viernes, 28 de octubre de 2016

Avances en materia de género en América Latina y el Caribe

De los 25 países medidos en el Índice en la región en 2016, 17 han mejorado su puntuación total en comparación con el año pasado, mientras que ocho han retrocedido.

Con una brecha de género promedio del 30%, América Latina y el Caribe se posiciona por encima de la media del Índice Global de la Brecha de Género 2016a nivel regional, y casi empata con la región de Europa del Este y Asia Central. A esta región pertenecen tres de los diez países que registran mayores avances en el mundo desde 2006: Nicaragua y Bolivia - que lideran la clasificación regional - y Ecuador, mientras que los países de más bajo rendimiento de la región son la República Dominicana, Belize y Guatemala. Seis países de la región han cerrado totalmente su brecha de género en el ámbito de instrucción, salud y supervivencia; siendo ésta la única región con esta distinción.

Nicaragua (10) recupera su lugar en el top ten mundial y sigue siendo el mejor clasificado de la región por quinto año consecutivo. Se ha cerrado totalmente la brecha de género en en el logro educativo, la salud y la supervivencia, y es el país con mayor representación política femenina, con más del 50% de la brecha de género ahora cerrada. Bolivia (23) registra un ligero descenso en la participación laboral de las mujeres, pero ha alcanzado la paridad en el Parlamento y se ha cerrado por completo su brecha de género en salud y supervivencia. Sin embargo, es el segundo país con peor desempeño en la región en el subíndice de logro educativo. Costa Rica (26) continúa mejorando en participación económica e igualdad de oportunidades. Su brecha de logro educativo ha quedado totalmente cerrada desde 2011, y se sitúa entre los 20 primeros del mundo en representación política, con más del 36% de su brecha de género cerrada. Cuba (27) sigue figurando entre los países más bajos de la región en cuanto a participación económica y oportunidades. Sin embargo, se ha cerrado completamente la brecha de género en el logro educativo.

Barbados (28) se mantiene entre los países con mejores resultados en la región y en el mundo en igualdad de oportunidades económicas, y logra la paridad de género en el ámbito de legislación, altos funcionarios y directivos. Continúa en la primera posición del Caribe, seguido por las Bahamas (37) y Trinidad y Tobago (44), que comparten perfiles similares. Jamaica (42) continúa mejorando el el ámbito de empoderamiento político, con una mayor proporción de mujeres en el parlamento.

La brecha de género de Argentina (33) en salud y la supervivencia sigue cerrándose, y el país sigue destacando por su representación política a nivel regional. Sin embargo, a pesar de la igualdad en el logro educativo, el país no aprovecha su talento femenino, ocupando el puesto 101º en participación económica e igualdad de oportunidades. Colombia (39) mejora en la participación económica e igualdad de oportunidades debido a un aumento en la participación laboral e ingresos de las mujeres, y muestra igualdad de género en el ámbito de legisladores, altos funcionarios y directivos. Ecuador (40) continúa experimentando un retroceso en su participación económica e igualdad de oportunidades, con retrocesos en todas las categorías, excepto en el ámbito de profesionales y técnicos, en los que se ha alcanzado la paridad. Su brecha de género en salud y supervivencia sigue estando totalmente cerrada.

Panamá (47) y El Salvador (64) se encuentran en la media regional, con, un ligero aumento y un ligero descenso, respectivamente, en la participación económica e igualdad de oportunidades. Ambos países han logrado la paridad de género en el subíndice de salud y supervivencia. México (66) retrocede en la proporción de mujeres profesionales y técnicos y se mantiene entre los países de más bajo rendimiento de la región en este indicador. Se mantiene un rendimiento estable en la mayoría de los otros indicadores. Chile (70) sigue avanzando en la participación económica e igualdad de oportunidades debido al aumento de la tasa de actividad femenina y al incremento de la participación de los profesionales y técnicos femeninos. Sin embargo, sigue figurando entre los tres peores de la región en este subíndice. La mejora continua en la participación política de las mujeres se asienta con una mujer como jefe de Estado. Venezuela (74) registra una disminución en la representación femenina en el parlamento, mientras que Perú (80) avanza. Sin embargo, Perú sigue siendo el país con la mayor brecha de género en la salud y supervivencia a nivel regional. Honduras (78) registra mejoras en ingresos de las mujeres y su brecha de género en el logro educativo permanece completamente cerrada. La mejora de Brasil (79) gracias al hecho de haber tenido una mujer jefe de Estado, es contrarrestada por el incremento de la brecha de género en participación laboral femenina y en logro educativo. Uruguay (91) registra algún progreso en el logro educativo, pero la brecha de género se mantiene abierta.

Los peor clasificados de la región son: Surinam (95), Belize (98), República Dominicana (97) y Paraguay (96), que supera a Guatemala (105) debido a las mejoras en la tasa de ingresos femenina y el número de legisladoras, altas funcionarias y directivas. Sin embargo, sigue siendo el segundo país con peor desempeño en la región en el subíndice de representación política femenina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario