Fidel


"Peor que los peligros del error son los peligros del silencio." Fidel Castro Ruz

jueves, 30 de enero de 2020

Obran para concluir segunda caldera en bioeléctrica cubana

La exitosa realización de pruebas de generación anima a quienes intervienen en un proyecto que concibe la obtención de energía eléctrica a partir del uso del bagazo de caña y la biomasa de marabú
Obran para concluir segunda caldera en bioeléctrica cubana.
Tanto en el proceso tecnológico como en su control intervendrá tecnología de punta.Tanto en el proceso tecnológico como en su control intervendrá tecnología de punta.
Texto y fotos: PASTOR BATISTA VALDÉS
Tras haber realizado con éxito pruebas de generación en la primera de las dos calderas con que contará la bioeléctrica que se construye aledaña al Central Ciro Redondo, en el centro del país, obreros, técnicos y especialistas chinos y cubanos continúan a pie de obra para llevar a feliz término ese proyecto.
Declaraciones de la Ingeniera Carmen Taboada, vicepresidenta de la empresa mixta Biopower SA, confirman que posterior a la comprobación se ha trabajado en la revisión cuidadosa de dicha caldera, verificación del estado de su sistema refractario, además del turbogenerador, los sistemas de medición y otros detalles, con el propósito tener todo listo para iniciar a mediados de febrero la generación, con el correspondiente beneficio para el sistema electroenergético cubano.
La intención es seguir trabajando, paralelamente, en la conclusión de la segunda caldera, para lo cual se cuenta con los recursos necesarios y la experiencia acumulada sobre la base de lo que se ha ejecutado hasta ahora.
También deben quedar terminados el edificio socioadministrativo y la interconexión con el central Ciro Redondo, mediante el montaje del transportador de bagazo, así como de las tuberías para el intercambio de la energía que la bioeléctrica le suministrará al ingenio, y el agua condensada que debe recibir de él.
En recientes declaraciones a la prensa, Adisney Peña Paz, subdirector de la planta, afirmó que “arrancamos con una de las dos calderas, todo funcionó de maravilla y con gran estabilidad en las operaciones; las turbinas sin vibraciones y el generador entregó energía con excelentes parámetros de calidad”.
Como se sabe, el propósito es que la bioeléctrica genere electricidad en tiempo de zafra a partir del bagazo de caña que le tribute el Ciro Redondo, mientras los restantes meses del año deberá hacerlo con biomasa vegetal, sobre todo marabú, para cuyo corte y traslado se cuenta con avanzada tecnología.
No obstante, sigue siendo una preocupación el estable suministro de biomasa a medida que escaseen o queden más distantes las áreas cubiertas por esa espinosa plaga vegetal y no estén aptos para corte y empleo los bosques con fines energéticos que aún no han comenzado a ser sembrados en el territorio.
La bioeléctrica avileña se inserta entre las obras que  ejecuta el país en el contexto de su Programa Energético Nacional, en busca de un mayor y más eficiente empleo de fuentes renovables de energía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario