Fidel


"Peor que los peligros del error son los peligros del silencio." Fidel Castro Ruz

sábado, 19 de noviembre de 2016

Los asesinos del Medicare


Durante la campaña, Donald Trump prometió a menudo que sería otra clase de republicano, uno que representase los intereses de los votantes de clase trabajadora que dependían de los grandes programas sociales del Gobierno. “No voy a recortar la Seguridad Social, como han hecho los demás republicanos, y tampoco voy a recortar Medicare ni Medicaid”, declaraba bajo el titular “Por qué Donald Trump no tocará sus ayudas sociales”.

Era mentira, por supuesto. El responsable de la Seguridad Social dentro del equipo de transición es un viejo defensor de la privatización, y todo indica que el Gobierno entrante se prepara para eliminar Medicare y sustituirla por cupones que puedan utilizarse para contratar un seguro privado. Ah, y también es probable que aumente la edad a la que se puede optar a la asistencia de Medicare.

De modo que es importante no permitir que esta tomadura de pelo tenga lugar antes de que los ciudadanos se den cuenta de lo que pasa.

Hay tres argumentos, concretamente, que deben pregonarse tanto como sea posible.

Primero, que el ataque contra Medicare será una de las violaciones de promesa electoral más flagrantes de la historia.

Algunos lectores recordarán el intento de George W. Bush de privatizar la Seguridad Social amparándose en la afirmación de que los votantes se lo habían “exigido”, a pesar de haber centrado toda su campaña en otros asuntos. Aquello estuvo mal, pero esto es mucho peor, y no solo porque Trump haya perdido la votación popular por una diferencia considerable; sería peregrino hablar de “exigencia”.

El candidato Trump hizo campaña a favor de una postura diametralmente opuesta a la que el presidente electo Trump parece estar adoptando, afirmando que es un populista económico que defiende a la clase trabajadora (blanca). ¿Ahora va a destruir un programa que es crucial para esa clase?

La privatización de Medicare violaría una promesa fundamental de la campaña de Donald Trump

Lo que me lleva al segundo punto: aunque Medicare sea un programa esencial para la gran mayoría de los estadounidenses, es especialmente importante para esos votantes blancos de clase trabajadora que apoyaron a Trump con más vehemencia. Ello se debe, en parte, a que los beneficiarios de Medicare son bastante más blancos que el país en general, precisamente porque son mayores y reflejan la demografía de una época anterior.

Aparte de eso, piensen en lo que pasaría si Medicare no existiese. Algunos estadounidenses mayores probablemente podrían mantener su cobertura sanitaria permaneciendo en puestos de trabajo que se la proporcionan. Pero, en líneas generales, solo dispondrían de esta opción quienes poseyesen una formación muy amplia: entre los mayores, la participación en el mercado laboral está muy relacionada con la educación, en parte porque quienes tienen formación superior gozan de mejor salud que los menos formados, y en parte porque sus trabajos les exigen menos esfuerzo físico. Los mayores de clase trabajadora quedarían abandonados, incapaces de conseguir la atención médica que necesitasen.

Aun así, ¿no hay que hacer algo con Medicare? No (y este es el tercer razonamiento). A menudo, la gente como Paul Ryan, el presidente de la Cámara de Representantes, se las ha arreglado para embaucar a los medios de comunicación y hacerles creer que los intentos de desmantelar Medicare y otros programas se deben a inquietudes económicas válidas. No es así.

Desde hace mucho tiempo, resulta evidente que Medicare es, de hecho, más eficaz que los seguros privados, sobre todo porque no dedica grandes sumas a gastos indirectos y publicidad ni, por supuesto, tiene que dejar un margen para beneficios.

Lo que no todo el mundo sabe es que las medidas de ahorro contempladas por la Ley de Asistencia Sanitaria Asequible, también llamada Obamacare, han tenido un éxito considerable en su intento de que “la curva alcance un punto de inflexión” (que se frene la subida a largo plazo de los gastos de Medicare). De hecho, desde 2010, el desembolso de Medicare por beneficiario solo ha subido un 1,4% anual, menos que la tasa de inflación. Este triunfo es una de las principales razones por las que las previsiones presupuestarias a largo plazo han mejorado de forma espectacular.

