Fidel


"Peor que los peligros del error son los peligros del silencio." Fidel Castro Ruz

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Más centrales incorporados la zafra 2016-17 en Cuba

Creado el Miércoles, 07 Diciembre 2016 17:55 | Lino Luben Pérez| Foto: Miguel Rubiera Justiz/ACN

La Habana, 7 dic (ACN) Un grupo de 27 centrales azucareros arrancó sus máquinas en la actual zafra 2016-17 en Cuba, que cuenta con mayor disponibilidad de caña, informó hoy en esta capital el Grupo Azucarero AZCUBA

El hecho de que se hayan incorporado más industrias tempranamente a la contienda, en noviembre pasado, no ocurría desde finales de los 90, debido a la insuficiente materia primara para sus molidas, explicó a la ACN Liobel Pérez Hernández, comunicador institucional de esa entidad.

Añadió que otras 18 fábricas harán lo mismo antes de que termine el año, cuando habrá 45 en acción en 13 de las 15 provincias, salvo en Pinar del Río, La Habana y la Isla de la Juventud por carecer de instalaciones. 

Las últimas nueve, para completar las 54 previstas, deben hacerlo a principios de año, incluidas Panamá (Camagüey) y Colombia (Las Tunas), paralizadas desde hace años y totalmente remozadas para su entrada en la campaña, que debe durar más de 150 días.

Pérez Hernández precisó que hay caña para alcanzar un crecimiento del 12 por ciento de la producción azucarera en comparación con el plan anterior.

En ello influirá, igualmente, cuatro centrales más en funcionamiento, un mejor aprovechamiento de las capacidades instaladas y nuevos equipos de cosecha y tiro, algunos de ellos incluso que pueden prestar servicio cuando haya humedad en los campos.

Anunció que el 96 por ciento de las áreas será cortado por combinadas y de ellas el 65 por ciento de la tarea diaria con modernos equipos, mientras la cantidad de macheteros será la menor desde el proceso de reestructuración de la agroindustria y estará limitada a terrenos en las cuales las máquinas no pueden acceder.

Una de las novedades tecnológicas de este año es la instalación en la flota de vehículos del Sistema de Posicionamiento Global, (GPS por sus siglas en inglés), que permite un mayor control del uso de combustibles y lubricantes, según la misma fuente.

La severidad de la sequía en Cuba y las lluvias a destiempo impactaron en forma negativa en los resultados de la última zafra, razón por la cual los azucareros solo alcanzaron el 80 por ciento de su plan.

Entonces, los 50 centrales que abrieron sus capacidades molieron el 95 por ciento de la caña prevista, muy por debajo en comparación con la anterior, aunque se mantuvo el crecimiento en el quinquenio a un ritmo anual del cinco por ciento.

Mega empresas estadounidenses firman acuerdos con Cuba




Google, una de las empresas estadounidenses que firmó un nuevo acuerdo con Cuba.

7 diciembre, 2016 


Importantes compañías de Estados Unidos han firmado acuerdos con el gobierno cubano. El gigante de Internet Google, General Electric, Good Year, Caterpillar y las líneas de cruceros Norwegian Cruises, Royal Caribbean y Pearl Seas Cruises son las empresas beneficiadas.

La posibilidad del hecho llevaba algunos días circulando extraoficialmente, pero el fallecimiento de Fidel Castro impidió que la noticia tuviera efecto hasta hoy.

Según lo trascendido, Google ampliará su presencia en la Isla luego de más de un año de negociaciones. Recientemente, la compañía permitió a usuarios cubanos el acceso a los servicios de Chrome Web Store y antes había inaugurado un centro tecnológico en La Habana, en el estudio del artista plástico Alexis Leyva Machado, “Kcho”.

Por su parte, General Electric llegó a un acuerdo relacionado con una central hidroeléctrica en la provincia de Matanzas. Ello contribuiría a la generación de energía renovable, uno de los campos priorizados para la inversión extranjera en Cuba. Previamente había firmado un memorando de entendimiento con el gobierno cubano en las áreas de energía, equipos médicos y aviación, según reportes de The Wall Street Journal.

Por su parte, Norwegian Cruises, Royal Caribbean y Pearl Seas Cruises negociaron la llegada de sus cruceros a puertos cubanos. Estos estarían arribando a finales del presente año o, en la mayoría de los casos, ya en 2017.

En particular la noticia era sumamente esperada por Norwegian Cruise Line Holdings, cuyo presidente y CEO, el cubanoamericano Frank del Río, había comentado meses atrás el interés de su empresa por establecer y ampliar gradualmente su presencia en Cuba. Se trata de la primera gran empresa de un cubanoamericano en tener presencia en Cuba desde el deshielo que comenzara el 17D y en el contexto de los cambios económicos en la Isla.

“Queremos utilizar La Habana tanto como sea posible en cualquier incursión dentro de la amplia cuenca del Caribe –había dicho entonces entusiasmado. Creemos que es una atracción estrella”.



Frank del Río, presidente de Norwegian Cruise Line Holdings. Foto: José Jasán Nieves.

Al parecer, la reciente visita a la Isla de Ben Rhodes, asesor del presidente Barack Obama, sirvió como impulso final a los acuerdos. Rhodes asistió al homenaje póstumo a Fidel Castro en La Habana –aunque no en calidad de representante oficial de su gobierno–, tras lo cual se reunió con funcionarios cubanos. Sobre este encuentro ninguna de las dos partes ofreció declaraciones.

En opinión del analista cubano Carlos Alzugaray, la firma de estos convenios “indica que ambos gobiernos se están moviendo hacia la consolidación aún mayor de la irreversibilidad de los acuerdos alcanzados después del 17 de diciembre del 2014”.

