Fidel


"Peor que los peligros del error son los peligros del silencio." Fidel Castro Ruz

viernes, 13 de abril de 2018

Etapa final constructiva del puente del Toa

Las últimas 40 vigas están a pie de obra


13 de abril de 2018 00:04:45

BARACOA, Guantánamo.– Un impulso decisivo recibirá la construcción del puente sobre el río Toa con el inicio del montaje de las últimas 40 vigas de acero especial, destinadas a la conformación de la estructura metálica de la importante instalación.

El pasado día seis arribó al puerto de Moa el último de tres cargamentos con los mencionados componentes y al mediodía de la jornada siguiente ya se encontraban en la obra, en una operación relámpago de traslado, protagonizada por trabajadores de las empresas constructoras integrales de Guantánamo y de Moa.

Al disponer a pie de obra de las vigas que restaban, nada nos parará hasta la terminación del puente al cierre del primer semestre de este año, aseguró a Granma el mayor Germaín Enrique Veloz Camacaro, comandante de la Misión de Ayuda Humanitaria de la hermana República Bolivariana de Venezuela.

Expresó Veloz Camacaro que las vigas llegaron acompañadas de sus elementos de enlaces y la tornillería, lo que posibilitó trabajar en su ensamblaje inmediato y poder comenzar el montaje. En total, el puente dispondrá de 72 de esas piezas fundamentales, de las cuales las primeras 32 fueron instaladas anteriormente.

La conclusión de la pasarela significará un triunfo de Cuba y Venezuela sobre el cerco econonómico impuesto por el gobierno de Estados Unidos a ambos países, lo que en un momento causó dificultades en la fabricación de la estructura metálica, comentó el especialista venezolano, quien informó que la instalación se encuentra al 82 % de ejecución total.

Las labores actuales incluyen la construcción de los dos terraplenes de aproximación al viaducto, tarea que debe incrementar su ritmo constructivo a partir de la incorporación ayer de la brigada de movimiento de tierra del contingente guantanamero Emilio Daudinot, la cual se suma a los constructores moenses.

En el tramo que ya dispone de la estructura metálica se trabaja en la colocación de losas de tableros, en las aceras peatonales y las barandas, es decir, en la superestructura del puente.

La impresionante instalación se erige en el propio sitio donde estuvo la que fuera derribada por el huracán Matthew, en la madrugada del 5 de octubre del 2016. Medirá 225 metros de largo, por 11 de ancho y 11,2 de máxima altura. La distancia entre sus luces o pilas de apoyo será de 50 metros, el doble de las del puente destruido.

Encuentro sobre cooperación en agricultura entre EE.UU y Cuba

Autoridades de Estados Unidos y Cuba concluyeron en Washington un encuentro técnico de dos días acerca de su cooperación bilateral en materia de agricultura.

De acuerdo con una nota de la Embajada cubana la reunión permitió revisar el estado de implementación de sendos memorandos de entendimiento sobre agricultura, y sanidad animal y vegetal, suscritos por ambos países.

En particular, precisó el texto, se examinó el cumplimiento de las actividades acordadas, y se analizaron las nuevas acciones propuestas y otras iniciativas para dar continuidad a los intercambios técnicos.

La cooperación bilateral en esta esfera beneficia a los agricultores cubanos y estadounidenses, y ayuda a impulsar la sostenibilidad y el desarrollo, apunta la nota.

Entre los aspectos de la colaboración se incluyen el cuidado de los suelos, el ahorro de agua, la prevención y el enfrentamiento a plagas de plantas y enfermedades de animales, las acciones de certificación orgánica, las semillas y otros.

Ambas delegaciones, cuyo encuentro se desarrolló en un ambiente de respeto y profesionalidad, coincidieron en resaltar la importancia de mantener el diálogo bilateral sobre estos temas, agregó la fuente.

Moraima Céspedes, directora de Asuntos Internacionales del Ministerio de Agricultura, encabezó la parte cubana, que estuvo compuesta por otros funcionarios de esa entidad y de la Cancillería de la Isla.

Al frente del grupo anfitrión se desempeñó John P. Passino, director de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Agricultura y a quien acompañaron funcionarios de esa agencia y del Departamento de Estado.

La víspera, el senador republicano norteamericano John Boozman destacó en su cuenta de la red social Twitter la importancia de expandir las ventas agrícolas de Estados Unidos a Cuba, un paso que calificó de correcto para productores y exportadores de su país.