Entonces, ¿por qué intentar destruir este programa popular, que funciona mejor que nunca en determinados aspectos importantes? La respuesta fundamental, desde el punto de vista de gente como Ryan, probablemente sea que Medicare está en el punto de mira justo a causa de su éxito: a quienes se oponen a la Administración, les vendría muy bien deshacerse de un programa que deja patente el poder del Gobierno para mejorar la vida de la gente.

Y la privatización de Medicare tendría una ventaja adicional para la derecha: generaría muchas oportunidades de beneficio privado, obtenido mediante el desvío de unos fondos que podrían haberse usado para proporcionar asistencia sanitaria.

En resumen, la privatización de Medicare violaría una promesa fundamental de la campaña de Trump, perjudicaría especialmente los intereses de ese grupo de votantes que creía haber encontrado un adalid y sería una medida política desastrosa.

A lo mejor piensan que todo esto impedirá que las idea tenga la más mínima posibilidad. Y esta iniciativa, de hecho, fracasará —al igual que la privatización de la Seguridad Social en 2005— si los votantes se dan cuenta de lo que pasa.

Ahora, lo esencial es asegurarse de que, en efecto, los votantes toman conciencia de lo que sucede. Y esta labor no corresponde solo a los políticos. También representa una oportunidad para que los medios de comunicación, que fracasaron tan estrepitosamente durante la campaña, empiecen a hacer su trabajo.

PAUL KRUGMAN ES NOBEL DE ECONOMÍA.THE NEW YORK TIMES COMPANY, 2016 TRADUCCIÓN DE NEWS CLIPS.

Nueva Villa Turística alegra y genera empleo en la punta oriental de Cuba

Creado el Sábado, 19 Noviembre 2016 13:00 | Por: Yaymara Villaverde Marcé

Maisí, 18 nov (ACN) En Punta de la Hembra, en el extremo más oriental de Cuba duramente abatido por Matthew, el Grupo Hotelero Islazul inauguró hoy nueva instalación turística, al pie del emblemático Faro de Maisí, desde donde se divisan las aguas del Paso de los Vientos y las luces, a 77 kilómetros, de la isla de La Española.

En ese atractivo escenario entre el norte y sur del archipiélago, cercano al estrecho marino que separa a Cuba de La Española, brigadas especializadas del Ministerio de Turismo construyeron en apenas 20 días la villa turística Maisí. La instalación cuenta con bar, cafetería, restaurante, punto de venta, áreas de juego, pista de baile y 10 acogedoras cabañas, edificadas con piezas prefabricadas de policloruro de vinilo, material resistente al salitre y el cual proporciona una temperatura interior menor a la externa, muy alta en esta zona semidesértica. 

Entre los principales atractivos del emplazamiento turístico figura, también, su ubicación, en las inmediaciones de un tramo de costa con exquisitas zonas de baño y para la práctica del buceo, y la peculiar vegetación del área, con significativa presencia de plantas espinosas y suculentas, como las cactáceas. Además, conquistan allí los lugareños sencillos y hospitalarios, muchos de las cuales encontrarán en esta propuesta buena fuente de empleo, uno de los objetivos que tiene la construcción de esa instalación recreativa en uno de los municipios más dañados por la embestida del huracán Matthew. 

Esta oferta del MINTUR se suma a los más de 30 destinos y modalidades ecoturísticas con que cuenta la provincia de Guantánamo, como los safaris a “La Punta”, que permiten al visitante observar una de las terrazas marinas mejores conservadas del país, en La Reserva Ecológica Maisí-Caleta. Pero sin dudas, el mayor encanto de la recién estrenada villa es que rodea al también llamado Faro Concha, que a más de siglo y medio de erigido sigue orientando embarcaciones con su gran ojo iluminado. Esta torre se comenzó a construir en 1857, por Real Cédula emitida el año precedente por la reina Isabel II, a la que el capitán de ingenieros Don Mariano Moreno dio cumplimiento en noviembre de 1862, cuando el reflector de la atalaya comenzó a guiar a la navegación marítima.