“Esto es muy importante –opina el experto– dada la incertidumbre que han causado algunas de las declaraciones contradictorias del presidente electo Trump y sus principales colaboradores sobre el acuerdo existente actualmente entre La Habana y Washington. El nombramiento de algunos personeros de la extrema derecha “dura” de origen cubano también ha creado aprehensiones sobre el tema. Es lógico, por tanto, que se quiera blindar las relaciones y nada puede cumplir mejor ese objetivo que fortalecer los vínculos económicos.

En opinión de Alzugaray, para el futuro gobierno estadounidense no sería sensato regresar al escenario previo al 17D. “La principal razón por la cual Obama cambió la política hacia Cuba –sostiene– fue su evidente fracaso. En vez de amenazar con revertir el acuerdo, lo mejor sería esperar a la transición de poderes y abrir un diálogo con Cuba sobre lo que quisieran obtener, siempre que sea razonable. Aunque no deben olvidar que ese es un camino de dos vías. El Gobierno cubano puede insistir en que con la Casa Blanca y el Congreso en manos republicanas es más fácil lograr el levantamiento total del bloqueo, que es, por supuesto, lo que más interesa, aunque no lo único”.




Our family also likes to get together during the holidays. #FeelFree to join us! #CruiseNorwegianhttp://ow.ly/6YOO306AAKK 


Por su parte, el economista Juan Triana considera que los efectos de los acuerdos ahora firmados “van estar en dependencia de dos asuntos claves: uno, cuánto puede realmente hacer una compañía norteamericana en Cuba según los límites impuestos por las regulaciones norteamericanas, y dos, las regulaciones cubanas sobre inversión extranjera y las políticas sectoriales al respecto”.

Triana opina que el mayor impacto a corto plazo no será económico, sino “de demostración y, lógicamente, también político”. Para él cada acuerdo con las diferentes compañías tiene su propio significado.

“General Electric es una gran compañía en un sector priorizado por Cuba –confirma. Es además una de las empresas que fue expropiada en 1959 y esto último significa mucho, pues puede ser una acción puntual que adelante un comportamiento, una señal para otras compañías norteamericanas”.

“Google, sin embargo, es otro asunto. Un acuerdo que permita a los cubanos acceder a todos los programas y aplicaciones de Google, es sin duda un gran avance. Si el acuerdo va más allá y realmente alcanza la posibilidad de mejorar el acceso a Internet, entonces, aun cuando es muy difícil calcular en términos económicos, su impacto puede ser significativo”, adelanta el economista.

“El caso de los cruceros es mucho más claro –opina finalmente. Contribuiría al incremento de los ingresos por turismo, aunque va depender del tamaño de los cruceros y la frecuencia”.

La firma de acuerdos tiene lugar en el contexto de la quinta reunión de la Comisión Bilateral, celebrada hoy en La Habana. La parte cubana está a cargo de Josefina Vidal, Directora General de Relaciones Exteriores del Ministerio de Relaciones Exteriores; mientras que la delegación estadounidense está encabezada por la Subsecretaria Adjunta de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Mari Carmen Aponte, de acuerdo con un comunicado del Departamento de Estado.

Cuba está preparada para los cambios acelerados de la economía mundial

Aseguró este martes Joseph Stiglitz, Pre­mio Nobel de Economía del año 2001, durante una conferencia en la capital, organizada por el Ministerio de Comercio Exterior y la Inver­sión Extranjera



Joseph Stiglitz, Pre­mio Nobel de Economía del año 2001. Foto: Anabel Díaz

Cuba está preparada para asimilar los cambios acelerados que vive la economía mundial, aseguró este martes Joseph Stiglitz, Pre­mio Nobel de Economía del año 2001, durante una conferencia en la capital, organizada por el Ministerio de Comercio Exterior y la Inver­sión Extranjera.

«El desarrollo económico mundial radicará en el sector de los servicios que emplee mano de obra capacitada, y en ello Cuba tiene un avance positivo», dijo en un encuentro en el Hotel Nacional de Cuba al que asistieron reconocidos investigadores cubanos y extranjeros, además del vicepresidente de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC) y Héroe de la República de Cuba, Ramón Labañino Salazar.

«Desde mi última visita a Cuba, en el año 2002, en el mundo han ocurrido cambios drásticos, sobre todo desde el punto de vista tecnológico. El desarrollo que ha ocurrido en esa esfera ha traído como consecuencia el descenso acelerado de oportunidades manufactureras. La mano obrera está siendo desplazada por robótica de punta», comentó Joseph Stiglitz, de nacionalidad estadounidense.

Por ello, el gran reto del mundo contemporáneo es generar empleos, potenciar los sectores de servicios que amplíen el aprendizaje y las competencias de los trabajadores. Cuba, según Stiglitz, se encuentra preparada para ese desafío y solo necesita identificar sus principales potencialidades.

Al respecto, Stiglitz comentó acerca de dos aspectos que Cuba podría aprovechar y le harían destacarse a nivel mundial: la agricultura y la energía solar.

«Cuba, por su posición geográfica, posee una riquísima dotación de sol. En Estados Unidos las industrias del carbón y petróleo impiden que se potencie esta forma valiosa de energía. Este no es el caso de Cuba», valoró el Premio Nobel.
Los cambios de los últimos años han sido drásticos y «tenemos que repensar la economía —amplió—, pero Cuba está bien posicionada. Su desarrollo económico dependerá de ello».

Hoy miércoles el autor, entre otras, de clásicos en materia de economía como El precio de la desigualdad y El malestar de la globalización, impartirá una conferencia magistral en el Aula Magna de la Universidad de La Habana.