El tuit del legislador por Arkansas incluyó el enlace a un texto suyo publicado en el portal digital The Washington DC 100, en el cual lamentó que los agricultores estadounidenses no pueden acceder plenamente al mercado cubano porque la ley federal prohíbe el financiamiento privado para el intercambio con la isla.

“Tal política equivocada crea un obstáculo importante para el comercio”, señaló Boozman, quien recordó que para enfrentar ese problema él y la senadora demócrata Heidi Heitkamp (Dakota del Norte) introdujeron el proyecto titulado Ley de Expansión de las Exportaciones Agrícolas. (Fuente: Cubadebate)

Esa iniciativa tiene la meta de levantar la prohibición a los bancos privados y las compañías que ofrecen créditos a fin de que apoyen las ventas a Cuba, sostuvo el político del partido rojo.

Boozman y Heitkamp presentaron por primera vez ese proyecto bipartidista en abril de 2015 y lo reintrodujeron en febrero del año pasado, “para ayudar a los agricultores estadounidenses y apoyar empleos bien pagados en Arkansas, Dakota del Norte y en todo el país”, según indicaron.

(Fuente: Cubadebate)

Fábrica de cemento del Mariel llega a los cien años

Con una producción superior a los 35,5 millones de toneladas desde su puesta en marcha y un impacto favorable en inversiones ejecutadas en diferentes sectores, la fábrica de cemento de Mariel arribó a su primer siglo de fundada


13 de abril de 2018 00:04:23



La planta pretende insertarse en la Zona Especial de Desarrollo Mariel. Foto: Yusmary Romero Cruz 

ARTEMISA.–Con una producción superior a los 35,5 millones de toneladas desde su puesta en marcha y un impacto favorable en inversiones ejecutadas en diferentes sectores, la fábrica de cemento de Mariel arribó a su primer siglo de fundada.

Entre los objetivos estratégicos de la planta se encuentran insertarse como usuarios de la Zona Especial de Desarrollo Mariel, cambiar la matriz energética y retomar las exportaciones, así como ejecutar inversiones destinadas a la protección del medio ambiente, y proyectar el desarrollo sostenible hacia el 2030, afirmó la joven Yaimerys González, durante el acto conmemorativo por el centenario de la industria.

Este año prevén superar las 490 000 toneladas de cemento; en el 2017 sobrecumplieron la cifra prevista en un 13 %.

Con la motivación de los cien años y del XXI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), se concibió allí un programa de mejoras en la infraestructura tecnológica y de servicios, cuyos resultados destacó Ulises Guilarte de Nacimiento, miembro del Buró Político del Comité Central del Partido y Secretario General de la CTC, quien agregó la pertinencia de proyectar el desarrollo sobre la base de la eficiencia y la calidad.

La fábrica de cemento de Mariel es la primera gran industria de este tipo concebida en Cuba.

Joan Robinson y las ‘políticas de perjuicio al vecino’

La economista keynesiana, de cuya muerte se cumplen 35 años, debió haber ganado el Nobel


A los 35 años de su muerte recordamos una vez más a la discípula predilecta de Keynes, la economista Joan Robinson (JR), que describió las guerras comerciales, como la que se abre ahora entre EE UU y China, como "políticas de perjuicio al vecino". Su obra fue muy reconocida —y discutida— en los ambientes académicos de su tiempo. Keynes decía que "estaba sin duda entre los seis o siete mejores economistas" de Cambridge, un grupo que incluía a Pigou, Sraffa, Richard Kahn, James Meade o Austin Robinson, el marido de Joan, todos ellos miembros del Cambridge Circus, el grupo de la universidad del mismo nombre en el que se debatía permanentemente de asuntos económicos. Cuando a principios de la década de los años 30 publicó una de sus obras más significativas, Joseph Schumpeter declaró: "Joan era uno de nuestros mejores hombres", considerando que tenía "genuina originalidad". Y John Kenneth Galbraith escribió que "pocas veces en la historia económica ha habido ideas recibidas con tanto entusiasmo y con tan poca crítica".

