sábado, 28 de abril de 2018

Para que el Sol sacie a las vacas

Por Ismary Barcia Leyva, 5 de Septiembre 
28 abril, 2018


La masa vacuna se favorece con esta tecnología, porque con la estabilidad de agua, mantiene mejor desarrollo. /Foto: Agencia Cubana de Noticias.

La Unidad La Vega, de la Empresa pecuaria La Sierrita, fue la primera en Cienfuegos, en dar de beber a sus reses, utilizando energía solar.

Poder abastecer sus tanques, a través de bombas sumergibles, alimentadas a través de paneles solares, fue una posibilidad que llegó a finales de 2015, cuando la sequía arreciaban en esas tierras del municipio de Cumanayagua.

Un programa del Ministerio de la Agricultura, les garantizó que cuando el viento no fuera suficiente para agitar el molino, la energía calórica que las celdas fotovoltaicas aprovechan, echarán a andar la turbina, allí donde no es posible llevar la energía eléctrica.

Y a inicios de 2017, cuando en muchas vaquerías de la entidad lamentaban la muerte de unas 300 reses, los ganaderos de La Vega sorteaban la escasez del líquido.

Francisco Mena Rodríguez es uno de ellos: “La masa vacuna se favorece con esta tecnología porque con la estabilidad del agua, mantiene mejor desarrollo. Todo en el animal es el agua, de tenerla, durante la seca, es posible que se mantengan prácticamente con poca comida”.

Manuel Soto Vilches, energético de La Sierrita, valora muy altamente otros aspectos técnicos de la bomba: “También beneficia el manto freático porque tiene una protección automática; si la fuente bajara hasta los 60 cm -que es el nivel admitido-, esta se dispararía, sube y vuelve a arrancar de forma automática”.

De ahí se alimenta un tanque, y de este pasa directo a los abrevaderos.

Ahorrar aprovechando el Astro Rey

Con más de 14 mil 500 cabezas de ganado que demandan unos 80 litros cada día, la empresa del municipio cienfueguero de Cumanayagua necesita hasta 38 pipas por jornada.

Con el sistema de bombas alimentadas por energía renovable, “esto representa alrededor de 236 litros de combustible diarios en el año, 7 u 8 toneladas de Diesel que se dejan de consumir”, indica el “energético” de la empresa ganadera.

Otras unidades de los municipios de Cumanayagua, Cruces, Palmira y Aguada de Pasajeros, ya experimentan las ventajas del uso de la energía limpia, también en cercados, para la protección de sus animales.

“Hay 42 bombas de este tipo instaladas, incluye ganado porcino y avícola, pero el grueso está en ganadería vacuna”, asevera José Luis Garrido Marín, jefe del departamento de ingeniería agropecuaria de la Delegación Provincial de la Agricultura.

Según un estudio, 38 sistemas similares, que contribuyen a paliar los períodos cada vez más prolongados de sequía, se requieren en otras fincas y granjas de cría, apartadas.

Este año, un plan inversionista podría hacer que allí, como en La Vega, el Sol incida sobre los paneles solares produciendo electricidad, arranque la turbina y surta a las reses, el agua necesaria para saciar su sed.

No hay comentarios:

Publicar un comentario