Putin, Xi Jinping, Obama y otros jefes de Estado llegan a Perú para reunión de APEC



El presidente de China, Xi Jingping, fue recibido por la vicepresidenta de Perú, Mercedes Aráoz. Foto: Cancillería de Perú.

Vladímir Putin, Barack Obama y Xi Jinping son algunos de los líderes mundiales que estarán presentes en este importante encuentro del APEC, que se efectuará en la capital peruana por segunda vez en la historia de la organización.

Este 19 y 20 de noviembre, Lima se convertirá en la sede del 28.° Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), una organización que incluye a 21 Estados y creada para tratar temas referentes al intercambio comercial, la cooperación y la planificación económica entre sus países miembros.

Durante el primer día del encuentro, los presidentes de los países participantes mantendrán una reunión con los miembros del Consejo Asesor Empresarial del APEC (ABAC), integrado por tres representantes de empresas de cada país.

Posteriormente, se conformarán cinco grupos de trabajo, en los que los líderes discutirán con los representantes de los sectores comerciales las estrategias de negocio de la región. El objetivo principal del encuentro será la atracción de las inversiones a largo plazo, el refuerzo de la estabilidad financiera y el desarrollo del comercio entre los países.

El 20 de noviembre, los mandatarios participantes mantendrán un encuentro con Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional, en la que se analizará la actividad de la organización en la región de Asia y el Pacífico.

La cumbre continuará con un encuentro para discutir temas referentes a la situación económica global, los procesos de integración en la región y la creación de una zona de libre comercio de Asia y el Pacífico. Finalmente, se llevará a cabo una reunión de trabajo para tratar temas de seguridad alimentaria y cambios climáticos. El foro culminará con la firma de una declaración final que reflejará los compromisos y los acuerdos alcanzados.


Obama a su llegada a Perú, también recibido por la vicepresidenta, Mercedes Aráoz. 18, 2016. Foto: AP/ Esteban Felix.


Putin es otro de los jefes de Estado en Perú. Foto: Sputnik/ Archivo.

(Con información de RT)

(APEC 2016) ANTECEDENTES: Reunión de líderes económicos de APEC 

Spanish.xinhuanet.com 2016-11-19 18:45:16 

LIMA, 18 nov (Xinhua) -- La XXIV Reunión de Líderes Económicos del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) se celebra los días 19 y 20 de noviembre en la capital peruana, Lima. 

Los líderes y representantes de las 21 economías miembro del APEC analizarán el futuro de las políticas del comercio internacional, el crecimiento económico y la mejora de las condiciones de vida bajo el lema "Crecimiento de calidad y desarrollo humano". 

En medio del creciente proteccionismo y la ralentización del comercio global, el progreso respecto a las Metas de Bogor y el Area de Libre Comercio de Asia-Pacífico (FTAAP) tienen prioridad en la agenda de la reunión. 

La Reunión de Líderes Económicos del APEC es un encuentro de alto nivel bajo el marco institucional del foro. 

La idea del APEC fue por primera vez propuesta públicamente por el expremier australiano Bob Hawke durante una intervención en Seúl, República de Corea, el 31 de enero de 1989, en respuesta a la creciente interdependencia entre los países en la región y el establecimiento de otros bloques comerciales regionales en el mundo. 

En noviembre de 1989, la primera reunión ministerial de APEC se celebró en Canberra, Australia, lo que marcó la fundación formal del bloque regional. 

APEC funcionó a nivel ministerial hasta noviembre de 1993, cuando se adoptó el mecanismo de la Reunión de Líderes Económicos, que reúne a jefes de Estado y representantes de las economías miembro para determinar las políticas estratégicas del bloque. 

La Reunión de Líderes Económicos del APEC se celebra de forma anual y, durante ella, se espera que los líderes analicen asuntos estratégicos, económicos y comerciales, y alcancen consensos en los temas pertinentes. 

Al final de la reunión, se presenta una declaración de los líderes económicos del APEC que resume sus opiniones compartidas sobre temas importantes y confirma la dirección estratégica de las políticas económicas del bloque para el año siguiente. 

Es tradición que los líderes que asisten a la reunión se hagan una foto colectiva con un atuendo que refleje la cultura del miembro anfitrión.