Por todo ello se ha dicho bastantes ocasiones que JR hubiera debido ser elegida Premio Nobel de Economía (hasta 2009 no hubo una mujer entre los galardonados: Elinor Ostrom) y que no lo fue por una discriminación alternativa: o por ser mujer, a pesar de que sí lo obtuvieron muchos de aquellos con los que debatió en igualdad de condiciones (James Meade, Robert Solow, Paul Samuelson,...), o por ser izquierdista (ella se autocalificaba como "una keynesiana de izquierdas por antonomasia"), ya que se manifestó a veces a favor de las políticas económicas de Stalin o de Mao, por sus simpatías por Rosa Luxemburgo o por los intentos de hacer compatibles las teorías de Marx con las de Keynes. Según un periodista que investigó la red de espías soviéticos en Reino Unido, JR fue miembro fundador de la primera célula comunista en Cambridge, un grupo posiblemente organizado por el historiador Maurice Dobb (profesor de Teoría Económica).

Hay en la obra de JR tres grandes etapas que se corresponden más o menos con una década determinada y con un libro. En la primera, la de los años treinta, publicó La economía de la competencia imperfecta, en la que la economista opone una variante a la tradición neoclásica que dividía la economía entre la competencia perfecta y el monopolio absoluto. Para Robinson, la competencia siempre es imperfecta en los mercados reales; es casi imposible encontrar ejemplos de competencia perfecta y existe una fuerte tendencia hacia la monopolización u oligopolización. Una de las fuentes de su trabajo era Piero Sraffa, otro gran heterodoxo de Cambridge ("la fuente del que fluye todo mi trabajo"), que había publicado un artículo sobre "el análisis económico de la tiranía del supuesto de competencia perfecta". Sraffa fue uno de los pocos colegas a los que JR respetó siempre.

Veinte años después de la aparición de La economía de la competencia imperfecta, JR hizo una revisión de sus conclusiones y criticó los fallos del libro, pero en aquellos momentos sus preocupaciones ya eran muy otras. A principios de los años cuarenta publica sus Ensayos de economía marxista, en los que trata de hacer compatibles algunos de los aspectos puramente económicos de Marx ("llevo a Marx en la médula de los huesos") con los modelos keynesianos, e integra en esta labor a un gran economista polaco, Michal Kalecki. Escribe: "Cuando Keynes escribió la Teoría general, lo que según él le diferenciaba de la escuela de la que pugnaba por escapar, era el reconocimiento del problema de la demanda efectiva, ignorado por aquella (...) Este es el punto de despegue de la teoría poskeynesiana. El reconocimiento de la idea de incertidumbre pone en tela de juicio el tradicional concepto de equilibrio (...)".

La tercera etapa intelectual de JR coincide con la publicación de La acumulación del capital, el mismo título de la obra de Rosa Luxemburgo, que había prologado con anterioridad. En éste incorpora tres conceptos para el debate: la función de producción, la medición del capital y la función de la productividad agregada. El punto medular es la medición del capital: explicar su importancia estriba en que para medir la tasa de beneficio es necesario medir el capital heterogéneo y de ahí derivar la magnitud del beneficio por medio de la teoría de la productividad marginal. El capital como unidad independiente de la distribución y los precios.

No hay ruptura epistemológica entre las tres etapas, aunque a veces provoque contradicciones entre ellas. La vida intelectual de JR estuvo sobre todo influida por tres grandes figuras del pensamiento económico, muy dispares entre sí: Marx, Marshall y Keynes. En unos ensayos recopilados en la década de los ochenta, escribe: "Estos tres nombres están asociados con tres actitudes ante el sistema capitalista. Marx representa el socialismo revolucionario, Marshall la defensa desilusionada del capitalismo. Marx desea comprender el sistema para acelerar su destrucción. Marshall acepta sus aspectos agradables para hacerlo aceptable. Keynes busca encontrar lo que está mal con el propósito de diseñar medidas destinadas a salvarse de destruirse a sí mismo".

Robinson, proveniente de la Cambridge británica, se encuentra con la crítica proveniente de algunos keynesianos muy significativos de la Cambridge estadounidense —Modigliani, Samuelson, Solow...—, en cuanto a la naturaleza y medición del capital como factor de producción. A esta polémica se la denominó "la controversia de Cambridge", a la que algunos conceden una gran importancia para el pensamiento económico, y otros la consideran sólo "una tempestad en una tetera". Fuese una cosa u otra, el papel más relevante lo tuvo Joan Robinson que en todo momento dio mucha importancia a las relaciones entre ideología y ciencia económica, llegando a afirmar que, "en ocasiones, la lógica es corrompida por las opiniones"; entonces, la economía se convierte en "una rama de la teología".