jueves, 15 de octubre de 2015

Cuba y FAO, una relación de 70 años

Las partes han trabajado como aliados en temas de alimentación, agricultura y nutrición.

La cooperación actual de FAO en Cuba comprende, entre otros énfasis, la intensificación sostenible de la producción agrícola y el uso eficiente de los recursos naturales.
La cooperación actual de FAO en Cuba comprende, entre otros énfasis, la intensificación sostenible de la producción agrícola y el uso eficiente de los recursos naturales.
Foto: Jorge Luis Baños_IPS
La Habana, 15 oct.- Especialistas de diferentes instituciones cubanas reconocieron la contribución al país caribeño de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), durante un panel en ocasión del aniversario 70 de esta entidad de la cooperación internacional. Los panelistas explicaron las diversas aristas de la colaboración brindada por FAO a la nación caribeña, fundamentalmente las relacionadas con la capacitación de profesionales en ramas de la alimentación, agricultura y nutrición, junto al apoyo técnico para la elaboración de varios programas nacionales.
La FAO, a lo largo de todos estos años, ha apoyado técnica y financieramente la publicación de materiales sobre seguridad alimentaria y nutricional, dijo Disnardo Raúl Pérez, director general del estatal Instituto Nacional de Higiene, Epidemiologia y Microbiología, en la actividad celebrada el pasado 12 de octubre.
Pérez enumeró, entre otras acciones conjuntas, a las misiones de asesoría técnica en países de América Latina y el Caribe, jornadas científicas en ocasión del Día Mundial de la Alimentación y contribución a la participación de expertos cubanos en la II Conferencia Internacional de Nutrición, dentro de una alianza que data de los años 60 del siglo XX.
En el caso de la educación superior, José Manuel Febles, profesor en Ciencias Agrícolas y Ambientales, explicó que la FAO ha contribuido al desarrollo de capacidades, desde que en 1960 un experto de la organización y especialistas cubanos formularon el proyecto de Plan para la Agricultura Cubana para el período 1961-1965.
La producción porcina es uno de los aspectos de la cooperación de la FAO en Cuba.
La producción porcina es uno de los aspectos de la cooperación de FAO en Cuba.
Foto: Jorge Luis Baños_IPS
Con posterioridad, brindó asistencia técnico-material en apoyo a la creación de centros de investigación en estrecha cooperación con el Estado cubano, entre ellos de investigaciones pesqueras y agrícolas, industria alimentaria, riego y drenaje, y pastos y forrajes.
La cooperación actual, indicó Febles, está dirigida a incrementar la producción porcina en el sector cooperativo campesino, con técnicas y equipamientos para el mejoramiento genético de los rebaños; aumento de la producción de peces de agua dulce, con un Programa Nacional de Mejoramiento Genético y la capacitación de productores; y producción de miel de abeja con calidad certificada.
Las partes trabajan también en técnicas para la intensificación sostenible de la producción agrícola y el uso eficiente de los recursos naturales; la capacitación de jóvenes para su desempeño como emprendedores en el sector agro productivo; y el fortalecimiento de políticas sectoriales y agroambientales.
Gloria Almandros, del Ministerio de la Industria Alimentaria, destacó también el papel del organismo en la seguridad alimentaria y se refirió a aspectos puntuales de la cooperación con entidades vinculadas a la fabricación de alimentos, entre ellas una planta para productos lácteos en Pinar del Rio.
En el encuentro, con sede a la oficina de la representación de la FAO en Cuba, varios oradores coincidieron en destacar el papel de la biblioteca del centro en la difusión de la información científica, sobre todo cuando en el país los investigadores apenas tenían acceso a Internet, lo que les permitió documentarse, actualizarse y realizar tesis de pregrado, maestrías y doctorados.
“Cuba es además un país que ha formado parte del trabajo de la organización, contribuido a la cooperación internacional, desarrollo de convenciones, colaboración técnica Sur-Sur y a la política de FAO”, dijo a la Redacción de IPS Cuba Theodor Friedrich, representante en La Habana de esa entidad del Sistema de Naciones Unidas.
A juicio de Friedrich, la isla tiene ante sí el reto de desarrollar la agricultura de conservación, que considera “la única forma de cumplir con la prioridad que tiene el gobierno desde hace muchos años de aumentar la producción agrícola para sustituir las importaciones de alimentos y alcanzar la soberanía alimentaria”.
“Este año de sequía nos ha llamado la atención para ponernos las pilas e impulsar este tipo de agricultura. De lo contrario no vamos a alcanzar esa meta”, enfatizó.
Cuba fue una de las naciones que participó en 1945 en el nacimiento de la organización, que tiene como lema en su aniversario 70 “Protección social y agricultura para romper el ciclo de la pobreza rural”. En Cuba, las celebraciones comprenden paneles, proyección de audiovisuales, difusión de spot televisivos, talleres y un acto central en una cooperativa de producción agropecuaria. (2015)

No hay comentarios:

Publicar un comentario