérez, director general de la empresa de aplicaciones informáticas Desoft, una de las 22 entidades que se han visto beneficiadas con las recientes normativas.
La industria del software tiene que revitalizarse, y un paso importante en ese propósito son estas resoluciones que, entre otras facilidades, ofrecen la oportunidad de promover nuevos modelos de negocios a partir del uso de las tecnologías de avanzada, dígase Inteligencia Artificial, Big Data y Computación en la Nube, y la contratación de especialistas y estudiantes, fortaleciendo así la relación universidad–empresa, sostuvo.
Asimismo, dijo, se establece ahora un modelo diferenciado de gestión financiera, empleo y salario, que permite reordenar la fuerza de trabajo, bajo un esquema uniforme de categorización profesional, y brinda, además, mayor autonomía a la empresa en la distribución de utilidades, como el salario.
Por otra parte, todavía queda pendiente cómo vamos a introducir en este escenario de creación y desarrollo al sector no estatal, indicó el directivo.
La empresa estatal siempre será la columna vertebral dentro del proceso de informatización, pero deben abrirse los espacios y, para ello, resulta necesario un cambio de mentalidad y de enfoque de negocio, basado en el software como servicio, agregó.
«La industria tiene que incluir a todos los actores, y hay un sector privado, cuentapropista, al que se le dio una serie de posibilidades y licencias para trabajar como programador de cómputo, pero cuyo trabajo –que no deja de ser interesante o meritorio– se desvincula de los que hacen las easi, pues falta esa sinergia, que permita encauzar las necesidades de ambos y dirigirlas a un mismo propósito: la informatización de la sociedad», añadió.
El proceso de crear y desarrollar herramientas y aplicaciones informáticas, indicó Fernández Pérez, no puede verse como un ciclo cerrado, en el que no pueden intervenir otros actores. Es una práctica cada vez más en desuso, pues la experiencia ha demostrado lo necesario de potenciar el encadenamiento productivo, de cara no solo a reducción de costos, capitalización tecnológica, sino, además, en el resultado del producto final que se le entrega al cliente, añadió.
«La informatización de nuestra sociedad demanda ese encadenamiento, en el cada cual ocupa un espacio, ya sea como gestor de la cadena o como aprovisionador de algún tipo de servicio o tecnología», puntualizó el Director General de Desoft.
DESOFT Y SU INCURSIÓN EN EL COMERCIO ELECTRÓNICO
A la par de la reorganización interna, categorización profesional y preparación que implica implementar las recientes normativas, Desoft ha continuado desplegando soluciones tecnológicas. Uno de sus más recientes proyectos es la creación de una nueva plataforma para el comercio electrónico en Cuba.
Ante la solicitud de la dirección de cadena de Tiendas Caribe, se diseñó una tienda virtual en la provincia de Camagüey, que se encuentra actualmente en fase de prueba, y dentro de sus funcionalidades incluye la reserva de la compra en el carrito y mecanismos de seguridad para evitar la intrusión de los llamados bots (programa informático que efectúa automáticamente tareas repetitivas a través de internet), que sobrecargan innecesariamente la plataforma, informó Fernández Pérez.
Para ello, precisó, trabajamos sobre un módulo prediseñado que tiene como base el ERP Odoo, un sistema de código abierto desarrollado sobre la base de una tecnología probada internacionalmente, con más de 3,6 millones de usuarios en el mundo y que, en el caso nuestro, fuimos adecuando a nuestras propias necesidades y requerimientos del servicio.
«Asimismo, la tienda brinda al cliente la posibilidad de ejecutar su pago online a través de las dos aplicaciones que hoy existen en el país para estas funciones: EnZona y Transfermóvil», concluyó.